Vida Nueva

Título: VidaNueva

Autor: LilianaGarcía
No.: EA268

LilianaGarcía en este segundo programa nos cuenta de su tarea como educadora social en el instituto de niños y adolescentes del Uruguay y de cómo ha podido enfocar su trabajo desde otra perspectiva, la de Dios.


  • RecetaBizcichitos de Manga
  • ConsejoExtraído de la Biblia devocional para la Mujer


 


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea268.mp3 



 

Entrevista con Liliana García 

Sandra: Queridas amigas, bueno, una nueva entrevista, un nuevo tiempo para recibir invitados aquí en el programa y en este caso nuevamente hemos invitado a Liliana García quien nuevamente le damos la bienvenida ¿Cómo estás Liliana?

Liliana: Hola como estas? Estoy con mucho gusto de compartir este programa Entre Amigas.

Sandra: Fue muy lindo tenerte la otra vez en donde pudiste contar toda esa experiencia sin duda impactante y ya te digo no hace tanto tiempo atrás porque 3 años no es tanto el tiempo pasa rápido pero decíamos con una nueva vida diferente con este Dios vivo que nos contabas.

Liliana: Realmente que es así y bueno para la gloria del Señor nuestra vida ha cambiado, hemos tenido un nuevo nacimiento porque realmente lo sentimos así y de hoy en mas vivimos para el señor para poder llevar a tantos la palabra del Señor que eso sí que es vida

Sandra: y contame un poquito de esta vida que estás llevando ahora nos contabas que sos casada ¿ Cómo está compuesta tu familia?

Liliana: Bueno, mi esposo es oficial de la policía está en estos próximos meses en el retiro de su jubilación él trabaja en la jefatura de mercedes y yo trabajo en el I.N.A.U. en una dependencia del estado con niños, es un internado, internado mixto y yo desarrollo mi docencia tenemos dos hijos, claudia de 29 y nacho de 21 y tenemos una nieta: Florencia de 8 años.

Sandra: Claro y tu me decías que ustedes fueron un soporte fundamental en la vida de Hugo de este sobrino que les habló de este Dios vivo. Lo ayudaron lo criaron.

Liliana: Con Hugo pudimos compartir en su niñez también situaciones especiales que él vivió y bueno, también lo veíamos camino a la Iglesia con su guitarra al hombro y lo aconsejábamos de que él siguiera que ahí le iba a encontrar lo que él buscaba ese cariño. Sin saber que ahí…

Sandra: Sin saber que ahí ustedes también encontraron lo que buscaban.

Liliana: Sin saber, tantos años y también fue motivo de regocijo porque desde aquel momento Dios no nos apartó de Hugo sin duda el señor también tenía sus propósitos y sus tiempos de espera y solamente él se reserva el hecho de poder cambiar nuestros caminos a veces a nosotros nos parece que vamos por el correcto pero a veces él los desvía un poco para que vallamos más a él.

Sandra: Contame esa experiencias, Tu dices que trabajas en una institución del estado con Niños ¿Cómo es este lugar?

Liliana: Bueno este es un internado, es un hogar mixto de niños de 5 a doce años donde su problemática es justamente llegan a la internación en ese internado habiendo partido de haber agotado los recursos de sacárselos a su familias si son por el juez o muchas veces son traídos por sus propias familias. Son niños abandonados, el despegue de su familia son el primer abandono por lo tanto son niños que demandan más que nada el afecto y muchos niños están llegando últimamente con muchos malos tratos, violaciones y abandonos físicos verdad? Nosotros cumplimos con el rol de ampararlos de contenerlos de educarlos y muchas veces pasamos a ser sus mamás espirituales y compartimos una tarea que es muy linda porque poder tratar con estos niños tan vulnerables, niños que llegan tan maltratados es toda una gran experiencia, un gran desafío y también el señor me ha cambiado en esto porque hace 10 años que estoy en esto y en estos 3 últimos años lo he podido vivir de otra manera de una manera muy especial en donde la palabra del Señor, nos habla tanto de los niños, que los dejemos llegar a él, que él los ama. Si bien no podemos hacer la parte de hablarles directamente pero si podemos tener un lindo encuentro con esos niños, de darles una esperanza que como dice la Palabra del Señor: Aunque tus padres te abandonen yo no te voy a abandonar y ellos están muy aferrados a esa esperanza que uno ve desde otra óptica. De cristiano uno puede tener otra sensibilidad con ellos y hacer el trabajo mejor de lo que lo veníamos haciendo pensando también que esos chicos son del Señor.

Sandra: ¿Cuántos chicos hay en el hogar?

Liliana: En este momento hay 20 niños

Sandra: Y tu tarea específicamente allí cuál es?

Liliana: Y bueno, prácticamente la tarea de educador no la podemos realizar por falta de personal verdad? Yo tengo un turno de 6 a 14 donde hago de todo. Si hay que cocinar tengo que cocinar si hay que lavar hay que lavar, si hay que atenderlos o llevarlos al médico en fin, estamos trabajando mal porque no estamos haciendo nuestra tarea como deseamos y el niño no está recibiendo lo que debe recibir en una institución que es pública, que es del estado. Estamos en una situación muchas veces los hogares de niños con más edad, de los adolescentes trabajando a riesgo, porque si bien en el hogar que yo estoy de 5 a 12 años recién se están viendo los chicos de 12 años que ya ingresan por otro tipo de problemática que no es la familiar digamos, o sea todos parten desde la base familiar pero hay niños que ya vienen de la situación de calle con otra problemática como lo son las drogas, un tema de actualidad lamentablemente. Y se ven las carencias humanas y por lo tanto el niño no está recibiendo lo que debe recibir. Una persona que está preparada para poder trabajar con ese tipo de niños no está dando su potencial verdad? No se están llevando al cabo los proyectos de hogar porque hay falta de personal.

Sandra: Bueno muy bien vamos a seguir conversando con Liliana sobre su experiencia de vida allí en el hogar en esa ciudad donde ella vive allí en Mercedes como se llama la ciudad y bueno, vamos a hablar un poquito más sobre esta problemática en el Uruguay, qué pasa con la Familia Uruguaya y qué pasa con estos niños abandonados. Ya volvemos.

Sandra: Continuamos amigas en nuestro programa Entre Amigas Justamente es como se llama . Estamos halando con Liliana García, Educadora Social del I.N.A.U. el I.N.A.U es el instituto del niño y del adolescente del Uruguay, un organismo del estado que se ocupa justamente de cuidar la niñez abandonada o con diferentes situaciones de vulnerabilidad. Liliana nos contabas a cerca de las situaciones de estos niños de 5 a 12 años. Hay diferentes situaciones decías tu, por la cual llegan ahí y cuáles son las más frecuentes en nuestro país y quizás también tu conozcas la de otros países.

Liliana: Bueno, la realidad de Uruguay es que nos enteramos de boca a boca por los compañeros de distintos hogares de todo el país donde a veces intercambiamos telefónicamente o estamos en algún proyecto digo, como es el caso de las drogas verdad? Pero la mayoría de los niños que entran en el hogar es por malos tratos, abuso sexual y ya los adolescentes pasan más por el tema del hurto que conlleva eso al consumo de Drogas. Hurtan justamente para poder consumir la droga. Los casos que se han dado más frecuentes mismo en mi ciudad, últimamente hasta ha habido copamientos por menores cosas que hace un tiempo atrás no se veían pero casi mensualmente están habiendo y el gran flagelo de nuestra sociedad es la droga ya no es aquella droga que era el cigarrillo o el alcohol cuando empezamos a hacer nuestras primeras investigaciones con un grupo de un O.N.G. que yo conformo en la ciudad de Mercedes. Pudimos sondear un poco los establecimientos en donde estudian y un chiquilín tomaba o fumaba, bueno ahora dice no consumo alcohol sino que consumo drogas. Y la droga pasa desde el cigarrillo, desde le porro famoso a la marihuana y reciente la pasta base verdad y todo aquello realizado por el que menos tiene verdad?

Que inventa cualquier cosas, desde romper un tubo de la luz del ornato público para sacarle no se qué para Drogarse y cosas que te quedas helado porque no sabes como se las ingenian para llegar a esos estados de euforia que ellos llaman que son tan agradables pero que son tan dañinos. Porque tu conversas con un chico que se droga y que lo hacen por el hambre, que no sienten hambre y que se sienten mejor en ese estado pero sabemos que a medida que van avanzando en eso los riesgos que corren de muerte verdad?

Sandra: Realmente situaciones muy peligrosas para jovencitos tan chiquitos porque estamos hablando de 5 a 12 años, son niños nada más y bueno, habría que ver cómo es que se inician digamos en el consumo de las sustancias. , Qué experiencia te acuerdas cuando compartís del Señor Jesucristo de alguna manera verdad? A través de tu cariño, a través de tu forma de ser para que ellos sepan que sos cristiana y qué respuesta de los chicos.

Sandra: Ahora Liliana me imagino que con esta experiencia linda que nos has contado de tu cambio de vida, del encontrar a un Dios vivo de alguna manera encontrarás la forma de comunicarles a ellos que hay una esperanza que no recurran a la droga que hay otra forma de vivir.

Liliana: Sí así es el señor también obra milagros como siempre digo y en mi trabajo es una necesidad casi a Diario por no decirlo que es a Diario que a veces uno dice si pudiéramos llevar a todos esos niños realmente como deberíamos el evangelio serían niños distintos cuando salen de ahí porque a estos niños tenemos que rescatarlos para poderlos devolver a esta sociedad en donde pertenecen y lamentablemente nuestro trabajo no alcanza para que ellos regresen como deseamos verdad?

Que sean niños de bien que puedan seguir estudiando, la mayoría de las niñas terminan embarazadas en su juventud porque lamentablemente muchos de los niños que van ahí por abandono es un abandono permanente pasan años sin ser visitados por su familiares, y hay momentos en donde el niño viene, regresa de la escuela con una cartita para la mamá, para el papá para el día del abuelo, y son momentos mientras la sociedad está metida en lo que es el agasajo a sus padres, estos niños muchas veces aunque reciben de la sociedad regalos verdad? Pero les falta aquello que realmente ellos desearían que es en el caso del día de la madre su madre y por qué no en la navidad, es como un caso que me pasó que en esta navidad pasada me quedé con 8 niños que no fueron sacados por nadie y bueno, tuvimos que pasar esa navidad tan distinta pero a la vez tan hermosa que el Señor nos regaló para que pudiéramos hablarles de él y fue así que llegó la medianoche verdad? Y estaba repleta la mesa de todo lo lindo que se pone en la mesa pero nos acompañó mi esposo y pedí que estuviera para acompañarme él esa noche y ver esos rostros de esos niños tan tristes, esa mirada tan callada que te decía tantas cosas mientras se sentían las bombas y ese festejo afuera y bueno nosotros estábamos ahí festejando como cristianos verdad? Ese nacimiento del niño Jesús así que nos pudimos ir hasta el pesebre que habían armado los niños y pudimos ver al Señor Jesús tapado completamente, nos llamó la atención y preguntamos por qué estaba tapado el Señor Jesús

¡Quién tapó al niño Jesús que hoy nace, hoy no puede estar tapado? Y entonces una de las niñas dice: yo lo tapé porque si yo no estoy feliz, él tampoco va a estar feliz. Entonces, era un niñito Jesús que hicieron de yeso y cuando lo destapamos estaba quebrada su cabeza y me arrodillé y dije: vamos a curarlo, me dijo no lo toques porque está enfermo! Pero vamos a curarlo, porque nosotros sabemos como curarlo, entonces yo comencé a acomodarle un poquito el cuerpo entre todos, y otros se lamentaban y decían por qué lo hiciste y esa niña estaba tan herida, esa niña estaba tan así. Así se sentía ella, lastimada herida quebrada, sola y entonces pudimos hablarle pudimos sentarnos y abandonar lo que estábamos por hacer, y sentarnos y hablar alrededor de ese Jesús quebrado. Y poder hablarles realmente arriesgando muchas cosas porque no podemos hablarles de la Palabra del Señor. El Señor quería que esos niños esa noche supieran que significaba para ellos y bueno pudimos hablar de su nacimiento y esa niña pudo comprender que tuvo una esperanza que esa esperanza se la puede dar Dios.

Y hoy día esa niña es de una problemática difícil pero no se olvida de ese Dios, de esa promesa que aunque tus padres te hayan abandonado yo no te abandonaré. aún hoy la niña en el hogar y siempre se recuerda lo que hizo y muchas veces se siente mal por lo que hizo pero sabe que Dios la perdonó sabe que el señor está con ella y pudimos tener unas oraciones y mi trabajo se ha hecho llevadero porque es un trabajo donde dejas todo de ti, tu parte mental, tus sentimientos tu todo porque son niños y es tan triste ver que niños tan chiquitos estén sufriendo atrocidades verdad? Y también poder ver que como se está moviendo el mundo sin Dios verdad? Que cada vez hay más dureza en los corazones de los padres que cada vez más es difícil de rescatarlos y bueno el quebrantamiento ese que los fijan que los sigue a esos niños por muchos años y bueno, con la esperanza de orar, siempre estamos orando por esos niños verdad? Y para que el señor tome los corazones de sus padres y para mi la tarea en estos 3 años ha cambiado muchísimo mi forma de ver, de pensar y sobre todo llevarles de a poco el evangelio. Con experiencias que a uno lo marcan y que se dan siempre hay un momento de darle esperanza a otro.

Sandra: Muy lindo lo que cuentas porque acerca una esperanza a cada uno de estos niños que tiene una vida desesperanzada justamente pero también es la situación de cada uno de los que nos rodea que como cristianos podamos llegar con este mensaje y contar lo que Dios hizo en nosotros porque eso fue, estábamos perdidos y Dios nos rescató y nos dio una nueva forma de vivir. Muchas gracias Liliana porque fue muy lindo conversar contigo en estos dos programas y te seguimos invitando en ora oportunidad que quieras venir como no siempre están las puertas abiertas.

Liliana: Bueno, yo quiero dejara acá por último lo que dice San Juan 14:4 que ha sido desde que acepté al Señor un versículo muy recordado por mi, : y sabéis adonde voy y sabéis mi camino le dijo Tomás, Señor no sabemos a donde vas como si pues podemos saber el camino y Jesús le dijo: yo soy el camino, y la verdad y la vida nadie viene al padre sino por mí, y que lindo es saber que hay un camino que nos lleva directamente al Señor verdad y que está, el camino está y no lo encontramos aunque lo tenemos muchas veces frente a nuestro ojos y nos desviamos pero la esperanza está y el Señor está golpeando de continuo y tenemos que saber luchar y permitirle que entre en nuestros corazones

Sandra: Esperemos que así sea

Liliana: Gracias

Un cambio Radical
Los Miedos

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>