El Trabajo en CPEC

Título: El Trabajo en CPEC

Autor: Dr. Enrique Cepeda 
No.: EA214

C.E.P.C. llega a nuestras latitudes, a nuestro territorio, a mostrar que hay una forma de compartir como empresarios cristianos la esperanza a los otros que están desesperados.


  • RecetaStrudel Vegetariano  
  • ConsejoCómoenfrenta la mujer Cristiana esta demanda de más tiempo


 


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea214.mp3 



Entrevista con Enrique Cepeda

 

Sandra: Queridas amigas hemos llegado ya al momento de la entrevista de este día, y bueno, que importante es poder recibir visitas internacionales, saben que es una debilidad que tengo. A mí me encanta, hermano que ande por aquí por Uruguay para compartir una experiencia interesante compartir, un ministerio especial que tenga y que haya venido a traer a nuestro país, bueno, invitarlo a nuestra mesa de trabajo para poder compartirlo con nosotros también. Y también para homenajear a los hermanos de su país, en este caso lo mexicanos que nos escuchan.

Enrique: Gracias

Sandra: Bienvenido Doctor Enrique Cepeda a nuestro país y a nuestro programa.

Enrique: Gracias, es un privilegio, es un placer muy grande encontrarnos en este bello país y poder compartir esta oportunidad a través de las ondas radiales. Gracias por este privilegio.

Sandra: Bueno para nosotros también es un privilegio tenerle, se que a visitado nuestro país unos meses antes a esta visita puntual, y bueno, lo trae una razón muy especial y justamente eso es lo que queremos compartir en este programa Entre Amigas.

Sandra: ¿Que lo trae por acá?

Enrique: Correcto Sandra, estamos aquí con un propósito especifico y el propósito es tratar de implementar, establecer, arraigar un ministerio aquí en el país del Uruguay cuyo objetivo es alcanzar al empresario, a los empresarios y a los profesionales, tanto hombre como mujeres, en cada país. Ya estamos en 87 países y quisiéramos que Uruguay fuera el numero 88 y eso es lo que nos trae, ese propósito nos trae aquí el Uruguay.

Sandra: Y valla si hay mujeres profesionales, cada vez mas, y lo hablábamos antes de salir en esta entrevista que cada día mas las amigas que tenemos nuestras mujeres Latinoamericanas estudia mas y mas y llegan a obtener un titulo universitario.

Enrique: Así es.

Sandra: ¿Como es esto? ¿Qué ha detectado en los diferentes países?.

Enrique: En la mayoría de los países de América Latina, por lo general, los empresarios son hombres, aunque ya hay mujeres empresarias también, gracias a Dios por ellas; pero en cuanto a la profesión, mas y más, y más hay mujeres que hombres, increíblemente estamos viendo ese fenómeno en toda América Latina.

Sandra: ¿Y sigue este fenómeno, que las mujeres estudian, tienen su trabajo, su profesión fuera de la casa, pero además también conservan las tareas tradicionales de las mujeres en sus hogares?

Enrique: Yo no se como hacen, pero si es cierto, yo tengo 3 hijas, mis tres hijas son profesionales, 2 de ellas ya casadas, y son profesionales, y a la vez son madres y a la vez son esposas.

Sandra: Y muchas veces amas de casa también.

Enrique: Si.

Sandra: Muy bien, entonces estamos conversando con el Doctor Enrique Cepeda y en este caso queremos preguntarle sobre esta organización que nos ha venido a presentar ¿qué es C.E.P.C.?

Enrique: Como no, C.E.P.C. es una organización que comenzó allá por los años 30 del Siglo pasado cuando mucha gente se estaba suicidando por causa de la depresión allá en Estados Unidos una cosa muy trágica.

Sandra: Desesperante.

Enrique: Si, si, descorazonante. Esta gente que no podía hacer absolutamente nada salía a las calles y se mataba. Y varios hombres, empresarios, profesionales de Chicago salían a las calles y traían a esa gente a la hora de la comida, a la hora, ustedes llaman aquí almuerzo al medio día, y los llevaban a un teatro, a un cine, a esa hora no había películas ni nada y ahí les empezaban a hablar, esto duró, pues, casi todo el tiempo que duro la depresión económica de Estados Unidos, y así fe como de una manera espontánea surgió, y allá por el 37 , 38 fue cuando se organizaron y se hizo una organización ya oficial y registrada y después de la segunda guerra mundial, muchos que se habían convertido en C.E.P.C. comenzaron a enviar a toros países y así fue como esto en mucho países comenzó, fue una manera muy indirecta.

Sandra: Y encontraron a través del evangelio una esperanza para ese tiempo de depresión.

Enrique: Encontraron esperanza, encontraron la vida eterna. Porque esta gente que no tenia ninguna esperanza y que quería matarse, al encontrar a Cristo, al recibir a Cristo en su corazón, pues Cristo trae paz, Cristo trae esperanza, Cristo trae lo que ellos no podían ver, trae la fe, y todo eso ayudo para que la gente pudiera enfrentar el futuro a pesar de las circunstancias, enfrentar el futuro con esperanza.

Sandra: Y sin duda que necesitamos este tipo de esperanza y este tipo de milagro en nuestra vida, que llegue algo que nos, en este caso estamos convencidos deque no es un algo cualquiera sino que es el Señor Jesucristo que llega a nuestra vida para realmente darnos esa esperanza. Porque hoy día se ha repetido en diferentes países y hablando específicamente de Latino América en estos últimos tiempos, hemos vivido tiempos de depresión económica, de quiebres económicos importantes, donde también han habido efectos de este tipo, donde hay personas que se han suicidado o que bueno, no han encontrado la salida, que importante que C.E.P.C. llegue a nuestras latitudes, a nuestro territorio digamos, a mostrar que hay una forma de compartir como empresarios cristianos la esperanza a los otros que están desesperados.

Enrique: Mucha de esta gente cuando tratamos de presentarles a Cristo, nosotros no tratamos de traerlos a la Iglesia, no van a venir a la Iglesia, lo que hacemos nosotros es tomar la Iglesia y llevársela ahí donde están, en el mundo de los negocios, en la empresa, en la profesión donde ellos viven donde ellos trabajan. Y hemos visto resultados increíbles porque esta gente tiene necesidad de Dios y lo saben, y cuando un colega de ellos, no un pastor, no un evangelista, sino un colega de ellos, otro profesional, u otro empresario les empieza a hablar de la esperanza que hay en ellos en Cristo Jesús, se interesa y se interesan de tal manera que están dispuestos a entrar a un discipulado, están dispuestos a que se le den estudios, hay esa disponibilidad y a veces es que nosotros no tenemos la visión de ir con ellos, o sea, en nuestra Iglesia siempre estamos pensando en que la gente venga a nosotros, en lugar de que nosotros salgamos y vallamos a donde ellos están.

Sandra: Ahora, es interesante que el llamado de Jesús es ir a ellos.

Enrique: Esa es la gran comisión.

Sandra: Muy bien vamos a escuchar algo de música entonces y regresamos enseguida.

Sandra: Bien queridas amigas regresamos, estamos con el doctor Enrique Cepeda, él ha venido desde muy lejos, desde México hasta Uruguay para comentar el ministerio de C.E.P.C. y Dios quiera hermano que C.E.P.C. pueda desarrollarse en nuestro país y también es otros países latinos. También están yendo a otro países a instaurar el ministerio.

Enrique: Ahora hemos tocado casi todos los países de centro y sur América, países de habla hispana y nos falta el Paraguay, estamos dando seguimiento en Perú, en Bolivia y en Chile.

Sandra: Muy bien, y ¿cómo funciona C.E.P.C?, usted ya nos comento la idea, compartir con otros empresarios he ir a su mundo, ¿pero supongo que no es muy fácil ir a la empresa de tal marca para predicar el evangelio?

Enrique: Lo que nosotros hacemos y creo que es la clave del ministerio nuestro, y es la oración nosotros tenemos una tarjetita, que le llamamos la tarjetita de los 10 mas buscados y ahí ponemos a personas, ya sea vecinos nuestros que son empresario o profesionales, a personas de influencia de la ciudad, o de la comunidad donde vivimos y empezamos a orar por ellos. Y a veces oramos un año, año y medio antes de ir a tocarles la puerta, pero hemos preparado el terreno, estamos preparado el terreno con oración, con oración, con oración, orando por nombres todos los días y a veces varias veces al día. Y tengo la costumbre de orar en la mañana tempranito cuando tengo mi devocional y después cuando voy manejando mi vehículo, y me toca una luz roja, ahí empiezo a recordar a Armando, a Fernando, a Rubén, a Guillermo, Guillermo es un medico, por ejemplo, Luis es un abogado, tanto Armando como Rubén son comerciantes tienen su propio negocio, venden, compran y venden, personas que en el diario vivir…, y aquí tenemos un testimonio, el 16 de Enero de este año 2004, mi vecino Rubén que es un comerciante estaba recibiendo a Cristo, el 16 de Enero después de casi dos años de estar orando por el.

Sandra: Que precioso motivo de gratitud al Señor.

Enrique: Como no.

Sandra: Ahora nuestras amigas profesionales que nos escuchan o empresarias están allí ahora escuchando esta emisora, están recibiendo información sobre este ministerio y quieren involucrarse, ellas son cristianas y quisieran empezar a orar. Primera recomendación, nos decía usted fuera de micrófonos, deberían ser mujeres en el caso que sean mujeres.

Enrique: Correcto, por muchos años este ministerio se centraba en los hombres, por una simple razón, cuando guiamos a 100 niños a Cristo, nada mas entre 3 y 5 familias se unen a las Iglesias, cuando guiamos 100 mujeres a los pies de Cristo, entre 5 y 15 familias se agregan a las Iglesia. Pero cuando tocamos la cabeza, cuando tocamos al varón, entre 83 y 87 familias se agregan a la congregación, a la Iglesia. Pero últimamente, yo diría los últimos 10, 15 años, Dios nos ha abierto los ojos de que hay mucha mujer profesional, hay mucha mujer que ahora ya son empresarias y que es también un campo que nosotros debemos alcanzar para Cristo. Se alcanza también a la mujer, pero lo que pedimos es que mujeres discipulan a mujeres, y las reuniones de oración se hacen con mujeres en una empresa, en un restauran, en una casa, en alguna oficina del algún edificio, se reúnen de a 4, 5, no son grupos grandes, son grupos de 4 de 5, el grupo ideal son 8, cuando llegan a 12 les pedimos que se dividan en 2 grupos de 6, porque se puede orar mas, se puede dialogar mas cuando el grupo es pequeño. Ahora en América Latina yo creo que tenemos unos 250 grupos, entre toda la América Latina y de esos grupos gracias a Dios hay grupos de mujeres.

Sandra: O sea, que bueno, primer paso, pensar en aquellas mujeres amigas, o vecinas.

Enrique: Para hacerlas motivos de oración.

Sandra: Para empezar a orar por ellas.

Enrique: Luego que estoy orando, un año, un año y medio por ellas, ¿cuál es el segundo paso?

Sandra: El segundo paso es invitarlas a una reunión donde nos ponemos de acuerdo, donde una mujer empresaria o un hombre empresario, no un pastor, no un evangelista, sino una mujer que se mueve también y, no que todo mundo los conozca, sino que se mueven en ese mundo. Cuando tenemos una reunión así, y traemos a un pastor, y saben que es un pastor la gente se cierra, especialmente cuando nunca han estado en una congregación nuestra. Entonces lo que hacemos es que es una mujer o un varón que da su testimonio de cómo logro tener esa relación personal con Dios. Tenemos una tarjetita que ellas llenan, y en esa tarjetita nos dicen si recibieron a Cristo o si están interesadas en estudiar la Biblia. Tenemos las dos respuestas, las que reciben a Cristo y las que piden un estudio bíblico. Entonces procuramos mandar a la persona que la invito, con una persona mas, ellas dos van a su oficina y ahí le dan el estudio bíblico, en su oficina o en su casa, le dan el estudio bíblico y eventualmente estas personas ya que reciben a Cristo se integran al grupo de oración y eventualmente tardamos entre un año y un año y medio, dos años máximo, en que esa persona se integra a nuestras congregaciones o por lo general va a la Iglesia de quien la invito a esa primera reunión.

Sandra: Que interesante, ¿cuáles son los resultados doctor Cepeda, de estos grupos?, ¿realmente funciona, digamos, hay muchas personas que han recibido a Cristo, o como son las estadísticas de los que ustedes maneja?.

Enrique: Como no. Les voy a dar un ejemplo nomás de una ciudad, la cuidad de Reynosa. La cuidad de Reynosa hace 3 años, establecimos el ministerio y a la fecha, a la fecha 300 hombres se han entregado a Cristo y de esos 300 mas de 60 familias se han unido a las diferentes Iglesias, pero el fenómeno de Reynosa es que ahora las esposas, dicen, Que nosotras también tenemos amigas, amigas en el mundo de los negocios y amigas profesionales y ahora las esposas de ellos mismos están haciendo grupos de mujeres.

Sandra: Realmente les felicitamos porque bueno es una gran idea, un método mas, y también una visión diferente acera de un grupo de personas que a veces no todo el mundo se anima ir y compartir de frente las verdades del evangelio, porque quizás algunos piensan solamente se puede hacer desde la Iglesia y bueno y estas personas nunca llegan allí, quizás en lo que es evangelismo personal no se animan por lo importante que pueden ser estas personas, quizás si a mi me ven como a alguien de menos importancia, no me escuchan, bueno diferentes temores que a veces se presentan, y C.E.P.C. ofrece una forma entonces de poder llegar, y lo interesante de C.E.P.C. es que la base esta en la oración, en la dependencia de Dios primero que nada, es Dios quien va a hacer la obra no nosotros.

Enrique: Ahora, yo haría una invitación a nuestra audiencia radial si hay alguna dama, alguna profesional, alguna empresaria que quisiera hacer algo si donde están, yo diría que se comunicara aquí con el ministerio en la dirección que se les va a dar en el aire y se les procurara darles seguimiento para darles mas información de cómo pueden llevar acabo ellas ese ministerio.

Sandra: Realmente, vamos a escuchar algo mas de música y entonces si ya nos despedimos con el doctor Cepeda.

Sandra: Muy bien amigas ya regresamos en el final de la entrevista de este día y también en el final de este programa prácticamente en unos minutos nada más Natalia les va a dar nuestra dirección y antes de cerrar el bloque anterior el Doctor Cepeda incitaba a que ustedes pudieran comunicarse si tienen interés de que C.E.P.C. forme parte de su vida, que ustedes puedan realmente compartir el evangelio a profesionales, conocen profesionales a los cuales compartirles las verdades de Jesús, bueno, pueden llamarnos, pueden escribirnos un e-mail y nosotros inmediatamente les comunicaremos con el Doctor Cepeda para que tengan mas información acerca de C.E.P.C.. Bueno, Doctor ¿qué impresión se lleva de nuestros país y también de la respuesta de la gente en cuanto a C.E.P.C.?

Enrique: Me voy muy bendecido, muy encantado del trato que la gente del Uruguay nos ha dado y de las esperanzas que han puesto en nosotros de que este ministerio se va a plantar aquí y que va a traer mucho fruto para el reino de Dios.

Sandra: Muchísimas gracias por su esfuerzo, por estar aquí entre nosotros y le deseamos que el Señor le bendiga ricamente.

Enrique: Gracias igualmente.

Poniendo nuestras profesiones al servicio de Dios
La mujer del siglo XXI

2 pensamientos acerca de “El Trabajo en CPEC

  • 12 agosto, 2016 at 19:53
    Permalink

    Necesito información sobre que porciones bíblicas darles a mis amigos Empresarios o historias bíblicas o comunicarme con Dr Enrique Cepeda para que me oriente, en verdad me interesa y quiero ponerlo por obra con la ayuda de mi Señor Jesucristo primeramente, muchas gracias y bendiciones

    Responder
    • 18 agosto, 2016 at 16:17
      Permalink

      Estimado Elías

      Gracias por su comentario. El contacto que tenemos del Dr. Enrique Cepeda es ecepeda@cpecint.org.

      Cualquier duda, estamos a las órdenes

      Alejandro
      Llamadaweb.org

      Responder

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>