La esperanza del regreso de Jesús 2 de 3

Título:”La esperanza del regreso de Jesús” 

Autor: Norbert Lieth

El segundo programa de un estudio de Norbert Lieth, titulado: “La esperanza del regreso de Jesús” En esta segunda entrega se estará hablando de las señales que preceden al arrebatamiento de la Iglesia.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otrosPE1255.mp3



Estimado amigo, aunque no se necesita ninguna señal antes de que suceda el arrebatamiento de la Iglesia, las señales del tiempo que preceden a Su regreso en gloria nos están hablando un idioma tan claro, que podemos saber con seguridad que Jesús pronto viene.

El Señor Jesús dijo en una ocasión, hablando a una multitud:„¡Hipócritas! Sabéis distinguir el aspecto del cielo y de la tierra; ¿y cómo no distinguís este tiempo?”. A los cristianos en Roma, Pablo los exhortó diciendo:„Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación(el arrebatamiento)que cuando creímos”.

¿Cuáles son las señales del tiempo que preceden Su visible segunda venida?

En primer lugar la señal de Israel.Si la repatriación de Israel desde las naciones anuncia el regreso de Jesús en gloria, ¡cuán cerca debe estar entonces el arrebatamiento!

La reunión de Israel en su tierra es una señal para las naciones. En Isaías 11:12 leemos:Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.”

La reunión de Israel acontece antes de su salvación. Leemos al respecto en 1 Crónicas 16:33-35:„Entonces cantarán los árboles de los bosques delante de Jehová, que viene a juzgar la tierra. Aclamad a Jehová, porque él es bueno; porque su misericordia es eterna. Y decid: Sálvanos, oh Dios, salvación nuestra; recógenos, y líbranos de las naciones, para que confesemos tu santo nombre, y nos gloriemos en tus alabanzas.”¿Qué acontecimiento forma parte de la salvación final de Israel y la precederá inmediatamente? La primera parte es la repatriación de los judíos de todas las naciones; recién después seguirá su salvación.

Luego, seguimos con la tribulación antes del regreso. “Congregaos y meditad, oh nación sin pudor, antes que tenga efecto el decreto, y el día se pase como el tamo; antes que venga sobre vosotros el furor de la ira de Jehová, antes que el día de la ira de Jehová venga sobre vosotros. Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo de Jehová”(Sof. 2:1-3). Primero, “antes que tenga efecto el decreto”,se reunirá una “nación sin pudor”, es decir, sin verdadera vida espiritual, en la tierra de Israel.

El siguiente informe ilustra lo que significa que una “nación sin pudor” habite en la tierra judía: Un artículo en un folleto del ejército, en el cual la Biblia es denominada una “recopilación de mitos”, destaca: “El emperador romano Tito le hizo un gran favor al judaísmo”, escribe Inbari. “Lo liberó de Su Templo. El Templo en sí era un obstáculo para el judaísmo. Se había atorado con él, sin poder tragarlo ni vomitarlo.” En otro informe leemos que, en un artículo de prensa, el rabino Walther Rothschild tilda de „tristes idiotas” a los judíos mesiánicos que creen en Jesús como el Mesías prometido.

Después del arrebatamiento de la Iglesia de Jesús vendrá sobre Israel el día del Señor, el día de la ira, la gran tribulación, la cual también es llamada “angustia para Jacob”. En ese tiempo, un remanente del pueblo judío que creerá, será apartado.

Las señales de la naturaleza.Vivimos en nuestros días un dramático aumento de terremotos, huracanes e inundaciones. Los fenómenos de la naturaleza que observamos en el mundo, no se pueden explicar por la “contaminación del ambiente” o el “efecto invernadero”, sino que es el cumplimiento de la Palabra de Dios acerca del tiempo anterior al regreso de Jesús. El mundo no sufrirá por la contaminación del ambiente, sino por el juicio de Dios. Leemos en el Antiguo Testamento: “Y Jehová hará oír su potente voz, y hará ver el descenso de su brazo, con furor de rostro y llama de fuego consumidor, con torbellino, tempestad y piedra de granizo”.

Y Sofonías 1:14-17 dice:“Cercano está el día grande de Jehová, cercano y muy próximo; es amarga la voz del día de Jehová; gritará allí el valiente. Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento, día de trompeta y de algazara sobre las ciudades fortificadas, y sobre las altas torres. Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos…”En doce diferentes variaciones, este pasaje nos enfrenta con el día del Señor, y el número 12 nos hace pensar en Israel (12 tribus). Entre otras cosas, el mundo será juzgado por su actitud frente a Israel.

Estimado amigo, cierta revista confiable informaba los siguientes hechos. El título del artículo era: “Huracanes cada vez más fuertes”. Decía: “En su total, los huracanes tropicales no aumentaron. Los que sí se duplicaron, fueron los huracanes de intensidad peligrosa. (…) El investigador estadounidense Keny Emanuel (del Massachusetts Institute of Technology) calculó que la intensidad de los huracanes en los últimos treinta años aumentó. (…). Su análisis mostró que la cantidad de energía liberada por los huracanes tropicales en el Atlántico Norte y el Pacífico Sur, aumentó considerablemente desde los años 1970. (…) Los resultados de Emanuel fueron confirmados en otras partes. (…) En los años 1970, un promedio de once huracanes alcanzaron los grados cuatro y cinco, que son los más altos. Desde 1990, esta categoría se alcanza 18 veces por año. Con esto, la formación de tormentas – también la observación de su creciente intensidad – se parece al fenómeno de los terremotos. También ellos se desarrollan en forma de ondas – o en otras palabras, comodolores de parto. Aumentan en fuerza y cantidad, luego aflojan, pero se repiten en lapsos cada vez más cortos y con mayor intensidad cada vez. (…) Daniela Jacob del Instituto de Meteorología Max Planck en Hamburgo, descubrió una ‚intensificación de las precipitaciones fuertes.’ Hoy la opinión unánime es que los fenómenos extremos aumentan en todo el mundo. Las catástrofes de la naturaleza que ya vivimos en este año, ¿serán solamente el principio?”

Pensemos también en el peligro de la gripe aviar u otras epidemias amenazantes. Veamos lo que dice el siguiente informe al respeto: “La Organización Mundial de la Salud considera inevitable una pandemia devastadora de la gripe aviar… Los expertos estiman que durante unas pocas semanas se tendrían que atender a unos 30 millones de enfermos en los hospitales. Los costos serían gigantescos y probablemente llevarían a una catástrofe económica mundial, opina Michael Osterholm de la Universidad de Minnesota (EE.UU.)… Pero muchos occidentales prestan poca atención a la amenaza, ya que hasta ahora no han sido afectados seriamente. Sin embargo, el Occidente está sentado en una especie de bomba epidémica que puede explotar en cualquier momento…” ¿De dónde viene todo esto? ¿Qué está pasando? En Su sermón del Monte de los Olivos, el Señor Jesús dijo:“Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores”.

Para ir finalizando con esta audición veamos ahora señales en la sociedad.¿Cómo comprender los motines en Francia y en otros países? O la siguiente nota de prensa, que dice así: “En los Estados Unidos, el joven David Ludwig de 18 años, mató a tiros a los padres de su novia. La policía de Pennsylvania buscó a la joven pareja en todo el Este del país. Finalmente, pudieron detener al joven en Indiana. Antes del hecho, parece que se suscitó una discusión con los padres de la novia, Kara Beth Borden, de 14 años, porque querían prohibirle salir. A esto, David Ludwig sacó una pistola, disparó contra los padres de Kara y secuestró a su novia. La hermana de Kara pudo refugiarse en el baño. El apóstol Pablo anunció este tiempo, cuando escribió a Timoteo: “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios”.

Estimado amigo, nos despedimos, pero no por mucho tiempo sino hasta el próximo programa en donde estaremos escuchando la continuación de esta meditación Bíblica.

Hasta pronto!

La esperanza del regreso de Jesús 1 de 3
La esperanza del regreso de Jesús 3 de 3

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>