El Judío Que No Puede Ser Dios (1ª parte)

El Judío Que No Puede Ser Dios 
(1ªparte)

Autor: Norbert Lieth

 Los grandes científicos judíos, que estudian las religiones,a los cuales se les puede describir como constructores de puentes hacia elcristianismo, estudian mucho al judío Jesús. Pero, todos tienen una cosa encomún: No quieren reconocer a Jesús como Dios.


DESCARGARLO AQUÍ
PE2021 – Estudio Bíblico
El Judío Que No Puede Ser Dios



Amigos oyentes, ¿cómo están ustedes? Ya escuchamos que eltema de hoy es: El judío que no puede ser Dios.

Martín Buber dijo: “Desde mi juventud he sentido a Jesúscomo mi hermano mayor. El que la cristiandad lo considere como Dios y Mesías,siempre me ha parecido un hecho de la mayor seriedad, que tengo que tratar decomprender por Él y por mí (…) Mi propia relación abierta de hermano con Él sehace cada vez más fuerte y más pura, y hoy lo veo en forma más fuerte y máspura que antes. Me queda más claro que nunca que Le corresponde un gran lugaren la historia de la fe de Israel, y que ese lugar no puede ser descrito porninguna de las categorías comunes.”

Martin Buber, Schalom Ben Chorin, David Flusser y PinchasLapide se encuentran entre los grandes científicos judíos que estudian lasreligiones, o sea que son teólogos. Se los puede describir como judíosconstructores de puentes hacia el cristianismo, que estudian mucho al judíoJesús. Pero, todos ellos tienen una cosa en común: No pueden (o no quieren)reconocer a Jesús como Dios. Buber ve a Jesús como a un ser humano, no como aDios. En realidad, lo ve en la fila de los falsos mesías – si bien más sublimeque a otros, aún así no como un ser divino.

Martín Buber le dice claramente a Shalom Ben-Chorin: “De las figuras mesiánicas de la historia judía, desdeBar-Kochba hasta el infame engañador Jacob Frank, Jesús es el más sublime, elmás magnífico – pero no es el Mesías (…) El mundo siguió sin salvación tambiéndespués de él, y sentimos como esta falta de redención nos penetra directamenteen los poros (…).”

Y eso que, justamente, es Jesucristo a quien Israel necesitapara ser salvo.

Hace un tiempo, viajábamos con un grupo por la Tierra deIsrael. En el Mar de Galilea, el guía turístico nos contaba sobre los muchosacontecimientos ocurridos a orillas de ese mar, los milagros hechos por Jesús,Sus mensajes, Sus entradas y salidas, etc. Más adelante, nos hizo recordar lapesca posterior a Su resurrección, en la cual se pescaron exactamente 153 peces(relatada en Jn. 21:11). El guía nos preguntó que podría tener que ver laindicación del número de pescados, y recibió las respuestas más diversas.Después de un rato, nos reveló que el valor numérico hebreo de 153 se puedetranscribir como “ANI ELOHIM”, lo que significa: “YO SOY DIOS”.

En Juan 20:28, leemos que Tomás, después de encontrarsepersonalmente con Jesús resucitado, dijo: “¡Señor mío y Dios mío!”. Como yahemos mencionado, Tomás confesó esto en el marco de su comprensión judía. A unjudío como él, nunca se le habría pasado por la mente decir que un ser humanofuera su Dios – a no ser que lo fuera de verdad. Leemos, también, en Juan 21:7,que después de la gran pesca, cuando Jesús se encontraba en la orilla, y losdiscípulos en un primer momento no lo reconocieron, Juan le dijo a Pedro: “¡Esel Señor!”.

La conexión entre estos hechos, es considerable:
– Primero, Tomás confiesa: “¡Señor mío y Dios mío!”
– Más tarde, Juan confiesa: “¡Es el Señor!”
– Y ahora, pareciera que el Señor enfatiza esa verdad a travésdel milagro de los 153 peces, mostrando con eso: “¡Sí, yo soy el Señor, en elsentido de ser Dios!”

Cuando Jesús fue crucificado, Pilato escribió “un título,que puso sobre la cruz, el cual decía: JESÚS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS” (asíleemos en Jn. 19:19). Los judíos se quejaron, pero Pilato se mantuvo firme(como vemos en el v. 21). Horst Krüger dice al respecto: “Jesús de Nazaret, Reyde los judíos. Eso molesta horriblemente a los judíos, porque en su lenguahebrea ellos leen: ‘Jeshua Hamashiaj Wu-melec Ha-jehudim’, abreviado JHWH. Enel último libro de la Biblia, el Cordero es el Rey de reyes y el Señor deseñores.”

El producto final de todas las revelaciones de la redención,consiste en que todo el mundo tiene que llegar a saber que Jesús es el verdaderoDios, que sólo esta fe trae salvación.

El Dr. Arnold Fruchtenbaum enfatiza, en un artículo titulado“El dominio del Mesías”, la deidad de Jesús y la importancia de creer en eso.Él explica “que el Mesías es el Señor del Antiguo Testamento”. Fruchtenbaumofrece tres razones para esto: 1) “Así como en el Antiguo Testamento Dios hablade Sí mismo como del ‘YO SOY’, así Jesús dice de sí mismo ‘YO SOY’ (en Jn.8:58; y 18:4 al 6).” 2) “Muchos pasajes del Antiguo Testamento que hablan deYahvé, también se aplican a Jesús en el Nuevo Testamento.” Fruchtenbaum serefiere a Salmos 102:13, y 26 al 28, en conexión con Hebreos 1:10 al 12, dondeel pasaje antiguotestamentario es aplicado a Jesús. “Otro ejemplo es Isaías6:5; donde Dios es llamado de Yahvé, y eso se aplica a Jesús en Juan 12:41.Está claro que el Yahvé del Antiguo Testamento, a menudo, es el mismo que Jesúsen el Nuevo Testamento.” 3) “Los calificativos Adon y Adonai del AntiguoTestamento, también se aplican a Jesús en el Nuevo Testamento. En Deuteronomio10:17, por ejemplo, Dios es denominado Adon o Adonai, y ese versículo, según 1Timoteo 6:15, se refiere a Jesús. Isaías 6:1 y 8 al 10, según Juan 12:39 y 40,también señalan a Jesús. Según Juan 12:38, el versículo de Isaías 53:1 tambiénhabla de Jesús. Salmos 110:1 usa la palabra Adonai, la cual en el NuevoTestamento repetidas veces es utilizada para Jesús (en Mt. 2:41 al 45; Mr.12:35 al 37; Lc. 20:41 al 44; Hch. 2:34 al 36; y He. 1:13). Estos pasajes dejanclaro que Jesús es el Señor del Antiguo Testamento.”

Basándose en doce observaciones, Fruchtenbaum explica porqué el Mesías también es “el Señor del Nuevo Testamento”: 1) “La palabra griegakyrioscorresponde a JHWH, Adon y Adonai en el Antiguo Testamento. En el NuevoTestamento, kyrios se aplica a Jesús, en todos los matices de su significadoque pueden ser encontrados en el Antiguo Testamento. Es usado 747 veces paraJesús.” 2) “Jesús es el Señor de todos (lo vemos en Hch. 10:36; Ro. 10:12; yEf. 4:4 y 5).” 3) “Él es el Señor de la gloria (1 Co. 2:8).” 4) “Él es el Señorde señores (como vemos en Ap. 14:14; y 19:16; y 1 Ti. 6:15).” 5) “Todos losángeles están sujetos a Él, porque Él es el Señor (1 P. 3:22).” 6) “Porque Éles el Señor, es la cabeza de la humanidad (al respecto podemos ver: Ro.14:9; y1 Co. 11:3).” 7) “Porque Él es el Señor, también es la cabeza sobre todo (Ef.1:21 y 22).” 8) “Porque Él es el Señor, también es la cabeza de la iglesia (loleemos en Ef. 1:22 y 23; y 5:23; y en Col. 1:18; y 2:19).” 9) “Porque Él es elSeñor, es el señor del sábado (Mt. 12:8; y Mr. 2:28).” 10) “Él es el Señor comoMesías (lo vemos en Mr. 1:3; y Lc. 2:11; y 3:4).” 11) “También se le denominaDios, el Señor (en Lc. 5:8; y Jn. 20:28).” 12) “Y Él también es el Señor de lafe (así podemos leer en Jn. 13:13 y 14; 2 Co. 12:8; y 4:5; y en Ef. 6:9).”

“Debido al hecho que Él es el Señor del Antiguo y del NuevoTestamento”, Fruchtenbaum saca siete conclusiones: 1) “Jesús es el Creador.Juan 1:1 al 3 enfatiza que todas las cosas fueron hechas a través de Él.” 2)“Jesús es quien sostiene el pacto. Él se encargará que todos los pactosrealizados por Dios realmente se cumplan.” 3) “Jesús existe por sí solo. Talcomo en el caso de Dios el Padre, la existencia de Jesús no depende de ningúnotro elemento.” 4) “Jesús es el maestro. Si Él es nuestro maestro, significaque Le debemos obediencia.” 5) “Jesús es el dueño. Él es el dueño del mundo yde la humanidad por haberlos creado. Pero, en forma especial, también es eldueño de cada creyente, porque somos una nueva creación en Él. Porconsiguiente, Él tiene el derecho de tratar con nosotros de acuerdo a Suvoluntad.” 6) “Jesús es el soberano. Él es el gobernador soberano que puedeactuar como Él quiere.” 7) “Jesús es el centro de todas las cosas. Él es elcentro del universo, de la existencia humana, de nuestra fe y de nuestrasalvación.”

 

Organizaciones Paraeclesiásticas
El Judío Que No Puede Ser Dios (2ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>