Cómo tener un buen descanso

Cómo tener un buen descanso

Si se trata de tener un buen descanso, entonces escuche este programa porque Luis Noya nos trae un montón de consejos para que nuestras amigas se deleiten disfrutando de sus vacaciones o de su tiempo libre como Dios manda!


DESCARGARLO AQUI: 
EA397 – Entre Amigas – Cómo tener un buen descanso



Receta: Ovino Guisado al Horno


ENTREVISTA A LUIS NOYA

Sandra: Muy bien y ya llegando al espacio de la entrevista abrimos en el living. No se si el living, el comedor, el estar, lo que ustedes quieran de nuestra casa imaginaria de Entre amigas, para recibir a Luis Noya, le queremos dar la bienvenida él ha estado en varias oportunidades ya en nuestro programa. Cómo estás Luis?

Luis: Un gusto, estar nuevamente en este micrófono amigo, y con tantas amigas en la audiencia.

Sandra: Ahí está, eso esperamos todas, que hayan amigas las de siempre, y nuevas amigas.

Luis: Así es.

Sandra: Estamos hablando en una oportunidad en este mismo programa cuando lo hacemos en Uruguay en Montevideo, bueno en una forma diferente en vivo no? En contacto con la audiencia, acerca del descanso y dijimos qué linda oportunidad también para nuestras amigas que nos escuchan también de otros países. El tema del descanso muy promocionado comercialmente como vacaciones, qué nos dice la Biblia de esto?

Luis: Bueno, creo que antes de… si, se puede decir lo que dice La Biblia, y tenemos un ejemplo bastante, digámoslo así importante, en Dios trabajando. Jesucristo dice en algún momento en el Evangelio dice: hasta ahora mi padre trabaja y yo trabajo. En clara alusión a la dignidad de tener trabajo y de trabajar. Pero cuando Jesucristo se refiere a que Dios sigue trabajando, si nosotros vamos a la obra primitiva de Dios, en el Génesis, primaria, todos tenemos en cuenta que al séptimo día, descansó. Y si Dios descansó, y si Jesucristo se apartó del bullicio, y de los apóstoles y de la gente que lo rodeaba, y también tuvo su aparte y su pausa, y reflexión, cuánto más nosotros, gente menos sabia que Dios y que Cristo cuánto más nosotros seres humanos bastante mas, frágiles, necesitamos el descanso, y lo que se dice muchas veces, no solo para reparaciones sino para tomar fuerzas nuevamente.

Sandra: Yo creo que Dios sabe muy bien cómo somos los seres humanos y nos trató de dejar pautas en todas estas cosas para que podamos seguirlas. Estaba pensando mientras hablabas en las mujeres que muchas veces aunque muchas veces tomen vacaciones siguen trabajando.

Luis: Bueno, ese es un problema en que realmente en una sociedad machista yo le digo a las amigas, y no para que las amigas digan: qué bueno Sandra invita de nuevo a Luis Andrés, que siempre he discutido con mis compañeros de trabajo que dicen a lo que pasa es que tu esposa trabaja y las nuestras no. Y yo les digo, no, no, no, mi esposa trabaja fuera de casa y le pagan por eso. La de ustedes trabajan como madres, como limpiadoras, como cocineras, haciendo los mandados, como baby sitter, como esposa, como planchadora, como lavadora de ropa, entonces no digan que:” mi esposa no trabaja”, entonces a veces cuando se va de vacaciones la familia, la esposa sigue haciendo lo mismo. Porque el hombre y los hijos, de repente los hijos están de vacaciones y no van al liceo ni a la escuela, ni al jardín de infantes, el marido no está en la fábrica ni en la oficina, o en el comercio y la esposa sigue lavando los platos, lavando la ropa, colgando el traje de baño si viene de la playa, y metiendo las toallas en un lavarropas o en un latón si las lava a mano. Y cuándo descansa? Y el problema es que hay que desaprender lo aprendido, de que el hombre trabaja y que la rutina de trabajo es que el hombre descansa, con todo lo que las amigas nos escuchan trabajan dentro de su hogar y si encima a eso le agregamos el plus de que muchas trabajan afuera, estudian afuera o sirven en alguna comunidad de fe o social afuera, vaya si precisan un descanso de para la rutina porque después descansar es parar la rutina y parar lo que habitualmente hacemos mecánicamente por una paga o por el bienestar de quienes nos rodean.

Sandra: Sí, estaba pensando que a veces es difícil, coordinar los tiempos y demás y lograr esto del descanso verdadero muchas veces, también pautamos como si fuera una agenda el descanso y llenamos de actividades nuestras vacaciones y hacemos lo que todos siempre hacen en vacaciones, y quizá no es lo que realmente descansa.

Luis: Lo que pasa es que las vacaciones son vacaciones si nosotros le metemos bicicleta, tejo, paleta, volley, caminata y piscina, playa o escalar un cerro cuando en verdad las vacaciones pueden ser la hamaca paraguaya del jardín de nuestra casa. Que capaz que tenemos un jardín con sombra o un fondo con sombra, y acá las vacaciones en el momento en el que estamos grabando este programa, en el Uruguay están volviendo la gente de vacaciones, y estamos en la segunda semana del inicio de clases del año lectivo y muchos volvieron de las vacaciones cansados. Pero, hay dos tipos de cansancio, uno es el cansancio Físico, del que caminó, escaló un cerro, ó anduvo en Bicicleta o nadó, jugó al fútbol o al volley, y otra cosa es el cansancio Físico de alguien que hizo algo mental. En el caso de las amigas que se fueron de vacaciones y que no pudieron irse de vacaciones y que no cortaron su rutina, están con un debe en el sentido de que la propia palabra de Dios, habla de que quienes trabajan, deben disfrutar, descansar y tener un momento de gratificación más allá de la buena vocación de servicio que las amigas tengan de decir: no yo tengo que tener la comida pronta para mi hijo que viene del liceo, tengo que tener la ropa pronta para la chica que se va a la escuela, y tengo que tener el plato de comida caliente para mi esposo que viene de la fábrica. Ella tiene derecho a trabajar, a descansar…

Sandra: bueno, y con este derecho, y con este tema bien importante no es menor, importante que ningún tema de salud porque de hecho habla de la salud humana, y es que estamos conversando en este programa…. descanso físico o descanso mental, qué es lo principal Luis?Luis: Bueno yo creo que lo mas necesario para cada persona es lo fundamental, si alguien hace una tarea de desgaste mental porque está sentado en una computadora, diseñando un programa o porque está trabajando porque está en un ejercicio absolutamente intelectual, más bien que le va a convenir una discriminación positiva, en el uso del tiempo libre y focalizarnos en el tiempo libre, de repente la lectura pasiva, pasiva me refiero de seguir sentado leyendo un libro o más bien preferiría caminar o no es necesario caminar pero tomar aire si estás en un lugar cerrado, y alguien que está en su casa la mayor parte del tiempo más bien que la casa no sería el lugar más placentero estar sin hacer nada, sino estar al aire libre, y si esta quieta caminar y quien está trabajando picando paredes o acarreando en una carretilla cosas pesadas, más vale que preferiría estar en una reposera, escuchando música no? La idea de disfrutar el descanso viene un poco, yo ahí tenía una cita, un pasaje un pasaje del libro de Eclesiastés que me parece por demás un libro muy ilustrativo. El Eclesiastés tiene la sabiduría de usar las preguntas para que cada uno de los oyentes y nosotros mismos, vos y yo Sandra, nos estemos respondiendo y dice: qué provecho tiene aquel que trabaja de aquello que se preocupa? Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él, Estamos leyendo en Eclesiastés, capítulo 3: versículos del 9 al 13 voy a leer. El versículo 11 dice: en él. Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin. Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida; y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor. Ese gozo del bien de toda su labor, es…

Sandra: Que disfrute ¿no?

Luis: Hay un tiempo para producir, yo diría parafraseando este pasaje de Eclesiastés, tiempo de producir y tiempo de disfrutar lo producido. Tiempo de trabajar y tiempo de disfrutar, con aquel, con aquel mimo que se puede hacer a uno mismo, que puede ser un sillón, una bicicleta, un walkman para caminar mientras escuchando música y disfrutar porque mientras Eclesiastés, dice acá coma beba y goce del fruto de su labor obviamente que para la sociedad de que está escrito esto, en el momento en que el Eclesiastés dice esto, no nos va a dar las recomendaciones explícitas en la Biblia del confort que hoy podemos tener. Pero yo le diría a las amigas que están escuchando qué bueno sería que ellas pudieran lograr, negociar un espacio de descanso, en su familia, en su hogar o en su contexto, porque si bien en la palabra Dios reconoce que uno quiere hacer todo bien, porque dice: he conocido que no hay cosa mejor para ellos que alegrarse y hacer el bien en su vida, estoy seguro que vas a coincidir conmigo, las oyentes, no hay nada que les guste más que hacer el bien para su familia para la comunidad, para sus padres para sus hijos, para sus cónyuges y cuándo ellas, porque la palabra de Dios dice: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, se aman nuestras oyentes?

Sandra: Claro, cuándo van a dejar, o que otros le hagan el bien ó hacerse el bien a sí mismas. Claro porque si no se aman así mismas, en realidad, están desobedeciendo y suena fuerte que están desobedeciendo a Dios, porque si nos pone que la medida del amor al prójimo es lo que nos amamos a nosotros, bueno yo le diría, amiga, para amar al prójimo como a ti mismo, tu tienes que cuidar tu columna, cuidar tus piernas, cuidar tus brazos, tienes que descansar y tiene que ser placentero el descanso. La palabra de Dios dice en Eclesiastés que goce. Que disfrute, y yo diría que hay una frase, y que yo espero que no escuche este programa mi esposa, y le digo, pero Adriana, siempre está primero el placer de ver el placer, date tiempo para el placer. Porque derepente la veo: Uy, no sé que hacer. No sabe si visitar a fulano, y vamos a orar con mengano, gente de la congregación que los tenemos en nuestros motivos de oración, y yo le digo: y si hoy te das un tiempo para vos? Agarra el diario y tírate en la hamaca paraguaya porque algún momento de placer, antes que el deber, te puedes dar y yo creo que muchas de las oyentes, algunas veces la mayoría de las veces deben haber priorizado más el deber el debo, el tengo que, y el placer y el cuidado de sí mismas, ¿para cuando?

Sandra: Para cuando seguir dilatando esto porque a veces no se es conciente de lo rápido si bien La Biblia lo menciona muchas veces, lo rápido que pasa la vida. Y uno parece que dilata como que si fuera, no sé. Se extendiera, y se extendiera por siempre y siempre dejamos para después esos momentos placenteros ¿no?

Luis: Claro, porque además, queda bastante agresivo lo que voy a decir y tu no tienes por qué ser cómplice de esto. Cuando uno habla de las adicciones habla de adicciones a las drogas, al alcohol, al juego, al sexo, no, no y la adicción al trabajo? Hay gente que tienen como dicen los psiquiatras, trastornos compulsivos que limpia, limpia y limpia, y yo la otra vez leí una tarjetita en la feria del libro acá en Montevideo que dice: nuestros hijos nunca recordarán si la cocina estaba limpia, pero sí recordarán que les hayamos leído cuentos.

Sandra: Interesante, qué lección eh? … el descanso, cada vez menos valorados por unos y distorsionados por otros porque muchos hablan del gasto excesivo para poder descansar o para poder vacacionar, y si alguien no tiene los recursos económicos dice, bueno, no puedo vacacionar. ¿Es así esto?

Luis: Bueno, yo creo que es un mal de nuestro tiempo que tu señalas que uno piensa en las vacaciones y piensa a dónde me voy en vacaciones! Como si el transitar x kilómetros a la costa, a la cierra, a la montaña o al río, eso me va a dar, me va a posicionar en un rol de que bueno, ahora estoy lejos de mi casa, estoy lejos del teléfono aunque, ahora, con la invasión del celular, la mayoría de la gente se lleva a sus vacaciones el celular y las llamas y uno está en la playa, o está en un parque y siente que a la gente la llaman por teléfono, y por el tipo de conversaciones que tiene sabe que es…

Sandra: ¡Es del trabajo!

Luis: ¡Es del trabajo! Entonces este, creo que lo fundamental es con la actitud, en la que voy a encarar el tiempo libre. El tiempo libre es cosa seria, y el ocio es más relevante que lo que uno piensa, de repente uno a mi me pasa que me gustan mucho los libros y voy a la feria del libro y digo: este libro lo voy a leer cuando esté de vacaciones! Pero es algo peor, mi esposa y mis hijas se ríen porque dice, si algún diga estoy preso háganme acordar, claro porque preso no puedo laburar y estoy encerrado en una celda, y tengo todo el tiempo del mundo, esto lo voy a leer cuando esté preso. Esperamos que no cometa ningún delito como para estar preso.

Sandra: Dios quiera que quede sin leer y…

Luis: Y lo digo a propósito de que no me hago tiempo de leer un buen libro y no me hago tiempo para tomar… yo le pregunto a las amigas, cuánto café vamos a tomar con nuestra amiga de la adolescencia, con nuestra amiga de la niñez que nos la cruzamos, nos la cruzamos en la feria nos la cruzamos en un semáforo y decimos ché nos tenemos que juntar cuántos hijos tienes? Y yo tengo 3 y yo tengo , y te casaste? Si me casé…

Sandra: Terminó el cruce de palabras…

Luis: Si, terminó el cruce de palabras y para llamarla por teléfono y estar dos horas tomando un café o un te o sentadas en un parque qué inversión se requiere? Hay que ir a una agencia de viajes para ver qué excursión está a nuestro alcance? Tenemos que ir a la montaña a la cierra o a la playa para disfrutar del tiempo libre? El tiempo libre lo podemos disfrutar con música que por lo general no es costosa, si tenemos un receptor de Radio, libros que si no los podemos comprar hay bibliotecas, y podemos pedirlos prestados, podemos disfrutarlo en compañía de amigos queridos, y cuántas amistades hemos dejado de cultivar, que nos enriquecerían como personas, nos darían satisfacción el placer que dice el Eclesiastés de gozar, de disfrutar, y cuando Jesucristo les dice a los 70, y ahí me parece una recomendación aplicable también a el tiempo libre, dice: coman con ellos, sanen sus enfermedades, y anúncieles que el reino de Dios se ha acercado. Cuando Jesucristo dice coman: no está pensando en una actividad gastronómica está pensando en que cuando uno come, comparte. Crea el vínculo, Jesucristo hace el énfasis en que creamos el vínculo, después de crear el vínculo atendemos la necesidad del prójimo que en ese momento en la época de Jesús la salud era trascendente, y luego anunciemos que el reino de Dios se ha acercado. A veces empezamos por anunciar, nos olvidamos de crear el vínculo y nos olvidamos de las necesidades del prójimo, por qué digo esto? Porque en el tiempo libre, cuántos vínculos placenteros podemos cultivar sin costo? Viste que no me olvidé de tu pregunta, no es costoso disfrutar de el tiempo libre porque el disfrutar de el vínculo con alguien que nos hace bien dialogar, no requiere de una inversión requiere, de la decisión del disfrute de estar con el amigo, con quien el café es una excusa, la pizza es una excusa la tortilla si estamos en paraguay es una excusa, porque lo que importa es el vínculo y ahí, tendríamos un sano uso del tiempo libre, que nos hace sentir como personas, que nos hace sentir mimados porque está dialogando con nosotros, y que nos hace sentir de que nosotros estamos invirtiendo en nuestro tiempo libre, para bendecir a otros con nuestra compañía. Más allá de trotar, leer, escuchar música, respirar aire puro..

Sandra: Y por último, quería preguntarte luis en lo espiritual, cómo obtener un descanso o esa paz que tantos anhelan porque mucha gente corre, quizá tiene los recursos para vacacionar donde quieren, quizá puede seguir todas tus pautas, comprarse el mejor libro, llamar al amigo de la infancia y tomarse un café pero muy en el fondo no hay caso.

Luis: Muy en el fondo nosotros a veces corremos para no encontrarnos con nosotros mismos! Ahí siempre me ilustra mucho la frase que dice la peor mentira es mentirse a solas. Y a veces quedarse a solas con uno mismo, no siempre produce el resultado de ese poema de machado que dice converso con el hombre que siempre va conmigo quien habla solo que espera hablar a Dios un día, … el hablar con este amigo que me enseño el secreto de la filantropía. Yo discrepo con machado, porque como tengo fe, no espero hablar con Dios en el mas allá como dice él. Entonces le diría a las amigas quien está solo no huyade sí mismo, trate de encontrarse con sí mismo, y si tiene alguna culpa de encontrarse con sí mismo, por aquello de que si me encuentro a mí mismo, y me miento a mí mismo de cómo estoy, de qué problema no? Ahí mismo es donde Dios hace la diferencia, porque Dios puede por medio de Jesucristo, quitar nuestras culpas en tanto Jesucristo es el camino para sentirnos perdonados y a veces es más facil perdonar a un hijo, a una madre o a alguien que nos agredió que perdonarnos a nosotros mismos. Hay gente que carga con una culpa o con un remordimiento, cuando en verdad, lo debe convertir en un arrepentimiento, por medio de Jesucristo y tener la libertad, tener espacios a solas consigo mismo, sin que la culpa lo atormente. La culpa genera más insomnio que el cansancio que la desocupación y que otras tantas adicciones, porque cuando uno siente que está en deuda con la vida y tiene algunos pecados que todavía no han sido personados tal vez corra y llene su agenda porque si me encuentro conmigo mismo, va a haber una voz interna de la conciencia que nos va a decir, estás mal amiga, estas mal fulanita, menganita y ahí Dios es donde hace la diferencia porque es por medio de Jesucristo que podemos liberarnos de las culpas que Cristo llevó por nosotros y para que nosotros podamos no tenernos miedo a nosotros mismos, a nuestro pasado o a aquello que sentimos que nos arremete del pasado porque no lo hemos dejado a los pies de Jesús.

Fe Madura (2ª parte)
De la Droga a la Chacra

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>