El Espíritu Santo en el libro de Isaías (1ª Parte)

El Espíritu Santo en el libro de Isaías 
(1ª parte)

Autor: Norbert Lieth

 El profeta Isaías menciona la obra del Espíritu Santo con más frecuencia que cualquier otro autor del Antiguo Testamento. Cuando recordamos que Isaías profetizó unos 700 años antes de Cristo, entonces la exactitud con que la Palabra se cumplió, siglos después, en Cristo, es algo absolutamente digno de adoración.


DESCARGARLO AQUÍ
PE1929 – Estudio Bíblico
El Espíritu Santo en ellibro de Isaías



 Amigos, ¡qué gusto estar nuevamente junto a ustedes! “El Espíritu Santo en el libro de Isaías” es el título del mensaje.Como ya oímos, el profeta Isaías menciona la obra del Espíritu Santo con más frecuencia que cualquier otro autor del Antiguo Testamento.

La primera mención al Espíritu Santo, en este libro, aparece en Isaías 11:1 y 2:“Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder,espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.”En estos dos versículos se habla de la obra del Espíritu Santo en la vida del Mesías que estaba por venir: Jesucristo.

Veamos algo de: La plenitud del Espíritu Santo en la vida de Jesús. La menorá (candelabro en el tabernáculo) tenía un pie en el centro, que funcionaba como tronco principal, y de éste salían tres brazos, tanto hacia la derecha como hacia la izquierda, como está escrito en Ex. 37:17 y 18.“Hizo asimismo el candelero de oro puro, labrado a martillo;su pie, su caña, sus copas, sus manzanas y sus flores eran de lo mismo. De sus lados salían seis brazos; tres brazos de un lado del candelero, y otros tres brazos del otro lado del candelero”. En Isaías 11:2 se habla de la importancia del candelabro en relación con el Señor Jesucristo.

El Espíritu del Señor es el pie principal,en el centro del candelabro. Los brazos, a la izquierda y a la derecha del pie,pueden ser agrupados de a dos:
– El Espíritu de sabiduría y de inteligencia.
– El Espíritu de consejo y de poder.
– El Espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.

En Proverbios 9:1 se habla de las siete columnas de la sabiduría:“La sabiduría edificó su casa, labró sus siete columnas.”Jesús es la sabiduría de Dios personificada, en quien mora la plenitud del Espíritu Santo, que es lo que señalan las siete columnas. Por eso, la sabiduría que viene de Dios descansa sobre siete columnas; tiene un fundamento perfecto, ofrece seguridad y estabilidad.Jesucristo es“en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento”(según Col. 2:3). Y en 1 Co. 1:24,también, dice:“… Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios”.Con esa sabiduría fue fundada la tierra, fue escogido Israel y fue creada la Iglesia (lo podemos leer en Col. 1:15 al 19; y Ro. 11:33 al 36). Esta plenitud del Espíritu de Jesús es descrita también por el apóstol Juan, en Apocalipsis 5:6, y podemos comparar también con 3:1 y 4:5:“Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos,estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos,los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra”.

Veamos ahora: El efecto del Espíritu Santo en el reino mesiánico: En Isaías 32:15 leemos:“… hasta que sobre nosotros sea derramado el Espíritu de lo alto, y el desierto se convierta en campo fértil, y el campo fértil sea estimado por bosque”. El profesor de Biblia, Arno C. Gaebelein (quien vivió entre 1861 y 1945), explica lo siguiente en suComentario del Antiguo Testamento: “En el capítulo 31:4 al 9 se predice la venida del Señor para liberar a su pueblo y condenar a sus enemigos:‘Así Jehová de los ejércitos descenderá a pelear sobre el monte de Sion, y sobre su collado’. Y luego, al principio del capítulo 32, es revelado el rey que habría de venir y su justo dominio. El rey es Jesucristo Hombre, ‘un lugar de refugio del viento y una protección de la fuerte lluvia’.” Con esta llegada del Señor como rey, el Espíritu de Dios será derramado sobre Israel, lo que sin lugar a dudas traerá torrentes de bendición sobre el pueblo y la tierra(podemos comparar con Joel 3:1 al 5; Ez. 39:29; y Zac. 12:10).

Podemos ver, también, que: El Espíritu Santo es la garantía del cumplimiento de todas las profecías. “Inquirid en el libro de Jehová, y leed si faltó alguno de ellos; ninguno faltó con su compañera; porque su boca mandó, y los reunió su mismo Espíritu” (dice Is.34:16). El Espíritu de Dios se encarga de que todo se cumpla, de la manera en que fue prometido. El regreso de Israel a su patria es una garantía de eso (lo que es mencionado en Ez. 37). Así como el Señor, en aquel entonces (en el 538 a.C.), hizo regresar a los israelitas del cautiverio babilónico a su patria, así Él también los hará reunirse en su patria en los postreros días. Apocalipsis,el último libro de la Biblia, confirma el cumplimiento definitivo de todas las profecías de la Palabra de Dios que aún no se han cumplido: “… sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas”(nos dice Ap. 10:7).

Vemos, además, que: El Espíritu Santo, es un poderoso consejero. “¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole?” (pregunta Is. 40:13). Ya en Isaías 11:2 hemos leído acerca del“Espíritu de consejo”. Con eso, el profeta Isaías señala la incomparable sabiduría de Dios, la sabiduría de Dios en Su trato con Israel y con los gentiles. Dios, en Su divina soberanía, no le ha preguntado nada a nadie. Nadie Le ha instruido o le ha dado un consejo. Dios no necesita a nadie para ayudarle, todo proviene de Su infinidad todopoderosa. El apóstol Pablo parece retomar esta idea. Después de hablar de la obra de Dios con Israel y la iglesia, en Romanos 9 al 11, exclama  con triunfo y adoración, en los vers. 33 y 34: “¡Oh profundidad de las riquezas dela sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, einescrutables sus caminos! Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero?” Podemos confiar en que el Señor, a todos los que se han entregado y encomendado a Él, los guía según Su decreto perfecto y los hace llegar a la meta.

Vemos, también, por último en el día de hoy: Al Espíritu Santo sobre el santo siervo de Dios. “He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones” (dice Is. 42:1). Este siervo de Dios escogido sólo puede referirse a la primera venida de Jesús. Él es sobre quien Dios, el Padre, en varias oportunidades expresara Su buena voluntad.Primeramente, en el bautismo de Jesús, en Mt. 3:17: “Y hubo una voz de los cielos, que decía: Éste es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”. Más adelante, Mateo 12:17 y 18 confirma el cumplimiento del pasaje de Isaías, con respecto al Señor Jesús: “Para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías,cuando dijo: He aquí mi siervo, a quien he escogido; mi Amado, en quien se agrada mi alma; pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles anunciará juicio”.Y, finalmente, esto se repite una vez más en la transfiguración, en Mt. 17:5: “Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube,que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd”. –Cuando recordamos que Isaías profetizó unos 700 años antes de Cristo, entonces la exactitud con que la Palabra se cumplió, siglos después, en Cristo, es algo absolutamente digno de adoración. ¡La Biblia en todas sus declaraciones es absolutamente fidedigna! – Cuando nos dejamos llenar por el Espíritu Santo y no Le contristamos (como se nos exhorta en Ef. 4:30 y 5:18), entonces Él se agrada de nosotros.

Jesús Enseña Contra la Codicia
El Espíritu Santo en el libro de Isaías (2ª Parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>