Entre Amigas
  Equipo de Trabajo
 
Entre amigas
  Revista Radial
  Estudios Bíblicos
  Viajeros
  Temas actuales
  Preguntas & Respuestas
  Vida Diaria
  Protectores de Pantalla

 

Título: La mujer pecadora

Autor: Elí Morales  EA357

Un nuevo programa dedicado a las mujeres de la BIBLIA, la palabra de Dios. Hoy, Elí Morales nos entregará una reflexión en cuanto a la Mujer Pecadora, de quien relata Lucas


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS: ea357.mp3


receta: Rollitos de Naranjas


Entrevista con Elí Morales

Sonja: bueno amibas ha llegado el momento de la entrevista se van a dar cuenta que aquí hay otra voz mires Sandra ni de Natalia sino de la producción, me puse acá de atrevida en esta mesa frente a nuestra invitada. Y les está hablando Sonja y frente a mí nuestra muy conocida invitada Elí Morales. Bienvenida Elí!

Elí: muchas gracias Sonja

Sonia: y como ya se podrán imaginar con Elí tenemos otro programa tratando un tema de la Biblia la vida de una mujer, cual has elegido para hoy Elí?

Elí: He elegido una mujer de las tantas que en la Biblia sin nombre que se la identifica como la mujer pecadora. Eso están un relato único que está en el Evangelio de Lucas capítulo siete de Lucas, del versículo 37 al 50, ahí se narra el encuentro de esta mujer con el señor Jesús.

Sonja: es el único relato de la Biblia donde se habla de ella ?

Elí: es el único en el Evangelio de Lucas donde se habla esta mujer que se encuentra con Jesús. Esta mujer se caracterizó yo por su nombre que lo está diciendo no? Es una mujer que pecó, y pecó mucho pero no obstante también amo mucho. Esta mujer conoció Jesús personalmente digamos en la casa de Simón pero no podemos dar cuenta de que ella ya había oído hablar de Jesús, que ya sabía alguna de las cosas de Jesús y eso la impulsó a tomar la decisión de ir cuando se enteró de que Jesús estaba en esa cena en la casa de este fariseo que se llamaba Simón, el móvil que ella tuvo lo vamos a ir viendo a medida que desarrollamos la entrevista es muy interesante lo que pasa la vida de esta mujer.

El fariseos se llamaba Simón y lo invita a Jesús a comer, le ruega. Un aspecto a destacar de este episodio que vamos a ver hoy de la vida de Jesús en el encuentro en esta casa y con esta mujer es que Jesús siempre estaba dispuesto a tener comunión con los pecadores, pero él tenía un propósito,1 finalidad que era ganar esos corazones con la verdad y nunca rechazaba estas invitaciones nunca se negaba a ellas porque él las consideraba como una oportunidad para hacer la obra de su padre y aquí vamos a ir viendo a medida que conversamos y veamos en la palabra cómo se va centrando todo el entorno en que y temas, y los protagonistas principales que son esta mujer, Simón, y Jesús. Como él fue llevando esa, lo que caracteriza a Jesús omniciencia que el ya sabía todo lo que iba a pasar, y como iba a usar ese ámbito y los personajes para que ocurrieran algunas cosas que le hicieron bien a todos no? Y él cumplía ahí la tarea para la cual el vino. Él estaba dispuesto a estar con ellos para cambiar sus vidas por eso era que aceptaba y no rechazaba. Esta mujer de mala reputación viene Jesús. Yo te agradecería Sonja si tú lees en Lucas siete del versículo 36 al 39 primero.

Sonja: sí, vamos a leer estos cuatro versículos y dice así: uno de los fariseos rogó a Jesús que comience con él y habiendo entrado en casa del fariseo se sentó a la mesa, en entonces una mujer de la ciudad que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo trajo un frasco de alabastro con perfume y estando detrás de él a sus pies, llorando comenzó a regar con lágrimas sus pies y los enjugaba con sus cabellos y besaba sus pies y los ungia con el perfume cuando vio esto el fariseo que le había convidado, dijo para sí: éste sí fuera profeta conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora.

Elí: bueno, ven ustedes ahora, estamos todos con el relato aquí bien fresquito en nuestras mentes. Primero, vemos a este fariseo, la actitud de él. Le rogó a Jesús que comiera con él porque Jesús venía de tener un encuentro con fariseos y habían rechazado y habían cuestionado mucho pero éste, se destaca porque le ruega a Jesús.

Ya es más que una invitación no? Le ruega que comiese con él. Puede ser que los móviles de Simón fueran muy buenos pero también puede ser que pensara en tenderle una trampa, para ver si Jesús en algo, en esa conversación y en esa cena con los demás invitados que estaban, que son mencionados pero que no sabemos quiénes eran. Y ahí se destaca que aparece esa mujer y como les decía comienzo, una mujer que era pecadora. Esta mujer que se introduce en la casa de Simón cuando se entera de que Jesús estaba allí presente. Y esa característica con la que se le presenta de que era pecadora es lo que dice la Biblia, nosotros, desde Eva que fue la primera pecadora, todos hemos nacido con esta naturaleza pecaminosa, cada una de nosotras hemos cometido pecados suficientes en nuestra vida para que también se nos pueda llamar pecadores.

Y para Dios los pecados verdad? son lo que nos separa de Dios, no importa la cantidad, o la extensión o la gravedad a veces Dios nos ve a todos como pecadores. Íbamos a ver algunas cosas muy interesantes ahora al final con toda esta situación ella tenía vemos que esta mujer como un sello distintivo ahí en la comunidad donde ella vivía que le decían la pecadora, parecía que estaba marcada públicamente como una persona de mala reputación, conocida, probablemente como dicen algunos comentaristas, que la Biblia dice así pecadora, como una mujer sensual, aborrecible por la comunidad lo que a veces en algunos lugares también se puede decir que era una mujer quizá, como de la calle es de Nahín, este lugar donde Jesús había obrado en milagros, lo que ya hablamos otra vez aquí de cuando resucitó al único hijo de la viuda de Nahin y probablemente esta mujer conocía que se relato como otros no? algo es lo que la impele, la lleva a hacer esto que vamos a ir conversando poco a poco.

Sonja: quién sabe Elí, quizá ella estaba presente cuando Jesús hizo este milagro en este muchacho...

Elí:... y, puede ser.

Sonja: por eso he dicho por todo lo que ya ha escuchado o vivido o visto de Jesús estaba tan decidida que dice acá que ella trajo un frasco y fue a la casa de Simón una cosa que una mujer, y más, una mujer como ella que no tendría que hacer

Elí: claro, lo que revela, lo que quisiéramos dejar y que todas meditemos cuando estamos compartiendo algo en este momento, es que ella ya conocía algo de Jesús. Ella estuvo presente, iba en esa expedición cuando iban hacia el cementerio no? Y ella presenció ese milagro y tal vez hay algunos otros que piensan que capaz ella también había oído la historia del hijo pródigo y también de otras situaciones que había vivido Jesús, y ella tomó una decisión, esta mujer muy importante. Ir a la casa de esta persona,1 persona muy importante, muy destacada de la sociedad este fariseo.

Abrirse camino, llevaba como tú decías ese frasco de alabastro que también era algo muy valioso, litros el alabastro es un mármol tras lucido con vetas y se dice que solamente se usaba para objetos decorativos o muy caros y además, su contenido era un perfume. No habla en esta relato de que fuera un perfume muy valioso como el que usó María de Betania que era otra persona pero ella, el abrirse paso e ir a una reunión donde probablemente sólo habían hombres, no era invitada quizás era repudiada por la comunidad, tiene que haber algo muy importante que ocurrió en su interior y que la llevó para hacer esto no ?.

Sonja: entonces Elí, que te parece que ahora vamos a una pausa musical, y mientras eso, que estoy muy segura que Erich nos va a poner una música muy adecuada, vamos a invitar a nuestras oyentes que cuando están en esa decisión que Jesús les ha tocado el corazón de una u otra forma que también mediten en eso y que estén abiertas para realmente recibir de parte del señor que hacer tomar una actitud, la actitud correcta como la Biblia nos enseña frente a eso qué es lo que Jesús les ha mostrado en su corazón.

Elí: claro, estar dispuestas a que el señor también en este momento puede obrar en nosotras dos aquí, que estamos conversando, porque también hay para nosotras que actitud tenemos ante el pecador y ante lo que Jesús nos viene mostrando, entonces es una invitación a nuestra audiencia pero también a nosotros a ponernos en las manos del señor y permitir que su espíritu obre en nosotros en este momento.

Sonja: vamos entonces.

Sonja: bueno amigas, aquí estamos a regreso ahora, habíamos quedado en ese momento Elí, hablando de la mujer pecadora que había entrado a este salón de la comida, de la reunión de estos hombres, Jesús con su actitud recibiendo a esta mujer, que le habrá pasado en la cabeza de Simón? El fariseo.

Elí: por el relato que está en la Biblia vemos que Simón no se, si tú no tienes ahí para repetirlo lo que estaba pensando Simón en ese momento?

Sonja: si: cuando vio esto el fariseo …es en el capítulo siete de la vesículo 39 cuando vio esto el fariseo del si sin ningún. q que le había convidado, dijo para sí: éste sí fuera profeta conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora.

Elí: bueno, ahí vemos que a Simón le cuesta comprender la actitud que toma Jesús de aceptar las acciones de esta mujer que viene, que abre ese frasco que derrama sus lágrimas, que llora que le seca los pies, que luego le pone el perfume él no comprende, y supiera quién es la mujer pone como en duda si realmente él sería el profeta como decían ahí. Este proceso está ocurriendo en la mente verdad? De Simón y eso, que Simón no había aceptado que Jesús era el mesías, y no podía entender que había venido a la tierra para buscar y salvar a los pecadores tampoco entendía el significado del perdón porque él no tenía la menor idea de la importancia de mostrar por ejemplo arrepentimiento, como él no lo veía al señor como mesías, entonces Jesús con ese tacto, y esa delicadeza esa ternura sabiendo lo que está pasando en la mente de Simón, conociendo sus pensamientos, y su corazón, le contó una historia. Que está más abajo.

Sonja: es interesante, como en ese momento toda la atención de Jesús no es para la mujer sino que es para Simón para la necesidad de él.

Elí: sí, entonces le habla de un acreedor o prestamista que tenía dos deudores uno le debía 500 denarios,1 moneda de aquella época y el otro le debía cinco, y dice: y los perdonó a los dos. A cuál que parece que amo más? Bueno, y pienso que aquel a quien perdonó más. Y el señor le dice rectamente has juzgado y luego Jesús comienza a hacer un relacionamiento entre Simón y la mujer, bien como tú dices el paso a ser el protagonista principal pero ahora Jesús confronta las dos situaciones.

Sonja: bien interesante lo puedes explicar un poco más?

Elí: sí, viene Jesús y la dice: vez a esta mujer? entre a tu casa y no me diste agua para mis pies, que era una costumbre de aquella época, había habido una omisión de parte de Simón mas está a regado mis pies con lágrimas y los ha enjugado con sus cabellos. No me diste beso, mas está desde que entré no ha cesado de besar mis pies, no ungiste mi cabeza con aceite, mas ésta ha ungido con perfume mis pies por lo cual digo que sus muchos pecados les son perdonados por qué amó mucho más a aquel a quien se le perdona poco , poco ama. Y aquí vemos que también era una costumbre de esa época, de cuando se recibía al invitado darle un beso, darle un beso en la mejilla.

Sonja: si y ella le dio a los pies

Elí: y le dio a los pies, y esto nos muestra que algo estaba pasando en el interior de está mujer que se humilló y le besaba los pies.

Sonja: y es más Elí estas reglas que Simón como anfitrión no cumplió, ella las cumplió pero en una forma muy humillante.

Elí: si porque algo estaba pasando en su corazón y luego Jesús sigue su relato y se dirige a la mujer cuando le dijo aquel a quien se le perdona poco , poco ama y luego ya deja de estar conversando con Simón y se dirige a ella, y le dice: tus pecados te son perdonados y nosotros tratemos de ponemos un poquito en la situación de ese momento. Donde estamos nosotros? Estamos en la posición de Simón? Estamos en la posición de esta mujer? Y bueno, y nosotros los creyentes estamos en la posición que el señor quiere dejar el mensaje de salvación, y entender el arrepentimiento y la importancia de llevar los mensajeros pecadores no importa la magnitud de su pecado como hablábamos al principio. Entonces también están los otros espectadores que estarían mirando todo lo que pasa ese diálogo que se centralizó en Jesús Simón y las aceptaciones de las acciones de la mujer y luego él le habla porque la mujer está silenciosa siempre.

Sonja: sí, nunca habló.

Elí: nunca hablo y pensemos en la sorpresa de ella cuando que debe haber pasado cuando Jesús defiende su causa frente a esta persona tan importante de la sociedad para ella debe haber sido algo muy especial. luego no queda sólo ahí sino que le dice, pero luego él le dijo la mujer: algo que queremos destacar, tu fe te ha salvado, que lo que salvó a esta señora que Jesús le dijera tus pecados te son perdonados fue la fe que ella depositó en el punto porque ella tomó esa actitud de venir que veíamos al comienzo de nuestra charla de venir a Jesús, de tomar esa decisión, debe romper todas esas barreras de entrar a la casa y de humillarse a sus pies frente a todo ese público porque no era un público cualquiera es una muestra de arrepentimiento.

Sonia: vale destacar Elí que la fe la salvo y esa fe fue visible en su actitud y con toda su fe y con todo su actuar Simón fue enfrentado con otra religiosidad, con una fe que viene del corazón del arrepentimiento que sólo Jesús puede lograr y dar a la vida de nosotros verdad?

Elí: sí, todo lo que ella hizo silenciosamente fue una muestra pública de lo que ella había pasado en su corazón que había cambiado, que ella había aceptado, entonces, viene a hacer esa ofrenda que también fue muy valiente de entrar ahí en ese público frente a toda la comunidad esa que habían personas importantes que la conocían de algo que había pasado en su interior y es una muestra clara quizá, de su conversión de haber aceptado esa obra de Cristo de su mensaje que le cambió la vida y el le dice tu fe te ha salvado, ve en paz y parecería que él le dice vete hacia la paz cuando en el idioma en que está escrito significa vete hacia la paz. En lo que sería vete a un nuevo hogar,1 nueva vida, vete a esa paz que da Dios, que sobrepasa todo entendimiento. Bueno, y esta paz que sobrepasa todo entendimiento es la que nosotros anhelamos de todo corazón para todas nuestras oyentes, sean mujeres o varones los que nos están escuchando que puedan experimentarlo y que puedan considerar las acciones de esta mujer y también la actitud de Simón según sea lugar donde se encuentre que tomen una buena decisión por Jesús para disfrutar de ella

Sonja: muchas gracias Elí

Elí: gracias a ustedes.


Enlaces Relacionados
Febe al Servicio de Dios


 
 
Recetas
Cartas
Consejos
Poemas
Sugerencias
   
  Última emisión de:
Entre Amigas

  Las Noticias
¿Cómo hará el anticristo para tomar el poder sobre el mundo entero?
Jordania, ISIS e Israel
Las futuras profecías antiguotestamentarias
Cómo el Nuevo Testamento utiliza el Antiguo Testamento.
Ex Miembro del Hezbolá: del dios de la Violencia al Dios de Amor
Otras Noticias ...

Perlas Diarias
"Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda."

Isaías 30:21