Personas que caminan con Dios (3ª Parte)

Personas quecaminan con Dios 
(3ª parte)

Autor: Wim Malgo

 En este mensaje, el autor nos ayuda a descubrir ¿qué es caminar con Dios?Nos muestra que: Este ir al paso de Dios, nace de la quietud interior y de undescansar espiritual en Él. Y, también, qué cosas lo dificultan. ¡Lomaravilloso, es que descubriremos que es posible caminar con Él!


DESCARGARLO AQUÍ
PE1912 – Estudio Bíblico
Orando en todo tiempo (3ª Parte)



¿Cómo están amigos? En el programaanterior, nos habíamos hecho la siguiente pregunta: ¿Ha sido usted crucificadocon Jesucristo, y ha quedado su vieja naturaleza en Su muerte?

No podemos pasar rápidamente sobre estepunto porque, si deseamos caminar con Dios – ¡es posible! – pero, entonces, elGólgota es el punto de partida. Muchos trabajan, corren y saltan en el reino deDios, y hasta con gran velocidad, con gran entusiasmo y con mucho éxito, pero¡Dios no está ahí! La causa es que ellos no caminan con Dios y no permanecen enJesús. Pablo se queja de tales obreros del reino de Dios, en Fil. 2:21,diciendo:“Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es de CristoJesús”. Por esta razón, es que en su servicio hay tanto movimientosin sentido y sin resultado espiritual real. Usted, que es diaconisa o diácono,predicador o pastor, que reparte folletos, o canta en el coro de la iglesia,¿qué es lo que busca en definitiva? ¿No podría ser que se esté buscando a símismo?

Veamos algunos ejemplos de: Personas quecaminaron con Dios. Pedro recién comenzó a caminar con Dios cuando se dejóceñir y guiar para ir a donde él no quería ir. Pablo caminaba con Dios, porquepodía testificar:“Ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí”(como leemos en Gá 2:20). Hoy también puede comenzar algo totalmente nuevo parausted, si se arrodilla y pide realmente al Señor: “Dios mío, yo quiero a partirde ahora caminar contigo, dejándome guiar hacia donde no quiero ir.” Entoncestambién usted será una persona que aprenda a caminar con Dios, para gloria deSu nombre, en una vida de resurrección totalmente nueva.

La triple voluntad de Dios, la encontramosen Ro. 12:2:“No os conforméis a este siglo, sino transformaos pormedio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál seala buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

Si queremos caminar con Dios, debemos estardispuestos a andar por el camino de la muerte. Esto también era así en el casode los hombres de Dios del antiguo pacto. Hay tres tipos de deseos dentro de lavoluntad de Dios, como lo describe Romanos 12:2: primero, la buena voluntad;segundo, la voluntad agradable; y tercero la voluntad perfecta.Es la buena voluntad de Dios que todas laspersonas lleguen al conocimiento de la verdad, y acepten a Jesucristo, el Hijode Dios. La voluntad agradable de Dios es que el ser humano aspire a una vidade santidad. Y la voluntad perfecta de Dios, finalmente, es que caminemosdecidida y persistentemente con Él.

Estos tres tipos de caminar con Dios nosson presentados claramente en la Biblia, a través de Enoc, Noé y Salomón.

Decíamos, antes de la pausa, que los trestipos de caminar con Dios, son representados claramente a través de Enoc, Noé ySalomón.

En Enoc tenemos el ejemplo de un caminarperfecto con Dios. De él está escrito, en Gn. 5:22 al 24:“Y caminóEnoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trescientos años, y engendróhijos e hijas. Y fueron todos los días de Enoc trescientos sesenta y cincoaños. Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios”.El resultado final de su persistente caminar con Dios, que duró tres siglos,fue que muy repentinamente no fue visto más. Las Escrituras explican que Dioslo llevó. ¡Fue arrebatado! Que el caminar de Enoc con Dios fue un camino demuerte, se desprende del hecho de que era el único de sus contemporáneos quepersistentemente seguía al Señor.

El mismo Enoc, por caminar con Dios,proclamó al mundo de aquellos tiempos el mensaje Maranatha. Eso lo encontramosen Judas, versículo 14:“De éstos también profetizó Enoc, séptimodesde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas demillares.”Este hombre tenía una esperanza viva. Él esperaba lavenida del Señor, porque caminaba con Él. Enoc ya vivía en el futuro.

Cuanto más decididamente caminamos conDios, tanto más viva y real se hace nuestra esperanza en Su venida. Y esto, asu vez, nos alienta a seguir al Señor aun más decididamente. La esperanza deEnoc no fue avergonzada, porque Dios se lo llevó. Dios vino a buscarlo. Todaslas demás personas, sin embargo, se quedaron atrás.

Luego, tenemos en la Biblia una figura quenos es un ejemplo en cuanto al caminar agradable con Dios, y ése es Noé. De élse dice en las Escrituras, en Gn. 6:9:“Noé, varón justo, era perfectoen sus generaciones; con Dios caminó Noé”. Noé hizo exactamente lomismo que Enoc, y también fue una figura solitaria. También él, como Enoc, fuepersistente en su caminar con Dios y Le era obediente incondicionalmente.

El resultado final de su caminar con Dios,sin embargo, fue muy diferente en estos dos hombres: Enoc fue arrebatado antesdel juicio. Noé, por el contrario, fue salvado en el arca durante el juicio. Deesta manera, Enoc es una figura de la iglesia de Jesucristo que es quitada porel Señor antes del juicio, y Noé es una figura del pueblo de Israel, quedurante el juicio será salvado como remanente y será salvo.

Y ahora, le echaremos una mirada a latercera figura, el tercer rey del Antiguo Testamento, y el más glorioso:Salomón. La Biblia también habla de su caminar con Dios, en 1 R. 3:3:“MasSalomón amó a Jehová, andando en los estatutos de su padre David”.¡Qué prometedor! Sin embargo, en la vida de Salomón las cosas quedaron en labuena voluntad de Dios, porque él no hizo lo que era la voluntad agradable deDios y, aún menos, lo que era la voluntad perfecta de Dios. Había una sombrasobre este rey glorioso, a pesar de que el Señor le ofreciera todas Susriquezas y toda Su gloria, como leemos en 1 R. 3:5:“Y se le aparecióJehová a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y le dijo Dios: Pide lo quequieras que yo te dé”. De modo que todo estaba al alcance de Salomóny, aun así, esta sombra oscura permaneció sobre su vida.

Esa sombra es identificada en 1 Reyes 3:1:“Salomónhizo parentesco con Faraón rey de Egipto, pues tomó la hija de Faraón.”Más adelante, en su vejez, se dice de él:“Pero el rey Salomón amó,además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras”(asíleemos en 1 R. 11:1). Salomón fue un hombre con un corazón dividido. Por eso,también dice en 1 R. 3:3: “… solamente sacrificaba y quemaba incienso en loslugares altos”.

A pesar de haber experimentado cosas tanmaravillosas, no quitó a todos los ídolos de su vida. ¿Cuál fue la razón? En lavida de Salomón faltaba algo, porque en vano buscamos allí la frase queencontramos describiendo la vida de Enoc y Noé. De Salomón no se dice “… élcaminaba con Dios”, sino que andaba “en los estatutos de su padre David”.¿Acaso no era bueno que Salomón anduviera según las costumbres de su padreDavid? Por supuesto que era bueno, pero sólo por un tiempo. Debería haberllegado el momento en que Salomón empezara a caminar él mismo, muypersonalmente, con su Dios.

Usted ve aquí que puede andar en lascostumbres de sus padres, puede vivir una vida cristiana de tradición, pero esoal fin y al cabo no le ayuda. El problema en nuestra cristiandad, es que muchoshan tomado el cristianismo de sus padres, pero falta el paso personal, elcaminar personal con Dios. ¡Esto, sin embargo, es indispensable! Sepárese de suentorno. Sepárese, en el nombre de Jesús, de toda tradición, de las ataduras delos padres y busque llegar a Dios en forma personal. El Señor no quiere algentío, él quiere al individuo: ¡Él lo quiere a usted!

Considere esto: ¡El Señor, su Dios, quierecaminar con usted! Ahora, en este momento. Él le llama, como creyente, a unaentrega muy personal. ¿Lo quiere hacer? ¡Es mi profundo anhelo que puedaavanzar ahora a la voluntad perfecta de Dios!

 

Personas que caminan con Dios (2ª Parte)
Personas que caminan con Dios (4ª Parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>