Resolución de Conflictos (4ª parte)

Resolución de Conflictos
(4ª parte)


En este programa Bill Hill nos sigue dando consejos prácticos, a la luz de la Biblia para resolver los problemas de todos los días


DESCARGALO AQUI: 
TA 135 – Temas Actuales
Resolución de Conflictos (4ª parte)





Sandra: Muy bienvenidos amigos, a este programa de Temas de Actualidad, este programa de Llamada de Medianoche: estamos hablando hace ya algunos programas sobre la resolución de conflictos, con el Pastor Bill Hill, es el director del ministerio Equipando Nacionales por todo el mundo.

Bill: Muchas gracias y repito, una vez más, que es un gozo para mí estar con todos ustedes.

Sandra: Nosotros estamos ansiosos por saber algo más acerca de las escrituras, relacionado a este tema de la resolución de conflictos para explicar algo a temas de nuestra vida.

Bill: Yo entiendo, y créeme que este asunto de resolver conflictos no es solamente algo cultural, algo que pasa a la gente de habla hispana. Vivas en América del norte, en América del sur, donde quiera que vivas, todos tenemos que resolver conflictos.

Sandra: El asunto es cómo resolverlos y esto es lo que veníamos hablando a través de los diferentes programas.

Bill: Estamos en el libro de Efesios y por supuesto esta perspectiva amplia es importante para tratar con el asunto. Ya hemos visto el libro de Efesios en dos secciones importantes. Una que trata con la teología de la redención, es decir, lo que Dios hizo por nosotros en Cristo, y la otra parte trata con la teología de la santificación. Eso quiere decir cómo es que nosotros tenemos que vivir ahora que estamos en Cristo. O sea que una vez que el gran conflicto entre Dios y el hombre se ha resuelto, entonces a nosotros nos pone en una posición donde nosotros podemos trabajar y tratar sobre los conflictos, que surgen entre nosotros.

Ahora, nosotros tenemos todos los recursos que Dios quiere que nosotros tengamos. Tenemos que somos uno en Cristo. Todos nosotros tenemos el mismo libro. O sea, todos tenemos los mismos recursos y al moverse Pablo a la segunda sección de libro de Efesios, el inmediatamente empieza a desafiar a los cristianos, a que se esfuercen, a que sean diligentes para que mantengan y preserven esta unidad que ahora tienen en Cristo. Ahora, nosotros no podemos perder esta unidad en Cristo, los conflictos que tenemos crean problemas en esa unidad. Capaz que problemas con el cónyuge, con los padres, con los pastores, o con otros líderes dentro de la Iglesia, o quizás con otro miembro de la Iglesia.

Pablo nos da 5 principios que podemos usar, a fin de que podamos continuar en ese tema de mantener la unidad. Ya hemos mencionado uno y es el principio de la humildad. Pablo dice que nosotros tenemos que entrar en ese tema de resolver los conflictos, con toda humildad, no tiene que ser un esfuerzo de medio camino. Tenemos que humillarnos a nosotros mismos. Es interesante en las escrituras que no nos dice que oremos por humildad. Pero, siempre se nos dice que tenemos que ser humildes. O sea, eso requiere, una elección de nuestra parte.

En el programa pasado hablamos de un par de formas de tratar de resolver los conflictos. Dijimos que el orgullo toma formas de evitar tomar la responsabilidad, pero eso es precisamente lo que opta por hacer la humildad. Primero, examinarme a mí mismo. Otra cosa que la humildad decide hacer es admitir y confesar cuando yo estoy equivocado. Cuando otra persona pueda admitir y reconocer que está equivocada, a veces fallan en admitir y reconocer que lo han hecho contra la otra persona, de esta manera, eligen hacer algunas de las cosas que les mencionamos en la ultima audición. Es decir evitando a la otra persona, rehusando admitir que estuvieron mal y todo eso indica mucho orgullo. Otra cosa que la humildad elige hacer es escuchar a la otra persona.

Todos sabemos que al orgullo le encanta hablar, y ¿porque no?, ¿Por qué yo no debo de hablar todo el tiempo? El orgullo toma esa actitud, ¿Por qué alguien quiere escuchar a otra persona que aparte de mí? , porque después de todo, “yo se todo”, “yo soy la persona que tiene la opinión correcta”, “y si todos estuvieran de acuerdo conmigo, todo estaría bárbaro”. Sabemos que hay esposos que no quieren escuchar a sus esposas, ¿Por qué que le puede ofrecer una esposa a un esposo que pueda ser de provecho? Esto es una actitud muy orgullosa que podemos tener, y quizás hay esposas que rehúsan escuchar a sus esposos.

Pero una vez más lo digo, todo esto está motivado por el orgullo. Si yo voy a ser humilde, a fin de poder resolver el problema, también tengo que estar dispuesto a escuchar a la otra persona. Quizás yo no tengo esa perspectiva tan exacta como pensaba que tenia, quizás esa persona tiene un enfoque diferente del tema del cual yo ni siquiera estuve consiente. El orgullo creé que entiende todo perfectamente. Pero si yo voy a resolver problemas siendo humilde, tengo que estar dispuesto a escuchar a la otra persona.

Si esta otra persona fuera mi esposa, la Biblia nos dice en Proverbios 31, “mi esposa abre su boca con sabiduría” Así que seria muy inteligente de mi parte ser lo suficientemente humilde como para escucharla.

Hicimos una pasada por este tema porque se que para algunos es de los mas difícil, porque yo no quiero ser el que esta equivocado. Yo no quiero que me confronten, no quiero admitir que estoy equivocado, así que voy a hacer todo lo que pueda; si no estoy siendo humilde, para conservar la apariencia de que yo estoy bien. El orgullo quiere hacer que la eche la culpa a otra persona para hacerme sentir bien. Pero la humildad se enfoca en resolver los problemas.

Se que se nos está terminado el tiempo, así que cuando regresemos en la próxima audición, Dios mediante, vamos a continuar desde este punto.

Sandra: Bueno le agradecemos al pastor Hill por estos puntos que tiene que ver con la resolución de conflictos, en nuestras vidas y en nuestra relación con los demás, con una base Bíblica, basándonos en el libro de Efesios.

Resolución de Conflictos (3ª parte)
Resolución de Conflictos (5ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>