Testimonio de Gabriela Rodríguez (5ª parte)

Testimonio de Gabriela Rodríguez
(5ª parte)


Gabriela Rodríguez, continua compartiendo cómo Dios la sostuvo durante su tratamiento de quimioterapia y habla acerca de los cambios de hábitos que realizó en su dieta alimenticia.


DESCARGALO AQUI: 
TA (117) – Temas Actuales – Gabriela Rodríguez
(5ª parte)



Entrevista a Gabriela Rodríguez



Sandra: Muy bienvenidos amigos a temas de actualidad, este programa de Llamada de Medianoche, y usted podrá encontrarlo siempre en esta emisora, en este caso estamos concluyendo casi con una serie de programas, que hemos realizado con Gabriela Rodríguez, ella es una joven Uruguaya que nos ha estado contando acerca de su experiencia cuando fue diagnosticada de cáncer de mama y luego su posterior operación y tratamiento, hemos hablado de diferentes aspectos con Gabriela, en el último programa por si usted no lo escuchó, estuvimos hablando de las consecuencias emocionales, del proceso de quimioterapia. Me imagino todo un tema, después nos quedamos hablando fuera de micrófonos, por lo general, pero bueno, lo que uno encuentra en la Palabra de Dios es increíble. Tiene una riqueza muy grande las promesas de Dios son muy fuertes, y se hacen carne en un momento tan difícil no?

Gabriela: Exactamente Sandra. Muchas gracias a ti y a tu equipo y es así como tu dices, realmente las promesas de Dios se hicieron carne en mí, yo vi a Diario en este tratamiento de quimioterapia, cómo Dios sostenía mi corazón mis emociones, mi sensibilidad y cómo me podía dar las fuerzas para seguir día a Día viviendo lo que tenía que vivir. Y uno se da cuenta que no es una fuerza de uno, que uno se da cuenta que es que uno puede, que eso no es así, sino que se da cuenta que es una fuerza que viene de Dios, es una fuerza superior, y es algo que realmente te sorprende y en un punto te pone hasta feliz. Porque decís gracias Dios porque vos estás a cargo de esto.

Sandra: Es una garantía…

Gabriela: Es una garantía… exactamente y bueno hoy quería también compartirles, los cuidados que tenemos que pasar luego de que pasamos por estos tratamientos, yo después de que me operé, hice la quimioterapia, luego hice un mes de Radioterapia, que la radioterapia no es tan agresiva que la quimioterapia, pero uno se tiene que cuidar también porque te da un poco de cansancio por ejemplo. Entonces yo lo que hacía era tomarme una buena siesta, cuando mi cuerpo estaba cansado iba y me recostaba, y tenemos que aprender a escuchar nuestro cuerpo, si nos duele algo, bueno, por algo es, ver qué tipo de dolor es, prestarle atención no hacer caso omiso a lo que nos pasa. Después de que terminamos con estos tratamientos convencionales, fuimos a ver al oncólogo y el oncólogo nos dijo: Bueno ahora entramos en la parte de controles, gracias a Dios salieron todos bien, mamografías, tomografías, centellogramas.

Sandra: Cada cuánto se tienen que hacer controles…

Gabriela: Y, al principio te recomiendan cada 3 meses, el primer año es el más difícil, aunque uno se tiene que estar controlando estricto cada 5 años. Después de 5 años uno tiene que seguir controlándose pero ya no tan periódicamente quizás. Quizás esto puede variar un poco según el profesional, el oncólogo el médico, yo te lo hablo desde el punto de vista del paciente no? Cuando uno entra en esa etapa, que es una etapa de fe también, cada control que uno se va a hacer, que salga bien, que esté todo bien, es una etapa de fe, con mi esposo sentíamos de estar orando y pidiéndole a Dios la guía para que nunca más volviera, que nunca más volviera a haber una célula mala, por supuesto que la medicina convencional no puede garantizar nada. Todos sabemos a lo que nos enfrentamos con un diagnóstico de cáncer. Y ningún médico que sea realmente profesional, te puede garantizar que no haya recurrencia, nosotros orábamos pensando que era Dios el que en verdad podía garantizar, esa no recurrencia de la enfermedad en mí. Y estuvimos orando y Dios nos guió a hacer un tratamiento alternativo, que es este del que les quiero compartir hoy, un tratamiento el cual esta basado en 3 bloques es un tratamiento que se hace en Argentina, yo me informé a través de la página web www.canceralternativo.com,ar.

Los 3 bloques son herboristería, que es en cuanto a plantas, venenos de serpientes, y el otro que es homeopatías. La herboristería es excelente porque son todos tipos de plantas que tienen acciones en cuanto a que son antitumorales y aumentan el sistema inmunológico, el bloque de los venenos de víbora, le sacan la parte que es tóxica, y queda solo lo que es bueno, y corta toda formación de vasos sanguíneos que quiera haber en la formación de alguna célula. Por supuesto un doctor lo puede explicar mucho mejor que yo. Pero yo te lo hablo desde el punto de vista del paciente, y luego está la homeopatía que es un complemento, a todo esto que te ayuda a la parte emocional. Porque es una cosa muy importante estar bien, en una forma integral. Entonces, eso es por un lado el tema de la medicación, que no tiene ningún efecto secundario, porque no lo sentís y después también está, un tema que es el tema de la alimentación, y acá es donde yo quiero hacer un hincapié muy importante, porque yo gracias a esta nueva oportunidad que Dios me dio me re eduqué en cuanto a la alimentación, y yo quiero decir que me reeduqué porque yo era una persona que comía nada más que tomate y lechuga en cuanto a verduras. Y sin embargo hoy, mi dieta esta basada en todo tipo de verduras, y es algo que tenemos que aprender, es algo que se puede, y que tenemos que hacer porque tenemos que cuidar nuestro cuerpo…

Sandra: y es algo más allá que fue más allá que acompañar el período de la quimioterapia…

Gabriela: Exactamente ya en estos momentos es un hábito. Es una forma de vida, cuando voy a pensar en hacer el almuerzo, la cena…

Sandra: Esto quiere decir… algunos oyentes se preguntarán esta chica se ha vuelto vegetariana? Es eso específicamente?

Gabriela: y bueno yo no te voy a decir que me volví vegetariana, porque tengo por el médico que me atiende, tengo autorización para comer si es necesario una vez por año, en la navidad, si están todos y por ejemplo hay carne tengo autorización para comer un pedazo de carne. Lo que saqué totalmente fue la carne roja como habito alimenticio. Que hay una diferencia muy grande una cosa es que tu comas una vez por año, dos veces por año, cada tanto un churrasco. Y otra cosa es que todos los días te comas dos milanesas, o dos churrascos o una costilla, me entiendes? Es muy distinto. Entonces, realmente es importante. Las carnes rojas, es una lástima pero hoy por hoy estan muy inyectadas, por hormonas y por componentes químicos, que muchas veces no esperan el tiempo suficiente. Y eso es un poco lo que nos afecta. El pollo, si es criado de campo es excelente, por ejemplo, con ración natural y todo el tema de las verduras. El pescado es excelente, todo el tema de las verduras, frutas de estación. Tomar mucho líquido. El brócoli está… se descubrió en Londres, en la universidad, que tiene proteínas específicas contra el cáncer de próstata. El coliflor y todas las coles, tienen sustancias específicas contra el cáncer de mama y el cáncer de pulmón. Y estoy ya está a nivel de universidades. De Londres y de Estados Unidos. Ya no es solamente lo que nos dijeron siempre nuestras abuelas, ya es algo que se está estudiando.

Sandra: Estudios científicos comprobados…

Gabriela: Exactamente. Entonces yo creo que tenemos que tomar un poco de conciencia de ello, para incorporarlo a nuestra dieta, de ver la importancia de prevenir, de no tener la necesidad de que te diagnostiquen algo para cambiar nuestra dieta alimenticia.

Sandra: También me resultaba interesante ver de qué alimentos estaban mencionados en la Biblia, y no solamente crear un dogma de qué es lo que solamente se puede comer, si como curiosidad, teniendo en cuenta que aquello que está mencionado como recomendable es porque lo es…

Gabriela: Exactamente: y fue muy interesante porque todo lo que son granos, lentejas, todo tipo de porotos, maní almendras nueces, es impresionante las proteínas, vitaminas, que tienen para nuestro organismo. No solamente para que sigan bien, sino para defenderlo cuando haya virus, bacterias o enfermedades que quieran destruirlo tenemos que alimentar a nuestro organismos de cosas que se pueda defender y no de cosas que le resten las fuerzas y no se pueda defender de tal manera que la enfermedad empiece a aparecer.

Sandra: Muy interesante, es una pena que el tiempo se nos ha ido rápidamente yo no sé si hay algún mensaje final Gabriela, después de toda esta serie de programas…

Gabriela: Si, yo lo que quería compartirles es que bueno, Dios es un dios fiel, es un dios misericordioso, y me quiero despedir con el salmo 13:5 y 6 que dice: MAS YO EN TU MISERICORDIA HE CONFIADO, MI CORAZON SE ALEGRARÁ EN TU SALVACIÓN CANTARÉ A DIOS POR QUE ME HA HECHO BIEN y realmente esa ha sido mi experiencia la misericordia de Dios en mi vida, en mi familia, para Dios no hay nada imposible, nada imposible y le doy toda la gloria a Dios hoy y siempre por lo que Dios ha hecho en mi vida.

Sandra: Excelente, muchísimas gracias por habernos acompañado, durante todos estos programas. Visiten nuestra página, que es www.llamadaweb.com y enviando un correo electrónico a temas de actualidad@llamadaweb.com, podrán tomar contacto con nosotros. Muchísimas gracias que pasen muy bien.

Testimonio de Gabriela Rodríguez (4ª parte)

Testimonio de Gabriela Rodríguez
(4ª parte)


Gabriela Rodríguez nos cuenta cómo fue el proceso de la quimioterapia, de la mano de Dios y tratando de poner todo de su parte para sobrellevar el proceso.


DESCARGALO AQUI: 
TA (116) – Temas Actuales – Gabriela Rodríguez
(4ª parte)



Entrevista a Gabriela Rodríguez

Sandra: Muy bienvenidos amigos a Temas de Actualidad, este programa de Llamada de Medianoche que en este caso, desde hace un grupo de programas, una serie de programas, estamos tratando una experiencia que ha tenido Gabriela Rodríguez, ella es una joven contadora de 35 años, digo a modo de resumen para quienes no han escuchado los programas anteriores, que está casada, tiene 2 hijos, y hace un tiempo atrás padeció cáncer de mama y su posterior tratamiento y demás. Gabriela nos estaba contando en el programa anterior lo que fue ese proceso de la quimioterapia no? Cuántos meses! 5 meses en los que había que tener cuidado muchos detalles para salvaguardar su salud, física y creo que hoy también nos va a hablar de su salud emocional no? Porque todo se ve afectado, pero le voy a dar la bienvenida primero que nada…

Gabriela: Muchas gracias Sandra, gracias a ti y a tu equipo, y también gracias por estar allí a todos los oyentes, para poder compartir esta experiencia que bueno, como decimos, uno no las elige, verdad? Si tuviéramos todos la opción de elegir, querés pasar por eso? Sí ó no por supuesto que no lo eligiríamos. Pasar por un diagnóstico de cáncer de mama, fue lo que yo viví a los 33 años, con dos hijos, casada, con 9 años de matrimonio con Romina de 4 años y Miqueas de 9 meses, amamantándolo, y después de la operación, entrar en un tratamiento de quimioterapia, tan agresivo, tan invasivo como es, por supuesto que trae todo un tema de consecuencias, de desiciones y nos afecta de forma integral. Porque si bien los médicos nos hablan, de lo que nos afecta en lo físico, ellos nos explican de no bajar las defensas, nos explican el tema de que tenemos que tener cuidado con lo que comemos, la alimentación, cuidado de no estar con personas, y un montón de cosas, hay una parte emocional, que es fundamental, que es difícil, que es dura, que solamente con Dios en el corazón se puede enfrentar y sobrellevar. Y eso es lo que yo hoy quiero compartir, contigo, quiero transmitirte lo que yo viví, con un diagnóstico tan severo, con una incertidumbre muy grande de no saber qué es lo que iba a pasar conmigo, pero, con una confianza muy grande en Dios. Yo me convertí a los 15 años, acepté a Cristo en mi corazón, entendí que era una pecadora que necesitaba el perdón de Dios, y que Cristo ya lo había pagado por mí en la cruz.

Yo solamente haciendo una oración de pedirle a Jesús que entre en mi vida, que sea mi salvador mi señor, Dios por gracia me daba su perdón. Y eso te ayuda a vivir una vida diferente. Y a partir de los 15 años, gracias a Él, gracias a Dios, gracias a su gracia y misericordia, lo conocí, empecé a leer la Biblia, asistí a una Iglesia, tenía amigos cristianos, conocí a mi actual esposo, nos ennoviamos, formamos una familia basada en Dios, y bueno, cuando vienen estas tormentas que son más que tormentas son ciclones son huracanes en nuestra vida, que mueven todas las estructuras, todas estas estructuras de nuestra vida, las más internas que uno no sabe ni para que lado voy a agarrar, qué es lo que voy a hacer, la fragilidad que uno siente es muy grande, yo miraba a mis dos hijos y por supuesto que me entraba una angustia y una tristeza impresionante, y no era solo por mí, era por ellos, y realmente toda mi angustia la volqué hacia Dios, y orando de rodillas le dije todo lo que pasaba por mi corazón, por mi mente, le dije que realmente yo quería que él me sanara, creía en su poder, creía en mi corazón que él tenía el poder para sanarme, y creía en todas las promesas que hay en la vida. Si bien antes yo leía la Biblia, ahora la seguí leyendo, pero a partir desde otro ángulo. Mi necesidad era tan grande, mi angustia era tan grande, y mi incertidumbre era tan grande, que yo necesitaba que Dios llenara eso. Que hiciera algo en mi emocionalmente.

Y eso es lo que hoy quiero compartir. Porque nuestras emociones quedan a flor de piel, porque todo nos conmueve, porque quedamos sensibles al extremo, porque miramos nuestras familias y es inevitable no llorar, porque nos cambió la vida de un minuto a otro sin nosotros haberlo elegido. Porque todos los planes, proyectos que uno tiene a futuro se derrumban solos, y ni siquiera uno sabe si va a estar el mes que viene, mañana en una semana. Entonces realmente es muy fuerte pasar por esto y realmente solamente Dios, puede cambiar esta situación de incertidumbre, de angustia de dolor emocional, me refiero no? Cuando uno llora, pero llora expresando el dolor que tiene adentro. Y Dios es un Dios fiel, es un dolor que es poderoso, que es misericordioso, que escucha nuestro clamos, cuando nosotros somos sinceros, y realmente le pedimos que cambie una situación quizás desde el interior hacia lo exterior, y yo entendía que emocionalmente tenía que estar bien, tenía que estar estable, porque mis hijos eran muy chicos, y mis hijos no entendían todo lo que significaba por lo cual yo estaba pasando.

Entonces yo tenía que darles todo lo mejor de mí también. Romina me necesitaba como mamá en esos momentos. Y Miqueas también, entonces yo le pedí a Dios que él cambiara la situación me aferré mucho a sus promesas, Dios le dio a mi esposo un salmo: el salmo 50:15 que dice: invócame en el día de la angustia que yo te libraré y tú me honrarás. Y se lo pedimos a Dios te todo corazón. En lo más profundo de nuestro ser lo invocábamos a él en ese día que teníamos esa angustia tan grande, para que él nos librara de esa situación y honrarlo a él con todo nuestro corazón. Y realmente es así, yo no sé cómo Dios lo hace pero lo hace. Yo lo que puedo garantizar es que su palabra se cumple, sus promesas se cumplen y aún en ese momento cuando yo no sabía cuál iba a ser mi final, en cuanto al tratamiento, sí sentí la paz de Dios. Dios cambió esa angustia, esa incertidumbre, en una paz que sobrepasa todo entendimiento.

Solamente él lo pudo hacer, no fue algo mágico, fue a través de una relación Diaria con él, donde yo abrí mi corazón, donde yo le abrí mi corazón y le di la entrada a Diario para que él hiciera su obra, donde me llené de la palabra de Dios, de la Biblia, donde subraye versículos en los que me aferraba de alguna forma consciente e inconsciente donde escuché mucha música cristiana que me lleva a adorarlo y a alabarlo con un tratamiento de quimioterapia. Y ese yo creo que fue el primer milagro de Dios, espiritual, emocional y que después se transformó en algo físico.

Porque realmente Dios es un Dios misericordioso, es un dios fiel y tenemos que aprender a creer lo que él nos dice: nos cuesta, somos incrédulos, somos necios, autosuficientes y nos parece que tenemos el control de todo, pero Dios tiene el poder para darte estabilidad, estabilidad espiritual, estabilidad emocional, donde no vas a dejar de llorar, pero quizá las lágrimas van salir de otra forma y tu interior va a estar con esa paz que sobrepasa todo entendimiento. Y es por eso que yo quiero compartir este salmo que dice lo siguiente es el salmo 18 del 1 – 6 y dice

Te amo, oh Jehová, fortaleza mía.
Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador;
Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré;
Mi escudo, y la fuerza de mi salvación,
mi alto refugio. Invocaré a Jehová,
quien es digno de ser alabado,
Y seré salvo de mis enemigos.
Me rodearon ligaduras de muerte,
Y torrentes de perversidad me atemorizaron.
Ligaduras del Seol me rodearon,
Me tendieron lazos de muerte.
En mi angustia invoqué a Jehová,
Y clamé a mi Dios.
El oyó mi voz desde su templo,
Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos.

Ahora estoy en el momento de darle honra y gloria a Dios y se la quiero dar toda a él.

Sandra: Qué lindo no? Qué bueno es poder sentirnos de alguna manera desnudos delante de Dios, con toda nuestra limitación, como somos realmente, aunque después nos queremos vestir de autosuficiencia en realidad somos así, toda nuestra vida, pende de un hilo y de la voluntad de Dios y en este caso al haber observado su fidelidad, su misericordia poder darle la gloria a Dios por todo lo que él ha hecho en nuestra vida.

Muy lindo y nosotros nos tenemos que despedir ya. Queremos darles la dirección para que ustedes estén en contacto, la página web de Obra Misionera Llamada de medianoche es www.llamadaweb.com allí van a poder encontrar todos los detalles de nuestra organización de los programas radiales, en fin y también escribirnos por supuesto a temasdeactualidad@llamadaweb.com que pasen muy bien será hasta el próximo programa.

Testimonio de Gabriela Rodríguez (3ª parte)

Testimonio de Gabriela Rodríguez
(3ª parte)


Gabriela Rodríguez nos cuenta cómo fue el proceso de la quimioterapia, de la mano de Dios y tratando de poner todo de su parte para sobrellevar el proceso.


DESCARGALO AQUI: 
TA (115) – Temas Actuales – Gabriela Rodríguez
(3ª parte)



Entrevista a Gabriela Rodríguez



Sandra: Muy bienvenidos amigos nuevamente a Temas de Actualidad, este programa de Llamada de Medianoche que hace desde un par de programas estamos enfocados en la historia de Gabriela Rodríguez, Ella es un joven contadora de 35 años y nos está contando su experiencia como madre, como esposa, como mujer, en este caso como hace un par de años atrás le diagnostican cáncer de mama, y tiene que atravesar todo un proceso de rehabilitación ella nos estuvo contando en el programa pasado y seguro quedarán mil detalles para contar. Gabriela Muy bienvenida nuevamente.

Gabriela: muchas graciasSandra: gracias a vos y a t u equipo, y a toda la audiencia también que nos está escuchando. Y como vos bien decías, cuando tenía 33 años, me diagnostican el cáncer de mama con lo cual me operan y empiezo un tratamiento de quimioterapia…

Sandra: ¿Cuántos meses?

Gabriela: Y eran 6 secciones cada 21 días. Empecé en Febrero y terminé en mayo. El 28 de mayo de 2007. y un tratamiento muy agresivo porque me daban, 3 medicamentos juntos, en la quimioterapia y con mucha también puesta de nuestra parte para que ese tratamiento, fuera bueno en mi cuerpo. Que realmente fuera útil fuera asimilable, que eso es muy importante y ya teniendo detalles en cuenta, no? Uno se tiene que cuidar mucho, porque como ya sabemos, las defensas te bajan, se te bajan al piso, los glóbulos blancos empiezan a bajar y es por la medicación que uno recibe. Entonces es muy importante uno poner de sí, en el sentido de por ejemplo la alimentación. Yo comí todo absolutamente sano, verduras y frutas, cocidas, nada crudo, para evitar cualquier tipo de bacteria, virus, que pudiera andar en el aire y también realmente comer verduras, pero realmente comer verduras y frutas.

Sandra: Y a qué te referís con esto de realmente comer…

Gabriela: y bueno lo que pasa es que muchas veces solamente se come tomate, lechuga, papa y de ahí no salimos pero, realmente tenemos una gran variedad de verduras y realmente el cuerpo las está necesitando. Siempre las necesitamos, pero en ese momento las necesita muchísimo más.

Sandra: El proceso de cocinarlas no hacía que se perdieran sus nutrientes o todo lo demás…

Gabriela: No por supuesto que siempre en una zanahoria cruda no es lo mismo que una zanahoria hervida. Pero bueno, es mejor una zanahoria hervida, a que no coma zanahoria. Bueno y uno tiene que hacer dentro de lo que puede hacer lo mejor. También yo tenía mucho cuidado cuando salía que era solamente cuando iba al médico a hacerme los hemogramas para ver cómo estaban mis valores, porque tenés que hacerte hemogramas para ver cómo están los glóbulos blancos para ver si el médico te habilita la próxima sección de quimioterapia, salía con un tapabocas, por ejemplo, porque el contacto con las personas cuando uno va a un sanatorio a un hospital hay un montón de bacterias en el aire. Entonces ese era de mucho cuidado. Tener mucho cuidado de usar lentes, por ejemplo el tema de las pestañas con los ojos, al no tener las pestañas que es lo que protege, para que pase al ojo, el lente cumplía una gran función. Y son cosas sencillas y prácticas pero que ayudan mucho a la hora de después ver los resultados.

Sandra: Vos recién mencionabas el tema de las pestañas, bueno la caída del pelo es una de las consecuencias de la quimioterapia. Cómo fuiste tratando este tema bueno, desde lo estético también, teniendo dos nenes pequeños, en alguna oportunidad habíamos hablado de eso…

Gabriela: si por supuesto yo ya sabía que la quimioterapia, producía caída total del cabello. Lo que yo quiero compartir es que nunca me generó angustia el tema del pelo, porque uno tiene que aprender a ver más allá, de las cosas, y realmente por lo que yo estaba luchando era mucho más importante que mi pelo, si? Más sabiendo que cuando uno termina la quimioterapia, el pelo vuelve a nacer. Y vos me podes ver hoy en día el pelo que tengo. Para mí no fue un problema de conflicto personal. Sé que puede ser un problema de conflicto personal, y sé que no es lindo, para nada, porque eso sí lo viví, porque yo no estaba chocha de la vida para nada de que se me cayera el pelo. sé que no es lindo que el pelo se te empiece a caer y más en una mujer y en una mujer coqueta como soy yo que me gusta arreglarme. Por supuesto que es un bajón, pero uno tiene que saber dónde tiene que poner la mira, en ese proceso, porque eso es una cosa más de la quimioterapia, capaz que es lo único visible inmediatamente, pero es una cosa más dentro de las consecuencias que tiene el proceso. Entonces cómo yo lo resolví? Bueno yo lo resolví con una peluca, primero yo antes de empezar el tratamiento yo me corté el pelo, yo lo tenía más largo y me lo corté más cortito, después me hice una peluca y más que nada porque tenía nenes chicos, en especial por mi nena que tenía 4 años en ese momento y bueno para ella lo visual es muy importante, el nene tenía un año no se iba a dar mucho cuenta. Pero ella sí, y bueno siempre cuidando esa parte, dentro de lo que uno puede, cuidando la parte estética. Si eso sí.

Sandra: Que puede ser algo bien importante para la niña como vos decías de no haberse impactado de qué le está pasando a mi mamá, por qué cambió qué es lo que ella puede ver.

Gabriela: Exactamente, porque si uno se maneja dentro de un núcleo familiar de personas mayores, es una cosa porque te puede poner triste o no pero todos entendemos la situación pero es muy difícil a veces porque los niños son muy rápidos y hay que entrar a explicar cosas que no están muy al alcance de ellos .

Sandra: Estamos comentando todos esos cuidados que son tan importantes de tener en esto de la responsabilidad durante el proceso de la quimioterapia, del tratamiento hablábamos de los antisépticos en el programa pasado, hablábamos también del tapaboca para evitar el contacto con el afuera, bueno este tema que puede ser menor para alguien que no pone su énfasis en lo estético pero que para muchos suele ser vital, en el verse sin cabello, verse al espejo, puede impresionar, y también hay formas de ir atendiendo eso. Verdad?

Gabriela: Exactamente.

Sandra: Qué otros consejos?

Gabriela: Y también otra cosa muy importante es el tema de la alimentación, y el tema de tomar líquido. Yo hacía un esfuerzo y muchas veces le pedí ayuda a Dios, porque trataba de tomar por día de 4 a 5 litros de líquido por día. Cuando digo líquidos no me estoy refiriendo ni a coca- cola, ni a refrescantes ni nada de eso, de hecho yo lo dejé de lado durante el tratamiento.

Sandra: Nada con químicos artificiales…

Gabriela: Exacto, nada con químicos artificiales. Me refiero básicamente a agua y en mi caso, yo tomaba mucho uña de gato, que es un yuyo que se hace como un té, y lo tomaba mucho en el Mate. Por ejemplo…

Sandra: Que es una infusión de esta zona de Latinoamérica no?

Gabriela: claro, y lo puedes preparar como té, lo puedes preparar como bebida, fría caliente, yo la tomaba caliente con el mate…

Sandra: Por qué este yuyo, la gente de preguntará…

Gabriela: Este es un yuyo que aumenta el sistema inmunológico, de la persona, además los indígenas lo usaban hace muchos años atrás para eliminar tumores que aparecían en las personas, tiene muchas propiedades, muchísimas… lo toman muchos las personas que se les diagnostica cáncer y sida, justamente por la gran potencia que tiene de aumentar el sistema inmunológico de la persona. Entonces te ayuda a no agarrarte cosas que con las defensas bajas, quedas mucho más propensa a agarrarte. Yo gracias a Dios no tuve ningún problema en la boca, en los labios, ni yagas, ni sapitos…

Sandra: Nada de esto que cuando se produce…

Gabriela: Nada de esto que se produce en estos tratamientos…

Sandra: Bien y nos quedó a un lado el tema de la alimentación… que nos quedó el tema de la alimentación actual, tocamos el tema de las verduras y demás… si te animás venís a otro programa más?

Gabriela: Cómo no!

Sandra: Entonces hecha la invitación no se si resta un texto para compartir como lo hacemos en cada una de las oportunidades, para saber que no es solamente producto de la inteligencia el hecho de volverse responsable cuidadoso, en todos estos aspectos, sino que hubo alguien más que formó parte de este proceso de tratamiento, y fue Dios de la mano con ustedes…

Gabriela: Exactamente, nosotros sentimos la guía de Dios de una forma muy personal y Dios nos guiaba en cada momento en qué pasos dar de una forma muy detallada también y realmente le quiero dar toda la gloria a él, y querido oyente, querida oyente si estás escuchando te quiero dejar el salmo 84:5 que dice: BIENAVENTURADO EL HOMBRE QUE TIENE EN TI (EN DIOS) SUS FUERZAS EN CUYO CORAZÓN ESTÁN TUS CAMINOS. ATRAVEZANDO EL VALLE DE LÁGRIMAS LO CAMBIAN EN FUENTES CUANDO LA LLUVIA LLENA LOS ESTANQUES IRÁN DE PODER EN PODER, VERÁN A DIOS EN SIÓN.

Sandra: Qué linda promesa. Con esta promesa nos despedimos hasta el próximo programa si se perdió alguno de ellos y recién hoy empieza a escuchar la historia de Gabriela, puede entrar a nuestra página web. Puede enviarnos un correo a temasdeactualidad@llamadaweb.com y allí mismo es la página para que pueda visitar nuestro sitio web y pueda recorrer los diferentes programas de Llamada de Medianoche: www.llamadaweb.com . amigos oyentes que pasen ustedes muy bien nos encontramos en la próxima .

Testimonio de Gabriela Rodríguez (2ª parte)

Testimonio de Gabriela Rodríguez
(2ª parte)


La quimioterapia es un proceso muy agresivo al cuerpo… Gabriela Rodríguez nos comenta cómo fue que se preparó para este tratamiento, buscando la guía de Dios y teniendo en cuenta su palabra.


DESCARGALO AQUI: 
TA (114) – Temas Actuales – Gabriela Rodríguez
(2ª parte)



Entrevista a Gabriela Rodríguez

Sandra: Muy bienvenidos amigos como siempre a Temas de actualidad, es una alegría como siempre recibirlos en esta emisora y les recuerdo que estamos conversando ya desde el programa pasado con Gabriela Rodríguez, ella es contadora y es una joven madre, de Romina, y de Miqueas, esposa de Jorge, ella ya nos estuvo contando, sobre su experiencia y en el programa anterior hablando específicamente de ese tiempo de angustia y diagnóstico de un cáncer de mama. Que bueno la llevo… vamos a escucharla seguramente pero, la tiene que haber llevado a un período de tratamiento, que hoy nos va a contar, así que bienvenida nuevamente Gabriela…

Gabriela: Bueno muchas gracias Sandra a ti y a tu equipo nuevamente, y un saludo también a todos los que nos están escuchando y si como bien decías, bueno en el momento en que te diagnostican cáncer de mama, es como que te tiran, como que se te cae todo encima, lo que antes era importante pasa y deja de serlo totalmente, de das cuenta de un montón de cosas y sobretodo cómo te cambia la vida no?! Cómo te cambia en un instante, en un instante, las cosas toman otro lugar, toman otro color. Y por supuesto que la angustia, la incertidumbre es sumamente presente en esos momentos, gracias a Dios, bueno, a mí me operaron enseguida, si bien mi diagnóstico era muy severo, porque yo tenía ganglios positivos, y no solamente positivos sino que tenía un tumor de 2 cm en uno de los ganglios, lo cual era sumamente peligroso, el médico cuando salió de operarme su cara era totalmente de desazón, fue lo que le transmitió a mi esposo porque nunca se pensó que como estaba amamantando en ese momento con 9 meses de amamantamiento como tenía Miqueas 9 meses, podía llegara formarse eso cuando el amamantar previene no? Y yo a veces pensaba: gracias Dios mío de que estaba amamantando porque quizás eso fue lo que hasta frenó un poco el avance de la enfermedad.

Pero bueno, la situación era sumamente crítica, sumamente peligrosa, muy poco porcentaje de poder sobrevivir, en ese momento, por lo cual después de que me recuperé de la operación, el médico, el oncólogo, me dieron pase para el oncólogo enseguida nos habló de los tratamientos, del tratamiento de quimioterapia y radioterapia. Por supuesto que nosotros dijimos que sí, y me operé en enero de 2007 y en febrero ya estaba empezando a fines de febrero, ya estaba empezando mi primera sesión de quimioterapia. Tuve 6 sesiones de quimioterapia. Y después tuve un mes de Radioterapia. Y claro, he aprendido, a que hay que aprender a enfrentar como dice Jesús: basta cada día con su propio afán. Porque realmente primero era la incertidumbre. Si el nódulo era benigno o maligno, bueno, después de que pasamos esa etapa era maligno, nos confirmaban, tuvimos que prepararnos para recibir un diagnóstico de cáncer, que es movilizante, que te mueve todas las estructuras, mías de mi esposo, de mi familia, de todos los que te quieren…

Sandra: La proyección familiar… el tema de los niños chicos…

Gabriela: Después de pasar la operación uno tiene que pasar a otra cosa, uno tiene que pasar a lo que es la quimioterapia, entonces nosotros con Jorge dijimos, vamos cada día, como nos dice Jesús en su palabra, los dos somos cristianos, hemos aceptado a Cristo en nuestro corazón, y dijimos: vamos día a día. Que más no podemos. Solamente en el Señor uno puede pasar una prueba como esta, y pero uno tiene que seguir sus consejos que es el día a día. Entonces nos centrábamos en eso. En el primer momento después de que salí de la recuperación de la operación en la cual también había perdido mucha sangre, nos había dicho el médico, gracias a Dios me pude hacer la primera sesión de quimioterapia. Entonces ahí tuvimos que empezar el tratamiento. Concentrarnos en el tratamiento. Y cuando estaba en la primera sesión no estaba pensando en la 6ta. Estaba pensando en la primera. Por qué? Porque un tratamiento de quimioterapia es un tratamiento muy agresivo, es un tratamiento muy fuerte, no solamente ataca lo malo que puede ser que haya en el cuerpo sino también lo bueno que haya en el cuerpo de uno. Entonces no solamente te ataca físicamente, sino que también te ataca emocionalmente. Y entonces por eso es que uno tenía que tener todas sus fuerzas y su confianza siguiendo el consejo de Cristo. Porque si uno abarca más de lo que puede, entonces es imposible.

Sandra: Por otro lado, si bien emocionalmente uno vive el día al día fueron precavidos en otra serie de cosas, yo recuerdo que mudaron la oficina que tenían funcionando dentro de su propia casa a otro lugar, para prepararse para ese momento del tratamiento.

Gabriela: Exactamente, uno tiene que tratar de hacer lo mejor posible que esté al alcance de uno sabiendo que todo depende de Dios. Pero, uno tiene que hacer su parte. Nosotros en primer lugar, nosotros lo que hicimos fue, pedir oración a todos los que nos conocen. A la iglesia, a los hermanos y a toda persona que supiera de mi situación sabiendo que Dios es quien tiene el control de todo. Pero también empezamos a hacer enseguida lo que era nuestra parte. Como vos bien decís, nosotros teníamos el trabajo y la casa juntas. Nosotros sacamos el trabajo del hogar con lo cual ahí bajábamos en un gran porcentaje, casi el 100% de contacto con personas porque yo me tenía que cuidar mucho, porque mis defensas iban a bajar. Tuvimos mucho control en el tema de higiene, yo pasaba constantemente con alcohol, alcohol en gel, poniéndome en las manos cada vez que iba al baño, cada vez que tocaba algo, tener mi plato, mis cubiertos mi vaso mi tasa, nadie tomaba estaban apartados y tenían una marca de que era solamente yo la que los usaba esa vajilla si. Y también extremado cuidado en el tema del baño cada vez que alguien iba. Nosotros gracias a Dios tenemos 2 baños, entonces dejamos uno solo para mí, y otro o usaba el resto de la familia, y teníamos extremos cuidados en esas cosas. También con el tema de la limpieza, uno se preocupaba para tener mucho más de la manera que hubiera la menos cantidad de bacterias posibles…

Sandra: Escuchaba muchos casos de personas que comienzan el tratamiento, pero, sin tener estos cuidados. Pero, ustedes mismos explicaban, recuerdo en aquel tiempo lo importante de no tener ninguna enfermedad en el transcurso del tratamiento para no interrumpirlo.

Gabriela: Exactamente…

Sandra: De algún virus que anduviera en la vuelta podría ser una amenaza cuando uno tuviera las defensas bajas…

Gabriela: Exactamente, quizásSandra: tu tienes una gripe pero si yo estoy en un tratamiento de quimioterapia con las defensas bajas para mí la gripe se puede transformar en pulmonía. Porque es así, y puedo terminar internada, dándome un montón de medicación para poder sacarme de esa otra situación entonces lo que tratábamos de hacer era tratar de acotar todo lo que pudieran ser peligros de lo que ya era el estar en un tratamiento de Quimioterapia. Y una cosa que nosotros hicimos y que nos hizo muchísimo bien fue cortar las visitas, por ejemplo, yo me comunicaba por teléfono, por el celular o por mensaje de texto pero el contacto directo con las personas, dejé de tenerlo por ese tiempo porque realmente consideraba que era más importante ayudar a mi cuerpo en todo lo que pudiera, para bajar el porcentaje de amenazas, en cuanto a bacterias virus, lo que fuera, que otra cosa… igual me podía comunicar con mis amigos, con mi familia de otra forma.

Sandra: Hoy día es bastante fácil además a través de los medios de comunicación pero bueno, estamos llegando al final de este programa pero vamos a seguir conversando acerca de todo este tiempo que fue difícil pero que resultó ser una bendición por ejemplo ahora, poder contarle a los demás qué cosas pueden hacer, qué cosas pueden mejorar, su estadía durante el proceso de tratamiento, y también en quién poner su esperanza en como sostenerse emocionalmente en todo esto no? Creo que muy importante fue para ustedes el hecho de haber sido cristianos y apoyar toda su confianza en Dios.

Gabriela: Si, con mi esposo realmente Dios fue nuestra Roca. Y te quiero compartir algo con lo que nos sentimos sumamente identificados, que fue así como lo vivimos en la quimio está en salmos 86 y dice: TEN MISERICORDIA DE MÍ OH JEHOVÁ PORQUE A TI CLAMO TODO EL DÍA. ALEGRA EL ALMA E TU SIERVO PORQUE A TÍ OH SEÑOR LEVANTO MI ALMA. PORQUE TÚ SEÑOR ERES BUENO Y PERDONADOR, GRANDE EN MISERICORDIA PARA CON TODOS LOS QUE TE INVOCAN, ESCUCHA OH JEHOVÁ MI ORACIÓN Y ESTÁ ATENTO A LA VOZ DE MIS RUEGOS, EN EL DÍA DE MI ANGUSTIA TE LLAMARÉ PORQUE TÚ RESPONDES!”. y realmente para nosotros fue así fue este clamar a Dios. Rogarle, por su misericordia en nuestras vidas, y el respondió y a él le damos toda la gloria.

Sandra: Qué lindo escucharlo, es como el final feliz, pero sabiendo que todos los méritos son para Dios.

Vamos a ir ahora a comentarles como tienen que hacer aquellos que quieren tomar contacto y así lo deseamos nosotros que tomen contacto para poder hacernos preguntas comentarios qué les ha parecido este tema. También pueden visitar nuestra página web: www.llamadaweb.com allí van a encontrar toda la información de nuestra institución y allí pueden encontrar las diferentes vías de contacto correo electrónico y demás para poder escribirnos a nosotros y nosotros les reenviaremos el correo electrónico. Muchas gracias por acompañarnos, será hasta la próxima.

Testimonio de Gabriela Rodríguez (1ª parte)

Testimonio de Gabriela Rodríguez
(1ª parte)


Gabriela Rodríguez, una joven contadora, casada hace 10 años con Jorge, y madre de 2 pequeños niños, cuenta cómo fue que le diagnosticaron cáncer de mama, y cómo fueron los primeros momentos al recibir la noticia.


DESCARGALO AQUI: 
TA (113) – Temas Actuales – Gabriela Rodríguez
(1ª parte)



Entrevista a Gabriela Rodríguez

Sandra: Muy bienvenidos amigos a Temas de Actualidad, es muy bueno como siempre poder recibirlos en esta emisora. En este caso queremos darle la bienvenida a Gabriela Rodríguez, ella es contadora y es una mujer muy joven que a pesar de su joven edad ha pasado por unas cuantas experiencias, y va a estar compartiendo con nosotros. Ya no desde el título de profesional, sino desde lo humano, va a estar presentándose y contándonos acerca de ella, de su familia de su actividad y de su vida en general. Bienvenida Gabriela.

Gabriela: Bueno muchas gracias Sandra, a ti y a todo el equipo de llamada por esta invitación, y bueno gracias a los que están ahí escuchando, porque bueno, les voy a compartir un poco de lo que ha sido mi vida no? Como bien decíaSandra: bueno soy Joven al menos así lo considero, tengo 35 años, estoy casada hace 10 años con Jorge tenemos 2 hijos, Romina que tiene 6 Años, y Miqueas que tiene 2 años y medio, y bueno, a los 26 años me recibí de contadora, nos casamos con Jorge cuando yo tenía 25 y él 27 y bueno, la verdad que gracias a Dios veníamos viviendo como se dice comúnmente la vida, de una forma común, normal, trabajábamos, los dos teníamos objetivos, planes, uno se organiza y más cuando uno tiene hijos, queriendo hacer las cosas quizás de la mejor manera posible, hasta que cuando tenía 33 años, romina en ese momento tenía 4 años, Miqueas tenía 9 meses, yo estaba amamantando a Miqueas, y un día yo era mucho de revisarme por tacto, me encontré un bultito en el seno izquierdo, lo cual me llamó la atención, pero, como estaba amamantando, bueno, también podía ser por esos mismo no? Entonces yo esperé 2 días, a ver si se me iba, como no se me fue enseguida fui al ginecólogo, consultamos con el ginecólogo y el ginecólogo enseguida me dice: esto debe ser de la leche, quédate tranquila, igualmente te voy a mandar una ecografía para que te quedes tranquila. Bueno, muy bien me mandó una ecografía, y me mandó también, me hice una biopsia en ese momento, a los 2 o 3 días fui a levantar el resultado de la primera biopsia que me hicieron, y decía que estaba todo bien, que no había ninguna irregularidad, pero, cuando me hicieron la ecografía, porque yo dije: no me voy a quedar solamente con este resultado, o sea si me hago la biopsia, igual me voy a hacer los demás controles que me mandó el médico…

Sandra: Que en este caso era la ecografía…

Gabriela: Exacto, me faltaba la ecografía, porque no me mandó una mamografía porque como estaba amamantando en ese momento no podía. Entonces cuando me voy a hacer la ecografía, ahí es que la ecógrafo, ve algo que no le cierra y me empieza a revisar por todos lados y me revisa también el otro seno. Entonces bueno en el informe, bueno me dicen, que se veía un nódulo con contornos irregulares, y que el estudio ameritaba hacer una mamografía. Vamos enseguida con mi esposo al ginecólogo, me manda hacer la mamografía enseguida, cuando me manda la mamografía corrobora lo que dice la ecografía, entonces, el ginecólogo enseguida me dice: Quédate tranquila que te opero, te saco el nódulo y en el momento de la operación, hacemos una biopsia para ver, si es efectivamente benigno, ó maligno. Porque en la primera biopsia era benigno que no había ningún síntoma de malignidad.

Sandra: Ahora, a esa altura cómo estabas pensando vos, teniendo antecedentes de familiares que han tenido cáncer de mama, estabas pensando cómo? Debe ser un cáncer de mama o simplemente debe ser una anormalidad o producto de que estoy amamantando, cómo estabas viviendo eso por dentro, esa situación?

Gabriela: Claro, si yo justamente debido a los antecedentes familiares, mi mamá padeció el cáncer de mama, eso fue lo que me llevó a no quedarme tranquila. Eso fue lo que me llevó a estarme revisando constantemente y algo de querer tener todos los exámenes. O sea, no quedarme con el primer resultado. Yo sabía cómo era este tipo de situación, entonces, por supuesto, enseguida uno cuando vive una situación tan fuerte como es el diagnóstico de cáncer de mama en cualquier familiar, de la familia o en uno mismo, la incertidumbre y la angustia van de la mano totalmente. Entonces esos días fueron de mucha incertidumbre, de qué va a pasar, siempre igual, como que siempre guardando un rayito, de que puede ser que no sea, porque al dar el primer resultado bien, la primera biopsia bien, puede ser que no sea. Pero yo también en el fondo tenía algo que interiormente me decía que no iba a ser así, que realmente lo que se venía iba a ser algo muy duro y no iba a ser fácil. Fue así que cuando me operan y también me hacen una biopsia específica, se corrobora, la malignidad del nódulo. Con lo cual enseguida nos lleva a estar en una situación totalmente distinta, a la que veníamos viviendo una semana atrás.

Sandra: Todo se desencadenó muy rápidamente. Me hace pensar en el mensaje que uno le puede dejar a los oyentes, a cerca de preocuparse por esas cosas que parecen mínimas, o que uno podría darle una explicación en este caso como el amamantamiento, así bueno, no dejarse estar no?

Gabriela: Exactamente, yo creo que una de las cosas es no guiarse por lo que te puedan estar diciendo, porque justamente el amamantar previene, el cáncer e igualmente, aunque podría ser que fuera algo de la leche de estar amamantando, uno no se puede quedar con eso. Y uno mismo auto diagnosticarse. Uno tiene que ir al médico, uno tiene que ir con exámenes, para quedarse tranquila. Uno tiene que ser responsable, y mismo yo tenía muchas personas que muchas personas me decían, quédate tranquila que no debe ser nada. Es porque estás amamantando, y justamente se dio lo contrario, y hoy por hoy, justamente en Enero que va a ser 2 años que me operé, le doy gracias a Dios que me guió a no quedarme con esos comentarios, que me guió a tomar la decisión correcta de seguir adelante, por más dura que fuera la respuesta, no? Pero sí seguir adelante corroborando, que realmente era lo que era en verdad, no lo que uno piensa ni lo que uno quisiera que fuere en verdad.

Sandra: Sí, es verdad muchas veces uno por no enfrentarse con la situación, trata ahí de arreglarlo y de pasar rápidamente con ella sin profundizar, entonces, aunque es duro, vale la pena entrar.

Gabriela: Y es por eso que hoy me gustaría mucho… aunque vamos a seguir charlando igual en otras ocasiones, pero me gustaría mucho decirle a las mujeres, que se revisen, que vayan al médico, que se hagan los exámenes que se tienen que hacer, porque realmente nuestro cuerpo es importante, es valioso y lo tenemos que hacer por nosotros y por nuestra familia. Y realmente nosotros a veces decimos, no tengo tiempo de ir al ginecólogo, no tengo tiempo para hacerme una mamografía, un papanicolau, una ecografía, lo que sea y no es así. No nos queremos hacer ese tiempo, porque ni el mundo se acaba, ni se termina las responsabilidades ni nadie se muere porque uno vaya al médico y se tome una hora o 2 horas de quedarnos tranquilos de que vamos a seguir bien, sanas.

Sandra: Bien, como vos decías, vamos a continuar charlando con otros programas de Temas de Actualidad, sobre la experiencia, y sobre cómo siguió esta historia, pero seguramente en todo este tiempo de incertidumbre, el refugio y el lugar seguro donde encontrar fuerzas era en la palabra de Dios. Yo te veo allí con la Biblia abierta y quería preguntarte si hay un texto en especial que te haya ayudado a atravesar por todo ese tiempo de angustia.

Gabriela: Si, por supuesto, yo que ya era creyente desde los 15 años, me convertí y acepté a Cristo en mi corazón, y realmente, pasar por esta situación, fue una cosa que por supuesto nos cambia totalmente, nuestra perspectiva de la vida y de todo lo que nos rodea, y gracias a Dios que tenemos su palabra que es la Biblia, que es la mente y el corazón de Dios, y a través de versículos me sostuvo de una forma muy especial, espiritualmente, emocionalmente y físicamente, y hoy te quisiera compartir estoSandra: porque Dios ha hecho una maravilla en mi vida, y quiero compartirlo con ustedes que están allí, escuchando: PORQUE TÚ ERES GRANDE Y HACEDOR DE MARAVILLAS, SOLO TÚ ERES DIOS; ENSÉÑAME HOH JEHOVÁ TU CAMINO, CAMINARÉ YO EN TU VERDAD, AFIRMA MI CORAZON PARA QUE TEMA TU NOMBRE, TE ALABARÉ OH JEHOVÁ, DIOS MÍO CON TODO MI CORAZÓN Y GLORIFICARÉ TU NOMBRE PARA SIEMPRE, PORQUE TU MISERICORDIA ES GRANDE PARA CONMIGO HAS LIBRADO MI ALMA DE LAS PROFUNDIDADES DEL SEOL.

Sandra: Tremendo no? Un texto que …

Gabriela: Está en Salmo 86: 10 al 13.

Sandra: Es bien importante decir la cita para aquellos que quieran lo pueden buscar y meditar despacito en cada uno de los versículos Salmos, 86…

Gabriela: 10 al 13.

Sandra: Versículos 10 – 13. Nosotros por hoy nos despedimos, queremos darles la dirección los puntos de contacto para que ustedes manden sus comentarios o puede visitar nuestra página web que es www.llamadaweb.org sino también puede comunicarse a través del correo electrónico usted puede encontrar los diferentes programas a los cuales puede entrar, conocer la propuesta de llamada de Medianoche y conocer los puntos de contacto. Amigos que pasen muy bien hasta la próxima.