Palabra de Vida

Título: Palabra de Vida

Autor: José Delgado
  NºEA307

Dios puede construir aquello que ha sido destruido. De cómo podemos construir nuestra vida matrimonial a pesar de la adversidad, nos habla José Delgado, integrante del ministerio Palabra de Vida, Argentina.


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea307mp3 



Receta:  Guiso Simple Campestre


Entrevista con José Delgado

Sandra: Y bien amigas , como siempre esperamos el momento de recibir las visitas, y aquí estamos con un caballero que nos visita, en este momento desde Argentina yo creo que está viviendo allí, José Delgado, pero creo que es uruguayo, verdad José? Muy bienvenido

José: Bueno muy buenos días para todos y aquí estamos viniendo de Argentina sí,

Sandra: Sos uruguayo

José: Si, y he ido a Argentina a mis 22 años.

Sandra: Ahí está, José Delgado esta participando del ministerio de Palabra de vida en Argentina hemos hablado de este ministerio en diferentes oportunidades aquí en el programa pero hoy hemos invitado a este uruguayo con un trabajo misionero en esta organización misionera pero que nos va a hablar un poquito de su vida y especialmente que le he pedido a José que me habla de su vida y de la de su esposa pensando en una problemática en particular que muchas mujeres están viviendo que nos escuchan o tal vez de algunos varones que nos escuchan. La Crisis matrimonial que se vive en estos tiempos en el mundo entero, yo no sé en la argentina José, pero en Uruguay son más los matrimonios que se divorcian de los que se casan ¿Cómo es allá?

José: Dios me ha dado el privilegio de recorrer todo Sudamérica a todo Argentina y la problemática del divorcio está en cada hogar. Por las circunstancias que se viven por la agresividad de la vida, la agresividad del hombre, de la mujer, y bueno, Dios lo llama pecado. Mi vida estaba separada de Dios, y Dios es luz, su palabra es luz. Y realmente dice todo aquel que realmente ama a Dios busca a Dios, y lejos de Dios no hay luz. Y entonces en esa problemática recorriendo Argentina, Chile, Brasil, Uruguay también con los programas, y ver en cada presentaciones hemos visto la problemática.

Y la problemática del ser humano es el pecado. Cuando vemos nuestro pecado y que nuestro pecado nos separa de Dios, podemos ver que el problema lo vamos a tener con todos. Con todo aquel que sea mi prójimo. Indudablemente una pequeña reseña de mi vida. Conocí a mi Señora hace 26 años, ella con unas circunstancias de vida totalmente difícil, en cuanto su mamá la ha abandonado desde bebé y transcurrió la vida y ha pasado de casa en casa, hasta que una familia la ha adoptado con todos los derechos y era una familia de buena posición donde ella se acuerda el la cual que ella estaba que se acuerda que iba a buenos colegios y que pasaba una buena vida, no lujos pero una buena vida. Y esa familia tienen un accidente y los hijos de esa familia la desheredan y la deja en la calle.

Sandra: Pierde a estos padres adoptivos?

José: Pierde a estos padres adoptivos en un accidente y nuevamente queda sin padres. Circunstancias de la vida donde uno dice dónde está Dios? Ella fue colocada en un hogar: Amanecer en Instrucciones y cuchilla grande,

Sandra: En Montevideo no?

José: En Montevideo sí, siempre hablando de Montevideo, y realmente esa señora ha sido una gran señora de Dios que a cada chico ha dado el amor de Dios y ella allí empezó a beber del amor de Dios.

Sandra: En un lugar digamos que era para niños huérfanos. O niños abandonados.

José: Y realmente ahí la conocí. Ahí empezamos una relación de amistad de noviazgo y yo fui criado en un colegio religioso, mis padres no tenían a cristo en ese momento y realmente fue como querer mezclar el agua y el aceite caliente. No se puede, nos dimos cuenta después de que nos casamos, porque nuestra vida no estaba estructurada en el temor de Dios en el amor de Dios.

Sandra: Eran cristianos ustedes dos cuando se casaron?

José: Éramos cristianos pero no teníamos una vida desarrollada cristianamente, bíblicamente en la palabra de Dios.

Sandra: Y cuándo se empiezan a dar cuenta de que todo es tan diferente que ambos son personas bien distintas?

José: Después de 2 años de casados.

Sandra: Primero una etapa de luna de miel

José: Si, si, todo es lindo al principio todo es hermoso, realmente es una gran mujer me volvería a casar de vuelta con ella no? Pero tomaría ciertos recaudos para no sufrir el tiempo que me costó o nos costó recuperarnos de que después de darnos cuenta de que uno tenía una posición de la vida y para mi la vida había sido más fácil, mis padres en ese momento estaban mejor económicamente, me daban los gustos, vivía la vida mejor que ella no?

Sandra: Hijo único no?

José: No, tenía una hermana también. Pero sos el hijo varón.

Sandra: Con toda la atención de los padres.

José: Con toda la atención y bueno desenvolviendo la vida. Así que bueno, después de unos años, empiezan los problemas. Los problemas no solucionados son problemas que el diablo usa para hacer nido en nuestro corazón así que mi consejo al menos para mí es cada problema solucionarlo cuanto antes. Hablarlo, pero no se puede hablar cuando no hablamos y no escuchamos primero la palabra entonces transcurrió la vida, y crisis sobre crisis terminaron a punto de un divorcio no? Y bueno, teníamos una bebé que hoy tiene 21 años se llama Sarai y realmente le pusimos Sarai porque era mi princesa, y realmente pudimos ver que Dios usó a la bebé en aquel tiempo para no separarnos y decir bueno pensar más allá en los hijos. Los hijos necesitan a los padres. Así que uno de los principios es que por más circunstancias que hayan de crisis los hijos necesitan a los padres.

Sandra: Vamos a continuar después de la pausa musical porque esta historia no termina acá en el momento de crisis hay una esperanzadora salida que queremos escuchar también la historia de José Delgado y tu esposa vamos a decir el nombre de ella también.

José: Si, mi esposa se llama María del Rosario.

Sandra: Si, entonces vamos a escuchar la historia de María del Rosario y José que no termina acá en la crisis termina mucho mejor. Ya volvemos.

Sandra: Regresamos de la música amigas porque estamos compartiendo la historia de vida, gracias por compartir la intimidad del matrimonio de alguna manera, de José Delgado de María del Rosario que no está acá pero también hablando en nombre de ella. Habíamos quedado en esa crisis matrimonial verdad después de darse cuenta de que son diferentes qué paso?

José: Bueno, las circunstancias me llevaron a desafiar a Dios y preguntarle muchos porqué en ese momento y bueno, ahí apareció un amigo, hoy es amigo en aquel tiempo era un visitante promocionando los campamentos de palabra de vida. Y alguien con mucha fe dijo estaría bueno que vayas. Porque allá vas a encontrar muchas soluciones, y él sabía que en aquel lugar, se enseñaba la palabra de Dios y yo sabía que muchos chicos habían llegado a los pies de Dios, a los pies de Cristo y habían encontrado la solución para su vida.

La solución es tener una meta en la vida, entonces fui a ese campamento, Dios me habló me mostró mis pecados, confesé pecados, y tomé una nueva iniciativa en la vida. Buscar a Dios como? A través de su palabra. Y pude ver que en su palabra hay consuelo, hay esperanza, hay vida, hay ánimo y también hay eternidad. Realmente cuando Dios me enseñó eso en el tiempo realmente como dice busqué el camino de Dios ahí busqué una iglesia pero instantáneamente tuve una posibilidad y una persona viendo el futuro que Dios podía hacer en nosotros me dijo, tienes un lugar para estudiar en Palabra de Vida.

Aunque no van matrimonios desechos pero van vidas desechas. Así que permanecimos un año construyendo. Mi señora no quería ir a ese lugar, porque decía al campo no me vas a llevar, a ella le gustaba la ciudad, pero bueno, orando, y Dios contesta oraciones, fuimos por un año y en un año Dios hizo grandes cosas, aprendimos a amarnos mamando la palabra de Dios, entonces yo creo que si Dios obra en el corazón de cada persona hay esperanza hay vida, hay consuelo, hay ánimo y hay eternidad. Así que Dios obrando en su vida y Dios obrando en la mía. A través de las clases a través de, como es el desenvolvimiento de un seminario y llevando la luz a otros bueno Dios fue edificando nuestra vida.

Sandra: Hay algún versículo que te acuerdes les impactó en aquel momento no sé si en el momento del campamento, durante el período del seminario pero durante todo el proceso que vivieron con tu esposa algún texto que a ustedes los marcó de una forma importante?

José: Bueno, tengo aquí justamente sacando esos versículos, proverbios 2: 1 al 5 hay muchísimo, no lo voy a leer pero saqué recién un pequeño… hay consuelo, hay esperanza hay vida hay ánimo y hay eternidad no? Hay muchísimo pero hoy puedo ver el salmo 86:10 dice: Dios es grande y hacedor de maravillas pero para que Dios haga maravillas no hay que mirar para el piso, hay que mirar para el cielo hay que clamar, hay que orar y eso me demandó mucho tiempo de rodillas y quizás lágrimas que Dios secó. Y es hermoso cuando Dios seca tus lágrimas porque lloras desde el corazón no? Y Dios viene ahora a secar tus lágrimas, pero eso no es en un día me costó casi seis… antes nuestra peleas duraban 6 o 7 meses ahora nuestros problemas los solucionamos enseguida. Cualquier circunstancia. No nos olvidamos que somos bombardeados continuamente por distintas circunstancias.

Sandra: Muy lindo ver la solución también y vamos a hablar de la vida de ustedes ahora, después de la pausa musical porque para que aquellas maravillas que dice el Salmo 86, la gente las pueda apreciar, el antes y el después, la vida antes de encontrarse y comprometerse con Dios y la vida que viven ahora un matrimonio unido, un matrimonio con una meta en común que es el servir a Jesucristo

Sandra: Y ya en la última parte amigas, de este bloque de entrevistas amigas que tenemos siempre el tiempo de invitados en entre amigas, queremos saber bueno, cómo está este matrimonio que podemos decir: flamante cada día porque podemos decir que cada día se comienza una linda experiencia matrimonial cuando uno lo vive de la mano de Dios. Cómo viven hoy José y María del Rosario?

José: Realmente hermoso porque después de que terminamos de estudiar vino nuestro hijo José Pablo que fue la gracia de el restablecimiento del matrimonio y realmente tenemos un hijo de 15 años también ahora actualmente. Pero en ese lugar consagré mi vida para el servicio con Dios y juntos decidimos servir a Dios hasta nuestra muerte. Viviendo cada día para Dios y realmente es impresionante cuando estás en sus manos, cuando él te guía, y quería decir mi clamor fue siempre enséñame oh Jehová. Enséñame, qué? Tus caminos, para qué para caminar en tus verdades. Cuando descubres esto y lo apropias a tu corazón dios abre caminos, Dios abre fronteras, y va mas allá de nuestros sueños por eso yo decía que el salmo 86 dice: cuán grande hacedor de maravillas. Para ver esas maravillas, enséñame.

Sandra: Qué lindo no? Poder recordar estos textos que han marcado y que les han ayudado a atravesar esos momentos difíciles pero también ahora lo pueden veren los buenos momentos. Las pruebas siguen José?

José: Sí, cada día, pero las pateamos para el costado. Y hay muchas crisis en todo pero no en el matrimonio y las tomamos y más allá vamos como el apóstol Pablo no? Todo para el beneficio del evangelio.

Sandra: Han hablado de esas diferencias que tenían al principio hoy día son fortaleza y unión?

José: Si, indudablemente y nos acordamos y nos reímos hoy en día, porque se ha tornado un gozo el matrimonio pero una cosa digo y es que no se construye del día a la mañana se construye paso a paso. Y se construye con la palabra de Dios abierta.

Sandra: Si, estamos a un minuto ya de terminar pero en un minuto te quería pedir punteos, consejos para aquellos que se están por casar por ejemplo bueno es importante qué para empezar con una vida matrimonial?

José: Bueno sería lindo otro momento pero lo principal el temor a Jehová, si cada uno teme a Dios, van a querer lo mejor el uno para el otro. Y antes de casarse yo creo que cada uno tiene que analizar si se quieren pero los dos tiene que querer o mismo que es amar a Dios y buscar a Dios si no hay esa meta mirando hacia arriba, uno mira hacia el costado y no ve la eternidad, o lo que Dios puede hacer van a haber problemas. No quiere decir que no van a poder vivir juntos pero se va a hacer cuesta arriba.

Sandra: Muchas gracias José por esta visita, también por contarnos y abrir parte de esta realidad, en el matrimonio de ustedes que no es la realidad de muchos porque muchos se quedan en la etapa de crisis y no pueden superar y no pueden llegar a esto pero decirles que hay esperanza, que busquen en la palabra de Dios que escuchen o nos pidan la grabación de este programa si les es de ayuda o que tomen contacto con ustedes, a través de nuestra página en la web, o a través de un correo electrónico los podemos contactar y que ustedes mismos les puedan guiar a reconstruir el matrimonio.

José: Realmente con mi señora estamos disponibles para servir a Dios en la edificación de aquellos matrimonios que realmente están lejos de una buena relación lejos de Dios, y realmente como dice en san Juan, porque de tal manera amó Dios que ha dado a su hijo unigénito. Dios Dio a su hijo unigénito para que seamos salvos. Y para que podamos vivir una vida hermosa con él. Es simplemente aceptar, recibir creer y aparte de todo ahí cambia la vida, cambia una nueva perspectiva para un mundo mejor, para un matrimonio mejor para hijos mejor, uno en las perspectivas de Dios las cosas son diferentes.

Sandra: Muchísimas gracias José que Dios te bendiga, que pases muy bien y un saludo a tu esposa.

José: Bueno gracias y estamos disponibles para todos aquellos que realmente quieran saber más y muchas gracias por todo.

De la guerra a la paz
Palabra de Vida

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>