Jesucristo – Dios y hombre

Título: Jesucristo – Dios y hombre

Autor: Ernesto Rey
EA 378

Conozca las características de nuestro Amado Señor Jesucristo de la mano del Pastor y Profesor del Instituto Bíblico Berea, Ernesto Rey. Jesucristo es quien hoy te extiende su mano y te invita a vivir una vida diferente, una vida a parecerse a Él.


 


DESCARGARLO PARA TENER O PARA COMPARTIR CON OTROS: ea378



 


Receta: Crema de duraznos


 


Entrevista con Ernesto Rey

Sandra: Queridas amigas, habiendo llegado ya este momento, donde nos sentamos tranquilitas para poder compartir con ustedes algún tema de interés es que recibimos nuevamente a nuestra casa al Pastor Ernesto Rey con quien estuvimos hablando en el programa pasado acerca del Señor Jesucristo y vaya si nos dan ganas de seguir hablando de seguir indagando y conociendo un poco más de la persona de Jesucristo. Ernesto bienvenido nuevamente y hay yo creo más preguntas que el tiempo que tenemos

Ernesto: Bueno muchas gracias otra vez por invitarme y nuevamente me siento en casa

Sandra: Bueno, muy bien así que adelante vamos a ponernos a estudiar, a las amigas Biblia en Mano eh? Les recomendamos porque después se van a quedar con inquietudes y con ganas y seguramente van a querer leer y ver donde están estas partes de la historia de Jesús y dónde pueden comprobar estas cosas que estamos diciendo. Queremos hoy, te decía antes de empezar el programa hablar de este Jesús hombre, Jesús Dios, Jesús por un lado Niño, Dios, este misterio tan interesante de la existencia, de un Dios y de un Hombre en una sola persona. Cómo podemos analizar este tema enorme por supuesto.

Ernesto: Bueno es uno de los grandes misterios, lo que la Biblia nos muestra es que justamente cuando Jesús vino al mundo, era Dios con nosotros. Y lo que podemos comprobar a través de observar su vida y a través de observar su enseñanza de los apóstoles es que él era totalmente Dios, y totalmente hombre. Por ejemplo dice el apóstol Pablo que en él habitó corporalmente la plenitud de la deidad es decir…

Sandra: Un Dios Pleno completo

Ernesto: un Dios pleno, corporalmente, quizá a nosotros nos cueste cómo entender cómo la grandeza de Dios pudo justamente encerrarse dentro de una forma humana. Pero quizá podríamos leer un texto que puede ser bastante claro lo que le dice el apóstol Pablo a los Filipenses, en el capítulo 2: y dice: haya pues en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús el cual siendo en forma de Dios, (ese siendo podría ser también existiendo) en forma de Dios, (y como forma de Dios significa: siendo como todo lo que Dios era o todo lo que Dios es) no estimó el ser igual a Dios como cosa a qué aferrarse, (Es decir como un derecho por el cual tener que ir al mundo, es decir estaba en sus derechos de quedarse en su forma de Dios)

Sandra: Como Dios, y decir yo no me hago hombre porque soy Dios.

Ernesto: Exacto pero no ser igual a Dios como cosa a qué aferrarse, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo hecho semejante a los hombres. Y estando en la condición de hombre, bueno sigue más abajo dice que se humilla así mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz. Entonces ahí vemos como este pasaje nos relata este proceso, aquel que era en forma de Dios como dice Juan, el verbo, la palabra, que se refiere a Cristo, en el principio dice que era el verbo o era Cristo, y el verbo o Cristo era con Dios, y el verbo era Dios, bueno aquel que era en forma de Dios viene a este mundo, toma esa forma humana, nace en el día que todos recordamos en relación a la navidad, y comienza a vivir entre los hombres y ahí está el gran misterio es decir, una persona que existía, teniendo una completa naturaleza humana y una completa naturaleza divina.

Sandra: Y muchos misterios alrededor también, cuando observamos que Juan el Bautista ya en el vientre de su madre salta con la presencia de Jesús engendrado decimos, son muchos los misterios que hay alrededor, pues no es que las criaturas… sabemos que las criaturas tan pequeñitas de repente no pueden razonar ni llevar un pensamiento como lo hacemos nosotros. Sin embargo Dios mismo le movió para que reconociera al Salvador, desde allí en adelante, un montón de cosas que acompañan a este hombre divino o a este Dios que se hizo humano.

Ernesto: Bueno, la vida de Cristo estuvo rodeada de hechos sobre naturales verdad? La presencia de los ángeles y muchas cosas que sucedieron ya al comienzo del ministerio público de Jesús el día que se escucha la voz del cielo, el día que se aparece el espíritu Santo en forma de Paloma, pero todas estas cosas son las que refuerzan el hecho de que Cristo era Dios. De que no era un mero hombre sino que era la persona divina, el verbo eterno como decimos a veces, según el vocabulario de Juan, y que tomó forma humana para venir a salvarnos no?

Sandra: Ernesto estábamos pensando en nuestro Señor Jesucristo que tanto hizo por nosotros y la pregunta es por qué un Dios tan grande mueve su corazón que por salvar en realidad a una generación o a la humanidad, varias generaciones de humanos que siempre hacían todo mal que siempre le han desobedecido que a sus ojos santos realmente miserables pecadores no merecíamos nada por qué un Dios se mueve a hacer una cosa así?


Ernesto: Bueno, quizá se puede resumir en una palabra, gracia. Y por ahí a nosotros nos cuesta entender los planes soberanos de Dios, pero sí podemos entender y comprender su gracia. Porque en sí el pecado es una traición en su gobierno, a su autoridad y alguien ha dicho que no solamente es asombroso que Dios quisiera perdonar al pecador sino también el hecho de que Dios permitiera de que el pecador siguiera existiendo. Justamente Dios podría haber borrado esta raza humana y haber creado nuevas criaturas, peo la misericordia y la gracia de Dios ha sido tan grande que en su infinita sabiduría ha ideado un plan que se fue desarrollando a través de los siglos hasta que llegó el momento donde dice la palabra que llegó el cumplimiento del tiempo y bueno, nació Cristo y bueno, nació de mujer. Así que juntamente con el hecho de que la Biblia nos da una declaración bastante sorprendente de que el cordero ya estaba preparado antes de la fundación del mundo. Entonces esa actitud de gracia ya se preveía, porque también ya se preveía la caída. Quizá en nuestras mentes tan limitadas al tiempo, es difícil comprenderlo pero es eso lo que nos asegura la Biblia, de que Dios ya preveía que al crear a criaturas libres, y la caída y el rechazo de la autoridad divina era un hecho potencialmente real y posible. Entonces en su gracia, el cordero ya estaba listo. Así que desde ante de todas las cosas creadas, ya estaba la actitud de Cristo de ser el cordero, como la actitud del Padre de enviarlo, como dice Romanos, no ha negado el sufrimiento el que no escatimó ni a su propio hijo, sino que lo entregó así que eso es un hecho sorprendente, y estamos hablando de que esta salvación del pecador está comprometida la persona de su propio hijo,

Sandra: Si, es algo que muchos de nosotros humanos no nos animaríamos a hacer, por algo Dios mismo por amor a nosotros, lo hizo a pesar de ser criaturas que no valíamos nada en cambio su hijo sí, sin embargo bueno… allá fue y se entregó voluntariamente por nosotros. Qué situación, porque si nos ponemos en ese lugar, que situación para Jesucristo mismo esa entrega, de lo que hablábamos hoy de esa puja entre la humanidad que hubiera deseado pasar de esa cruz y por tor lado el compromiso de un Dios que quería salvarnos.

Ernesto: Claro, sin lugar a dudas Jesús, aparte de que Jesús lo anunció varias veces los discípulos no lograban entenderlo ni aceptarlo pero Jesús preveía el sufrimiento ahí justamente uno puede ver esa misterio en su persona de saber las cosas de antemano, y por ahí como hombre también temblar, al saber lo que le tocaba pasar. el anunció el menosprecio, anunció el sufrimiento que habría de enfrentar y llegado el momento hubo esa gran agonía en su alma especialmente quizás por el hecho de que no es tan solo por el sufrimiento físico, sino porque es algo que nosotros no podemos llegar a comprender, en lo que significa para alguien que es justo, que es santo, sin contaminación alguna con el pecado, tener que llevar el pecado de toda la humanidad, es decir, Jesús se enfrentaba para ser la víctima, la víctima ante quien se iban a transferir todas las maldades, todas las rebeliones todo lo que nosotros hemos hecho mal, bueno, él estaba allí para pagar por eso. Entonces el castigo y el juicio de Dios sobre su persona es algo que nosotros no podemos comprender pero él sabía que iba a suceder entonces uno puede ver en su agonía, su dolor, sabiendo que él iba a enfrentar el desamparo del Padre.

Sandra: ya para cerrar yo creo que habría tanto más para hablar de Jesús, tantos aspectos que no podemos abarcar en un par de programas pero es lindo quedarnos con esa imagen de un Dios que quiso ser como nosotros que disfrutó de la vida como nosotros y que bueno, es verdad se entregó para que vos y yo seamos salvos para que tengamos una nueva oportunidad de vida. Cómo era ese Jesús, era el actor de Hollywood, que nos muestran siempre sobrio, como con esa mirada pensativa…

Ernesto: Bueno, qué bueno es que en nuestra vida podamos reflexionar sobre su carácter no? En la medida en la que leemos los evangelios, no? O en la medida en la que leemos las cartas, del nuevo testamento pero yo puedo ver, un Jesús Gozoso pero no liviano. Pero si que podía disfrutar de los momentos de la vida cotidiana de asuntos a veces sociales uno de los primeros milagros o el primer milagro que se registra en el nuevo testamento justamente tiene que ver con una boda, y bueno, Jesús estaba ahí.Por otro lado uno puede ver su sensibilidad, ligada a su amor, por supuesto a su compasión, misericordia, ahora, a veces se entristecía porque la dureza de la gente, otras veces alabó sin duda con alegría la fe de algunas personas que manifestaron, un Jesús prudente, sabiendo responder lo acertado, sabiendo callar cuando no había nada para decir y eso lo vemos en horas previas a su muerte. Un Jesús esforzado, trabajador, que tuvo jornadas exhaustivas de trabajo, de predicar, de enseñar, de realizar tantas obras, en torno a las necesidades de la gente, un Jesús que tenía valor que podía enfrentar a los mercaderes del templo y a la vez junto con su valor mucho celo por las cosas de Dios.

Sandra: Que se enojó, que lloró también.

Ernesto: Que se enojó, que lloró, bueno un celo que lo manifestó desde niño cuando dijo en las cosas de mi Padre me es necesario estar.

Sandra: Ahí que freno… en Uruguay en estas zonas rioplatenses les diría, le paró el carro se puede decir, que les puso las cositas claras y dijo yo en las cosas de mi Padre es necesario que esté. Y todos se quedaron pensando. Con esa autoridad desde ser adolescente no?

Ernesto: Si, dice el texto que habían cosas que su madre meditaba, aunque no las comprendía. Y a veces hay que ver el tema de los tonos no? Uno no parece ser irrespetuoso como cuando dice qué tienes conmigo mujer, muchos lo toman como una expresión irrespetuosa pero no tiene nada que ver con eso. Cuántas otras cualidades como el trato sensible, cuidadoso con la gente el comprender a las personas, el tocar al que nadie tocaba, el acercarse al que estaba quemado por la sociedad, la compasión, la misericordia, por la gente si n cuidado espiritual, por los necesitados, enfermos, y otras de las cosas destacables de su personalidad es su mansedumbre, él mismo nos manda a aprender de su mansedumbre, y también su humildad, su actitud de servicio, y cuántas cosas más podríamos tomar de su vida.

Sandra: Sin lugar a dudas, muchísimas, muchísimas. Y ese mismo Jesús es el que quiere llegar a tu vida y para que lo conozcas con todas estas cualidades también hoy se manifiesta porque Jesús mismo está vivo y quiere todavía relacionarse contigo. Pero de esto vamos a hablar en el cierre ahora con Natalia. Quiero ahora agradecer a Ernesto que ha estado presente con nosotras una vez mas y bueno sin duda pedirte que en algún otro momento podamos pedirte que te podamos hacer alguna llamadita y pedirte que nos asesores en los temas Bíblicos.

Ernesto: Espero que los oyentes puedan conocer a este Jesús y ver los cambios que este Jesús vivo va a hacer en sus vidas y estas características que hemos mencionado es la intensión de Dios, es el propósito de Dios que también comiencen a verse en nuestras vidas.

Sandra: Ojala que así sea

Ernesto: Muchas gracias.

 

 

Qué piensas de Jesús
Tras los hilos de este mundo.

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>