Confirmación. 1/3

Titulo: Confirmación . 1/3

Autor: John Wilkinson 
Nº: PE936

El Señor le dio mucha importancia a la fe de Abram.

 La fe que Él tuvo en Dios con respecto al nacimiento milagroso de su hijo Isaac, el cual sirve como referencia para con el nacimiento milagroso de su hijo amado, y también cuando no dudó en  obedecer al Señor cuando le pidió que lo sacrificara, fue tan honorable ante Jehová que él mismo fue considerado “amigo de Dios.”

A él fue dada la promesa  de que iba a ser bendecido, y de que en su simiente serían bendecidas todas las naciones de la tierra.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE936.mp3



Confirmación . 1/3

¿Sabía Usted que muchos cristianos devotos, y sectores enteros de la Iglesia cristiana, piensan que el propósito de Dios de bendecir al mundo a través de la simiente natural de Abraham fue modificado como consecuencia de que la nación de Israel rechazó al Señor Jesucristo como el Mesías?.

 

Dicen que Israel perdió su posición, que sus privilegios fueron decomisados y que su misión fue transferida a la iglesia, la cual es llamada con frecuencia como elIsrael espiritual.

 

Se dice que el así llamado Israel espiritual ha suplantado a la nación de Israel como instrumento para bendecir al mundo.

 

Pero, querido amigo,veamos la precisión de este concepto a la luz de la Palabra de Dios.

 

Comencemos con “Las promesas a los padres” – ¿qué entendemos por esto?

 

Al padre de la nación elegida Dios le prometió,“Haré de ti una nación grande”; “te bendeciré; y “engrandeceré tu nombre”;y “serás bendición”; “y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.” “A tu descendencia daré esta tierra.”Estas promesas no tienen condiciones, son promesas de Dios, por lo cual son firmes.

 

Estas promesas fueron ratificadas por un pacto basado en un sacrificio agradable, como se registra en el capítulo 15 de Génesis. Abram no tenía hijo. El pensó que su criado damasceno, Eliezer, sería su heredero. Pero Jehová dijo, no:“No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará.” “Y creyó a Jehová y le fue contado por justicia.”Desde ese momento data elpacto de fehecho con Abram, años antes de que fuera circuncidado.

 

A través de este pacto, Abram se convierte en el padre de todos los creyentes ,tanto los circuncisos como los incircuncisos.

 

Querido amigo, el Señor le dio mucha importancia a la fe de Abram, ya que Isaac, debido a las circunstancias y al aspecto milagroso de su nacimiento, estaba destinado en cierta manera a representar al hijo amado de Dios. Porque el nacimiento de Isaac fue un milagro tan real como lo fue el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, a pesar de que el poder divino no se manifestó exactamente en la misma forma. Como Abram le creyó a Dios acerca del hijo prometido en el cuallasimiente sería preservada, Dios ratificó sus promesas anteriores a través de un pacto.

 

Cuando el nombre de Abram fue cambiado al de Abraham, la circuncisión se convirtió en el rito inicial hacia todos los privilegios y bendiciones del pacto para la nación. A Abraham ahora no solo se le promete ser el padre de “una nación grande y fuerte”; sino que también sería el “padre de muchedumbre de gentes.”

 

En el sentido natural de la simiente, estimado amigo, ambas profecías han tenido su cumplimiento primario; la primera se cumple en la nación de Israel; y la segunda en los descendientes de Ismael, el hijo que Abraham tuvo con Agar, y en los poderosos pueblos que son descendientes de Abraham a través de Cetura.

 

Estas promesas han de cumplirse en forma más exhaustiva con la conversión de la nación de Israel, y con la bendición de todas las naciones a través de Israel, ya que entonces todos los benditos en Cristo serán verdaderamente la simiente de Abraham.

 

Las promesas que fueron dadas en el capítulo doce de Génesis y que son ratificadas en la base del sacrificio acepto en el capítulo quince, son ahora confirmadas con un juramento sagrado debido a la obediencia de Abraham hacia Dios al ofrecer a su hijo Isaac. ¡No hay reconsideraciones con Dios. El jamás necesita volver atrás para corregir o mejorar algo!. La fe que Abraham tuvo en Dios con respecto al nacimiento milagroso de su hijo Isaac, el cual sirve como referencia para con el nacimiento milagroso de su hijo amado, fue tan honorable ante Jehová, que le fue contada por justicia, y él mismo fue considerado “amigo de Dios.”

 

Otro evento en la historia de la fe de Abraham y su obediencia se ve en el momento deljuramentode Dios. Dios jura. Primeramente demanda el sacrificio de Isaac, y que sea sacrificado por la mano de su propio padre.

 

El Señor le dijo:“Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas.”Estas palabras nos recuerdan al hijo unigénito y bien amado Jesús, quien fue herido por la voluntad del Padre. A través de la obediencia de Abraham, Dios también nos da otra ilustración referente a su amado Hijo, mostrando por un lado el regalo de amor del Padre, y por el otro el sacrificio voluntario del Hijo. Dice la Biblia: “Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo, y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra.”

 

Estimado amigo, es muy interesante descubrir en las Escrituras el por qué del juramento de Dios, cuando tan solo una sencilla promesa por parte de él no puede ser quebrantada. No es necesario examinar cada caso en el cual Dios ha jurado para averiguar lo que ello significa.Dios es fiel y no cambia.

 

Pero por ejemplo: ¿Por qué entonces se pudo cambiar el sacerdocio Aarónico? Porque fue instituidosin juramento

 

“Porque los otros ciertamente sin juramento fueron hechos sacerdotes. Pero Cristo“tiene un sacerdocio inmutable.”Y…¿Por qué? Porque dice la Palabra: “juró el Señor, y no se arrepentirá“.

 

El sacerdocio de Aarón era simbólico y temporal; el sacerdocio de Cristo no era simbólico y sí es inmutable; de manera que los sacerdotes levitas sin juramento fueron hechos sacerdotes; pero éste, con el juramento.

 

Así que el juramento que Dios le añadió a la promesa, no solo fortifica nuestra fe en el cumplimiento de su pura palabra, sino que también nos enseña que nada de lo que él hajuradopuede fallar o ser alterado. Dios le juró a Noé que las aguas nunca más cubrirían la tierra. Podemos entonces estar perfectamente seguros de la imposibilidad de un nuevo diluvio universal.

 

Dios juró por su santidad que él no le mentiría a David. Así que todo aquel que duda acerca de que el trono de David sea ocupado una vez más en el futuro, no solo está creyendo que Dios puede romper una promesa, sino que además puede violar un juramento.

 

En este punto se podría hacer una pregunta: ¿cuál es entonces la naturaleza de la bendición asegurada mediante el juramento de Dios para el mundo entero a través de la simiente de Abraham? Ni más ni menos que el evangelio de Cristo. Dice la palabra:“Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: “En ti serán benditas todas las naciones.”Como esta promesa se extiende hasta el final del milenio, se hace claro que en ese momento hemos de tener el mismo evangelio glorioso que ahora.

 

Sería bueno a continuación, hablar del significado exacto y la aplicación del término “simiente de Abraham,” cuya misión es la de bendecir al mundo.

 

La primer aplicación del término “simiente de Abraham” se hace con respecto al Señor Jesucristo, como la causa que daba origen a la bendición misma. “Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo.” La segunda aplicación del término “simiente de Abraham” se refiere a todos los creyentes en Cristo – circuncisos e incircuncisos.“Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.”Bien se podría preguntar aquí, “¿qué es lo que constituye a un creyente en Cristo, el cual es incircunciso en la carne, en un hijo de Abraham?” Al estar unido a Cristo, está unido a Abraham en un pacto de fe hecho con él antes de que fuera circuncidado, eso es, cuando era tanto judío como gentil, porque él nunca fue ni lo uno ni lo otro. El hecho de que Abraham le creyera a Dios acerca de su prometido Isaac varios años antes de que fuera circuncidado, como registra la Biblia, le hizo convertirse en el padre de todos los creyentes.

Elección (3ª parte)
Confirmación. 2/3

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>