Israel en los tiempos finales. Parte 3 – 3

Titulo: Israel en los tiempos finales. Parte I  (La Parábola de las 10 Vírgenes 3 / 3)

Autor: Norbert Lieth 
Nº: PE969

 

El regreso de Jesús para buscar a su esposa, la Iglesia, no es un día de luto, sino un día de júbilo y alegría! Escuche este interesante programa en la voz de Herman Hartwich.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE969.mp3



 Israel en los tiempos finales. Parte I 

(La Parábola de las 10 Vírgenes 3 / 3)

Estimado amigo , me gustaría comenzar, refriéndome a esta parábola del Señor Jesús, con la siguiente pregunta: ¿Cuál es la exhortación a la Iglesia de Cristo?

 

Si para la época de Mateo 25, la Iglesia ya está en el cielo para regresar con el Señor Jesús como esposa, entonces el clamor a la medianoche:“¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!”,es hoy aún más urgente para ella. Las señales del tiempo hablan un idioma comprensible. Cuanto más claras se puedan ver las sombras que preceden los acontecimientos de Mateo 24, tanto más cerca está el arrebatamiento de la esposa.

 

En Mateo 24:6-7, por ejemplo, leemos:“Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes y hambres y terremotos en diferentes lugares.”A través de los más diversos medios podemos “oír” hoy en día acerca de guerras y rumores de guerras: 

 

· En la portada de un diario dice: “Más guerras, hambre e inundaciones desde diferentes países.”

 

· La “Coalición de la Corte de Justicia Mundial” resume, en una estadística, después de la fundación del Estado de Israel el mundo ha vivido 250 guerras, sin contar la primera y segunda guerra mundial. Más de 86 millones de civiles perdieron la vida, esto es más que durante la primera y la segunda guerra mundial juntas. A más de 170 millones de personas se las despojó de sus derechos, posesiones y dignidad.

 

· Pensemos, querido amigo, tan sólo en los últimos años, en las guerras en Irak, Yugoslavia, gran parte de África y la antigua URSS. O pensemos en la guerra en Israel, entre palestinos y judíos y los tantos grupos terroristas árabes.

 

· En un artículo de un conocido semanario suizo, se leía entre otras cosas: “La situación en el Cercano Oriente se agrava día a día dramáticamente. … Por eso, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, … solicitó con urgencia el envío de tropas internacionales a la zona de crisis. Muchos observadores parten de la base que el consejo de seguridad de la ONU pronto ordenará el envío de tropas de paz. … El jefe del grupo parlamentario SP, Franco Cavalli, expresó: “La situación es tan dramática que sólo se puede hacer una cosa: separar por medio de la armada las partes en guerra.””

 

Cada vez se evidencia más lo que la Biblia profetizó para los últimos tiempos:“… todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella(Jerusalén)” (Zacarías 12:3.9; 14:2; Joel 4:2).

 

Estimado amigo, la olla de rumores de guerra borbotea tremendamente. Por todas partes resuenan los sables. Nuestros diarios y noticieros están saturados de coberturas informativas de guerra. La preocupación por el rearme nuclear en los países árabes es grande, tal es el caso de Siria, Irán, e Irak. Pero también la India y Pakistán están armados hasta los dientes y en pie de guerra.“Porque se levantará nación contra nación…”En un informe dice: “India y Pakistán, ambas potencias atómicas, amenazan con una guerra. El gobierno hindú habla abiertamente sobre la ocupación del país vecino. … Casi se experimentó una sensación de desamparo, cuando el gobierno pakistaní probó los mísiles de larga, media y corta distancia, los cuales todos pueden portar bombas atómicas. En la fuerza armada pakistaní se dice: “Con estos mísiles podemos alcanzar cualquier ciudad de la India.” O sea, que el peso del conflicto sólo dependerá del número de bombas existentes. … En Gran Bretaña, se cita la frase del primer ministro Tony Blair: “El peligro atómico es mayor que en la segunda guerra mundial.”

 

Un diario decía lo siguiente: “El Ministerio de Defensa británico ha publicado, a lo largo de los últimos cinco años, documentos secretos que explican la construcción de las bombas atómicas. … En estos se enumeran todos los componentes de dicha arma, hasta la cantidad necesaria de plutonio. Los documentos con datos secretos que antes permanecían cerrados, ahora están al alcance de cualquiera en el archivo nacional británico. Si las organizaciones terroristas pudieran tener acceso al plutonio, podrían fabricar con esta información armas más pequeñas.”

 

· En lo que respecta tan sólo al “clamor de guerra”, el comandante de la división Suiza, Hans Bachofner, escribió en los últimos meses: “Los tambores de guerra vuelven a sonar más allá de nuestras fronteras. La desbordante retórica de paz de los últimos diez años dio un giro hacia una no menos desbordante retórica de guerra. Los soldados pacifistas que procuraban y guardaban la paz, los pacificadores y los procesos de paz, fueron desplazados por soldados escogidos, informes de guerra y anuncios de triunfo. … ¿Se hace una idea hacia dónde conduce esto?”

 

Estimado amigo , la Biblia nos lo revela y al mismo tiempo indica cuál es la causa:“…reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra”(Joel 3:2). Las naciones no sospechan que ya se encuentran rumbo al juicio divino y que serán confrontadas con la mayor catástrofe de su historia.

 

Nos acercamos a la hora más oscura de nuestra historia mundial, la medianoche. Por eso, dejemos que el clamor a la medianoche resuene con mayor potencia“Aquí viene el esposo; salid a recibirle!”

 

Pero el regreso de Jesús para buscar a su esposa, la Iglesia, no es un día de luto, sino un día de júbilo y alegría:“Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero…”(Apocalipsis 19:7). En Colosenses 1:12 dice:“con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz.”

 

Por eso, como “esposa del Cordero” preparémonos y vistámonos de lino fino:“Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos”(Apocalipsis 19:8). Es cuestión de despojarse“del viejo hombre con sus hechos”(Colosenses 3:9) y vestirse de Cristo (Romanos 13:14), y andar en las acciones justas de los santos: en lo personal, en el matrimonio y la familia, en relación con los demás, en la confesión y en el testimonio.

Israel en los tiempos finales. Parte 2 - 3
La Parábola de las 10 Vírgenes (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>