No Tengo Palabras para Describir el Amor de Dios

No Tengo Palabras para Describir el Amor de Dios

Autor: Herman Hartwich

  Herman nos trae una breve reflexión sobre el incomparable e incomprensible amor de Dios…

 


DESCARGARLO AQUÍ
PE1977 – Estudio Bíblico  – No Tengo Palabras para Describir el Amor de Dios



 Saludo a toda la audiencia diciéndoles qué bueno es encontrarnos con la realidad de la palabra de Dios. Quiero hablar de algo tan grande que apóstol Pablo decía, no tengo palabras, para describir la grandeza de la bondad de Dios.

La Biblia dice: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

La palabra AMOR es muy corta, pero tiene un significado muy profundo. La mayoría de las personas no conocen el verdadero amor. El verdadero amor está dispuesto a cualquier cosa, a cualquier sacrificio, a dar la vida por otros. Me gusta como lo dice el Apóstol Pablo que el que ama lucha por ese amor cuéstele lo que le cueste. Y aún así, está dispuesto a dar la vida. La Palabra amor, tiene su definición en Dios. Y, Dios es amor. La expresión más grande de amor, es dar la vida por otros dijo Jesús. Y, esto es lo que él hizo por nosotros. Jesús Dio su vida por ti y por mí. El amor de Dios es indescriptible. Él es un ser supremo, creador de todas las cosas, todopoderoso autosuficiente que tiene vida en sí mismo. El apóstol Pablo estando en la ciudad de Atenas dijo: yo estando en la ciudad de ustedes viéndola tan piadosa, tan religiosa, la he visto tan llena de altares y encontré uno que decía: “Al Dios no conocido”. Pues ese Dios que no conocen es el que yo les anuncio. Es el Dios que hizo los cielos y la tierra es el Dios que ha creado todas las cosas y las sustenta con su palabra de poder. ¿Tienes realmente idea del Dios en el que crees?

El hombre es un ser frágil, es desobediente y pecador. La Biblia habla de esto. Nosotros no podemos discutirle a Dios. Cuando Dios nos dice: Ustedes son pecadores. Entonces ahí debemos agachar la cabeza y debemos reconocer. Pero, Dios así como somos nos ama. No importa en la condición en la que nos encontramos, Dios nos ama. Quizás estés siendo víctima de un sufrimiento profundo desgraciado y miserable, estás en alguna adicción a una droga o a la inmoralidad, Dios te ama, así como tú estás. Has pensado en esto? Dios nos ama a pesar de lo que somos. El amor de Dios hizo posible nuestra salvación. El amor de Dios envió a su hijo al mundo.
El apóstol juan dice: le amamos a él porque él nos amó primero. Pablo en Romanos capítulo 5 nos dice que a pesar de ser pecadores nos ama. Dio su vida por nosotros. Es un amor eterno que no deja de ser. No es inconstante, es perseverante. Está allí siempre. Dios te ama y te lleva por caminos que no entiendes ni conoces, permitiendo esto o lo otro en tu vida para que llegues a valorar el amor de Dios. Es un amor que acciona, actúa. Jesús dijo: yo he venido a buscar y a salvar lo que se había perdido y cumplió con sus palabras.

Muchos están desilusionados de la religión, y si, es cierto es engañosa, el único verdadero es Jesucristo. Si estás decepcionado de la religión, tienes razón. El único amor que no decepciona es el de Dios, no decepciona su actuar. Jesús tomó tu lugar en la cruz tomo nuestro lugar. Pero él lo hizo en nuestro lugar. Lo desnudaron, le dieron palos, latigazos, lo hirieron, le colocaron una corona de espinas, le dieron con una caña, le escupieron, se burlaron de él, lo atravesaron con una lanza, lo desfiguraron totalmente. La gente se golpeaba el pecho cuando lo veían. Esto lo pasó por ti y por mí para salvarnos. El nos ama.

Así como estás levanta tus ojos al cielo. La decisión más importante que puedes tomar en este momento es aceptar el amor de DIOS. Él se ha manifestado a través de Jesús. Pídele al Señor que tenga misericordia de ti. Dile cuán perdido estás, cuán perdida estás, dile que no tienes salida. Dile Señor ayúdame a creerte y dejar mi vida pasada y dame una nueva vida. Me arrepiento de mis pecados y te pido perdón. Si tú lo haces él te dará una nueva vida.

El Camino a Dios
El Desafío del Evangelismo Personal (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>