Estudios Bíblicos
  
Equipo de Trabajo
 
Entre amigas
  Revista Radial
  Estudios Bíblicos
  Viajeros
  Temas actuales
  Preguntas & Respuestas
  Vida Diaria
  Protectores de Pantalla

 

Titulo: Una exposición de Romanos 11 . 2/5

Autor: John Wilkinson  Nº: PE962

 

El rechazo de Jesús por los judíos, y el rechazo nacional de los judíos como consecuencia, fueron ambos profetizados en las Escrituras y cuando se cumplieron se hizo evidente tanto la calidad de Mesías de Jesús como la inspiración de las Escrituras, lo cual ayudó a la conversión de los gentiles.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otros: PE962.mp3


Una exposición de Romanos 11 . 2/5

Estimado amigo, el rechazo de Jesús por los judíos, y el rechazo nacional de los judíos como consecuencia, fueron ambos profetizados en las Escrituras del Antiguo Testamento; y cuando se cumplieron se hizo evidente tanto la calidad de Mesías de Jesús como la inspiración de las Escrituras, lo cual ayudó a la conversión de los gentiles. Pero las Escrituras del Antiguo Testamento contienen también predicciones sobre la restauración y bendición nacional. Cuando estas últimas predicciones sean cumplidas, en conjunto con las primeras (las cuales no disminuyen su impacto), harán que la evidencia de la verdad de la Sagrada Escritura y de la calidad de Mesías del Señor Jesús será sencillamente abrumadora.

 

"Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro mi ministerio, por si en alguna manera pueda provocar a celos a los de mi sangre, y hacer salvos a algunos de ellos. Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos?"

 

El Señor le había dicho a Ananías en Damasco, con respecto a Pablo, "instrumento escogido me es este, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel." Y "dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado _ Ellos, entonces, enviados por el Espíritu Santo descendieron a Seleucia." De esta manera, Pablo podía hablar a los gentiles con autoridad. El honró su ministerio como el apóstol de los gentiles, gozándose en predicarle a ellos las inescrutables riquezas de Cristo, no tan solo para salvar a los gentiles, sino que además al ganar gentiles para Cristo esperaba "provocar a celos" a sus hermanos judíos y salvar a algunos de ellos. Es como decir: "Al seguir el orden divino 'a los judíos primero' he tratado de traer a mis hermanos judíos a Cristo; pero no he tenido éxito en lo referente a 'la ambición de mi corazón.' Veré si ahora puedo salvar a algún judío al predicar el evangelio a los gentiles. Cuando los judíos testifiquen el cambio en los corazones y las vidas de los gentiles convertidos, podrán convencerse de la divinidad y realidad de la salvación en Jesucristo." Es por eso que Pablo se gloría en su ministerio a los gentiles, como otro canal para la expresión de su muy intenso amor hacia sus hermanos judíos. ¿Y por qué estaba tan entusiasmado con la conversión de "algunos de ellos"? Dejemos que la primera respuesta nos sea dada a través de las hermosas y sencillas palabras del Espíritu Santo mismo: "Porque si su exclusión (el rechazo nacional) es la reconciliación del mundo, ¿que será su admisión, sino vida de entre los muertos? Este versículo pregunta, ¿en qué relación los judíos sostienen a los gentiles? ¿Cómo la fortuna de los primeros afecta los intereses de los postreros? La respuesta parece ser esta - Si el rechazo temporal de la nación judía fue usado para que Dios trajese la reconciliación a multitudes de gentiles, ¿cómo afectará la recepción de la nación por el favor divino a los intereses gentiles? Resultará en "vida de entre los muertos" para todo el mundo gentil.

 

La restauración y salvación de la nación no sólo será una bendición para el mundo - lo cual Pablo sabía muy bien - sino que la salvación de "alguno de ellos" ahora, en esta dispensación de la iglesia, es una ayuda para los gentiles creyentes, y una bendición para los pecadores de entre los gentiles, ya que ayuda a preservar de la muerte espiritual a los gentiles que están espiritualmente vivos; y a producir finalmente vida espiritual en aquellos gentiles que están muertos en sus delitos y pecados; en resumen, apresura el tiempo en que se completará la iglesia y, por lo tanto, el regreso del Señor.

 

"Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas."

 

Hay una hermosa conexión entre la verdad que se enseña en este versículo y la que se enseña en los versículos que le preceden. Acabamos de decir que la conversión de los judíos como nación resultará en "vida de entre los muertos" para todo el mundo gentil. Pero la nación como tal es rechazada, y ha sido rechazada por casi dos mil años, de manera que muchos cristianos han abandonado la esperanza de la restauración nacional a Palestina, y consecuentemente la esperanza de la conversión nacional. Creen que en el futuro los judíos han de adherirse a la iglesia cristiana uno por uno, como resultado de la operación del Espíritu Santo en este momento. Pero esto no es así, dice el inspirado apóstol. La nación, como tal, no ha llegado a su fin aún; ni tampoco se ha cumplido su misión como nación, a pesar de que la nación ha sido "rechazada" temporalmente. "Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas."

 

Las "primicias" y la "raíz" representa una clase de judíos, y la "masa restante" y "las ramas" representan otra clase; pero ambas tienen una similitud, son "santas." La palabra kadosh en el Antiguo Testamento y hagios en el Nuevo tienen un doble significado, separación y pureza. En el Antiguo Testamento se usa para representar no solo al "pueblo santo" sino también a la "tierra santa," la "casa santa," y los "santos utensilios." Todos estos eran "santos", en el sentido de haber sido separados y dedicados a Dios, independientemente de la cuestión de pureza moral. En este caso para indicar aquellos que fueron separados, dedicados al pecado. El término "santo", como se aplica aquí a las "primicias" y a la "raíz," y también en el mismo sentido que se aplica a la "masa" y las "ramas", debe ser entendido como la separación del pueblo judío de todo otro pueblo debido a su elección como nación, y la dedicación de ese pueblo a Dios en todo tiempo.

 

Querido amigo, tomamos a las "primicias" y la "raíz" como los patriarcas de la nación, y la "masa" y las "ramas" para representar a toda la nación que surge de sus lomos; porque las promesas fueron para Abraham y su simiente. Para que, a pesar de que los patriarcas hayan muerto y las generaciones de sus descendientes hayan partido, el pueblo aún exista como un pueblo separado - dedicado en todo tiempo a Dios, preservado para ser bendito y para tornarse una bendición para todo el mundo.

 

"Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti. Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado. Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme. Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará." El primer punto a ser notado en estos versículos sumamente instructivos, es que algunas ramas fueron desgajadas, no todas. Otro punto importante es que los gentiles, siendo comparados a un olivo silvestre, fueron injertados entre - no en vez de; eso significa que los creyentes gentiles fueron injertados entre los creyentes judíos. Otro punto significativo es que el creyente gentil fue "hecho participante" tan sólo juntamente con el creyente judío, de la raíz y alimento del árbol de olivo.

 

El gentil no debía tornarse un monopolizador de las bendiciones espirituales en Cristo - sólo un participante. Los gentiles no tomaron el lugar de los judíos, sino que apenas fueron admitidos para compartir, en términos comunes, las bendiciones de una salvación en común. "No te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti." La "raíz" tiene el mismo significado aquí que tuvo en los dos versículos anteriores; la raíz es abrahámica. Estando unido a Jesucristo a través de la fe, el creyente gentil está ligado a Abraham en un pacto de fe hecho con él "no en la circuncisión, sino en la incircuncisión, _ para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados." El creyente gentil no debe adoptar un espíritu de orgullo y soberbia hacia los judíos que son ramas desgajadas, sino más bien cultivar su gratitud por recibir misericordias inmerecidas que fluyen a través de un canal judío.

 



Enlaces Relacionados
Una exposición de Romanos 11 . 1/5
Una exposición de Romanos 11. 3/5
Una exposición de Romanos 11. 4/5
Una exposición de Romanos 11. 5/5


 
Escríbanos
Ecos de Oyentes
Dichos Famosos
   
  Última emisión de:
Estudios Bíblicos

  Las Noticias
Cómo el Nuevo Testamento utiliza el Antiguo Testamento.
Ex Miembro del Hezbolá: del dios de la Violencia al Dios de Amor
¿Qué tan genuino es films “El cielo es real”?
El Pequeño Apocalípsis de Isaías
La Prueba de la Realidad del Reino de Mil Años
Otras Noticias ...

Perlas Diarias
"Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero."

Apocalipsis 7:9