Las necesidades emocionales de las mujeres

Título: Las necesidades emocionales de las mujeres

Autor: Gordon Pike
EA339

El autor del libro “Consejería, la otra cara del discipulado” visita el programa “Entre Amigas” para hablar de un tema más que interesante. Las necesidades emocionales de las mujeres. Sandra  lo entrevistas en exteriores.


Descargarlo para tener o compartir con otros:ea339.mp3


 



Receta:Pastel delicia de papas


Entrevista con Gordon Pike

Sandra: Muy bien amigas llegando ya al tiempo de la entrevista en nuestro programa y vamos a hacer una salida de exteriores porque queremos entrevistar al Señor Gordon Pike que nos visita en nuestro país en Uruguay si bien creo que su residencia habitual es en Costa Rica no es cierto?

Gordon: Si, gracias por la oportunidad de hablar con ustedes si yo vivo en San José, Costa Rica.

Sandra: Muy bien y aprovechamos a saludar a todas las amigas, entonces, que nos escuchan también en ese país, y bueno queríamos preguntarle Señor Pike acerca de su tema su especialización en el Área de consejería un tema en el cual la mujer me imagino con muchas necesidades Quizá diferentes a la del hombre no sé, pero queríamos preguntarle cuáles son los problemas más frecuentes por los cuales acuden a la consejería las mujeres o en el país donde usted vive o lo que usted sabe a nivel de los diferentes países.

Gordon: Yo creo que lo que yo he visto es que los problemas más grandes para los hombres y las mujeres radica en problemas para su matrimonio hasta que estoy muy preocupado que los incidentes de violencia doméstica están creciendo mucho en nuestra parte de Latino América, no estoy seguro de acá pero donde vivimos nosotros está creciendo mucho los problemas de la violencia doméstica.

Sandra: En Uruguay es así, ha crecido mucho o se sabe mas, no se como llamarle, pero bueno, saber que es un problema a nivel mundial o de varios países por lo menos.

Gordon: Verdad y es posible de que se sabe más ahora, hoy día estamos un poco más concientes, de las necesidades de la mujer, y parece que con esta conciencia también las mujeres ya a veces tienen mas coraje, más valor, para expresar lo que está pasando y buscar ayuda y esto es bueno, esto es necesario.

Sandra: Supongo que las mujeres entonces se sienten más protegidas, quizá por la sociedad, o por sus iglesias, por su familias, o por el mismo gobierno que establece programas de atención a víctimas de violencia doméstica.

Gordon: Creo que sí, creo que hay más protección para la mujer hoy día, me parece que las mujeres necesitan saber de esto, tenemos nosotros, que ayudarles aún dentro de nuestras iglesias, y de entender que sí hay ayuda, ahora los gobiernos están un poco más concientes, hay lugares en donde pueden buscar ayuda. Y una responsabilidad nuestra y de la iglesia es ayudar a las mujeres en donde pueden encontrar, esta ayuda.

Sandra: Qué pasa con las consecuencias emocionales?

Gordon: Bueno, esta es una buena pregunta, emocionalmente es obvio que la mujer siente rechazados todos sus sueños que ha tenido para su matrimonio y ya no existe se siente abandonada, siente que tiene que estar sola, criando a sus hijos. Y hemos realmente que necesitan personas que puedan hablar con ellas, que puedan ayudarlas a ellas a entender sus propias emociones, y más que todo entender lo que les está pasando que no es la culpa suya.

Sandra: Pero hay solución no?

Gordon: Si, claro que sí, hay solución y la solución radica por supuesto en nuestra relación con Jesucristo pero también con hablar con personas uqe tienen conocimientos en este tipo de cosas. Y entender que las emociones que ellas sienten, en estas situaciones son normales sería anormal no responder con emociones a la situación y entender que más que todo hablando como se siente, hablando con otras personas que entienden, aún con grupos de mujeres que están padeciendo las mismas cosas y descubriendo las mismas cosas. Puede ayudar mucho y alguien que puede guiar a ella de la forma que debe, expresar sus emociones, debe descargarse de estas emociones que ella siente.

Sandra: La consejería bíblica ayuda de alguna manera a poder dar respuesta a promesas de Dios, quizá versículos de consuelo, qué hace un consejero Bíblico en una situación así?

Gordon: Bueno, sí, hay promesas Bíblicas, hay versículos y hay principios, que salen de la palabra de Dios, que ayudan y también ayudan a la persona, a entender que Bíblicamente nuestras emociones son una parte legítima, son una parte de nosotros, que Dios ha creado y a entender que estas emociones, son necesarias, son importantes, y es importante en vez de negar las emociones o aparentar, porque uno que es cristiano no se debe sentir como se siente, de aprender que estas emociones pueden ayudar, a la persona a acercarse más a Dios y de buscar en Dios la ayuda que necesitan buscar en Dios que Dios es su padre, que la protege que le provee aún en el medio de lo que está sufriendo.

Sandra: Muy bien le voy a invitar a una pausa musical, y después tengo preguntas sobre este interesante tema sobre las necesidades de la mujer.

Sandra: Bien amigas, volvemos estamos conversando en exteriores con el pastor o consejero, no sé bien usted me aclarará bien su función.

Gordon: Soy un profesor en un programa de estudios teológicos.

Sandra: Vinculado hacia la teología, profesor, pero también especializado en el área de la consejería. Gordon Pike es su nombre vive en Costa Rica, y es de origen norteamericano.

Gordon: Verdad si, yo nací en Estados Unidos pero crecí en Canadá, culturalmente soy más canadiense.

Sandra: Y con una familia, me imagino que le acompaña en Costa Rica.

Gordon: Si, mi esposa vive conmigo en Costa Rica, mis hijos ya son grandes y viven en los Estados Unidos.

Sandra: Bueno muy bien y hoy estábamos hablando y le quería preguntar de las emociones no? La importancia de atender esa área también en la mujer, área que a veces es muy lastimada por situaciones que se arrastran también por mucho tiempo. Qué pasa con los adolescentes, le ha tocado también hacer consejería también a los adolescentes? Qué problemas traen ellos?

Gordon: Esta es una buena pregunta, no he aconsejado tanto a los adolescentes. Estoy muy interesado en sus vidas y en cuanto a emociones yo creo que en todo lo que observo ya de una persona grande es que hay un tipo de entre los adolescentes quizá podemos decir que hay tipo de fatalismo o de sentir que no hay mucho futuro que no hay mucha razón para tener una esperanza para tener aspiraciones.

Sandra: Es un ejemplo que le hemos dado los adultos?

Gordon: puede ser o más que todo por la sociedades mundiales que vivimos ya en un mundo post moderno, donde nos dice que la vida no tiene mucho sentido, que no hay mucha razón por lo que experimentamos todo es por casualidad. Y, así es difícil para el adolescentes ver por qué vivo yo. Por qué existo. Es difícil ver cuando pueden estudiar mucho y salir de la universidad, y todavía es difícil encontrar buenos trabajos. Todavía es difícil ganar su vida. Y sufren por eso, por no ver tanta esperanza. En sus vidas.

Sandra: Me imagino que cuando se les presente el evangelio será una gran solución para estas vidas sin sentido el decir, había una solución, Hay un camino acá.

Gordon: Claro que sí, el evangelio nos da un propósito. Par vivir porque sabemos que desde el principio Dios nos creó con propósito. Él nos creó para ser su imagen. Para reflejar de él y nos creó con propósitos aquí en la tierra y por supuesto con el evangelio, aún hay un gran propósito para los adolescentes, de ayudar a sus amigos, a sus compañeros, conocer a Cristo también y vivir para su obra, y para su gloria.

Sandra: Quería preguntarle acerca de esta consejería a los adultos ya que me dice que no ha estado tanto aconsejando a adolescentes, y en el caso de los adultos, acuden las mujeres solas, acuden en pareja, con esta persona que a veces les pega o a estas situaciones difíciles porque a lo mejor es la mejor manera de trabajar en la solución trabajando con el agresor también.

Gordon: Si, verdad, yo mismo yo tengo diferentes cosas depende de la situación ahí yo aconsejo con mi esposa y esa es una gran ayuda, el aconsejar a mujeres, también a veces yo, veo que es bueno que una mujer tiene la oportunidad, de hablar con un hombre que tiene más entendimiento de lo que está pasando en su vida, ya una ayuda, para ella de entender que no todos los hombres son iguales, que hay hombres que sí comprenden y a veces entonces depende las situaciones lo que yo aconsejo también. A las mujeres sin mi esposa presente, por supuesto un consejero si va a hacer esto cuanlquiera que sea una mujer aconsejando a un hombre o viceversa tiene que tomar precauciones para proteger su reputacion, la reputación de la otra persona. Tiene que asegurar que no esté solo en una casa sin nadie a su alrededor y cosas como esta.

Sandra: Si ellas acuden con su esposo, que usted pueda hacer un trabajo en conjunt y sobre todo cuando el problema usted mencionaba hoy lo de la violencia doméstica, es bueno, el varón maltratando a la mujer, se puede trabajr con el agresor para que de alguna manera se rehabilite, o se recupere de su forma de comportarse?

Gordon: Si, seguro que sí, si acuden a buscar la consejería los dos, siempre es mejor, lamentablemente parece que los hombres no buscan la consejería como lo hacen las mujeres, y parece que especialmente un hombre que sufren con violencia y con agresión que busquen la ayuda pero necesitan buscar esta ayuda, y si hay solución en ayudarle a saber como ellos mismos pueden expresar su propia emoción de una manera buena no de una manera destructiva. Muchos de los problemas creo es que los hombres han reprimido sus emociones y lo han puesto dentro por tantos años y sienten emociones tanto como la mujer no es que el hombre tiene menos emociones. Pero la sociedad no nos ha enseñado como expresar la emoción cuál es la buena forma de tratar con nuestras emociones, así muchas veces cuando hay tanta emoción adentro que explota, explota en enojo que es incontrolable con violencia y con destrucción de la familia y de su propia esposa.

Sandra: Vamos a darle lugar a nuestras emociones y escuchar un poco de música, para no explotar, y ya volvemos.

Sandra: Volvemos amigas y estamos conversando con Gordon Pike quien visita nuestro país Uruguay en este momento pero que los Costariquenses tienen el lujo de tenerlo por allá y qué lindo es saber que los oyentes allá pueden escuchar en aquel país y les vamos a dar alguna forma de contacto con el Señor Gordon Pike para que puedan contactarlo, los que necesitan también consejería sobre alguna de estas temáticas, que estamos hablando. Gordon, usted nos decía que la mujer acude más a consultar, no es posible como Iglesia establecer, algún tipo de programa para que los hombres se animen a acercarse, y de esa manera mejorar sus relaciones con las mujeres?

Gordon: Si, creo que sí hay y quizás, la mejor manera sería tener grupos de hombres dentro de la Iglesia que se reúnen juntos y puedan hablar más sobre sus vidas personales. A mí me parece que el hombre de hoy en Día está muy aislado y que muchas veces no tiene muchos buenos amigos con quien compartir, así si el hombre puede reunirse con un grupo pequeño de 5 o 6 otros hombres, y poco a poco empiezan a abrirse, empiezan a establecer, los sentimientos de seguridad el no con el otro pueden empezar a compartir lo que está pasando y aún pueden aprender el uno del otro.

Sandra: Cómo hacen las mujeres cuando esto no se dá. Cuando el hombre no consulta y ella por más que puede volcar toda su problemática, contarla a un consejero bueno, como hace cuando vuelve a la casa y tiene esa realidad, muy difícil

Gordon: No se entiende su pregunta muy bien pero qué debe hacer la mujer si su esposo está allí dentro de la casa y no ha buscado ayuda y está haciendo cosas violentas. Bueno primeramente debe buscar ayuda y debe entender de que la mujer no es obligada de quedarse en casa donde no hay violencia. No estoy hablando de que inmediatamente cuando hay violencia tiene que divorciarse. La verdad es que no quiero recomendar el divorcio. Sdin embargo si está sufriendo ella, abusos físicos o sus hijos están sufriendo abusos físicos tienen que buscar ayuda para salir y no quedar con este hombre hasta que él tenga la ayuda que necesita, para controlar esto y pueda demostrar que puede vivir sin esta violencia yo creo que la mujer tiene la responsabilidad e protegerse a sí misma con ayuda por supuesto y a sus hijos. Y no debe sentirse obligada a estar allí, y sufrir esto.

Sandra: Pensando en si hay Iglesias que más allá de decir pobre mujer que hacen cosa prácticas, como recibirlas, tener un refugio para mujeres acompañarlas en la situación esta difícil.

Gordon: Hay algunas iglesias que hacen esto, y creo que hay más iglesias que necesitan hacer esto, yo creo que en la Iglesia tenemos que tocar este tema y pensar muy bien qué es lo que tenemos que hacer si es tener una casa segura, que podemos tener un refugio, o es contactar refugios que existen en su ciudad, depende de la situación pero estener esos recursos, y estar listos para ayudar a mujeres en esta situación

Sandra: Bien Gordon, ya se nos termina nuestro tiempo de entrevista pero quería decirle qué mensaje final a las mujeres que nos están escuchando que necesitarían hablar con un consejero o una consejera qué le podemos decir para animarlas y decirles que hay esperanza?

Gordon: Bueno especialmente decirles que el Señor Jesucristo sí entiende lo que está pasando de su vida, y entender que él ha sufrido abusos tremendos de la mano de hombres también, así el entiende y que no deben pensar que están solas que hay personas que están padeciendo esto también y hay recursos, hay ayuda y deben acercarse a su pastor y preguntar qué debo hacer.

Sandra: Muchísimas gracias y buen regreso a su país le deseamos que se mejore de esta gripe que tiene y le mandamos un saludo a su familia.

Gordon: Gracias un placer.

 

HIV
Entrevista con la familia Muller

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>