Injertos

Título: Injertos

Autor: Nelson Ferrando  Nº PE1302

Sabe como funciona un injerto? Y cómo se realizan? ¿Qué tienen que ver con nuestra vida espiritual? De esto y mucho más nos estará compartiendo Nelson Ferrando, Fruticultor de Canelones, Uruguay


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener ocompartírcon otrosPE1302.mp3



Qué bueno es volver a conversar con ustedes y a traer una reflexión basados en el texto de Romanos 11:18. este texto dice: no sustentas tú a la raíz sino la raíz a ti. Como productor frutícola he aprendido a sacar lindas enseñanzas espirituales de la naturaleza. Quizá lo que nos dice el versículo de 1 Corintios 11 la naturaleza misma no os enseña? Y yo les digo: claro que sí. Por eso quiero trasmitir algunos conceptos y aplicarlos a nuestra vida espiritual.

En la lectura de romanos 11 en el versículo 25, el apóstol se dirige a los gentiles explicando cómo habían llegado a ser partícipes de la bendición de Dios a ser incluidos en el plan de salvación. Y esto había sucedido por la dureza del pueblo de Israel y para que ellos lo entendieran el apóstol pablo les da un ejemplo de la naturaleza, utilizando una planta muy conocida en palestina y con un buen significado espiritual. El apóstol utiliza el olivo. Árbol este que del cual se produce el aceite y en la Biblia el aceite es Símbolo del Espíritu Santo. Le dice le apóstol Pablo, la raíz es Santa. Dios, y por ello lo son las ramas.

El pueblo de Israel y tu, los gentiles, siendo olivo silvestre has sido injertado, en lugar de ellas y has sido partícipe de la raíz y de la rica sabia del olivo. El injerto es un trozo de ramita de 10 cm. A la que se le hace punta en forma de cuña. Y se introduce en el tronco que sale de la raíz, este comienza a recibir la sabia y comienza a crecer formando luego de un tiempo prudente un árbol. Este ejemplo usado por el apóstol es válido para las manzanas. Que es una de las cosas que nosotros trabajamos. Es así que en la raíz llamada porta injerto, se introduce la cuña de la variedad de la manzana deseada y esta se comporta manteniendo su identidad. Vaya el porta injerto usado quien trasmite todas sus virtudes lo que permite lograr un excelente comportamiento.

Por consiguiente un buen crecimiento y además, unas hermosas y ricas manzanas. Existe una relación entre el largo del porta injerto que sobresale de la tierra y el lugar en donde se injerta. Hay una medida estudiada por los técnicos, la que manteniéndola se logran los resultados deseados. Esta debe estar entre los 15 a 20 cm de la tierra, o sea por afuera de la tierra. Porque existe un peligro. Que sucede lo que se llama el afrancamiento. Esto pasa cuando el injerto ha quedado muy cerca de la tierra el injerto al contacto de la tierra y de la humedad comienza a echar raíces, y comienza a alimentarse por sí mismo, y cuál es el resultado? Bueno, pierde todas las virtudes que le trasmitía el porta injerto. Y aquí va la reflexión que como cristianos, hemos sido puestos en Cristo, al decir el apóstol a los judíos, hemos sido injertados en él.

Cristo trasmite por su espíritu que mora en nosotros las virtudes que nos transforman. Logrando en nosotros nuevas criaturas cambiando pensamientos, actitudes, formas de actuar, de hablar , etc, pudiendo controlar nuestras vidas y permitiendo llevar fruto agradable a él cuando por distintas circunstancias en nuestra vida espiritual comenzamos a decaer o bajonearnos estamos en peligro de atrancarnos, comenzar a echar raíces en este mundo y de perder las virtudes espirituales y volver a nuestro estado anterior. Por eso el apóstol Juan nos deja esta exhortación: No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Primera Juan 2:15.

Por tanto querido hermano que me escuchas, recuerda, no sustentas tu a la raíz, sino la raíz a ti. Pero es muy posible que entre los amables escuchas allá de aquellos que no han tenido un encuentro con el Señor Jesús, por consiguiente no pueden sentir en su ser, el obrar del Espíritu Santo de Dios.

Queremos decirles que como un día Cristo vino a mi vida, también lo quiere hacer en la tuya. Dios nos amo de tal manera que dio a su hijo Jesucristo, el cual murió en la cruz del calvario por los pecadores, allí derramó su sangre preciosa, la cual limpia de pecado a la persona que reconociendo que es un pecador le pide perdón y le recibe en su corazón como su Salvador y Señor. Es mi exhortación en estos momentos a los oyentes que piensen en algo importante como es la salvación y el perdón de sus almas.

Dios les bendiga ricamente.

El Mensaje de Babilonia 4 de 4
Frutos que Permanecen

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>