Yendo al encuentro de Dios

Titulo: “Yendo al encuentro de Dios”
  

Autor: HermanHartwich 
Nº: PE1126

Un programa de Herman Hartwich, con un enfoque evangelistico muy interesante. “Yendo al encuentro de Dios” es el título, y nos habla de cómo está nuestra situación con Dios y qué podemos hacer para mejorarla.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1126.mp3



“Yendo al encuentro de Dios”

Hola estimados amigos, es un gusto para mi estar junto ustedes en esta oportunidad, deseando que la gracia de Dios y el amor de Dios, sea sobre sus vidas. Deseo compartir con Ustedes algunos pensamientos acerca de la palabra de Dios porque quiero y deseo profundamente que la Palabra de Dios halle cabida en sus vidas. Dios está llamándonos cada día nos está llamando. Dios está buscándonos por eso yo quiero compartir que es el tiempo de ir al encuentro de Dios. La Biblia habla sobre la necesidad de buscarle. Por ejemplo en el libro de Oseas el Señor está hablando acerca del profeta en el capítulo 10, verso 12.

Dice: Sembrad para vosotros en Justicia, segad para vosotros en Misericordia haced para vosotros barbecho. Porque es el tiempo de buscar a Dios hasta que venga y os enseñe justicia. mis amigos también tenemos en el libro de Isaías capítulo 55 verso 6. Dice: Buscad al Señor mientras puede ser hallado llamadle en tanto está cercano. Los hombres buscan muchas cosas. De cierto muy inferiores. Mis amigos, yo les invito a reflexionar sobre esto. Generalmente todos buscamos algo. Tenemos Necesidades, tenemos inquietudes, tenemos dueños, tenemos anhelos en nuestra vida y buscamos el cumplimiento de ellos pero son tan inferiores, dinero, gloria sabiduría, poder y últimamente parece que todo el mundo está desesperado buscando placer, placer y placer. Pero eso es muy poca cosa. La verdad es que es muy poca cosa. Pocos las hallan, a todas estas cosas, y cuando las hallan descubren que no son nada en este mundo.

Día tras día, estoy tratando con gente que si bien ha alcanzado el dinero ha alcanzado una cierta posición económica y viven vidas desgraciadas. Trato con jóvenes que están buscando el placer y se encuentran con que el placer les arruina la vida a través del alcoholismo etc. Pero el mensaje del profeta de Dios es y ha sido buscad a Dios. Ahora, a quien debemos buscar? Lógicamente estoy diciendo: A Dios! Bueno, pero veamos, a Dios. Lo que da a entender que estamos lejos de él. Es verdad, con respecto a nuestro pensamiento o a nuestros afectos y nuestra conducta. Porque si nos ponemos a analizar, seamos honestos con nosotros mismos, nuestros pensamientos están lejos de Dios. Aunque la gente usa el nombre de Dios constantemente, ” gracias a Dios” ” Si Dios quiere” ” ay diosito querido” ” ay jesusito”.

A le gente parece que le encanta usar el nombre de Dios. Pero no obstante Dios está ausente en su manera de pensar, de actuar y de vivir. Es posible hallarlo. La Biblia lo dice: Nadie lo ha buscado en vano, no está lejos, dice la Biblia. Él mismo nos busca. En realidad, dice la Biblia busca por su propia iniciativa a Dios sino que realmente está respondiendo al llamado de Dios. Cuando Adán y Eva pecaron Dios apareció en el huerto y buscaba al hombre y lo llamaba por su nombre.¿ Te imaginas tú escondiéndote de la mirada escrutadora de Dios? Pues quiero decirte que, allí donde estás oyendo vas a sentir que Dios te dice: Pedro: ¿Dónde estás? O María, o Juan; Gloria ¿Dónde estás? Sea cual sea tu nombre, mi amigo, mi amiga Dios te está buscando y está esperando que llegues al encuentro de él.

Ahora es nuestro deber, es nuestro deber buscarlo. Si hay un Dios nada más importante que conocerlo y nada más obligatorio que agradarlo. Porque en definitiva él es nuestro creador. Pero también es nuestra mayor necesidad. Quieras o no reconocerlo, en definitiva como dijo San Agustín el Señor nos hizo con la capacidad de que él llene ese vacío que vino a causa del pecado y mientras él no lo llena no estaremos satisfechos. Viviremos una continua sensación de necesidad. Por eso mis amigos busquemos a a Dios, este es el tiempo, hoy es el tiempo para buscarlo. Ahora, cómo lo buscamos?

Las direcciones del evangelio son muy claras y aquí quiero llamar la atención de ustedes. Digo las direcciones del evangelio porque el evangelio es la palabra de Dios inspirada por el espíritu santo. No nos va a indicar un camino de verdad o equivocado, mientras que aquellos que se dicen agentes de Dios o representantes del Señor muchas veces con carátulas de distintas religiones nos indican caminos que no son los correctos.

Es más, algunas personas llegan a decir: Todas las religiones son buenas nadie va a enseñar algo malo, no estoy hablando acerca de un código de vida pero sí que puedo estar enseñándole algo muy malo. En cuando al camino pretendido para llegar a Dios, la Biblia es muy clara lo vuelvo a decir: las directrices del evangelio son a través del arrepentimiento. El arrepentimiento es cambiar la dirección de nuestro arrepentimiento, el programa de nuestra vida, renunciar a lo que nos ha ocupado, no hemos hecho nada más que mal gastar el tiempo, hemos malgastado el esfuerzo, hemos malgastado la vida en lo inútil. Mis amigos la Biblia nos llama al arrepentimiento para con Dios, porque a él hemos ofendido gravemente.

Necesitamos arrepentirnos volvernos a Dios y la segunda condición que el evangelio nos pregunta es Creer en Jesucristo. El apóstol Pablo dijo que Dios le había enviado a predicar el arrepentimiento para con Dios y la fe en Jesucristo. Por él y en él, hallamos a Dios. Dice el Señor Jesús: Nadie viene al Padre sino por mí. Él nos condice al conocimiento, al amor, a la comunión con su padre porque él es el intercesor. Mis amigos él es el único intercesor. El apóstol san Pablo declaró: Porque hay solo Dios y un sólo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo Hombre.

Quizás has estado equivocado en tu manera de creer, o equivocados aquellos que te trasmitieron la religión o la creencia que tu tienes. Que puedes acceder a Dios a través de otros caminos. No, deséchalo no es conforme al evangelio. Porque el evangelio dice que Jesucristo es el único que intercede delante de Dios. Es el único que está puesto allí entre Dios y nosotros. No es por penitencias, ni mediación de Santos o sacerdotes o pastores o iglesias. Es solo por cristo.

En tercer y último lugar, es el tiempo de hacerlo. Hoy es el tiempo de buscar a Dios. Las palabras del profeta contienen un reproche para muchos. ¿Por qué no lo han buscado antes? Se reconoce el deber pero no se cumple. Se aplaza. Muchas personas dicen que buscan a Dios, o que tienen que buscar a Dios. Saben que tienen que buscar a Dios o responder a Dios sin embargo siempre van dejando, dejando. Si es joven, cuando sea más viejo. Si es viejo, bueno, ya es tarde a veces dicen; ya no tengo gozo también dice la escritura: acuérdate de tu creador en los días de tu juventud antes de que los días sean malos y en los cuales digas ya no tengo más contentamiento, no tengo más motivación. ¿Por qué no lo buscas hoy mi amigo. Las palabras del profeta son una amonestación.

Es tiempo es el mejor tiempo, puede ser el único tiempo para ti. No sea que se cumpla la palabra que dijo Jesús en una oportunidad en Juan 8:21 ” yo me voy y me buscareis pero en vuestro pecado moriréis a donde yo voy vosotros no podéis venir” esto se lo dirigió a los judíos incrédulos a los que negaban o se negaban a creer en Jesucristo mi amigo, no te niegues a creer en Jesucristo como tu Señor y salvador y por último quiero decir que estas palabras del profeta son una promesa . es tiempo, lo hallarás Hay una promesa de perdón, de indulto, de salvación. Es una promesa que te dice hoy ” no es demasiado tarde no quiero que te entregues así a ese sentimiento de que es tarde, ya viví mi vida.

No puedo volver atrás. Hoy es tu día este momento es tu hora. Si Tú deseas tú puedes inclinar tu rostro allí en el lugar en donde te encuentras o donde estás viajando. Para un momento a la orilla del camino y dirígete a Dios en oración Pidiéndole perdón por todos tus pecados y pidiendo que Jesucristo entre en tu vida, que entre a morar en tu corazón si tú le das el lugar él lo hará. Que Dios te bendiga y te pido haznos conocer de tu decisión para que oremos por ti.

El nuevo nacimiento del pueblo de Israel 3/3
Falsas doctrinas de los últimos tiempos 1/3

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>