Entrevista con Dalmiro Rodríguez

Título: Entrevista con Dalmiro Rodríguez

Autor: RonaldRendlee
No.: EA247

Eneste programa conoceremos a Dalmiro Rodríguez, un hombre muy especial que se propuso como su principal ministerio formar una familia para Dios. Hoy, da gracias a Dios por su esposa, sus hijos y por sus 3 nietos. Un reto para todos en donde vemos la total dependencia en nuestro Señor Jesucristo.


  • RecetaSopa Paisana
  • ConsejoPadres ocupados y madres exhaustas


 


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea247.mp3 



 


Entrevista con Dalmiro Rodríguez 

Sandra: Y bueno amigas ustedes saben que cuando llega el momento de la entrevista creatividad es lo que nunca falta, entonces en este caso nos fuimos a pasear por allí como a veces lo hacemos para poder encontrarnos con gente, gente que enriquece nuestro programa. En este caso estamos en el interior del país en el cual vivimos, en Uruguay, en un departamento que se llama Treinta y Tres, si así como lo escuchan, con el nombre de un numero pero que hace referencia a algunas personas que intervinieron en la libertad hace muchos años de nuestro país, y en este departamento de Treinta y Tres, vive un señor que hoy me esta acompañando que se llama Dalmiro Rodríguez, ¿cómo está Dalmiro?.

Dalmiro: Muy bien, un gusto de poder compartir este testimonio con ustedes.

Sandra: Un chiquilín Dalmiro, ¿cuánto años?.

Dalmiro: 71.

Sandra: Yo digo un chiquilín, es un a expresión muy Uruguaya, chiquilín significa algo así como un niño pequeño, es un modismo nuestro. Dalmiro nos va a contar algo de su vida. ¿Cómo es esto de su vida, como es esto de vivir en la zona de Treinta y Tres.

Dalmiro: Bueno, yo me vine para el campo cuando yo tenia 6 años, viajamos desde Montevideo para acá, para Treinta y Tres, y mi vida se desarrollo en el campo, cumpliendo las tareas del campo, las distintas tarea. Mi madre era una mujer muy católica, era una persona muy fina, muy culta, en casa por ejemplo, jamás se hablo un lenguaje sucio, era una persona que me inspiro siempre desde niño la buena música y también los buenos libros. Y en mi juventud tuve un accidente muy grande, que me impidió terminar el liceo, pero no obstante orientado por ella pude prepararme mas.

Sandra: Seguir estudiando algo mas.

Dalmiro: Seguir estudiando algo mas.

Sandra: ¿Cómo es la vida del campo para una persona en Uruguay?, porque pensemos alguien que nos escucha en Perú, por ejemplo, en una zona montañosa, tan diferente a la de nosotros. ¿Cómo es la vida de un chico, de un niño, primero un adolescente del campo uruguayo?.

Dalmiro: La vida del niño se desarrolla en el medio de la naturaleza, buscando siempre los animales, en el campo siempre hay una abundante fauna, habían muchos zorros y yo desde niño me preocupaba por buscar las cuevas de zorro y buscar los zorritos. Me encantaban los gatos, los gatos monteses, los carpinchos, pero de tardecita me entretenía bajando a la orilla del arrollo, y empezaba a oscurecer y empezaban a pasar los zorros, a mi me encantaba todas estas cosas. A parte de eso poder ver la producción de la majada, me encantaban los corderitos cuando las ovejas tenían corderitos, los terneritos; estas cosas son cosas que para uno le quedan gravadas.

Sandra: Una linda infancia.

Dalmiro: Muy linda, muy feliz.

Sandra: ¿Muchos hermanos, una familia muy grande?

Dalmiro: Una familia muy grande, sí, 9 hermanos en total.

Sandra: Nosotros que tenemos este programa para mujeres nos imaginamos lo que seria para su mama, tener esto 9 hijos, y seguramente producir, todo en la casa, desde el pan la ropa muchas cosas, para ayudar a la economía de la familia.

Dalmiro: Bueno, prácticamente se hacia todo en las casas. Se amasaba el pan, carne había porque había consumo, se carneaban ovejas, prácticamente casi todas las semanas se carneaba una oveja, pero el establecimiento era grande, había peones, había empleada, lo cual mi madre siempre tenia una ayuda y además como vivíamos sobre la carretera a pocos metros dela carretera, una linea de ómnibus que cubría la cuidad de Treinta y Tres – Charqueada, siempre se encargaban y se traían las cosas que eran necesarias, comestibles.

Sandra: Cuando usted cuanta de esta historia, decía de su mama, una persona de una moral muy admirable, me da la curiosidad de preguntarle, ¿qué le enseñaron de Dios durante la infancia?.

Dalmiro: Bueno, mi abuelo era abogado, mi abuela fue una mujer de mucha cultura, mi madre se educo en un colegio católico, en Montevideo, en las Teresas, y por su puesto que mis hermanas también se educaron en colegios católicos y yo como hijo de una madre católica, también desde niño profese la religión Católica hasta jovencito. Pero cuando yo era jovencito integraba el centro de acción Católica y cuando yo vi cosas muy, muy inmorales en algunos curas me retire de la Iglesia totalmente desmoralizado, porque siempre pensé que Dios tenia que existir, que tenia que haber algún camino hacia Dios, y como era sincero no puede soportar y me retire.

Dalmiro: Poco tiempo después llegan dos personas a mi casa, yo estaba en el campo, era muy joven tenia 24 años y llegan dos personas y me presentan la palabra de Dios, yo nunca había oído hablar de la palabra de Dios, pero aquello me impacto realmente los recibí como si fueran ciervos del Dios alto, porque los recibí con toda cortesía en mi casa, los hice pasar y tuve una muy agradable conversación. El hecho es que el Señor empezó a trabajar, el Espíritu Santo empezó a trabajar en mi vida y al poco tiempo había una reunión en una Iglesia Católica de unos vecinos nuestros y yo me rehusé a ir, era una fiesta pero yo me rehusé ir, pero ante tanta insistencia en mi familia tuve que ir un poco forzado. Entonces el cura que ya estaba preparado me pregunto si yo tenia una Biblia, yo le dije que si, entonces el cura me dijo que la quemara y yo no tenia ningún argumento, porque yo era apenas principiante que estaba escuchando la palabra de Dios, pero si me pareció que era un disparate, que autoridad podía tener aquel hombre para mandarme a quemar la palabra de Dios. Y eso fue de las cosas que a mi me chocaron y gracias a Dios que poco tiempo después pude recibir al Señor Jesucristo como salvador personal, pero mi conversión tardo quizás unos 7 meses, después que yo recibí el evangelio. Pero un día realmente yo me encontré en la presencia de Dios como si me mirara en un espejo y vi mi vida, se desmoronaron todos esos conceptos que uno tenia de un chico bien, de una buena familia y vi que era un pecador que estaba totalmente perdido y acepte al Señor Jesucristo como mi salvador personal y para mi fue el día mas feliz de mi vida porque ese día yo sentí la presencia del Señor cuando el Señor me perdono. Recuerdo todavía el lugar donde me arrodille para recibir al Señor Jesucristo .

Sandra: ¿Dónde fue ese lugar?.

Dalmiro: Fue a poco metros dela carretera, había un chilcal y allí entre aquellas chilcas yo me hinqué y allí recibí a Cristo. Bueno, yo tenia 25 años ya y no pensaba casarme, era muy desconfiado, pero un día yo le pedí al Señor una esposa y el Señor me dio la esposa de Proverbios, no solo la mujer mas hermosa que conocí en mi vida sino una excelentísima madre para mis hijos, porque siempre me preocupaba que madre iba a dar mi hijos, porque me preocupaba, era soltero y me preocupaba por mis hijos y una cosa muy importante cuando yo forme una familia, para mi, mis hijos siempre los dedicamos al Señor, cuando mi esposa quedaba embarazada siempre oraba que si no eran para la gloria de Dios que no nacieran y mi esposa perdió un parto de mellizos pero gracias a Dios que todos son para la gloria de Dios, porque todos son cristianos, buenos cristianos y la mayor parte de ellos están involucrados en las cosas de Dios. Hace poco un misionero que vino me decía que la misión evangélica me tenia que pagar un sueldo porque estaba llenado la misión evangélica de misioneros, pero gracias a Dios porque para mi a sido la satisfacción mas grande, el premio mas grande que Dios me puede haber dado. Yo recibí enseñanzas en un campamento Dios me hablo, como criar una familia para Cristo, y realmente lo tome con temor y temblor como debe ser para un hijo de Dios y procure enseñar a mis hijos a los camino de Dios. Y bueno, a veces tenia que emplear la varita, me dolía, venia con lagrimas y le decía al Señor, quita la necedad a este niño yo te estoy obedeciendo pero tu tienes que hace a obra, y el Señor hizo la obra porque me ha dado una familia muy hermosa, una familia ordenada, bien casados con sus esposas, crían a sus hijos en sujeción y bueno como dije la mayor parte de ellos están involucrados en las cosas de Dios, sirviendo Dios.

Sandra: ¿Alguna ves te imaginaste cuando llego esa persona o esas personas que te hablaron la palabra de Dios iban a existir tantos cambios en tu vida?.

Dalmiro: Nunca, la verdad que el Señor cambio mi vida completamente, transformo la vida nuestra y en todos los sentidos, porque no solo nos dio una vida limpia, una vida abundante, una vida de alegría, de esperanza, el premio de tener una familia tan linda como la que el Señor me ha dado. Yo leía en la palabra de Dios, el caso de cómo por ejemplo, de Elí que era sacerdote de Dios y como sus hijos llevaban una vida tan escandalosa, y como este hombre no tenia temor de Dios, no ponía a reparo a sus hijos, y después grande hombre de Dios, como el caso de Samuel que fue un gran hombre de Dios y dice la palabra de Dios que sus hijos ya no anduvieron en los camino de Dios como Samuel, esto motivo la rebelión de Israel que pidiera un Rey como las demás naciones. El caso ,por ejemplo, de David que era un hombre precioso para Dios, sin embargo también descuido a su familia. Quizás yo no salí a predicar, no fui pero un ministerio que me propuse fue de criar una familia para Dios, formar una familia para Dios y mi mas grande anhelo es que mi familia sirva a Dios y hoy tengo la gran satisfacción cuando veo a mis hijos sirviendo a Dios, para me es una de las cosas mas reconfortantes, como dice la palabra, los que sembraron con lagrimas, regocijo segaran.

Sandra: ¿Cómo se hace Dalmiro, porque muchas amigas escucharan, tendrán sus hijos, quizás oraran a Dios y quizás muchas los vean lejos de las cosas de Dios y sufran, como se hace, que consejos para poder guiar a los hijos por los caminos eternos?.

Dalmiro: Bueno, el hombre debe llevar en su hogar la mano espiritual y es muy importante que cada día se lea la palabra de Dios con los niños, que se ore e inculcarles desde muy niños la palabra de Dios, es muy importante esto. Además dar los buenos ejemplos porque yo pienso que un padre, al igual que un pastor que un siervo de Dios, su vida tiene que ser transparente, porque todo el mundo lo esta observando, lo esta mirando, y esta comprobando si sus dichos, sus palabras concuerdan con sus hechos, entonces yo pienso que un testimonio cristalino es muy importante para criar una familia, pero una de las cosas es la disciplina, la palabra de Dios dice que el padre que ama a sus hijos madruga a castigarlos, a corregirlos y es cierto que es dura a veces tener que emplear la corrección, pero la palabra, dice que la vara quita la necedad en el muchacho, yo se que todas las personas son criadas en distintas disciplinas, mas el mundo moderno, por ejemplo, que hay una tolerancia excesiva y la gente confunde el amor con el consentimiento que son dos cosas completamente distintas, entonces yo pienso que uno tiene que cumplir la responsabilidad de criar a los hijos y enseñarlos a obedecer y a respetar, criarlos en disciplina y además inculcarles desde niños pequeñas tareas, responsabilizarlos, el niño que se cría desde niño obedeciendo después de grande y que obedece a Dios desde niño de grande no va a tener problema, pero cuando un niño no obedece a sus padres tampoco va a obedecer a sus gobernantes, ni a sus lideres, ni a su país, ni a nadie. Después es una persona inadaptada que esta desconforme con todo el mundo.

Sandra: Estas cosas usted siente que las transmitió en sus hijos, y también siente que los nietos reproducen esto también, usted ve, o sea usted ve que sus hijos están pudiendo enseñar de esta manera a sus nietos?.

Dalmiro: Yo estoy viendo que están tratando de enseñar y gracias a Dios que ya tengo tres nietos convertidos y mi oración de cada día es que todos mis nietos sean convertidos y no solo que sean convertidos, sino que sirvan también al Señor, que un día el Señor en su misericordia los llame a su ministerio, pero todos ellos procuran enseñar a sus hijos en la misma disciplina.

Sandra: Bueno, muchísimas gracias, se nos ha agotado el tiempo, perola enseñanza a sido muy linda, no solamente por lo que hablamos de los hijos, sino también para ver como Dios da oportunidad a las personas que le buscan y como a veces Dios nos busca sin que nosotros estemos esperando. Muchas Gracias y que Dios le bendiga.

Dalmiro: Muchas gracias, igualmente, ha sido un placer.

¿Es la Violencia Patrimonio de los Jóvenes?
Estética en la mujer

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>