Una cosa te falta

Titulo: Una cosate falta

Autor: Herman Hartwich 
Nº: PE953

 

Herman Hartwich  nos entrega  un interesante estudio bíblico acerca de la Vida Eterna. Un mensaje impregnado de prácticas enseñanzas que no podemos perder!

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE953.mp3



Una cosa te falta

¿Cómo está querido amigo? Realmente es un privilegio para mi venir al encuentro de usted, con una nueva palabra del evangelio de nuestro Señor Jesucristo. En este momento yo quisiera invitarle a que si tiene una Biblia a mano, que busque el primer evangelio, el evangelio de Mateo en el capítulo 19 y en un momento voy a dar lectura a los versículos 16 al 24.Pero antes quiero decirle que en las secciones anteriores Jesús estaba defendiendo la dignidad y el valor del as mujeres, y, luego, el valor y la dignidad de los niños. Pero él aquí, en este pasaje procurará rescatar a un joven de la esclavitud de los bienes materiales y devolverle la dignidad humana. Él aprovechó para advertirles a los discípulos también del peligro de las riquezas.

 

Vamos a la lectura. ” Entonces vino uno y la dijo: Maestro bueno, ¿Qué bien haré para tener la vida eterna? Él le dijo ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino uno; Dios, más si quieres entrar en la vida guarda los mandamientos. Le dijo ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás, no adulterarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre y amarás a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud ¿Qué más me falta? Jesús le respondió, si quieres ser perfecto, anda vende lo que tienes y dalo a los pobre y tendrás tesoro en el cielo y ven y sígueme.

 

Oyendo el joven esta palabra se fue triste porque tenía muchas posesiones. Entonces Jesús dijo a sus discípulos: de cierto os digo que difícilmente entrará un rico al reino de los cielos. Otra vez os digo que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja que un rico entrar en el reino de Dios. Este joven vino buscando la vida eterna y Jesús quiso introducirlo en ella.

 

Estimado amigo, estoy seguro que tu estás deseando encontrar la vida eterna; vivir, experimentar, la vida eterna. Yo quiero asegurarte, en base a la palabra, el testimonio del evangelio que Jesús quiere en este mismo instante introducirte en esa vida eterna y abundante y para hacerlo – en el caso de este joven- tuvo que llevarlo paso a paso a reconocer los conceptos erróneos que tenía en cuanto a la vida eterna y mostrarle cómo obtener esta vida eterna. Jesús le mostró cómo no podría salvarse para luego sí mostrarle cómo podría salvarse. Este joven era alguien enérgico, porque vino corriendo y se presentó delante de Jesús. Era un joven equivocado – sin lugar a dudas- porque él quería hacer algo para obtener la vida eterna. Este concepto de querer hacer algo es un problema de la mayoría de la gente. Les parece que es demasiado fácil el hecho de conocer al señor Jesucristo como su Señor y salvador. Quiero hacer algo, hacer algún sacrificio pagar algo.

 

Este joven fue un joven estimado por Jesús, porque dice que Jesús mirándole le amó. ¿Sabe una cosa querido amigo? Jesús te está mirando, Jesús te ama entrañablemente.

 

También este joven era estimado por el pueblo, tal vez tenía un puesto importante dentro de la sociedad, pero fue un joven exigido porque Jesús le mandó desprenderse de aquello que lo tenía atado aquello a lo cual este joven estaba aferrado. Pero fue alguien entristecido. No estaba dispuesto a hacerlo, no estaba dispuesto a desprenderse de aquello que lo tenía agarrado. Era rico en bienes materiales. Quizás tú eres rico en bienes materiales. Vamos a ver a qué puede llevarte esto.

 

Él era también un joven religioso y de alta moral. Dice la Biblia que é había guardado todos los mandamientos desde muy joven. Esto es impresionante quizás encontremos pocas personas tan religiosas y de moral tan alta. Sin embargo estaba reconociendo que no tenía la vida eterna. Fue reverente., se arrodillo delante de Jesús. Probablemente en su casa había abundancia, abundancia de cosas materiales, pero en su corazón había miseria y escasez; este es el estado de muchas personas. Si bien es cierto que la pobreza está ganando a nuestro mundo seguramente que entre nuestros oyentes hay muchos que tienen abundancia de bienes materiales y que en su corazón hay miseria y escasez, es este tu caso? El hecho de que buscaba la vida eterna es una confesión implícita de la falta de ella. Los judíos generalmente pensaban que habían tres señales del favor de Dios y a este concepto lo tiene muchísima gente. En mi diario, al tratar con estas personas me encuentro con personas que tienen este concepto, pero este joven ya sabía que la riqueza no le dio nada. Los diez mandamientos no salvan. La Biblia dice que los diez mandamientos son el ayo que los conduce Cristo, porque efectivamente nadie pudo obedecer todos los diez mandamientos. Él preguntó: ¿Qué más me falta? Evidentemente el se sentía satisfecho de haber cumplido en gran parte esos mandamientos. Entonces Jesús le responde: Deshacerse de los bienes. Esto aún no lo salvaría por cierto porque era por amor. Jesús le pide que se deshaga de sus vienes porque él estaba esclavo, amando desmedidamente, y confiando en sus riquezas. Por eso quiso guiarlo a eliminar el obstáculo, eso que impedía su amor a Dios y dependencia de él (Actitudes esenciales para la salvación).-

 

Querido amigo es posible que hoy te estás preguntando ¿qué tengo que hacer para obtener la vida eterna? Evidentemente es tu confesión de que no la tienes. Es posible que seas como este joven rico, religioso, de gran moral, etc, etc,. Pero hay un gran obstáculo y todos los pasos que Jesús le mostró, aquí tenían el propósito de guiar al joven a que dejara de confiar en sí mismo y en sus bienes y poner toda su confianza en Jesús. Hay obstáculos en tu vida. Porqué no pones la mira en ese obstáculo y renuncias a él para entregarte confiada mente en Jesucristo? Esta es la condición absoluta y final para obtener la vida eterna. No es la pobreza lo que te va a salvar. No es la religiosidad ni la sinceridad. Porque el mundo está lleno de religiosos sinceros pero equivocados. No es tampoco el prestigio que tu puedas tener lo que va a producir que seas salvo, sino la confianza en Jesús y el seguimiento obediente a su palabra. Estimado amigo, me haría muy feliz el saber que tú en este día te levantas a derribar el obstáculo que está interfiriendo en la obtención de la vida eterna, de tu vida eterna. Yo te desafío a que tu tomes una actitud positiva, renunciando a aquello que se ha tornado un obstáculo. Para que tu vengas a Jesucristo y obtengas por gracia, gratuitamente y por el amor del Señor la vida abundante y plena. Confiesa tus pecados a Jesucristo y acéptale como Señor y salvador. Háznoslo saber, porque así podremos ayudarte a crecer en la vida cristiana. Espero noticias tuyas. Que Dios te bendiga.

Errores Cometidos
Malentendidos comunes 1 / 2

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>