Un día muy Especial

Título: Un día muy Especial

Autor: Sandra,Griselda y Joaquín
No.: EA270

¿Sabe usted de qué manera  las generaciones anteriores pasaban el día del niño?  3 generaciones, la actual, la pasada, y una anterior nos cuentan cómo se divierten y como se divertían en aquellos tiempos.


  • RecetaFlan de nueces y almendras


 


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea270.mp3 



 


Entrevista del día del Niño 

Sandra: Llego la hora de presentar las primeras entrevistas y a mi me tocan bien de cerca en esta ocasión.

Natalia: Exactamente, porque en este día tan especial que queremos compartir con ustedes pensando en general en el día del niño, dijimos bueno, ¿a quien podemos entrevistar que no sea un niño?, que interesante puede ser un niño de estos tiempos, de nuestro país Uruguay mas allá de eso es muy especial esta entrevista porque es el hijo de Sandra. Es tu niño mas chico.

Sandra: Ahí esta, el niño mas pequeño entonces que conversando conmigo como si fuera el entrevistado y la periodista, no como mama e hijo, bueno, si no como en el rol de entrevistado nos cuenta como vive el día del niño en Uruguay, y que es lo que el pretende, también habla algo de la fe, pero no les vamos a adelantas mas, vamos a escuchar.

Sandra: Muy bien Joaquín mucha gente te está escuchando para este programa Entre Amigas y queremos consultarte, porque vos sos muy experto porque sos un niño y hoy es el día del niño.

Contame,¿estas emocionado porque es el día del niño?

Joaquín: Si.

Sandra: ¿Y que te gustaría hacer en el día del niño?.

Joaquín: Y me gustaría que me compren un robot a control remoto.

Sandra: ¡No me digas, un robot a control remoto!, ¿te gustan los juguetes verdad?.

Joaquín: Si.

Sandra: ¿Y a vos te parece que siempre la gente regalaba tantos juguetes, o te parece que los niños antes no jugaban tanto como ahora?.

Joaquín: Y me parece que no jugaban tanto como ahora.

Sandra: ¿Se aburrirían?.

Joaquín: Y me parece que si.

Sandra: ¿Con que jugarían los niños de antes?.

Joaquín: Los que estarían fabricando les prestarían alguna cosa que ya este fabricada.

Sandra: Con juguetes que fabricaban jugarían, te parece?.

Joaquín: Que les prestaban.

Sandra: Que les prestaban, no de ellos, no que lo compraban…

Sandra: Y antes no había de repente fabrica de juguetes, ¿con que jugarían los indios, por ejemplo?.

Joaquín: Jugarían a tirar flechas a los árboles.

Sandra: Ah… me parece que si que podría ser a tirar flechas ¿y a embocarle a ver si le pegaban al árbol, o no.?

Joaquín: Y el que emboque mas gane.

Sandra: Y contame, viste que hay niños que tiene discapacidad, que por ejemplo, algunos no ven, otros le puede faltar una mano,¿te parece que ellos también se divierten igual?.

Joaquín: Y si porque hay unos que no tiene una mano pero solo pueden jugar al fútbol porque tiene las piernas.

Sandra: Perfecto, algo pueden hacer siempre.

Sandra: ¿Y Dios los quiere a ellos?.

Joaquín: Si.

Sandra: ¿Y a vos?.

Joaquín: También.

Sandra: Y que te parece, ¿qué querrá Dios que hagan los niños en el día del niño?.

Joaquín: Y no se….

Sandra: Bueno, contame una cosa. ¿Joaquín vas a la escuela?.

Joaquín: Si.

Sandra: ¿En que clase estas?.

Joaquín: En 5.

Sandra: ¿En 5 años, y tenes muchos amigos?.

Joaquín: Si.

Sandra: Te acordas de alguno que le quieras mandar un saludo por la radio?.

Joaquín: A Nicolás Cantero, si escucha.

Sandra: A Nicolás Cantero, bueno, muy bien. ¿Y a que te gusta jugar con ellos en la escuela?

Joaquín: Y no se porque a veces no quieren jugar conmigo.

Sandra: ¿qué estas aprendiendo en la escuela?.

Joaquín: Y…. ahora vamos a estudiar el numero 11.

Sandra: El numero 11, ¿ y que numero te gusto mas aprender?.

Joaquín: El 6.

Sandra: El 6, y de la letras, ¿qué es lo que mas te ha gustado esto de aprender a leer y eso?.

Joaquín: ¿Cuál letra mas gusto mas aprender?.

Sandra: Si.

Joaquín: La r.

Sandra: La r, ¿por qué?.

Joaquín: Porque tiene muchas curvas.

Sandra: Ah, es interesante…. ¿es linda no?, ¿y alguna cosa podes leer ya?.

Joaquín: Por ejemplo, el 3, un día hicimos una prueba mientras la maestra escribía los números y teníamos que poner el numero y a mi me toco el numero 3 y en el camino cuando iba al pisaron ya leí el numero 3 y puse el numero 3.

Sandra: ¿A vos te gusta jugar con los grandes o con los chicos?.

Joaquín: Con los chicos.

Sandra: ¿ Y con los grandes?.

Joaquín: No.

Sandra: ¿No te gusta jugar con papa o con mama, o….?

Joaquín: ¡Ah si, con los padres si!

Sandra: ¿Me dijeron que tu abuela es maestra?.

Joaquín: Si, es profesora de manualidades.

Sandra: ¿Ah si, te enseño alguna manualidad?.

Joaquín: Si me enseño manualidades.

Sandra: ¿Qué manualidad te gusta hacer?.

Joaquín: Y no se, pero cuando junte las cosas suficientes, voy a ver que puedo hacer, pero ya tengo algo para que todavía no tengo la otra parte y por ahora estoy jugando a la bomba, porque cuando tenga todas las cosas que necesite con esa solo tengo una, cuando tenga todas voy a hacer un robot.

Sandra: Un robot también. Entonces te va a servir para el día del niño que querías un robot.

Joaquín: Ah, si pero todavía no tengo todas las cosas suficientes.

Sandra: Ah, tenes que esperar un poquito. ¿Cuándo seas grande que te gustaría hacer?.

Joaquín: Policía….

Sandra: Justo ahora hay una vacante ahí, que dejo el puesto de todos los policías, capas que podrías ir de jefe, ¿no te gustaría?.

Joaquín: Si.

Sandra: Bueno, apúrate tenes que estudiar primero. Bueno, te gustaría ser policía, ¿algo mas?.

Joaquín: Ser…..ser…..

Sandra: …ser grande…

Joaquín: Obvio que voy a ser grande.

Sandra: Ah, bueno…..

Joaquín: Ser Papa Noel.

Sandra: Te gustaría ser Papa Noel, que lindo, ¿para regalarle muchas cosas a los niños?.

Joaquín: Si.

Sandra: Mira que interesante, bueno, entonces te deseamos que cuando seas grande entonces seas Papa Noel y seas Policía, las dos cosas empiezan con la letra P.

Viste que hay tantos niños, que hoy no van a tener un regalo porque capaz que sus papas no tienen plata, hay niños que trabajan y que piden moneditas en la calle, ¿qué podemos decirle a esos niños?.

Joaquín: Hoy cuando venia de una venta económica de mi Iglesia fui para mi casa y entonces vi a un señor que nos pidiendo plata, para comprarle regalo mañana al niño.

Sandra: No tenia plata y andaba pidiendo.

Joaquín: Y mi padre no tenia nada.

Sandra: ¿ Y no se te ocurrió darle un juguete tuyo para el niño?.

Joaquín: No porque no tenia juguetes.

Sandra: ah…¿ no tenias ahí en ese lugar, pero vos tenes juguetes?.

Joaquín: Si en mi casa si.

Sandra: Bueno, y que le podemos decir a esos niños que capaz que están tristes porque no tiene ningún regalo.

Joaquín: Que capas algún día yo los vería y les podría regalar algo si tengo.

Sandra: y qué les podemos decir así para que puedan creer en Dios?

Joaquín: Hay algunos que ya creen

Sandra: Hay algunos que ya creen, pero los que no creen?

Joaquín: Y que crean en él que le van a poder y que le van a dar todo y que van a poder ir al cielo.

Sandra: Bueno, yo toda babosa, no te puedo preguntar qué te pareció en este caso porque me toca tan de cerca! …

Natalia: Te iba a preguntar qué te pareció a ti.

Sandra: No me puedes poner en ese aprieto porque están los sentimientos ahí muy vinculados, cuando uno escucha al hijo propio hablar así, también de las cosas de la fe es algo muy lindo pero bueno, acá no termina la emoción porque no bastó esto y también le hicimos una entrevista a mi mamá que se recorrieron todas nuestras generaciones para saber cómo fueron nuestras infancias y bueno también estuvimos conversando con ella.

Natalia: Y sí, Sandra, como no pueden quedar completas las generaciones, empezamos con tu hijo, del día del niño moderno pero vamos a escuchar a tu mamá hablando de cómo era el día del niño si existía antes, vamos a escucharla!

Sandra: Bueno, contame, ¿Cómo era la infancia antes?

Madre: Ah, era muy distinta a lo que es ahora no había computadoras, no había televisión y bueno, los juegos eran muy diferentes, casi todo había que hacerlo en la casa a los juegos. Por ejemplo a las bolitas, mis hermanos las hacían con barro greda y hacían un hornito como los que usaba mi mamá para amasar pero pequeño y cocinaban ahí las bolitas. Y las muñecas las hacía mi mamá de trapo. Cuando llovía se jugaba a la prenda que era un juego que había que juntar las dos manos y otro pasaba la mano e iba dejando algo y había que adivinar en donde lo había dejado. Nos sentábamos y juntábamos las manos y el otro que pasaba la prenda iba pasando las manos entremedio de todas las otras manos y en una dejaba una prenda y los demás debían adivinar en donde la había dejado.

Sandra: Ahora, se aburrían los niños, porque dicen que los niños de ahora se aburren.

Madre: No, antes no se oía esa palabra de que los niños se aburrían porque se ayudaba en la casa a la mamá y también se ayudaba al padre también. Con los trabajos de la quinta, de la tierra y las mujeres todas sabían hacer manualidades, tejer, bordar desde pequeñitas. Yo tengo carpetas que las tengo desde que tenía 4 años.

Sandra: Es verdad que las niñas iban aprontando su ajuar desde muy chiquitas preparándose para el matrimonio.

Madre: Aunque siempre nos explicaban aunque no fuese para el matrimonio. A veces uno cuando es joven dice: no, no me voy a casar no voy a tener novio y entonces, los padres nos explicaban: si no se casan van a precisar las cosas porque los padres no los van a tener toda la vida, igual van a precisar las sábanas y los manteles y las toallas.

… ahí cerca de casa había una laguna y en el medio de la laguna habían como unos islotes entonces con los huesos de vaca se hacían vaquitas y con las latitas en donde venía el dulce de membrillo, en unos recipientes que eran de lata se hacían lanchitas y se transportaban las vacas. Y con cualquier cajita hacíamos un carro porque le hacíamos las rueditas, un hilo para tirar y ya teníamos el carrito hecho.

Sandra: Y qué pasa que los niños se aburren tanto hoy,

Madre: Se les da todo hecho y eso es grave porque no se les permite desarrollar la mente. Antes lo teníamos que hacer nosotros, lo teníamos que inventar y ahora se les da hecho., Si quieres un juguete está hecho.

Sandra: Se está perdiendo la creatividad?

Madre: Se pierde sí. Como no que se pierde, porque los varones antes inventaban de todo, porque de todas cosas inventaban los que tenían más tiempo, lo hacían así, en mi casa no tanto porque tenían que ayudar a mi papá pero yo se de otras familias que tenían mas tiempo y inventaban de todo y ahora no, por qué lo van a inventar si ahora tiene todo hecho?

Mi padre siempre leía la Biblia todos los días y siempre nos estaba mandando a la iglesia y orando siempre pero no se si en todos lados sería igual. Antes igual se paraba el arado en medio del campo para orar.

Sandra: Si tuvieras que definir la niñez en este tiempo ¿Cómo la definirías?

Los niños de hoy son…

Madre: Y aburridos es la palabra porque a mí porque cuando no tienen algo así, dicen: estoy aburrido! Yo nunca usé esa palabra aburrido, porque nunca estuve aburrida, nunca tuve tiempo para estar aburrida.

Sandra: Algún mensaje que les podamos dar con respecto a la fe?

Madre: y, con respecto a la fe, eso es algo que se lo tienes que dar todos los días porque no es un mensaje que se lo des en un momento porque se lo tienes que dar cada día. Que agradezcan por todo lo que tiene porque a veces no le dan importancia. Por que están acostumbrados a vivir en una casa y a tener todas las comodidades. Eso hay que agradecerlo. Hasta cuando se van a acostar y tiene la cama calientita, pensar que es una maravilla tenerla , cada día hay muchas cosas por las que agradecer que por las que hay que pedir.

Natalia: Y muy emocionada Sandra también de haber entrevistado a su mamá pero bueno, tuvimos la generación chica, la generación grande Sandra y bueno, tu sos del medio.

Sandra: Bueno, pero estoy conduciendo el programa, no nos vamos a poner a hablar ahora de mi generación.

Natalia: Si nos vamos a poner a hablar ahora de tu generación para poder saber cómo era le día del niño cuando tu eras chica.

Sandra: Yo no tengo mucho para aportarte porque no me acuerdo mucho del día del niño en particular, sí, me acuerdo de la infancia y en realidad en mi época era una época en done apareció todo esto de los juguetes, hay una diferencia bien marcada entre esa época que contaba mi mamá y que los juguetes eran caseros y que las cosas se valoraban de esa manera. Ya en mi generación no era de esa manera, los juguetes eran fabricados y habáin por cantidades, uno podía acceder a ese tipo de cosas. Quizá no como en esta época no?

Natalia: No en esta época siempre hay mucho más y por menos dinero siempre se puede acceder a más juguetes. ¿Cómo te divertías cuando eras chica a pesar de los pocos juguetes que tenías?

Sandra: Me acuerdo no tanto de cosas o de los juguetes de algunos, sino de cosas. De actividades. Me acuerdo que cuando vivía en la casa de mi abuela disfrutaba mucho del patio que tenía, corría, me subía a los árboles, era bastante inquieta. Y me gustaba imaginarme aventuras y vivirlas ahí. Ese predio se volvía casi en un lugar diferente en mi imaginación.

Natalia: Está muy bien y la música porque te gusta cantar y de chica me imagino que también cantabas!

Sandra: En realidad, re cuerdo que por primera vez a los 8 años que me escucharon cantar una canción de la iglesia justamente y lo que recuerdo era la gente que le gustó como yo cantaba. Y entonces me llamó la atención que dijeran ah… Qué lindo que canta! o algo así, pero no sabía ningún instrumento ni sabía nada sí, más adelante me interesó en estudiar acordeón a piano y no pude hacerlo y me inscribieron en un curso de guitarra y bueno ahí empecé a estudiar guitarra. No estudié mucho porque enseguida me gustó más la parte del canto y no tanto la parte de concierto pero eso fue parte de una linda experiencia.

Natalia: Muy bien queridas amigas, queridos amigos, niños que tal vez nos están escuchando que habrán seguido atentamente este programa y que capaz que mamá escucha sola y ellos como supieron que era el día del niño y de regalos y juegos se habrán quedado enganchadas escuchando y bueno, ya nos tenemos que ir, eso es lo que ocurre en este programa cuando el tiempo transcurre. Pero antes queríamos reflexionar, en este día del niño y sobretodo pensando en los niños con relación a Jesús. Para Jesús no pasaron inadvertidos. Quizás a veces en este mundo adulto los niños pasan sin que les demos mucha atención y si hay alguien que les está prestando atención es el enemigo y eso lo conversábamos con Sandra la otra vez, cada vez apuntan cosas malas a estas mentes frágiles a estas mentes que se están formando que son como esponjas.

Sandra: Hay muchas cosas que se tienden a comercializar con los niños a que sean el objetivo del mercado y bueno, también muchas cosas malas como tú dices que tienden a involucrarlos en el ocultismo en los juegos, cada vez más el mercado ocultista les gusta también conquistar a los niños y nosotros que tenemos un mensaje positivo para los niños no podemos dejar de proclamar y de anunciar a viva voz las palabras de Jesús para los niños que son muy diferentes que para nada de los que quieren aprovecharse de la ingenuidad de los niños que para nada quieren aprovecharse de la ingenuidad de los niños sino que más bien quieren darle un lugar de importancia.

Natalia: Librarlos, Jesús quiere librar a los niños y quiere que ellos sean libres desde pequeños, Libres del pecado que llevan todos los humanos desde que nacemos y Jesús se preocupa especialmente de ellos y habla de ellos porque los niños creen diferente a como cree un adulto. Ellos no creen algunas cosas, les es natural la existencia de Dios porque para ellos es posible la existencia de un Dios creador del universo, a veces los adultos nos ponemos tantas trabas que no logramos reconocer en la naturaleza y nosotros mismos en la creación, la naturaleza de Dios y Jesús habla precisamente de cómo se revela a los niños diferente. Lo hace en el capítulo 10 de Lucas cuando Jesús dice en el versículo 21. El dice: en aquel momento Jesús lleno de alegría por el Espíritu Santo dijo te alabo Padre Señor del cielo y de la tierra porque habiendo escondido estas cosas de los sabios y entendidos se las revelaste a los niños, Sí, Padre, porque así te agradó. Y esta revelación que Dios hace a los niños es bien importante, él se revela en este conocimiento en esa existencia, sobretodo para que puedan tener una vida. No es lo mismo creer en Dios cuando uno tienen la vida hecha e incluso destruida pero él la puede rescatar y él quiere que los niños se acerquen a él. Le gusta que la alabanza en boca de los niños, bueno, el versículo tan conocido: Dejen que los niños vengan a mí, no se lo impidan porque de ellos es el reino de los cielos. La importancia de Jesús, en los niños no es en vano. Nosotros tenemos que tomarla, prestarles la atención y guiarlos en ese camino de Dios, como es nuestra responsabilidad por supuesto que la de los padres que son cristianos pero también la de todos de construir para todos estos niños una sociedad y ayudarlos a ellos a crecer en el conocimiento de Dios.

Los Miedos
La tercera Edad

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>