¡El fin está cerca!

Toda generación cristiana, hasta la fecha, ha contado con la pronta venida de su Señor Jesucristo. ¿Por qué la espera inminente debería estar especialmente fundamentada justamente ahora? Algunos pensamientos al respecto.

Si yo escribiera un guión sobre los sucesos que la Biblia predice para el tiempo del fin, me sería imposible describir más acertadamente los acontecimientos del mundo actual. Lo que sucede a nuestro alrededor, encaja en forma sorprendente en el marco profético de la Biblia para el fin de los siglos. No se me ocurre ningún suceso preparativo importante para el tiempo del fin, que en la actualidad no esté adquiriendo un marcado perfil.

Debemos preguntar, en forma realista: “¿Cuánto tiempo más pueden durar estas circunstancias hasta que todo explote?” Se podría objetar esto, diciendo: “Siempre ha habido tiempos difíciles en la historia del mundo.”

Pero, dos razones me hacen suponer que ahora es diferente.

Primero: Lo que sucede en una parte del mundo ya no es desconocido en el resto del mundo. En muy poco tiempo, el mundo entero sabe de lo ocurrido. Y lo que acontece en un lugar, casi de inmediato tiene consecuencias en otra parte del mundo. Las repercusiones de los acontecimientos en nuestro mundo actual aumentan en forma exponencial. ¿Hasta cuándo será posible evitar que los fanáticos tengan acceso a las armas de exterminio masivo? ¿Por cuánto tiempo más se podrán dominar las tensiones, en constante aumento, de este mundo? El mundo pareciera estar dirigiéndose hacia una crisis desastrosa, y ésta, fácilmente, podría ser el venidero tiempo de tribulación, que alcanzará su punto culminante en Armagedón.

Segundo: En ningún otro tiempo de la historia se pudo observar como todas las señales profetizadas se hacían reconocibles. Israel, que durante casi dos mil años estuvo en la dispersión, está de nuevo en su tierra. El imperio romano, que por cerca de 1.600 años estuvo disgregado, está volviendo a reunirse. Babilonia, que como gran imperio desapareció de la historia hace 2.500 años, nuevamente entra en el enfoque. La globalización aumenta cada día con más velocidad. Jerusalén, el Cercano Oriente, y el incesante proceso de paz, diariamente dominan los medios de comunicación. Y la iglesia visible, con vertiginosa velocidad, se desvía de la verdad de la Biblia y de sus normas morales.
Creo que vivimos en un tiempo muy especial, cuyos acontecimientos señalan el fin. Los sucesos futuros ya están echando sus sombras.
Pero, lamentablemente, la mayoría de la gente no es consciente de lo que hoy sucede. En su maravilloso libro World Aflame (El mundo en Llamas), Billy Graham describe la autosuficiencia de nuestro tiempo:

“Una de las señales de una cultura decadente es que las personas normales no son conscientes de lo que ocurre. Sólo quien reconoce las señales de la decadencia, plantea preguntas que aún no tienen respuesta. El ciudadano promedio se siente bien en su autosuficiencia, y tan despreocupado como un pececillo de plata en una caja de cartón con una selección de revistas sobre la historia del mundo. El ciudadano promedio no hace preguntas, porque los servicios sociales del gobierno trasmiten un falso sentido de seguridad. Ése es su problema y su tragedia. El hombre moderno se ha convertido en un espectador del acontecer mundial, siguiéndolo pasivamente a través del televisor. Ante sus ojos pasan los más funestos sucesos de nuestro tiempo, mientras él, sentado en un cómodo sillón, sigue bebiendo su cerveza. No parece darse cuenta de lo que sucede. No comprende que este mundo está en llamas y que él se quemará junto con el mundo.”

En claro contraste con esto, están aquellos que están listos para la venida de Cristo. Hay personas que reconocen las señales de los funestos acontecimientos de nuestro mundo de hoy, y se dejan redimir por Jesucristo.

¡Jesús podría regresar hoy!


Extraído de Las Siete Señales del Tiempo del Fin, de Mark Hitchcock, pág. 78-80; Editorial Llamada de Medianoche

3 pensamientos acerca de “¡El fin está cerca!

  • 21 septiembre, 2015 at 14:25
    Permalink

    Gracias por el mensaje q es de mucha bendición para prepararnos para la venida de nuestro Señor Jesús! Gracias amados hermanos sigan adelante en la obra del Señor.

    Responder
  • 9 agosto, 2015 at 14:45
    Permalink

    Gracias por este mensaje que nos hace reflexionar como estamos viviendo, es verdad pronto viene el Señor Jesús y todavía estamos durmiendo mientras deberíamos estar bien despiertos esperando gozosos su regreso.

    Responder
    • 9 agosto, 2015 at 15:43
      Permalink

      Gracias por su comentario! Nos alegra que haya sido de bendición para su vida!

      Responder

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>