Entre amigas
  Revista Radial
  Estudios Bíblicos
  Viajeros
  Temas actuales
  Preguntas & Respuestas
  Vida Diaria
  Protectores de Pantalla



La religión homosexual

La homosexualidad en nuestra sociedad se ha convertido en un tipo de religión, declara un redactor de “mundo online”. Sus conceptos coinciden exactamente con las declaraciones bíblicas acerca de los últimos tiempos.


Bajo el título “La homosexualidad se ha convertido en un tipo de religión”, Mundo Online, en otoño del año pasado, publicó un artículo en el cual dice, entre otras cosas: “Animales homos, soldados homos, y todo tipo de coloridas manifestaciones homosexuales: Lo que comenzó como un movimiento de protesta, se ha convertido en un enorme alboroto. La homosexualización de la sociedad alcanza su punto culminante, y quien se aparta se convierte en un brillante mártir de una iglesia confesante.”

El redactor del artículo, Philipp Gut, escribe sobre el significado del movimiento homosexual, que va en aumento desde hace años en prácticamente cada área. Entretanto, existirían, por ejemplo, “Amigos ferroviarios homosexuales”, “padres homosexuales”, una “asociación de jóvenes lesbi-homos”, y hasta oficiales y policías homosexuales. Los desfiles EuroPride y Gay hace años ya que son grandes eventos anuales, fomentados por comunas y responsables del turismo. Ya sea, hace años, en el Empire State Building de Nueva York, el que se mostró en colores rosados, ya sea en Tel Aviv, que con motivo de un desfile gay cambió la iluminación a los colores del arco iris, o en Zúrich – en todos estos lugares se practicó una “adaptación del tipo camaleón”.

Incluso en la política, los homosexuales han “ocupado un lugar sobreentendido”. Gut escribe al respecto: “Berlín es gobernado por un alcalde homo, Zúrich por una presidenta urbana lesbiana. Con Guido Westerwelle (FDP), la República Federal probablemente reciba un Ministro del Exterior homo. Ni hablar de las numerosas personas homosexuales que dirigen programas televisivos, y las marchas triunfales del estilo de vida homosexual.”

Gut continúa: “No tengo nada contra las preferencias personales, pero el diagnóstico se impone: La homosexualización alcanza récords en la actualidad. Más aún: Parece haber surgido un irritante culto alrededor de los homosexuales, habiéndose convertido la homosexualidad en un tipo de religión.… Quien se opone a esto, es alcanzado por el rayo de la proscripción.” Una lectora comenta: “El ejemplo más reciente es el caso de Carrie Prejean, quien tuvo que devolver el título de Miss California a causa de expresiones críticas con respecto a los matrimonios homosexuales.” Por otro lado, un actor norteamericano recibió un Oscar por la representación de un político homosexual.

El artículo, a continuación, llama la atención hacia el hecho de que el movimiento homosexual, con sus 40 años de existencia, sería aún bastante joven, y que, en ese tiempo, ningún otro movimiento de emancipación habría logrado tanto. De la proscripción y la discriminación ya no existe ni rastro. “Pero la igualación legal, solamente compone una parte del ascenso triunfal. El reconocimiento que disfrutan los homosexuales va mucho más allá. El gobierno los fomenta, y la sociedad mendiga su favor. Los homosexuales mismos, son los que determinan hoy cómo se debe pensar y hablar de los homosexuales – y, sobre todo, de qué no se debe hablar.”1

El movimiento homosexual, actualmente, se ha convertido en aquello que la Biblia predice para los últimos tiempos, y eso es lo que conmueve.

“Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno” (Judas 6-7).

La carta de Judas es el último libro bíblico (o carta) antes del Apocalipsis, y describe las condiciones existentes poco antes de que los acontecimientos del Apocalipsis vengan sobre el mundo.

- La homosexualidad del tiempo de Lot, que se ha convertido en algo cotidiano, es comparada con los crímenes demoníacos del tiempo de Noé, cuando los ángeles caídos (hijos de Dios) abandonaron su morada natural y realizaroan actos sexuales contra naturaleza (cp. Ro. 1:26-27).
Por otro lado, se dice que esa inmoralidad era “fornicación y vicios contra naturaleza”, y su consecuencia fue el juicio inmediato.
Y, finalmente, Judas enfatiza, al igual que Pedro en su segunda carta (2 P. 2:4-6), que estos acontecimientos de los tiempos de Noé y Lot han sido puestos como advertencias. ¿Para quién, y después qué? Para un tiempo que volverá a ser como los tiempos de Noé y de Lot. Sus respectivos tiempos fueron “tiempos finales”, es decir un tiempo final para el viejo mundo antes del diluvio, y un tiempo final para Sodoma y Gomorra.

Una mirada a la historia descrita en Génesis 19:4-11, nos muestra como la homosexualidad del tiempo de Lot caracterizaba la imagen de la sociedad de todas formas y maneras. La política, el sistema legal, y el pensamiento legal de la gente, estaban influenciados por la misma. Quien pensaba diferente o se expresaba en contra de ello, era discriminado, condenado y expulsado. El artículo recién citado señala, con vertiginosa puntería, justamente hacia ese tiempo y a lo que la Biblia dice sobre los días anteriores al regreso del Señor y al apocalipsis venidero.

Con respecto a esto, el Dr. Lothar Gassmann escribe, en su circular del 19/08/2009: “En una solicitud de la fracción del Pacto 90/Los Verdes…, los grupos ecologistas exigen una vigilancia total del estado contra la así-llamada ‘homofobia’, y una propaganda estatal a favor de la homosexualidad dirigida a todas las franjas etarias, desde la niñez a la vejez…”

A nuestro tiempo le espera un nuevo “diluvio”, el diluvio del apocalipsis, de los juicios de los sellos, de las trompetas y de las copas de ira. El cielo y la tierra volverán a ser sacudidos: “Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados. Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande” (Ap. 16:20-21).

¿No es verdad que el aumento de catástrofes naturales es una advertencia de lo que le espera a nuestro mundo? Pero, después de estas catástrofes de juicio, habrá un nuevo cielo y una nueva tierra en los cuales morará la justicia (2 P. 3:13; Ap. 21-22).

William MacDonald, en un apéndice sobre la homosexualidad, escribe, entre otras cosas: “Como todos los demás pecadores, los homosexuales y las lesbianas pueden ser salvados si se arrepientan de sus pecados y aceptan al Señor Jesucristo como su Salvador personal. Dios ama a los homosexuales y a las lesbianas, aun cuando odia sus pecados.

Existe una diferencia entre los que practican la homosexualidad y los que tienen tendencias homosexuales. La Biblia condena la acción, pero no la orientación. Hay muchos que se sienten atraídos por su propio género, pero que se niegan a ceder a ese impulso. Por medio del poder del Espíritu Santo, ellos se han disciplinado, de tal modo que pueden resistir la tentación y vivir en pureza. Muchos cristianos con orientación homosexual, ven su condición con pesar y arrepentimiento; si bien no están en condiciones de cambiar la orientación misma, ellos se apoyan en el Espíritu de Dios para recibir fuerzas para la renuncia y la castidad, y eso quiere decir verdadera santificación. … En su dedicación a Cristo, ellos han presentado una mácula interna duradera a Dios para que Él los pueda utilizar, y para que el poder divino se perfeccione en la debilidad humana.

Algunos acusan a Dios de haberlos creado con esa inclinación. Pero el error no se encuentra en Dios, sino en la condición pecaminosa del ser humano. Todo hijo caído de Adán tiene malas inclinaciones. Algunos son débiles en un área, otros en otra. El pecado no consiste en que uno sea tentado, sino en que uno ceda a la tentación.

Hay liberación de la homosexualidad, así como hay liberación de todo tipo de lascivia. Pero, en casi cada caso, se necesita el constante cuidado pastoral en el temor a Dios.

Los cristianos deberían aceptar a los homosexuales como seres humanos, sin aceptar su estilo de vida. Como ellos también son personas por quienes Cristo murió, los creyentes deberían tratar, de toda manera imaginable, de ganarlos para una vida de ‘santificación sin la cual nadie verá a Dios’ (He. 12:14).”2

Norbert Lieth

1 Mundo Online, «La homosexualidad se ha convertido en un tipo de religión », 17/10/2009
2 Comentario del Antiguo Testamento, William MacDonald, pág. 55





Archivo
 

Aquí podrás encontrar todas las noticias.

 
Tema
La Puerta de tu Vida
Cumplimiento literal del Salmos 110:1
Eutanasia
Jesucristo ¿es socialista?
¿Qué tan comprensible es la Biblia?
Acción de Fe
Paga Bien por Mal
Justicia Divina
Bienaventurados los que lloran
Aprendiendo a Vivir Mejor
Camino hacia la Felicidad
Personas con “Síndrome del Sabio” al servicio de Israel
“emprendimiento histórico” o “intervención fatal en la ...
Descubrimiento! medicamento que ayuda con los trastornos de ...
Añoranza del Señor
¿Cuánto vale un alma?
“El amor bíblico puede amar, incluso, al enemigo”
Los Medios Digitales y sus Peligros
El Milagro de la Metamorfosis
Los niños deben tener contacto con la naturaleza


  Las Noticias
La Puerta de tu Vida
Cumplimiento literal del Salmos 110:1
Eutanasia
Jesucristo ¿es socialista?
¿Qué tan comprensible es la Biblia?
Otras Noticias ...

Perlas Diarias
"Antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso."

Romanos 3:4


  Entre Amigas
  Revista Radial
  Estudios Bíblicos
  Viajeros
  Temas Actuales
  Preguntas y Res.