¿Cuál es el tiempo al que se refiere el Señor en Mateo 24?

Se refiere al tiempo en el cual Dios, nuevamente, comienza a obrar abiertamente con Israel, introduciendo al pueblo del pacto a la consumación final (versículo 3), al encuentro de su reino y al regreso de su Mesías. Se trata propiamente de la última semana de las setenta semanas de Daniel (Daniel 9:24-27). Debemos partir de la base de que se trata de la consumación de este siglo, y no del transcurso del mismo. La señal de la consumación del siglo es la última de las setenta semanas de Daniel.

Todas las señales que el Señor Jesús detalla en Mateo 24, y que llevan definitivamente hacia Su regreso visible (versículo 30), encuentran su paralelo en Apocalipsis 6-19. Pero, para aquel entonces, la Iglesia de Cristo ya habrá sido arrebatada, para ser guardada "de la hora de la prueba", según Apocalipsis 3:10.

Podemos ver tres etapas de los últimos siete años, según Mateo 24:4-28.

Primera etapa: En mi opinión, los versículos 4-8 describen la primera etapa de la última semana de las setenta semanas de Daniel. Dice claramente: "Y todo esto será principio de dolores" (versículo 8). Los dolores no se refieren a cualquier tiempo en general, sino especialmente al de la tribulación: "dolores de una mujer encinta" (1 Tesalonicenses 5:3; vea también Jeremías 30:5-7). El comienzo de los dolores son los primeros 3 años y medio de las setenta semanas de años. Así como en los dolores de parto hay contracciones introductivas y aquellas que provocan el pujo, así también los últimos 7 años están divididos en dos partes de 3 años y medio cada una. Existe una concordancia casi total entre Mateo 24:4-8 y Apocalipsis 6, donde el Señor abre los sellos: 

  • Falsos Cristos (Mateo 24:5) = primer sello: Un falso Cristo (Apocalipsis 6:1-2).
  • Guerras (Mateo 24:6-7) = segundo sello: la paz será quitada de la tierra (Apocalipsis 6:3-4).
  • Hambruna (Mateo 24:7) = tercer sello: un hombre con una balanza en la mano montado sobre un caballo negro (Apocalipsis 6:5-6).
  • Terremotos (Mateo 24:7), pestilencias (Lucas 21:11) = cuarto sello: un hombre sobre un caballo amarillo cuyo nombre es "muerte" (Apocalipsis 6:7-8).

Segunda etapa: En los versículos 9-28 se describe la gran tribulación, es decir los otros 3 años y medio de la última semana de Daniel.

  • En este tiempo muchos morirán como mártires (Mateo 24:9) = quinto sello (Apocalipsis 6:9-11).
  • Habrá terror y grandes señales del cielo que anuncien el gran día de la ira de Dios (Lucas 21:11) = sexto sello (Apocalipsis 6:12-17).
  • En Israel muchos se entregarán mutuamente (Mateo 24:10; vea también capítulo 10:21).
  • El engaño y la iniquidad tomarán el poder, el amor se enfriará, es decir que muchos apostatarán de la fe (Mateo 24:11-12; vea también 2 Tesalonicenses 2:10-11). Quien persevere hasta el fin, experimentará el regreso de Jesús e ingresará en su reino milenial (Mateo 24:13).

Tercera etapa: Así como Mateo 24:15 menciona un acontecimiento que está a la mitad de las setenta semanas de años de Daniel, así un acontecimiento semejante marcará la mitad de la última semana de siete años. La "abominación desoladora" no se cumplió con la destrucción del templo en el año 70 D.C., pues se refiere a la declaración de Daniel que claramente indica el tiempo del fin (Daniel 12:1.4.7.9.11).

  • La "abominación de la desolación", de la cual habla Daniel, encontró su primer cumplimiento aproximadamente 150 años A.C. con Antíoco Epífanes. Acerca de esto habla Daniel 11:31.
  • La "abominación de la desolación" tuvo parte de su cumplimiento en el año 70 D.C., a través de los romanos que destruyeron el templo.
  • Pero la "abominación de la desolación", de la que habla Jesús en Mateo 24:15, recién se producirá con el Anticristo y su cumplimiento principal se llevará a cabo en la segunda mitad de la última semana de años (anunciado en Daniel 12). Aquí se trata claramente del tiempo del fin (versículo 4;9), de un tiempo de angustia como nunca antes lo hubo (versículo 1) y de "un tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo" (versículo 7). De este tiempo de gran angustia habla el Señor en Mateo 24:21 (compárese con Jeremías 30:7).

En los versículos 16-28 el Señor Jesús explica cómo ha de comportarse el remanente de los judíos durante la gran tribulación: 

  • Ellos deberán huir (compárese con Apocalipsis 12:6).
  • Los días serán acortados a 3 años y medio, para que los escogidos puedan ser salvados.
  • Falsos Cristos y profetas harán señales y maravillas (compárese con Apocalipsis 13:13-14).

Pero entonces, por último y en forma visible, vendrá el Señor "como el relámpago sale del oriente y resplandece hacia el occidente". Estos días de venganza (Lucas 21:22), o bien el día de la ira de Dios y del Cordero (Apocalipsis 6:17), se describen así: "Donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres" (Mateo 24:28). El "cadáver" representa el judaísmo que ha apostatado de la fe y el sistema mundial bajo el dominio del Anticristo, donde gobiernan la muerte y el hades. Los "buitres" se refieren al juicio de Dios.

Como he mencionado anteriormente, no creo que el Señor Jesús en Mateo 24:15 se refiera a la destrucción del templo en el año 70 D.C., sino al tiempo del fin. La destrucción del templo y de Jerusalén la menciona en Lucas 21 y establece el puente hacia el tiempo del fin. Este es el sentido de los cuatro Evangelios, que siempre nos muestran un punto esencial diferente. En los Evangelios se divide la profecía y esto, seguramente, es por algún motivo, pues también nosotros debemos manejar con precisión la palabra de verdad (2 Timoteo 2:15).

En Lucas 21:20 y 24 el Señor dice: "Pero cuando veáis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su desolación está cerca… y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan." Esto se cumplió en el año 70 D.C.

Pero en Mateo 24 se habla de algo que no es mencionado en el Evangelio de Lucas, porque esto recién se cumplirá en el tiempo del fin, o sea de la "abominación de la desolación" (versículo 15).

En el Evangelio de Lucas, donde se trata de la destrucción del templo del año 70 D.C., dice que: "habrá gran calamidad sobre la tierra" (Lucas 21:23) (no: gran tribulación). Pero en Mateo 24 donde se habla en primer término del tiempo del fin, se habla de una "gran tribulación", "tal como no ha acontecido desde el principio del mundo hasta ahora, ni acontecerá jamás" (versículo 21). A través de la palabra "gran tribulación" se distingue claramente la calamidad del año 70 D.C de la "gran tribulación" de los tiempos del fin.

Volver

¿A quién está dirigido Mateo 24 y 25?
¿Cuánto tiempo dura una generación?

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>