Niñas con una gran responsabilidad

Niñas con una gran responsabilidad

El doctor Byron Argotti, cuenta al equipo de Entre Amigas sobre el trabajo pro vida que están desarrollando el Equipo de Clínica esperanza en Ecuador. Dan asistencia a jóvenes madres Adolescentes en todo el proceso de su embarazo.


DESCARGARLO AQUI :
EA385 – Entre Amigas – Niñas con una gran responsabilidad


 


Receta: Gelatina con Frutas


Entrevista Dr. Byron Argotti
 


Sandra: Tiempo de entrevista tiempo de encontrarnos en este caso con los invitados con el Dr. Byron Argotti que le hemos pedido que nos visite nuevamente a nuestro programa porque realmente fue un privilegio el poder contar con su testimonio del trabajo que están haciendo en Ecuador, Bienvenido. Dr. cómo está?

Byron: Muchas gracias estoy muy contento de poder estar acá con ustedes y abordar una temática de parte del trabajo que estamos haciendo en Ecuador, también el trabajo de Apoyo, dirigido a adolescentes especialmente a mujeres adolescentes, a madres de adolescentes y a niños.

Sandra: Vaya si nos interesa a las mujeres que ya somos un poco ya mas mayorcitas, a ver cómo hacer en el caso de las adolescentes que tienen hijas y también con determinadas situaciones que se dan. Creo que ustedes también trabajan con adolescentes embarazadas.

Byron: Así es…

Sandra: Vaya que esto es una preocupación también.

Byron: Así, es y bueno y este es un proceso global que está pasando en Latinoamérica. Los proyectos de despenalización del aborto, de buscar las libertades y los derechos, del sexo seguro con el preservativo y la píldora del día siguiente, el matrimonio homosexual, la pérdida de la patria potestad por parte de los padres y sobretodo, en la esfera sexual, son temas que van dirigidos a nuestros jóvenes a tomar un rumbo sin destino que usualmente es una caída y un abismo sin fin. Miramos como de manera precoz comienza una actividad Sexual, sin entender en verdad la esencia y la profundidad que esto tiene en su vida. Engañados por lo que el sistema está ofreciendo, y finalmente cuando vienen las consecuencias de lo que al final nadie habla, viene el embarazo entre comillas no deseado, vienen las enfermedades de transmisión sexual, vienen los abortos, el síndrome post aborto, la ausencia, el abandono, la desesperación la angustia, y entonces en ese momento no hay ninguna autoridad que de la cara, ni ningún movimiento femenino que apoye ni algún sitio en donde puedan ellos acercarse y tratar de buscar una ayuda real en esa necesidad. Nosotros mirando la necesidad que se presenta en los jóvenes de Ecuador, hemos arrancado con un proyecto, hace 5 años, se llamó salvo una vida Ecuador, es una fundación que estaba haciendo el mismo trabajo pero nosotros como corporación de salud, seguimos dándoles charlas de educación sexual integral a los jóvenes y hemos podido mirar con nuestros ojos cómo su comportamiento ha cambiado desde unos 4 años o 5 atrás, hasta el momento.

Sandra: Muy rapidamente ¿no?

Byron: Si muy rápido cuando en cada año en cada lado habían 2 o 3 mujeres de 20 o de 30 en cada aula, y ya no hay ninguna, y no hay ninguna no porque se cuiden o tome píldora, sino porque reflexionaron sobre su esencia, sobre lo que son en verdad. Sobre lo que significa su sexualidad, sobre todo lo que podría perder y sobre lo que podrían ganar con abstención. Y decidieron por sí solas abstenerse y esperar, a encontrar a ese compañero o en el caso de los varones de esa compañera para compartir eternamente su vida y no ha sido con religiosidad, sino con desglosar hacer una exégesis, de la palabra y mirar lo que realmente es importante sobre la sexualidad del Ser humano. Y de donde vienen. Por otro lado las mujeres embarazadas que en Ecuador no tenían otra alternativa que probablemente abortar, como le sugieren los mismos grupos feministas, los mismos grupos de mujeres liberadas, les sugieren y han llegado a nuestras dependencias donde les damos la atención médica, psicológica, emocional, dental, medicamentos y los seguimientos de los embarazos, encontraron ese sitio donde Dios expresa su amor a través de los profesionales que estamos. Y es una atención gratuita que le brindamos a ellas, y hemos mirado como cuando nacen sus hijos, cómo sus vidas se transforman. Pero no por la desesperación y la angustia por la que pasa una adolescente que no conoce del Señor sino porque reconoce que su hijo es la fuerza porque le permite seguir adelante y soñar con terminar los estudios con proyectarse hacia un futuro diferente a diferencia de las mujeres que abortan o de las mujeres que no han tenido este encuentro personal con el Señor.

Sandra: Usted decía al comienzo de la entrevista que es no deseado este embarazo entre comillas. Por qué?

Byron: Porque aunque el embarazo no puede ser deseado todos los niños son deseados. La vida de un ser humano es lo mas grande es un Don divino y nosotros no somos Dios para decir quien vive y quien muere. Tampoco las adolescentes, cuando valoran que es una bendición lo que llevan dentro, pues empieza a crecer ese amor de madre y empieza un renacer de energía, y empiezan a proyectarse de manera diferente en la vida. Así que de ese embarazo no deseado entre comillas, se transforma en un embarazo deseado de un hijo amado, en una motivación para seguir adelante, y buscamos nosotros darle un apoyo integral para que se glorifique el Señor en esa madre y en ese niño.

Sandra: Vamos a ir a la música Dr. Argotti y después volvemos con cifras a lo mejor de cuál es el volumen de adolescentes embarazadas en Ecuador, de cuántas atienden ustedes allá en la clínica. Recuerden amigas que estamos entrevistando al Dr. Argotti, en este interesante proyecto de apoyo para madres adolescentes en Ecuador, Dr. Yo le preguntaba las cifras de cuántas madres adolescentes encontramos en Ecuador porque en Uruguay es muy alta la cantidad de adolescentes embarazadas, sobretodo pobres económicamente.

Byron: En Ecuador se está hablando de un 30% de los embarazos a nivel nacional que corresponden a Adolescentes, alrededor de 250.000 embarazos se dan en Ecuador cada año. Entonces estamos hablando de unas 90000 adolescentes, cada año que se embarazan. Y nosotros a través de las charlas de educación sexual y salud reproductiva, llegamos a una población de 70000 u 80000 jóvenes cada año. Podemos evaluar de unas 200 a 300 mujeres en nuestras dependencias pero tenemos que mencionar que hay otras organizaciones que también apoyan a la mujer. No solamente cristianas sino también católicas que se están embarcando hoy en apoyar a la mujer adolescente embarazada para que no aborten y nosotros hemos formado una red pro vida, en la que la mayoría de las organizaciones que son católicas se unen también con las cristianas para poder alcanzar a más jóvenes y de esa manera evitar que sufran el impacto del síndrome de post aborto. Como financiamos nosotros nuestro trabajo? Pues hay muchas maneras de financiarlo.

En nuestro caso en particular en la corporación de salud la atención se realiza en nuestros propios consultorios privados. Con todo el equipamiento que nosotros tenemos ahí, y buscamos financiar o buscar donaciones de medicamentos para poder proveerles oportunamente y evitar complicaciones en el embarazo. Las iglesias cristianas que conocen de nuestro trabajo, aportan con ropa, a veces con alimentos con suplementos nutricionales para los niños recién nacidos, leches maternizadas y de esa manera se logra un apoyo integral para este tipo de pacientes, como son nuestros consultorios privados tenemos horarios y tienen que llamar y tomar cita y entonces nosotros les ubicamos dentro de nuestro horario, de atención de pacientes. Pasado ese horario son las pacientes privadas las pacientes usuarias del servicio son las que pagan su consulta, permitiendo que continúe la atención de nuestros dispensarios privados y a la vez subvencionan parte de los costos operativos que tienen la atención a las mujeres de las madres de adolescentes embarazadas.

Sandra: Es usted además de ginecólogo, obstetra. Me imagino que habrá usted traído a mas de uno de estos niños al mundo.

Byron: Si, cientos miles de niños al mundo. Y realmente uno tiene la satisfacción de ver el gozo de una madre que está feliz con su hijo feliz, y he tenido casos anecdóticos de cómo una madre quería tener a su hijo ella tenía 14 años, la abuela del niño también quería pero el abuelo no quería, y como en una consulta aparte de una consulta médica aceptaron al Señor. Aceptaron al Señor los tres. Antes de venir a Uruguay recibí la visita de ella que ya había nacido su niño, y era un niño con un retardo de crecimiento intrauterino por eso las condiciones en las que se desenvolvió el embarazo adolescente fue de alto riesgo obstétrico pero estaba en perfectas condiciones y me lo presentó y fue a la consulta y pudimos orar juntos, y estaba feliz y vamos a seguir mirándola y seguir acompañándola en este proceso juntos para que pueda seguir adelante.

Sandra: Eso es una gratificación enorme me imagino, como profesional y como cristiano. Nacimientos en la forma física y también nacimientos en lo espiritual también. Porque uno puede observar e ir siguiendo…

Byron: Justamente, así es. Eso es lo que le da otro sentido a la vida. Hay muchos médicos que lo hacen por el dinero pero el área de la medicina es como un llamamiento también. Es un llamado especial del Señor y la invitación a los profesionales uruguayos, acá la asociación cristiana de profesionales uruguayos, que también podrían retomar esta visión y hacerlo yo se que lo están haciendo que están haciendo misiones, y la necesidad es tan grande en Uruguay como lo es tan grande en cada uno de nuestros países latinoamericanos, que los médicos Cristianos, los profesionales de salud Cristianos, tenemos que impactar en nuestra sociedad sin palabras, con acciones que demuestren que es el Cristo Vivo, está en nosotros y que su amor a través de nosotros, llega a muchas personas más.

Sandra: Eestamos ya en los últimos minutos de esta entrevista, y es una pena que se nos agote el tiempo, con el Doctor Argotti, de Ecuador, con quien estamos repasando este interesante proyecto de apoyo a las madres adolescentes embarazadas, que es necesario, Doctor Argotti, en tantos países vemos la fuerza que están haciendo estos proyectos pro abortistas y qué necesidad de proyectos cristianos para poder hablarles de la necesidad de la vida, y la posibilidad de una vida en Cristo también no?

Byron: Exacto, y lo otro es que es necesario salir de nuestras trincheras, en las cuales nos quejamos de todo. De cómo sigue la globalización de lo que hacen los jóvenes yo vengo caminando por Montevideo y jóvenes de 10 de 12 años están fumando están tomando cerveza en las esquinas y no están siendo impactados por el proceso de Globalización en donde se están viendo imágenes estereotipadas, las mujeres liberadas, los chicos liberados, promiscuos, las chicas promiscuas, viva el sexo viva la fama, viva todo no es cierto? Pero como cristianos tenemos que salir de esa actitud, qué propuestas ofrecemos a esta problemática social actual? Y yo creo que nos quedamos quietos porque nadie puede decir esta propuesta… la queremos hacer y es en lo que tenemos que empezar a trabajar. Hay cristianos que conocen mucho de proyectos, hay cristianos que están en el área médica cristianos en la economía, cristianos en las leyes, que tienen que unir esfuerzos para poder tener propuestas reales y solución para todo lo que estamos viviendo como ciudadanos en cada una de nuestras naciones. Tenemos que ser parte de todo ese proceso, tenemos que redundar nuestras naciones, a través de eso, a través de lo que Cristo, ha hecho en nuestras vidas, de los pensamientos y de los principios que nos ha dado a través de la Biblia, tenemos que ponerlos en la práctica para el servicio a la comunidad. No importa si nos llamamos cristianos o no nos llamamos cristianos. Lo que importa es que demos un testimonio y que impactemos en la vida de los jóvenes. Que hoy se están perdiendo.

Sandra: De nada sirve llamarnos Cristianos si no lo demostramos…

Byron: Exactamente…

Sandra: Importante es que si uno lo dice, poder demostrarlo, le quería preguntar de las edades, me llamó la atención de que me hablaba de niñas muy chicas no? Que son mamás y que han llegado a feliz término gracias al trabajo de Clínica de Esperanza. Donde están trabajando en Ecuador.

Byron: Exactamente a veces hay chicas de 11 años ,de 12 años de 14 de 15 y otras veces tenemos mujeres adultas pero que funcionan como adolescentes. La edad no marca diferencia a veces en nuestros países hay mujeres de 30 años que se comportan como de 15 y están abandonadas y están embarazadas. Ellas están en desesperación, Nosotros nos focalizamos a las mujeres de adolescentes embarazadas pero no discriminamos. Cuando encontramos a una mujer con esas características recibe el mismo apoyo y el mismo amor para que pueda salir adelante.

Sandra: Cómo llegan hasta la clínica de esperanza?

Byron: Unas son referidas otras se enteran a través de los medios de comunicación de Ecuador a través de HCJB, a través de los programas que nosotros hacemos, hojas volantes permanentemente, separadores de libros con nuestras direcciones y teléfonos, con los servicios que brindamos. De manera diferente ellas van llegando. Y de organizaciones que no son cristianas que son católicas que conozco entonces ellos nos las refieren para que le demos asistencia médica. Así es que los caminos son múltiples pero hay un solo camino que nos conduce al Señor, y ese es Cristo Jesús y eso es lo que nosotros tratamos de enseñarles. Que tengan principios, que tengan fundamentos, y que se conviertan en una herramienta para que sean asertivos, si toman decisiones acertadas en cada uno de sus pasos y no sufran el impacto ni las consecuencias del proceso de la globalización que está por toda América Latina.

Sandra: Dr. Por úlitmo si llega a la clínica de una persona que ya abortó y se les escapó a ustedes en ese proceso previo y después del aborto, llega, se da cuenta, hay la misma esperanza para aquella que todavía no abortó?

Byron: Si, hay la misma esperanza, el proceso es un poquito más largo y difícil porque se requiere de un equipo multidisciplinario, psicólogos, consejeros, consejeras y un seguimiento más largo pero hay esperanza, siempre hay esperanza, es preferible evitar el aborto para no sufrir esas consecuencias pero si han cometido ese error busquen al señor , en él van a encontrar la paz, la tranquilidad, y van a mirar cómo el Señor lo más oscuro, lo vil, lo transforma en algo tan blanco como la nieve en algo tan puro como la verdad, y amorosamente nos recibe como sus hijos. A pesar de las cosas más terribles que hayan sucedido. Siempre hay esperanza así que a las mujeres que por alguna circunstancia en un momento de desesperación y de angustia, y pensando cuál era la solución y optaron por esta opción hay un tiempo para que usted se acerque a Cristo. Él es la verdad y él es la vida. Y él es el que nos conduce hacia el padre así que no pierda su esperanza mire como una gran oportunidad esta charla que estamos teniendo como el día de hoy acá, como ese mensaje de Libertad que usted necesita, el mirar de que su vida como está hoy puede ser cambiada, y regresar mejor de lo que era antes. Cristo en su vida…

Sandra: Siempre Dios hace algo mejor.

Byron: Amén.

Sandra: Muchísimas gracias Dr. Argotti por habernos visitado, gracias por haber estado en nuestro país y muchas gracias por el trabajo, transmítale este sentir a sus compañeros de trabajo por este trabajo en pro de la vida allí en Ecuador. A los amigos sigan con nosotros porque les vamos a dejar la dirección porque a través de nuestra dirección van a poder conectarse con el Dr. Argotti y su equipo si es que así lo necesita.

Byron: Que el Señor les bendiga muchas gracias por la invitación.



Trabajo comunitario un ministerio de amor
En qué nos parecemos a Eliseo

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>