Trabajo Misionero en Haití

Título: Trabajo Misionero en Haití

Autor: Miguel Campos
EA309

El trabajo como misionero nace en el corazón de Dios. El desafío en este trabajo es reflejar a Cristo en la vida cotidiana y aprovechar para testificar en dondequiera que nos encontremos


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea309mp3 



Entrevista con Miguel Campos

Sandra: Muy bien amigas el tiempo ha llegado de la entrevista y el tiempo de abrir las puertas de nuestra casa para recibir a los invitados. Y en este caso un invitado que viene para nuestro Uruguay, de muchísimos kilómetros; pero para los amigos que nos escuchan de Centro América en realidad estamos mas lejos nosotros desde los estudios de Llamada de Medianoche que este misionero que vive en Centro América habitualmente. Nos referimos y le damos la bienvenida a un Pastor llamado Miguel Campos; y Miguel ¿creo que es lo primera vez que visita Llamada de Medianoche verdad?.

Miguel : Si es lo primera oportunidad hermana Sandra y realmente con mucho gozo y gratitud saludamos a la audiencia en el nombre de Cristo.

Sandra: Muy bien y decíamos Centro Americano por adopción, ¿estas en que País?, vamos a contarle a nuestros oyentes.

Miguel : Estoy sirviendo al Señor en la isla La Española, en la Republica Dominicana y Haití. Enviado por Uruguay, (las Iglesias Evangélicas del Uruguay) a misionar en la Republica de Haití precisamente.

Sandra: ¿Cómo surge la idea que un uruguayo viaja tantos kilómetros y se instala allí en esta isla del Caribe?.

Miguel : Generalmente cuando me hacen esta pregunta digo, bueno realmente nace en el corazón de Dios. Pasaron muchos año, el Señor tratando conmigo por un lado, con mi esposa por otro lado desde que éramos solteros y siempre inquietándonos el Señor de una u otra manera a pensar en este país. Mi esposa estudió Francés, aquí en Uruguay, y fue profesora de Francés, pero cuando luego nos casamos y juntos estábamos orando por servir al Señor en la misiones foráneas cuando le comento que tengo una inquietud por misionar en Haití, ella dice, bueno entonces recién ahora entiendo porque realmente estudié Francés, no era simplemente un gusto si no que Dios tenia un propósito detrás de eso.

Sandra: ¿Y cuanto tiempo lleva ese proceso de ir pensando en Haití y de orar para ver si Dios quiere que ustedes vallan a ese lugar?

Miguel : Mucho mas de lo que podíamos pensar o imaginar al principio. Simplemente era un inquietud, una carga de oración, un sentimiento de amor hacia ese lugar y el deseo de que Dios bendijera y cambiara la realidad triste que leíamos en los diarios y en los informativos que vivía la Republica de Haití. En ese momento no teníamos idea de que íbamos a ser misioneros allí. El proceso fue bastante largo, en realidad fueron mas de 9 años orando y pidiendo al Señor que enviara misioneros, sin pensar nosotros que Dios pensaría en nosotros mismos para eso.

Sandra: Muchas veces pasa eso, pedimos a Dios algo , y bueno, el mira primeramente nuestras vidas para cumplir eso.

Miguel : Si exacto, a veces en forma jocosa, digo, bueno si yo hubiera sabido quizás no oraba tanto. Pero bueno, lo digo en broma porque en realidad nos sentimos muy a gusto y estamos muy agradecidos al Señor y nos sentimos realmente honrados por él al permitirnos esta misión allí.

Sandra: ¿Se van con que edad?. ¿Un matrimonio sin hijos, jovencitos, como se instalan allá?

Miguel : Al momento de salir de Uruguay teníamos 3 chicos, Ana Laura que es la mayor y hoy tiene 18 años, Esteban 17, y Ramiro Lemuel que hoy cuenta con 14; es decir hace 8 años que estamos instalados allí, por lo tanto Ana Laura tenia 10, Esteban 9 y Ramiro 6, con esas edades fue salimos desde Uruguay.

Sandra: ¿Quizás mas difícil no, porque cuando uno piensa en trasladarse a un país totalmente distinta , cuando son dos, bueno, nos arreglamos y estamos de acuerdo, pero cuando hay que pensar en la adaptación de los niños, en que aprendan otra historia del país, otra cultura, otra forma de comer, otra forma de vivir, y otro clima y demás; implica otros desafíos distintos, no?

Miguel : En realidad si implica otros desafíos, pero también en la soberanía de Dios, él usa todos esos elementos para que redunden en beneficio de la misma pareja. Nosotros al estar en los primero días, el tiempo de lo que le llaman el choque cultural, estar ocupados en que nuestros hijos no sufrieran tanto el cambio nosotros mismos ocupábamos nuestro tiempo y no nos dábamos cuenta de que nosotros también estábamos viviendo el mismo proceso solo que no nos deteníamos a pensarlo, sino que estábamos ocupados en ayudar los hijos a vivir mejor ese momento. Cuando salimos de esa situación, que entendimos que ellos se estaban habituando rápidamente a los cambios, nos dimos cuenta que por ende nosotros también fuimos adentrándonos, por así decilo, en la cultura y realmente fue muy bonito. Hoy al mira hacia atrás nos damos cuenta que cada elemento que podía haber sido en perjuicio o atentar contra el proceso de adaptación Dios lo tomo parta que redundara en beneficio.

Sandra: Eso es bueno, ver como la mano de Dios siempre transforma aquello que puede ser una dificultad en una bendición grande para nuestras vidas.

Miguel : Indudablemente, por eso lo importante de movernos siempre en la voluntad de Dios. Las cosas que pueden ser adversas o complicadas para nosotros mirándolo desde la óptica humana, a veces son los elementos que Dios precisamente usa para sorprendernos con sus bendiciones.

Sandra: Que lindo, y que lindo concepto para irnos a la música y quedarnos pensando con las grandes cosas que Dios hace en nuestras vidas. Ya venimos Miguel vamos a seguir conversando, me interesa mucho saber lo que viene en Haití y cuales son los proyectos y demás.

Sandra: Bien interesante, una familia que se traslada a muchísimos kilómetros y se instala en las islas de Caribe, para llevar el mensaje del evangelio. Pastor Miguel Campos, mi pregunta es, ¿qué los ha movido a viajar todos eso kilómetros y aceptar que a lo mejor en ese traslado había perjuicios para la familia, ustedes en realidad no lo sabían, aunque después vieron la buena mando de Dios con ustedes?.

Miguel : Bueno, en realidad lo que nos mueve, lo que nos lleva a tomar esta decisión es el deseo de obedecer el mandato de Cristo de ir por todo el mundo y predicar el evangelio a todas criatura. Cabe señalar que indudablemente todo cristiano tiene este anhelo de dar cumplimento a este mandato y por lo tanto orábamos en ese sentido, Señor queremos hacer tu voluntad, queremos servirte, dedicar nuestra vida al servicio de predicar el evangelio, comenzamos a hacerlo aquí en nuestro país, y estábamos abiertos a la posibilidad de que Dios nos enviara fuera de fronteras. Teníamos inquietudes, teníamos anhelos, deseos de predicar el evangelio donde Dios nos llevara. Comienza el Señor este proceso de inquietarnos, poner un deseo genuino de orar por Haití, ir tomando conciencia por medio de los informativos de la realidad de Haití y eso se hizo realmente grande, cada vez que orábamos Haití estaba presente en nuestros corazones. Y comenzamos a compartir esta inquietud en nuestra Iglesia y con nuestro liderazgo: Tenemos un deseo genuino de bendecir Haití, oramos que Dios envíe misioneros y estamos también dispuestos a ir nosotros.

Sandra: Que lindo eso. ¿Qué fue lo que mas le impacto cuando llegaron, vamos a recordar aquel momento donde bajan del avión, con las tres criaturas y de repente se encuentran con ese mundo diferente?.

Miguel : Bueno, hay una cosa que es importantísima, yo había hecho unos viajes anteriormente solo, luego de haberse aprobado el proyecto, que nuestro liderazgo entendió que Dios estaba en el asunto, me conceden la posibilidad de viajar solo a Haití, tomar una impresión de primera mano, porque todo hasta ese momento lo habíamos vivido por medio de enciclopedias, informativos, fuentes de información impresa, libros, comentarios. Pero cuando se me concede la oportunidad de ir y ver de primera mano el campo realmente fue bastante fuerte. La primer inquietud fue saber, que en el intelecto esta la respuesta siempre, el tema es en la practica, en la vivencia, en el momento saber si es verdad, ¿Señor tu gracia, tu poder, tu presencia se puede sentir?, en un lugar donde uno a leido tanto que es un principado demoníaco, que hay opresiones tan fuertes del mundo espiritual y ese tipo de situaciones que uno alcanza a leer y a veces informase.

Sandra: Realmente se practica el Vudú en el lugar.

Miguel : La religión oficial es el Vudú. Y el momento que llegué al aeropuerto siempre mi anhelo era, bueno, pisar tierra haitiana, y tomar un tiempo para estar a solas con Dios. Se me concedió eso recién cuando ingreso al hotel. Alguien estaba esperándome sin que yo lo supiera. Eso fue sorprendente. Habíamos pasado por Puerto Rico en un congreso de misiones y evangelismo, y encontré a una persona que tenía contactos en Haití y aunque el no me dijo, el se comunico y mando gente a esperarme al aeropuerto, así que yo voy sin saber que hay alguien esperándome. Cuando llego al aeropuerto encuentro 3 hermanos, un hermanos haitiano, un hermano canadiense y un hermano americano, con un cartel grande que decía Miguel Santos, y levantaban el cartel y hacían señas a es cartel y yo decía, parece que es a mi que me esperan pero nadie sabe que yo vengo aquí.

Sandra: Y ni era tu apellido tampoco.

Miguel : No mi apellido es Campos, pero claro esa persona al informarles por teléfono, les dijo, mira va un latino se llama así, así y asa; y ahí me estuvieron esperando. Cuando se me dio la posibilidad de estar en el hotel, lo primero que hice fue entrar en oración y fue un momento hermosísimo donde pude sentir una paz, un gozo, una alegría enorme de estar en lo que para mi era la tierra prometida. Desde ahí la presencia del Señor fue tan dulce, tan envolvente y estuve 11 días en esa primera visita. Visitando varios lugares del interior de Haití y realmente viene impactado, sabiendo con una certeza en mi corazón que sin dudas ese era el lugar en que Dios quería usarnos y que su gracia es como dice la Palabra cubre la tierra y cercanos esta Jehová a todos los que le buscan de verdad y no importa el rincón del mundo donde estemos, si lo buscamos allí está su presencia.

Sandra: Que lindo saber que Dios ha enviado personas como ustedes a un lugar como Haití, donde a pesar de que eligen practicar otros cultos que no le agradan a Dios y que van contra Dios. Él en su misericordia les ama tanto que también envía a los cristianos con el mensaje de salvación.

Miguel : Bueno, creo que es por el mismo amor del Señor que produce en nuestros corazones el deseo de llegar a ese lugar y de conocer no puede ser otra cosa que nacida en el mismo corazón de Dios, porque imagínate, humanamente uno soñaría con conocer, y visitar, o trabajar en cualquier otro lugar, mas atractivo, mas pintoresco, o con mejor reputación. Pero sin embargo desde el momento que ese pensamiento y que ese anhelo llega al corazón uno tiene que darse cuanta que Dios está detrás de todo eso, y cuando Dios pone el sentir, dice la Palabra, el pone en nosotros tanto el querer, como el hacer.

Cuando él pone ese sentir, indudablemente tiene un propósito y a lo largo de los años hemos visto que Dios cumple su propósito y que pasan cosas muy bonitas. Al ver familias recibiendo el evangelio de Cristo y siendo cambiadas por el poder transformador de la palabra de vida, no queda otra que decir gracias Señor por permitirnos sentir ese deseo y ser obediente a ese impulso. Hoy realmente estamos felices, volvemos ahora por un tercer periodo de 4 años, ya estuvimos 2 periodos, regresamos ahora por un tercer pedido y toda la familia. Si bien es cierto los niños fueron porque lo habían decidido los padres en esta oportunidad ya llevamos a nuestra niña, a nuestra jovencita que ha cumplido sus 18 años, ya es mayor de edad y le dimos la oportunidad de elegir, de estudiar aquí en nuestro país o regresar con nosotros. Y luego de un tiempo de orar nos dice, Papa sabes una cosa yo quiero volver, las primeras veces fui porque era niña y ustedes me levaban pero ahora soy yo que deseo ir para servir al Señor junto a ustedes.

Sandra: Que lindo, no… Muy lindo hacerlo en familia también, tener ese sentir todos ustedes. Ya volvemos Miguel y quiero en que en el último tramo de la entrevista, podamos conversar acerca e que hacen allá y especialmente si tiene alguna tarea con las mujeres.

Miguel : Perfecto

Sandra: Ya en los últimos minutos de esta visita Pastor Campos queríamos preguntarle, especialmente por ser este un programa para la mujer, bueno que trabajo o que contacto tienen con la mujeres haitianas?

Miguel : Bueno, debo decirles que mi esposa envía las disculpas y solicita que le disculpen. Ella estaba dispuesta y preparada para estar acompañándonos en este programa, pero por razones de fuerza mayor en último momento no pudo acompañarme. Se quedó con pena, y si tenia muchas cosas para compartir dado que ella desarrolla un ministerio muy bonito en la enseñanza. Esta dirigiendo dos colegio primarios que hemos comenzado en la ciudad de Guanamend, frontera norte con la Republica Dominicana. El pueblo de Guanamend que es una de las ciudades de mayor movimiento comercial que tiene el Norte de Haití.

En la educación primaria y trabajan en un ministerio muy bonito con las damas, y a través de ese ministerio con las damas, hemos podido contactar algunos grupos de médicos y odontólogos de Republica Dominicana en una oportunidad, de Puerto Rico, en otro oportunidad, de Venezuela en algunos momentos y han sido experiencias muy bonitas que este ministerio ha estado realizando y en el futuro cercano si dios así lo permite desde Uruguay, los miembro de A.C.U.P.S. que son la Asociación Uruguaya de Profesionales de la Salud, están proyectando un viaje para realizar consultas y una obra humanitaria allí en la Republica de Haití.

Sandra: Así que además de llegar con el mensaje del Evangelio, llegar con el amor practico a cada uno de ellos, la enseñanza que es tan necesaria en Haití, la educación, la salud; tantas cosas que necesita el pueblo haitiano.

Miguel: Si indudablemente, creo que todo aquel que se avoca al servicio de Dios en aquel lugar, tarde o temprano termina desarrollando un ministerio integral, porque la necesidades son muchas y la muestra practica de amor cristiano es lo que abre mas puerta dentro de este pueblo. Cuando uno realmente se interesa en el bienestar del prójimo y así como enseña el evangelio de Cristo, trata de bendecir al que está en necesidades, es cuando realmente os corazones se abren y entienden que uno no está allí buscando simplemente hacer adeptos para una nueva confección religiosa, sino que están para servir al que esta en necesidad, Para mostrar en forma practica que hay un Dios en los cielos que les ama y que está muy interesado en su bienestar.

Sandra: Muy lindas palabras y ojala que cada cristiano en el lugar donde está ya sea en su país o cumpliendo una funciona en otro país pueda tener esta visión de la cual esta en este mundo, demostrar y reflejar a Cristo a través de su vida.

Miguel: Creo que es eso lo que Dios espera de nosotros y él quiere cumplir su propósito. Que reflejemos el amor que él pone en nosotros.

Sandra: Muchísimas gracias Pastor por acompañarnos hoy, un saludo a su esposa de parte de estas amigas que nos juntamos aquí es este programa para mujeres y bueno, esperamos verlo pronto cuando retorne nuevamente a Uruguay, o quizás por que no haciendo un Entre Amigas desde Haití.

Miguel : Muchísimas gracia hermana Sandra y de parte de mi esposa lo recibo y se lo haré presente y sin duda que seria sumamente grato recibirle un día en Haití y desde allí poder hacer algún programa, alguna entrevista, o algún reportaje

 

Palabra de Vida
Un hogar difrente

Un pensamiento acerca de “Trabajo Misionero en Haití

  • 31 agosto, 2017 at 19:21
    Permalink

    Bendecimos a nuestros hermanos consiervos, que estan haciendo la obra en la Española, los bendecimos y cubrimos desde ahora con nuestras oraciones, pensabamos que Haití se había arrepentido de su pecado con el terremoto, las plagas, las enfermedades y la pobreza pero no es cierto, amados y santos del Señor reprendan al Diablo y echenlo de ese lugar en El Nombre que es sobre todo nombre y pidan al Eterno que la Santa Sangre del Señor Jesús queme al Diablo y a los demonios territoriales que estan en esta isla. Estaremos orando por ustedes, por Haití y por los habitantes para que sean libres del vudu y del maligno.

    Responder

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>