Un Cambio en la Vida

Un Cambio en la Vida

Autor: Herman Hartwich

  Qué diría usted si le propusiéramos que hiciera un cambio en su vida? Necesita usted un cambio en ella?

 


DESCARGARLO AQUÍ
PE1987 – Estudio Bíblico  – Un Cambio en la Vida



Les saludo en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, deseando que usted pueda experimentar un cambio glorioso en su vida. Todos quieren un cambio en la vida. Es a través del evangelio que podrá experimentar un cambio poderoso.

El tema es ir por buen camino, y, si me equivoco? Si me equivoco no sé a dónde voy a parar. Toda decisión equivocada trae sus consecuencias. Por ejemplo, si voy a un restaurante inapropiado podría contraer un problema digestivo. Si se compra un vehículo defectuoso, resulta que tendré gastos innecesarios en el mecánico.

Ahora, qué pasa si nos equivocamos en el camino al cielo. Mucha gente es sincera, pero es mal encaminada. Muchas personas sinceramente se van al infierno porque están equivocadas y porque no se preocuparon por conocer el verdadero camino de Dios. Dios desea que estemos con él en el cielo para siempre. Dios nos ha hecho una provisión para que nosotros lleguemos al cielo y esta provisión es a través de su hijo Jesucristo y esta provisión no es a través de otro medio. La Biblia dice que hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo Hombre. No hay otro hombre bajo el cielo por quien nosotros podamos ser salvos. Dice el Apóstol Pablo también. Dios nos revela claramente las instrucciones para poder llegar al Cielo. Muchas veces sucede cosas que Dios las permite en nuestra vida para que podamos darnos cuenta y para que podamos comprender por donde ir, por donde caminar. Hay dos caminos dijo Jesucristo y si yo me equivoco en el camino que escojo las consecuencias son gravísimas y eternas.

En San Mateo capítulo 7 versículo 13 y 14: “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

Jesús es maravilloso. El diablo nos muestra de primera todas las cosas lindas. Pero, Jesús es honesto, es transparente. Él nos dice lo que es y lo que no es. Él te muestra el principio y el fin. Muestra las consecuencias y no anda con vueltas. Él no trata de cautivar a nadie con cuentos o sueños ni con películas. Él dice: se trata de dos caminos. No hay una tercera opción. O es el uno, o es el otro. Mucho piensan que pueden llegar a tener una tercera posición pero ello no es real, no es posible, de ninguna manera. Porque o es bien, o es mal. En la Biblia no hay grises. O es oscuridad, o es luz. Y Jesús habló de un camino ancho que tiene una puerta ancha. Muchos van por ella porque a muchos les gusta lo espacioso. El camino ancho te da la posibilidad de andar libremente y de forma descuidada. La puerta angosta y el camino angosto requieren mayor atención. Requiere que estemos más lúcidos, más sobrios y requiere que atendamos. Si vamos por un camino angosto y no vamos con cuidado podemos despeñarnos por la barranca. También podemos tener algún otro tipo de contratiempo. Pero dice la biblia que el que va por el camino ancho va a terminar en la perdición. Pero quien va por el camino angosto, va a terminar en la vida eterna.

Mucha gente ha descuidado su vida. La está descuidando. En este tiempo en donde todos reclaman libertad, o libertinaje y vivir como se me antoja o hacer lo que se me cante la gana, eso, no le da satisfacción plena. Eso no le da plenitud de vida. Al contrario. En ese libertinaje se transforman cada vez en personas más cautivas, más inseguras y sufrientes. No seas uno más de los que se equivocan y se han equivocado. En la generación de Noé, ellos se equivocaron, porque no quisieron escuchar el mensaje, no quisieron escuchar al predicador. Fueron 120 años predicándoles y no quisieron. Mucha gente se ha equivocado. No te equivoques. No te des el mal lujo de equivocarte. Tu puedes creer en el Señor Jesucristo, y recibirle en tu corazón como Señor y Salvador. Y puedes recibirle ahora, puedes hablarle así como si estuvieras hablando conmigo: Jesús no quiero equivocarme. Muéstrame tu camino en esta hora. Enséñame a entrar en tu camino. quiero terminar mi vida en tus manos de amor y llegar al cielo glorioso prometido por ti, para todos los que creen en ti. Perdona mis pecados y líbrame de toda esta angustia de esta incertidumbre que tengo. Quiero ser lo que tu quieres que sea.

Si le pides perdón por tus pecados y deseas buscar firmemente el camino de Dios, él se deja encontrar porque dice que el que busca halla, al que llama se le abrirá, al que pide se le dará porque él es bueno y te ama mucho. Que Dios te bendiga.

Libertad a los Cautivos
El Paganismo Moderno (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>