Seamos Expertos en la Comunicación!

Seamos Expertos en la Comunicación!

Bill Hill en esta oportunidad nos muestra que Debemos ser buenos comunicadores. No solo con las personas de las cuales estamos rodeados sino también con nuestro buen Dios. De esto y mucho más le será entregado en Entre Amigas


DESCARGARLO AQUI: 
EA411 – Entre Amigas – La Verdad y Solo la Verdad



Receta: Cremita de Limón


Entrevista con Bill Hill

Sandra: Muy bien y llegamos al tiempo de la entrevista aquellas amigas, y es un placer para mí volver a presentarles al pastor Bill Gill quien ha estado conversando con nosotros en programas anteriores acerca de la comunicación, ¿vaya tema? nosotros nos dedicamos a la comunicación, sin embargo cada día tenemos más para aprender sobre este tema. Muy bienvenido pastor, y bueno vamos a seguir aprendiendo acerca de las diferentes formas de comunicación.

Bill: Muchas gracias es un gozo podré estar acá con ustedes. Y estaba esperando este momento.

Sandra: Muy bien vamos a hablar desde la honestidad, desde el corazón, podríamos decir. La otra vez me quedé pensando ¿cuando en el corazón hay cosas no gratas, es conveniente comunicarlas, cuando hay rencor, cuando hay odio, cuando hay deseos de decir cosas no gratas a la otra persona?

Bill: Bueno, depende de qué tipo de cosas están en el corazón si son cosas muy privadas, algo entre nosotros y Dios, por ejemplo un tema de celos, o codicia no tenemos por qué ir a nuestro vecino y decirle: la verdad estoy codiciando ese coche nuevo que usted tiene, o si son nuestros pensamientos, y esos pensamientos lastimaría, es una cosa entre Dios y yo. Capaz pensamientos de celos, o codicia, cosas que no tengo porque comunicar a otras personas. Si son pensamientos pecaminosos, tenemos que comunicarnos con Dios. Pero si tenemos que ser honestos en nuestras relaciones, esa parte de ser un buen amigo, es parte de animarnos los unos a los otros, pero permítanme decirles otra vez, y quiero ser bien claro en lo que estoy diciendo, tenemos que tener cuidado en que nuestros pensamientos pecaminosos, a menos que se hallan transformado en acciones, tenemos que tener mucho cuidado en compartir eso con otras personas. Espero que eso ha respondido tu pregunta, o quizás la aclaró.

Sandra: Sin duda que si, muchas veces los seres humanos se encuentran en esta situación, y bueno, es bueno ver que dice la Biblia acerca de esto, cuando callar y cuando guardarlo en oración. En cuanto a esta comunicación con Dios, muchas personas hablan de un tiempo con Dios, sin embargo muchos cristianos se han visto obligados a mantener un tiempo obligatorio con Dios, que no necesariamente es una comunicación desde el corazón ¿qué podemos aconsejarles?

Bill: Bueno, en primer lugar tienen que evaluar por qué están pasando ese tiempo con el Señor o el tiempo que ellos piensan que están pasando por el Señor, porque la Biblia dice claramente en el salmo 66 en el versículo 18, que si yo diera la iniquidad de mi corazón, Dios no me va a escuchar. Así que a menudo lo que estamos haciendo es perder el tiempo, porque si nosotros no nos acercamos a Dios en una forma humilde con un deseo de confesar y pedirle el perdón, entonces esa comunicación con Dios automáticamente se para así que yo tengo que estar dispuesto a ver con una mente abierta, a ver mi pecado. Es interesante ver cómo algunas personas responden frente al pecado de su vida, siendo un tema tan importante, ellos lo generalizan en el momento de comunicarse con Dios, Dios perdóname por todos mis pecados, y eso piensan que esta es la forma de confesar los pecados pero esa no es la manera. Cuando eso cometen el pecado, lo comenten en una forma específica y en una forma individual y de esa forma debemos de confesarlo el pecado. Esos lo que dice primera Juan 1: 9, si confesamos nuestros pecados, cada vez que cometemos pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados. David fue alguien muy específico en su comunicación con Dios, él dijo: contra ti yo el pecado, ten misericordia de mí y también el hijo pródigo fue muy claro en cuanto a su pecado elijo padre de pecado contra ti, el pecado contra el cielo, y no soy digno de ser llamado tu hijo. Así que al pasar nosotros tiempo con el señor, tenemos que asegurarnos que esa confesión de pecados sea una parte importante en ese tiempo. Me gustaría preguntarles a nuestras damas, no se los estoy preguntando para en una forma innecesaria hacerlas sentir culpables, ¿pero cuándo fue la última vez que ustedes confesaron un pecado específico a Dios? ¿cuándo fue la última vez que usted se comunicó con Dios donde usted identificó un pecado específico en su vida? así que todo este tema sobre la comunicación, ya sea los unos con los otros o con Dios, tenemos que ser muy claros y honestos.

Sandra: Hoy nos hemos centrado en la comunicación con Dios es tan vital para nuestra vida. ¿Es posible esto de comunicarse sin las palabras?. A veces con un ser muy querido uno se comunica a través de la mirada, ¿es posible esto con Dios también?

Bill: Bueno, es una pregunta interesante. Porque obviamente Dios conoce nuestro corazón, el sabe todo acerca de nosotros, el salmo 131 lo hace muy claro, dice sino en ninguna cosa esté pasando en nuestra vida que Dios no conozca o esté consciente. En realidad ese salmo dice que nosotros no podemos huir de Dios pero en lo que concierne a la comunicación con Dios, me doy cuenta que, si, a veces nosotros tenemos el corazón quebrantado y es difícil poner en palabras lo que nosotros estamos pensando. Pero pienso que debemos ser cuidadosos para que nosotros no usamos el silencio como una excusa porque aunque Dios conoce nuestro corazón, debemos de comunicarnos con palabras, aunque esas palabras estén en el corazón, para que nosotros podamos hablar a Dios lo que estamos pensando. La Biblia dice en Romanos 8: 26 que el espíritu ayuda a nuestra flaqueza, porque a veces no sabemos cómo orar, de la manera que deberíamos, y dice la Biblia que el espíritu ora con gemidos indecibles dentro nuestro pero pienso que debemos de ser cuidadosos de no asumir de que eso está bien, de estar bueno, enojados emocionalmente, debido a que estamos en ese tipo de situación que nosotros no tenemos que hablar, pensar con Dios acerca de nuestras dificultades. Dios se deleita en esa población de su pueblo, cuando somos débiles, cuando estamos desesperados, cuando no tenemos ningún lugar donde ir y los salmos están llenos de ese tipo de oraciones, donde el salmista parece que está en lo último y el clama a Dios, y a veces es apenas la palabra ayúdame. No significa que tenemos que escribir un libro a Dios para expresar lo que está nuestro corazón, a veces es solamente ese sentido de nuestra debilidad, de nuestra incapacidad, y nos comunicamos con Dios así como un hijo se comunica con su padre, por favor, por favor ayúdame y a veces esos es todo lo que nos sale en un tiempo, pero Dios se deleita en esos clamores porque estamos siendo a la fuente correcta.

Sandra: Dios quiera que cada una de las oyentes pueda acercarse a esta fuente de vida y que cada una pueda encontrarse y tener esta primera comunicación verdadera con Dios, para que luego siga para toda la vida. Nosotros queremos despedirnos por ahora, despedirnos del pastor Bill Gill con Natalia seguimos un ratito más, pero en el próximo programa, nos gustaría invitarlo para concluir este tema de la comunicación que sin duda ha sido de mucho provecho para nosotros.

 

 

La Verdad y Solo la Verdad
¿Te Comunicas con tu Familia?

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>