25 años con SIDA

Título: 25 años con SIDA

Autor: Fernando y Adrian de Palabra de Vida
  Nº  EA372

Fernando y Adrián forman parte de un programa llamado Sida Vs Vidas, y comparten sobre sus vidas y cómo Dios los rescató de su perdición. Ambos son portadores del virus del HIV y comentan de cómo Dios aún les permite vivir


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS: ea372.mp3



Receta:Timbal de tallarines


Entrevista con Roque, Fernando y Adrián de Palabra de Vida.

Sandra: Muy bien amigas llegando ya al tiempo de la entrevista  qué lindo es poder recibir a los amigos, a las visitas! Bueno, hoy creo que tengo que  preparar  una mesa amplia con toda  la vajilla para  el te y todo eso  que cuando uno puede recibe visitas. Porque son varios caballeros que nos visitan  hoy, tenemos gente que nos visitan de la República Argentina: y también tenemos anfitriones de Uruguay. Queremos darles la bienvenida a  Fernando, a Roque, a Adrián también que nos están visitando hoy de Palabra de Vida.   Así que sen ustedes muy bienvenidos.

 PDV: Muchas graciasSandra: Bueno Roque, sos el anfitrión en este caso  y retoca presentar a estos amigos de Palabra de vida Argentina: así que adelante.PDV: Bueno  para aquellos que nos están escuchando tal vez por primera vez  Palabra de Vida es una fundación Cristiana  que apunta  a alcanzar a la juventud con el evangelio de Cristo.  Dentro de la fundación de Palabra de Vida existen varios programas  está lo que se llama el Show infantil, que ha estado   acá en Uruguay, ha estado Renacidos, ha estado el Conjunto de Palabra de Vida, pero  hoy tengo la honra de compartir con ustedes, de presentarles a unos amigos que también tienen un programa  que se llama SIDA Vs Vidas. Sandra:  Qué tema eh?PDV:  Si, realmente si…Sandra:  Si, realmente debe ser un tema que preocupa a muchas amigas  que a lo mejor conocen a alguna persona que está ahí, haciéndose los análisis  y está con los nervios de decir, seré portador, no seré   ellas mismas a lo mejor. PDV: Es cierto y ellos tal vez   en esta nota puedan compartir  vivencias de sus vidas y tal vez prevenir  lo que para ella puede ser un temor que tenga en su corazón.
 

Sandra: Bueno adelante Fernando y Adrián cuéntenme  acerca de este programa: Sida Vs Vidas. PDV: El programa es un programa de prevención, donde vamos compartiendo en distintos lugares, en escuelas en la Argentina en una provincia como Mendoza se ha firmado un convenio  con el gobierno porque han visto la problemática de sus jóvenes  y al escuchar del programa y al ver el resultado que ha producido en la vida de esos jóvenes  han querido que nosotros y a llevemos  el programa Sida vs Vidas, sino que han querido que llevemos los otros programas  como una actividad general que   se va a estar haciendo en septiembre si Dios quiere  y el programa en Definitiva es un programa preventivo  que tiene disparadores donde el joven se da cuenta de que en realidad sea el, el que en el día de mañana sea un posible infectado o quizás esté comenzado en las drogas y t diga pero yo nunca voy a llegar a tal término pero quizás esté jugando con esto y sabe que el día de mañana quizá sea él o ella la que va a estar sufriendo con este flagelo. El programa es en 3 partes, una parte teórica, donde va a ser proyectada con un proyector de video y con un power point, las formas de contagio, las estadísticas los consejos, algunas fotos, el Hospital Muñiz que es donde las personas mueren, generalmente mucha cantidad de jóvenes y después tenemos una parte práctica donde con Adrián compartimos nuestra experiencia de vida con respecto a esto, lo que hemos sufrido lo que hemos vivido y al finalizar, un tiempo de preguntas y de respuestas. Quizá alguna persona puede estar interesada en que nosotros podamos visitarle no habría ningún inconveniente tendría que comunicarse con Roque para poder concretar una entrevista.

Nosotros nos volvemos el domingo para nuestro lugar de residencia pero bueno quizás se puede concretar algo para futuras visitas si Roque nos hospeda. Seguramente, vamos a ver.

Sandra: Seguramente que si, hay que ver la posibilidad de las amigas que escuchan del exterior que se comuniquen, hay una página web de Palabra de vida a la cual pueden estar accediendo para luego allí poder tomar contacto y poder preguntar por este programa Sida vs Vida. A quién ofrecen este programa, a los colegios… a quién a ver Adrián o Fernando a ver quién quiera.

PDV: Bueno el programa no es solamente a los colegios sino que también lo hacemos en iglesias con jóvenes porque también se adapta según quién sea el auditorio. Y lo bueno de esto es que cuando comienza la charla los jóvenes empiezan de una manera pero terminan de otra, con preocupación quieren que los ayudemos, con inquietud en su corazón y con el hecho de pensar, uy jugué con esto y jamás pensé que yo podía terminar de esta forma. Entonces hoy me di cuenta que quizá yo soy una de estas personas entonces qué es lo que tengo que hacer? Y vienen automáticamente y presentan su problema que quizá no abren su corazón con otra persona porque no se sienten identificados o que no se siente con confianza pero en ese momento capaz que escucharon nuestro compartir, dijeron bueno, yo quizás sea el que tenga este problema, entonces abren el corazón con nosotros, podemos ayudarle, seguimos un trabajo por mail, después hay personas aquí que se acercan, que los visitan y ya hemos hablado con varios chicos que están con este problema aquí en Uruguay y nos piden ayuda, están sufriendo. Y bueno, ese es el deseo, de poder alertar, advertir y poder ayudar a aquellos que tienen esta necesidad.

Sandra: Retornamos luego de esta pausa musical, estamos conversando con un equipo de palabra de vida, en un programa llamado Sida Vs Vida, y va en acuerdo al nombre de la Fundación Palabra de Vida. Una palabra de vida para aquellos que se sienten desesperanzados Adrián te escuchaba un poco cuéntame un poquito sé que también ustedes comparten su historia de vida, así que queremos conocer un poco este aspecto.

PDV: Muy bien, yo se que tanto a Fernando como a Mí, si hay algo que nos motiva a hacer lo que hacemos es porque un día nos encontramos, personalmente un día me encontré con mi vida totalmente destruida por haber tomado malas decisiones, un hogar en donde reinaba el pecado, la delincuencia, tenía hermanos delincuentes adictos a las drogas y muchas veces cuando uno escucha experiencias de vida lo más común es que el joven sale a la calle a buscar en busca de la Droga, en busca de la delincuencia en mi caso esto no hizo falta porque todo esto era parte de mi vida, era parte de mi hogar y parte de mi existencia. Así que desde muy temprana edad me fui involucrando en la droga, la droga me llevó a la delincuencia, fui viendo como un hogar se destruía. Mi madre muere, yo tenía 13 años de edad y por primera vez tome conciencia de lo que era perder un ser querido yo ya me drogaba, mi mamá me había visto mal a mi, me había visto drogado igual que a mis hermanos y recuerdo que sin conocer a Dios ni nada de la Biblia, porque una vez miré hacia arriba a través de un golpe muy duro y prometí a Dios dejar de drogarme, dejar de Robar, pero al llegar a mi casa, luego del entierro de mi madre me encontré con un hogar destruido un hogar totalmente lleno de desesperanza mi papa que se golpeaba la cabeza contra las paredes sin consuelo, mis hermanos que eran chiquitos llorando por la pérdida de mi madre así que me seguí drogando, fui a parar a la clase por los delitos de robo porque a todo esto ya una cosa me fue llevando a otra comencé a delinquir, comencé a robar fui a parar a la cárcel y ahí me entero que tengo Sida. Cuando se hablaba de Sida en el Año 83 84 se hablaba de la Peste rosa, se hablaba de los primeros casos de gente que era infectada por este virus que recién se estaba conociendo y se staba estudiando.

Sandra: Muy jovencito además…

PDV: Si, muy jovencito, tengo más años de vivir con Sida, que sin Sida. Cumplí 25 años de ser portador del virus del HIV, así que te puedes imaginar, muchas veces me preguntan que sentiste siendo tan chico de recibir una noticia de esta magnitud y realmente sentí que un ancla de un barco se me caía encima
.

Sandra: Tenías 13

PDV: Si, 13 años y eran los primeros casos, en Argentina sobre todo de gente que se conocía de este flagelo. Así que me seguí drogando, yo seguía teniendo una vida muy triste si en estas cosas lo que buscaba era felicidad. Esto me trajo dolor, consecuencia, vacío. A todo esto mi padre al poco tiempo muere mi padre. Mi padre se destruye por completo pero la gota que rebasó el vaso fue cuando asesinaron a mi hermano. Mi hermano tenía 21 años de edad, y también se drogaba, el también esta preso pero en otro penal y cuando matan a mi hermano me llevan al velorio y aproveché esa situación de confusión y de llanto, me fugo de la cárcel, yo tenía que volver al penal, y me fugo, y estando fugado me encuentro con un joven que para mí era más bueno que el quacquer como parecido a Roque no? Un chico sano un chico bueno, que él tenía una Biblia y me compartió del mensaje del evangelio, yo por primera vez escuchaba hablar de Dios, de la Biblia de cristo y pude comprender… y yo hasta ese punto pensaba que lo grave de Adrián era la droga la delincuencia, pero ese día comprendí que lo grave de Adrián el pecado…

Sandra: Que seguramente generó todo lo demás.

PDV: Que Adrián estaba perdido. Y gracias a Dios pude comprender la obra de Cristo de que él había venido a buscar y a salvar lo que se había perdido y sin dudarlo yo comprendí que la salvación era un regalo, la acepté y realmente Dios transformó mi vida y al otro día este joven que me predicó el evangelio me llevó a Palabra de Vida, donde yo fui a ese lugar no buscando ser un Misionero, porque yo no sabía que era un instituto Bíblico y demás. Yo sabía que necesitaba un lugar físico para solucionar mi tema con las adicciones y Dios usó ese lugar, primero para que yo dejara las adicciones pero después me encontré con un dios que tiene un plan para mi vida, ese Dios que me había salvado tenía un propósito para mi vida y era que yo lo sirviera, comencé a contar mi testimonio, en escuelas, en radios en canales de televisión, estuve acá en Uruguay hace ya varios años atrás en un programa La Sed y el Agua, contando mi experiencia de vida. En ese momento estaba soltero, no tenía ni perspectivas de poder formar un hogar. Y Dios en su misericordia me permitió casarme con una hermosa mujer, tengo una hija y ni mi esposa y ni mi hija tienen sida. Y realmente es un milagro de Dios, ya han pasado más de 20 años y humanamente y científicamente ya tendría que estar muerto. Y estoy vivo porque creo que Dios me permite vivir la vida que vivo para poder contar de lo que él ha hecho en mi vida.

Sandra: De lo que el ha hecho en tu vida. La misericordia de Dios es muy grande y su amor por cada uno de nosotros. Del mismo amor por vos que estás escuchando este programa y que seguramente dirás qué hago con mi problema dónde voy a dónde me puedo esconder. Bueno el refugio adecuado para ir es Dios mismo para que él pueda transformar tu situación en una situación de bendición. Vamos a ir a otra pausa musical, ya venimos para poder conocer la vida de Fernando también. Sandra: Regresamos amigas, seguramente es un lindo programa que seguramente puede llegar a tu corazón sobretodo a la conocer situaciones similares a esta unas que consumen Drogas, especialmente en esta sociedad personas que pueden ser portadoras de VIH y que también hay muchas en nuestra sociedad. Estamos hablando con Adrián, con Fernando, ellos son miembros de la fundación Palabra de Vida en Argentina y Fernando queremos conocer tu Historia también.

PDV: Bueno, eh, así como Adrián desde muy chico cuando tenía yo 12 años más o menos mis padres se separan a mi mamá la tienen que internar en un psiquiátrico después de una situación que tuvimos que vivir en mi hogar de rodear a mi casa la Policía y llevarse a mi mamá con chaleco de fuerza a un hospital psiquiátrico y nosotros todos chicos, ver toda esa situación nos dolió mucho y fue así que me mi papá no nos podía tener a todos y fue que mis hermanos y yo fuimos distribuidos todos en distintos hogares. Y yo me acuerdo que un día teniendo 12 años, yendo para el colegio empecé a hacer amistades con Jóvenes, con jóvenes que estaban ahí, que eran dueños de una agencia de autos y empecé a hablar con ellos y empecé a hacer una amistad con ellos y resulto que estos jóvenes eran integrantes, manejaban una barra brava, una hinchada de fútbol como se le dice allá en Argentina que era la hinchada de independiente. Y ahí es de donde soy yo de Avellaneda.

Y así empecé a compartir con ellos y a esa edad a los 12 años, estos jóvenes no solamente manejaban la hinchada, sino que también eran jóvenes delincuentes y también adictos a las drogas y así empecé yo a consumir drogas con ellos, comencé a fumar marihuana como algo divertido al principio comenzó como un Juego, pero eso que comenzó como un juego terminó haciéndose una esclavitud y cuando quería salir, me di cuenta de que no podía. Y siguió pasando el tiempo, cuando yo tenía 14 años cuando mi mamá salió de estar internada en el psiquiátrico y ahí en mi casa había una farmacia de todas las pastillas que ella tomaba para el tratamiento y yo iba todos los días y le robaba las pastillas que ella tomaba para poder drogarme yo. Y en el medio de toda esta locura, me alcanzó la delincuencia, y también tuve que estar varias veces detenido e internado en hospitales a causa de sobredosis. Consumir de más, asi la vida transcurría cada vez mas dolor, cada vez mas esclavitud, cada vez más vacío porque era lo que sentía, y a los 15 años y estaba un día en la cancha y un joven me dio para probar cocaína y siempre digo que cuando uno es joven piensa que puede jugar con lo prohibido que no va a pasar nada, así pensaba yo. Empecé a tomarla por la nariz pero dije, quiero probar algo más entonces me empecé a inyectar. Así por muchos años, y un día hace más de 22 años atrás, vino mi papa y me dijo: Fernando tenemos que ir a un lugar a hacer un análisis un estudio del Sida, yo le dije, mira de eso no me hables porque el día que yo me entere de que yo tengo sida no solo voy a terminar con mi vida sino que voy a contagiar a otros.

Esa era mi mentalidad antes, lo único que se escuchaba del sida en ese momento era la información que te pasaba los medios de comunicación que te decían Sida igual a muerte. O sida que note sorprenda. Ahora, yo sospechaba que posiblemente podía estar infectado porque me había inyectado con gente en el barrio que se decía que tenía el HIV pero que no quería saber de parte de un profesional, de parte de un médico que me digan, mira Fernando acá están los análisis tenés sida. Bueno, mi papá me convenció me fui a hacer los estudios, a la semana fui a buscar los resultados y me acuerdo que me rodearon como 10 médicos y me dieron la triste noticia de que tenía sida. Esto fue la gota que rebasó el vaso y dije: me voy a morir entonces me empecé a drogar cada vez más al punto tal de la desesperación que quería tener la droga en el cuerpo lo antes posible y agarraba agua podrida de la zanja para tener la droga. No me importaba nada de la vida. Me sentaba con mi madre y con mi padre en la mesa y les decía no se preocupen mas por mí porque yo me voy a morir de sida, y drogándome. Habían tomado una decisión con mi padre de internarme en el mismo psiquiátrico que a mi mamá. No había forma de que yo pudiera salir de esta situación cada vez estaba peor, estuve pesando 50 y pico de kilos arruinado en mi salud por causa del sida, me internaron muchas veces en el hospital Muñiz es el hospital más grande de enfermedades infecto contagiosas de Argentina donde todos los días sacan a las personas que todos los días mueren a causa de este flagelo. Los médicos decían que yo no iba a vivir porque yo tenía a mis defensas, en ese momento que es el CD4 una persona tiene de 1000 a 1500 una persona normal y yo tenía 2 era imposible de que viviera.

Pero un día estando en esta situación de angustia, de dolor de sufrimiento, pasó algo en mi vida y me alcanzó al gracia de Dios. Un hombre de 80 años con 4 bypass que todos los días salía desde un mercado al parque repartiendo folletos y hablando de Jesucristo con las personas este hombre pasó por mi casa, se puso a charlar conmigo y yo me burlé de él, pero a él no le importó eso, sino que a él lo que le importaba era mi necesidad el siguió viniendo y hasta que un día golpea en mi casa mi tía sale a atender y cuando mi tía sale a atender le digo a mi tía mirá si es este hombre decile que no estoy mi tia ve que es este hombre y me dice mirá anda y decile vos.

Y me mandó al frente así que tuve que salir y enfrentar la situación así que cuando yo salí de mi casa vi en este hombre algo que yo no tenía un hombre de 80 años feliz de la vida, y yo miraba para adentro mío y veía a una persona insatisfecha. Entonces eso me hizo pensar cómo puede ser que un hombre de 80 años se más feliz que yo que tengo veinti y pico. Qué tiene este hombre que yo no tengo? Y este hombre se puso a acharlar conmigo y se puso a hablar del amor de Dios. Y me dijo que mi problema no era un problema de Drogas sino que era un problema mayor que era el de mi pecado que me separaba de Dios. Y que Jesucristo había muerto en la cruz por mí para que yo pueda tener una nueva vida y no solo eso si no que pueda tener una vida eterna en el cielo para poder disfrutar fue así que yo entendí este mensaje, yo lo comprendí que era un pecador separado de Dios pero comprendí que Jesucristo era el único camino para llegar al cielo. Y fue así que no solamente lo comprendí sino que lo creí con todo mi corazón y le pedí a cristo que entrara en mi vida. Mi salvador, y desde ese día mi vida no quedó igual, ya hace 15 años que nunca más drogas, hace 15 años que nunca más alcohol que nunca más vicios y yo cuando digo que nunca mas quizás hay una persona escuchándome del otro lado y dentro mío hay una felicidad de decir soy libre, no necesito más de la esclavitud en la que vivía porque ahora no necesito cosas externas para vivir sino que soy feliz por lo que tengo interiormente pero lo más hermoso que tengo en la vida, que me sostiene es una esperanza. La esperanza de si sale o no sale la vacuna, hace tantos años que esperamos que salga y sin embargo no sale. Mi esperanza no sale en si sale o no la vacuna. Mi esperanza es saber que si yo muero hoy o cuando Dios me tenga que llevar voy a estar en una eternidad en el cielo para siempre con él . porque él me perdonó.

Sandra: espectacular Escuchar esto con esta tranquilidad, saber que han vivido estas situaciones tan fuertes y sin embargo hoy pueden decir que Jesucristo les da esa tranquilidad y esa paz, para irnos podemos decir solamente correo electrónico porque si alguien quiere tomar contacto con ustedes

PDV: Si, si alguien quiere del programa podemos decirle que pueden escribirnos avidavssida@hotmail.como sino esto es para una persona del exterior que quiera comunicarse por el programa y comunicarse con Fernando Soriano que soy yo y si quiere comunicarse una persona de Uruguay el mail esroquevas1966@hotmail.com

Sandra: Perfecto, bueno les agradecemos muchísimo chicos que hayan estado acá con nosotros realmente da para aprender y para tener esperanza que poder más destruida que esté nuestra vida, Jesucristo quiere cambiar eso, quiere llegar con su amor y cambiar nuestra viada, gracias.

Eres una persona íntegra (2 de 2)
Dislexia

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>