EL RENCOR 2 DE 4

Título: El Rencor

Autor: Mario Los
  TA70

¿quién de nosotros puede decir que no tiene un rencor?. Mas allá de que intentemos no tenerlo de un modo u otro en nuestro corazón muchas veces atesoramos, como veíamos en el programa pasado, y cuidamos y atendemos ese sentimiento que nos hace mucho daño, que nos perjudica, y que repercute en nuestra vida diaria.


Descargarl para teenr o compartir con otros:ta70.mp3


 



Elena: Bienvenidos amigos a un nuevo programa de Tema de Actualidad estamos en esta oportunidad continuando con el tema del rencor que ha sido muy bueno en el programa pasado iniciarnos en este tema que nos afecta a todos de un modo u otro. Algunos de pronto con rencor desde su infancia por problemas con sus padres o entre sus padres, otros rencores familiares y Esta con nosotros para continuar con este tema el Pastor Mario Loss, el ha nacido en los Estados Unidos pero hace 11 años que esta aquí en nuestro país, pero también durante varios años ha estado en diferentes países de Latinoamérica, como Paraguay, y Bolivia. Bienvenido Mario Loss.

Mario: Gracias Elena, un gusto estar otra ves con ustedes.

Elena: Gracias. Y continuando con este tema, habíamos hablado de que era el rencor, en nuestra familia como nos destruía y hoy vamos a iniciar este programa explicando un poco por que existen estos rencores.

Mario: Pueden existir rencores en la familia, o en la persona por varios motivos. Unos son envidias, porque vemos que un hermano o un pariente tiene mas de lo que tenemos nosotros, puede ser por una herencia, que recibimos, puede ser por un millón de dólares, o puede ser por cinco pesos; que uno recibió un poquito mas de la mitad, o un poquito mas de su cuota, entonces existen rencores. Si uno recibió la silla mecedora de la abuela, y yo recibí otra cosa, a veces peleamos y tenemos envidia por cosas muy pequeñas, pero que después llegan a ser muy grandes, para nosotros. Puede ser que uno consiga un buen trabajo, y el otro tiene un trabajo que no es tan bueno o tan bien remunerado, y esa persona siente envidia, siente engañado, el recibió eso, y yo recibí tal cosa. Y si una persona cree que esa diferencia es injusta, esa persona se pone en contra de la persona que lo tiene. Recuerdo la historia de una colega mía, misionero en Bolivia, que una ves sus dos hijos llegaron a casa de la escuela, y la madre dice, hay manzanas sobre la mesa que ustedes pueden comer antes de la cena. Entonces ellos van hacia la mesa y el primero en llegar agarra la manzana mas grande, y el otro viene y le reclama, ¿porque agarraste la mas grande si mama y papa nos enseñaron que siempre debemos dejar los mas grande para el otro?, y el otro le responde, ¿cuál hubieras escogido vos?, y le dice, el mas chiquito, y el otro le contesta, bueno, lograste lo que querías, ¿por qué te quejas?.

Elena: Es muy cierto.

Mario: Entonces, puede ser algo muy chiquitito lo que causa diferencias. También con el tema de las envidias, les digo que la cintita roja en los autos….

Elena: …y en las muñecas….

Mario: … no funciona, eso lo pueden descartar. La única forma de quitar la envidia, o el rencor, es perdonar. También hay celos, porque Fulano tiene esa novia tan bonita, tan linda y yo no tengo nada. Entonces hay celos por lo que las personas tienen o celos de que alguien nos va a quitar lo que ya tenemos. Tenemos miedo de que alguien se va a aprovechar de nosotros, eso crea rencores, miedos o fobias, contra esas personas. También puede ser por heridas recibidas, pueden ser heridas físicas. Hoy me dice un hombre que vive en la calle que le dieron una paliza unos muchachos la otra noche, cuando estaba durmiendo debajo de un puente, y le dieron una paliza que su cara estaba roja, y puede ser que el empieza a guardar rencor contra ellos por esa cosa, que tiene todo su derecho de hacer, pero si quiere estar libre tiene que perdonar también.

También a veces las heridas peden haber sido recibidas de hermanos, de padres, de profesores en la escuela, y empezamos a guardad todas esas cosas, como que tenemos derecho de algo mejor. Y también otra cosa puede ser negligencia de los padres…

Elena: … a eso quería ir…

Mario: …si, o falta de amor de los padres. O puede ser que amaban mas a uno que al otro. Entonces eso ahí empieza a crear rencores, injusticias, o cosas que hemos percibido como injusticias y tenemos resentimientos contra los padres, contra los maestros en la escuelita dominical, contra el gobierno porque al Fulano recibió tal cosa y yo no recibí nada.

Elena: Muchas veces la falta de comunicación, y pienso en la familia fundamentalmente. Cuando alguien tiene una actitud en la familia y la otra persona interpreta que fue algo contra ella. Por ejemplo, a mi me hacen una acción y yo pienso que es contra mi, y a veces si eso de dialogara se quitaría el rencor del medio. La falta de comunicación muchas veces hace que se interpreten cosas y genere esa amargura y ese rencor en los miembros de la familia.

Mario: Si queremos tener rencores podemos inventarlos por todos lados, podemos interpretar la acción o la palabra de alguien como algo en nuestra contra, y lo que tenemos que hacer es empezar a cultivar una actitud positiva, de interpretar las cosas, las palabras y los hechos de otras personas como algo positivo y no algo negativo. Yo se que en el matrimonio es lo que tenemos que hacer, no solamente si queremos preservar el matrimonio, sino enriquecerlo, queriendo lo mejor de la otro persona. La Biblia habla de que es el amor, el amor ágape, o el amor que tiene Dios, es el amor que soporta todo, que cree todo, que aguanta todo.

Elena: ¿Pero usted esta fuera de época me parece?

Mario: Bueno, yo se que ese amor es extinto o parece extinto porque es muy raro, pero existe todavía…

Elena: …eso es lo que dice la gente alrededor, no es lo que nosotros creemos, pero parecería cuando uno lo escucha a usted. Y los que tratamos de vivir ese amor parecería que estuviéramos fuera de época, ¿no?.

Mario: Si, si, es algo muy raro, pero es la esencia de lo que es el amor, y ese amor viene solo de Dios, es el único fabricante, la única fuente de ese amor, y nosotros solo podemos conseguirlo si estamos en relación con él. Y ese amor es el que da y el que vive para la otra persona. Que no vive solamente para nosotros egocéntricamente, sino que nos damos, nos sacrificamos, por la persona que amamos.

Elena: Vamos ahora a una pequeña pausa, vamos a escuchar un poco de música, y esta muy interesante esta conversación, les pedimos que no se vallan, tenemos mucho mas para compartir y no solo plantear el problema, que ya estamos dando algunas soluciones, sino que vamos a poder conversar de cómo revertir esta situación.

Elena: Continuamos aquí en tema de actualidad tratando el tema del rencor, pero estamos en lo positivo. Vamos a ver un poquito de algo que usted nos mencionaba del origen de la palabra, que significa estar atrapados de lo que es el rencor.

Mario: Si, bueno, en el griego, una de las palabras que en el Nuevo Testamento, y creo que en el griego clásico también, que es traducida como rencor, es “emecho” que en primer lugar significa guardar dentro o aferrarse a…, o retener, y en segundo lugar significa enredado o atrapado. Y cuando nosotros tenemos rencores, entonces nosotros somos los atrapados, con esa cosa, y se nos va adueñando de la vida y de toda la energía de la persona.

Elena: ¿Podemos decir que somos los primeros perjudicados porque sentimos eso?

Mario: Si, y somos os que sufrimos mas cuando guardamos rencor, a la otra persona casi no le hace nada.

Elena: Ni se entera muchas veces.

Mario: Ni se entera y va pasando su vida como quiere, nosotros somos perjudicados cuando no perdonamos.

Elena: Quienes de pronto hemos vivido una situación donde de pronto hemos sido ofendidos y hemos pedido perdón la liberación que uno siente es recomendable, poder sacarse ese sentimiento de encima y por ahí vamos a la próxima pregunta que es; ¿qué cosas podemos hacer, de pronto como padres, o como hijos, que pequeñas cosas podemos recomendarle a nuestros oyentes para liberarnos de este sentimiento y vivir una vida en libertad?.

Mario: Lo mejor que pueden hacer los padres, es liberarse de sus propios rencores, primero y ser un bueno modelo para sus chicos. Porque aunque lo enseñemos bien a los chicos, si no lo vivimos, y tenemos rencor contra la suegro o con tal tío, lo transmitios sin palabras a veces, porque los chicos nos observan, y si queremos que los chicos estén libres de rencor, entonces nosotros debemos de estar libres también. La mejor forma de enseñar a los chicos es ser autentico y estar libre como queremos que ellos estén. También hacia los chicos como padres debemos tratar de ser muy justos, entre uno y otros, si tenemos 2 o mas niños, debemos tratar de no tratar a alguno con favoritismo. Aunque siendo padre de 2 chicos, yo se que no todos son iguales, uno necesita una palabra dura para corregirlo y el otro, necesita algo mas suave. Entonces no siempre el mismo trato, pero el mismo afecto y el mismo tratar de animar, y tratar de instruir a lo que necesite cada niño en particular.

Elena: Mario, no lo dejamos ir, en el próximo programa, vamos a estar compartiendo mas de este tema, muchas gracias por estar con nosotros, y lo esperamos el próximo programa. Y a ustedes amigos les queremos pedir, ya que es muy importante para nosotros tener la opinión la pregunta el comentario también la crítica constructiva también es muy importante para nosotros pueden escribirnos a Obra Misionera, llamada de Medianoche, Casilla 6557 Correo central, Montevideo – Uruguay. También a Nuestra dirección electrónica: temadeactualidad@llamadaweb.com. Lo Repetimos: Obra Misionera, llamada de Medianoche, Casilla 6557 Correo central, Montevideo – Uruguay. Nuestra dirección electrónica: temadeactualidad@llamadaweb.com muchas gracias por estar allí y nos encontramos en nuestro próximo programa.

 

El rencor 1 de 4
El Rencor (3 de 4)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>