Una mujer que se detiene

Título:  Una mujer que se detiene

Autor: Raquel Echeverría Nº EA369

Raquel Echeverría es nuestra invitada en este programa. Ella nos cuenta un poco de la realidad de puerto rico, sus 11 años de trabajo con jóvenes, sus experiencias y los desafía a no copiar del mundo técnicas para llegar a los jóvenes


DESCARGARLO PARA TENER  O COMPARTIR CON OTROS:ea369.mp3



Receta:Delicia de chocolate y queso


Entrevista con Raquel Echeverría

Sandra: Raquel Echeverría que lindo del arte en Uruguay, muy bienvenida según entiendo trabajando en Puerto Rico, trabajando con jóvenes pero también con una clara vocación por la enseñanza de las cosas de Dios.

Raquel: sí, Dios le bendiga a todos. Como dijo la hermana mi nombre es Raquel, estoy prestada en Sudamérica soy de Puerto Rico, y estoy estudiando en Argentina, el Señor me trajo a prepararme en teología y como hubieras dicho estuve trabajando con jóvenes allá y ahora acá, y el Señor no me deja escapar y otra vez esté trabajando con los jóvenes de las asambleas de Dios en Argentina.

Sandra: ¿cuéntame un poquito cómo es esto que dices, bueno tú pasión por la enseñanza, que es lo que te guste cuáles son tus planes en esta área?

Raquel: mira, cuando sube para enseñar es como que me transformo porque es una pasión, me encanta ver la reacción de la gente cuando ponen esa cara de, guau!, aprendí algo nuevo. Y no solamente me gusta enseñar por enseñar, sino yo veo la enseñanza como un agente de transformación, y siempre le pedí al Señor que cuando su enseña tu palabra, yo vea transformación en la gente, que yo enseñe vida, no información sino vida.

Sandra: ahora, sos muy joven Raquel ¿cuántos años?

Raquel: bueno no tan joven, tengo 35, una piba. Tengo 35 y soy soltera y le doy gracias a Dios por qué sinceramente en todos estos años nunca me he sentido sola, nunca me he lamentado de por qué no me he casado, porque Dios tú no me has traído… al contrario he aprovechado el tiempo, he viajado, he estudiado y hasta que el Señor diga.

Sandra: bueno, y me decías no tan joven para tener tantos estudios, para haber dado clases en la Universidad, si, está muy bien aprovechado el tiempo. Lindo poder mostrar tu ejemplo a otras mujeres que nos escuchan y que tienen tanto para aprender, y para dar a otros también.

Raquel: definitivamente, mira yo tengo amistades, amigas de mi edad hasta menores que yo que no se han casado y se pasan lamentándose. Y me dicen de que por qué Dios no me consigue un esposo, de porque Dios no escucha mi oración. Y es realidad la vida hay que disfrutarla o sea el matrimonio debe ser lindo me imagino pero no es todo en la vida o sea una mujer soltera puede hacer un montón de cosas, y yo aprovecho el tiempo.

Sandra: bueno Raquel contame también de tu trabajo con los jóvenes, ¿qué es lo que está percibiendo en ellos, sus principales problemáticas, cuál es tu trabajo con ellos?

Raquel: mira, comencé prácticamente hace un mes con los jóvenes de Argentina y es un desafío porque es otra cultura muy distinta a la mía pero me dado cuenta que específicamente en esa iglesia donde estoy ahí mucha carencia de organización, jóvenes con un deseo tremendo de buscar de Dios, con mucho talento pero con falta de organización entonces creo que Dios me trajo para organizar. Porque es simplemente decirles hagan esto y ellos lo hacen, tienen ese empuje lo que necesitaban era alguien que tuvieran de frente y lo dirigiera. Pero de mucha carencia también he visto de boca de Dios profundamente, hay mucha cosa social, y esa profundización de que joven ore, bosque de Dios, lea la palabra, no la hay y estoy orando al Señor que me dé esa herramienta, esa forma de llevarlos a ellos a la presencia de Dios.

Sandra: ¿también en Puerto Rico trabajaba con jóvenes?

Raquel: también trabajaba con jóvenes, estuve 11 años trabajando en iglesia local, y después tuve un lapsus como de cinco años estudiando y luego regrese y otra vez trabaje con ellos, es una realidad distinta a la de acá, es como que se enfatiza mucho más en la búsqueda de Dios, por lo menos en el ambiente donde yo estaba. Pero allá hay mucha falta de compromiso. La gente desenvuelve tanto en sus estudios, en su trabajo que no hay mucho compromiso como tal, de la obra de Dios.

Sandra: sin embargo, los que somos sureños tenemos el concepto de que en Centroamérica existen muchas iglesias evangélicas, que existen muchas personas vinculadas al cristianismo, cristianos ¿esto es así o es sólo una apariencia?

 

Raquel: mira, los números dicen que eso es así. Puerto Rico que está en el Caribe, nosotros supuestamente tenemos un millón y medio de cristianos, y sólo 4 millones y un millón y medio son evangélicos entre pentecostales, bautistas, todo. Y la violencia que tenemos en nuestro país realmente no dice que ese es el número de evangélicos que hay. La problemática social va creciendo y supuestamente la Iglesia sigue creciendo en número. Hay una frase que a mí me gusta mucho de un teólogo que habla sobre la iglesia visible y ese es mi punto. Yo estoy predicando mucho sobre eso, la Iglesia tiene que verse, la Iglesia tiene que dejarse sentir, no estar escondida y entonces los números dicen que sí pero los problemas sociales dicen que no que no somos tantos.

Sandra: bien Raquel vamos a una pausa musical y saben menos, y te seguimos conociendo también de tu trabajo y de tu ministerio.

Sandra: Amigas estamos compartiendo fuera de estudios una entrevista con Raquel Echeverría, ese puertorriqueña, está en este momento estudiando en Argentina y también trabajando con jóvenes allí. ¿Cuál es Raquel, la principal problemática en las chicas que has percibido en Argentina y también si nos poder contar en Puerto Rico?

Raquel: mira, acá he tenido contacto con los chicos, especialmente con los adolescentes porque estoy enseñando música en la iglesia entonces lo que vienen, son los varoncitos, y no se, tengo algún imán porque dondequiera que voy, cuando fui estudiar a Estados Unidos, lo varoncitos, los adolescentes…como un imán que se me pegan, no se que tengo. Pero en las chicas en lo que he visto así por encima, no he profundizado mucho es que como que en la iglesia por lo menos en un estoy no encuentran como un espacio, hacen actividades, esto es para nenes chiquitos, esto es para nenes muy grandes entonces se necesita como que hacer un poco más de actividades para estas edades de 15, 16,17 que no encuentran su espacio. Una vez yo me puse a observar, había un grupo que éramos como cinco o seis y todo el tema durante 15 minutos era de celulares, de jueguitos de cosas electrónicas. Después llegaron los varoncitos y se unieron al tema, y todo el tiempo el mismo tema de las cosas electrónicas. Y recordaba el tema estamos hablando y sobre la realidad virtual lo que se pretende que es real y no es, versus lo que sí es real. Y ese sería mi reto ahora, presentarles a un Cristo que real versus lo que el mundo presenta que no es real.

Sandra: ¿y cómo se hace eso, como se le presenta a los adolescentes están acostumbrados a lo virtual aquello que parece pero no es como se les presenta la idea de una iglesia que se ve, que se mueve, que se siente?

Raquel: yo creo que lo más importante es el ejemplo, es la experiencia, es decirle yo lo viví y nadie puede contra lo que tuviste. No es decir esto es así, lo teórico sino presentarles la práctica y decirles yo sé que Cristo real, y yo te lo presentó como lo conozco. Y yo creo que una persona que lo ha vivido puede transmitirlo o sea tú no vas hablar de lo que otro experimentó sino de lo que tú experimentaste y ya yo he visto el cambio, su lista el cambio lo jóvenes. De hecho una hermana de la Iglesia me dijo Raquel, yo empecé a ver el cambio lo jóvenes porque un joven que lleva aquí toda su vida me dijo, yo quiero aprender ahora. Y es estar ahí constantes. Los muchachos tienen que conocer a Dios, esto sea real, me pasó como dicen en Puerto Rico por la cantaleta.

Sandra: hay ministros de la palabra de Dios que dicen que hay que empezar a utilizar métodos para los adolescentes, métodos más similares a los que ellos conocen en estos tiempos más con lo electrónico como tú decías recién ¿esto es así, habría que utilizarlos, cuál es tu opinión?

Raquel: yo creo que si, el mensaje no cambia pero lo métodos hay que actualizarlos. No podemos estar utilizando los métodos de 50 años atrás, ni aún de mi tiempo porque ya no es lo mismo. Los muchachos necesitan como ver más… aunque el método cambie también yo creo que nada va a funcionar si no va dirigido con la unción y la dirección del Espíritu Santo. Yo pueden dedicarme 500.000 cosas pero si no va dirigido por el espíritu Santo no va a funcionar. Pero si el Espíritu Santo da métodos nuevos, no hay que copiar nada del mundo. Yo creo que, porque a veces decimos si el muchacho le gusta el reggaeton, pues entonces yo le voy a dar reggeaeton cristiano. No estoy en contra del reggaeton, me gusta el reggaeton, puerto rico es… pero a lo que me refiero es que la gente piensa que trasportar esto del mundo a la Iglesia va traer al joven y no, quien atrae al joven es el Espíritu Santo, entonces uno usa un método, nuevo. Nosotros no tenemos que aprender del mundo, el mundo tiene que aprender de nosotros. Y si Dios me da una creación nueva, un método nuevo el mundo aprende de mi de lo que Dios me dio mi.

Sandra: cuando hablamos como estamos hablando ahora contigo y también con otros invitados del ejemplo quedamos a las nuevas generaciones, a todos aquellos que queremos discipular tendríamos que pensar que el primer lugar en donde uno toma el ejemplo es en la familia. ¿Qué está pasando con la familia y porque a veces existe esta carencia de ejemplos?

Raquel: definitivamente si, la familia está en crisis. Y el gobierno se compone de familia, así que si la familia está desintegrada tenemos una sociedad desintegrada. Yo creo que la Iglesia debe poner mucho énfasis en las relaciones familiares. Y para eso los líderes de la Iglesia tienen que ser líderes íntegros, los líderes que están llenos de actividades, líderes están llenos de carácter, líderes íntegros. Y yo creo que la Iglesia es fundamental, y en este caso los líderes cristianos, como pastores o líderes de jóvenes, es súper fundamental que sean integrados y que tengan su casa en orden para poder sudar a las otras familias para que también puedan crecer sus niños en un hogar tranquilo y en armonía.

Sandra: amigas siguió conversando en este el lugar en exteriores, en un hotel en la ciudad de Montevideo Uruguay con Raquel Echeverría quien está participando en estos días en el seminario del Instituto Haggai. ¿Raquel cuales son todos proyectos, contamos un poquito hacia adelante ?

Raquel: mira, hacía tiempo y todo que yo no tomaba un curso de liderazgo porque, estaba encerrada estudiando, llevó ya casi y 10 años estudiando, ahora estoy en mi última etapa si Dios lo permite, en mi doctorado. Y cuando no hablaron del Instituto, como empecé trabajar otra vez con jóvenes dije: necesito capacitarme y actualizarme, es bien importante eso estar actualizado entonces vine. Pero mi proyección es terminar mi doctorado en el 2008 y regresar a Puerto Rico para enseñar, esos son mis planes pero Dios… no sé si son que me quede acá en el sur o no se. Pero si enseñar, definitivamente donde Dios me mande, donde me envíe se que va a será enseñar porque está en mi corazón y me sale hasta por los poros.

Sandra: ¿cómo te sentiste estos días como alumna, haciendo que tu vocación tan clara es ser docente?

Raquel: pues mira, me encanta estar sentada escuchando por que es tan estresante. Mañana mismo de lo que hacer una presentación de Power Point, como parte de nuestro trabajo y yo ya estoy si como interesada, porque tengo que escribirla, porque tengo que hacerla, y me gusta, me gusta esa emoción de que tengo que prepararlo, y me eligieron a mi para presentarlo y yo feliz de la vida porque eso me encanta, entonces me siento súper bien pronto escuchar a otro, aprender de otro, aprender conceptos nuevos, emocionada porque ahora tengo algo nuevo para enseñar, para enseñar a otros.

Sandra: ¿qué es lo que más te ha impactado de este seminario?

Raquel: mira, todo me ha gustado pero aparte de la integridad del líder me gustó mucho el taller de las metas. Primero porque como dije en la iglesia donde voy a y mucha falta de organización. Mucho buen ánimo, se enseña mucha palabra de Dios, muy Cristo céntrica y yo ya llevó en este mes esté trabajando con los jóvenes diciéndoles: tenemos que sentarnos y establecer metas, tenemos que sentarnos y establecer metas. Pero no nos hemos podido sentar, entonces ahora yo llevo todo un folleto de cómo establecer metas. Ahora cuando voy a regresar, les voy a decir: tenemos que sentarnos y establecer metas. Y por eso me gustó mucho ese taller.

Sandra: Sin embargo hay iglesias que dicen, bueno estas iglesias se caracterizan por ser muy organizados, demasiado quizás y otros se caracterizan por no organizar nada y guiarse por el Espíritu Santo, y guiarse por lo que Dios demuestra, si una planificación ¿qué es lo aconsejable entonces?

Raquel: las dos cosas, el caso de la Iglesia no es que se dejan dirigir por el Espíritu Santo y por eso no organizan, ellos tienen su organización lo que pasa que es falta de adiestramiento, o sea les falta el adiestramiento. Las dos cosas, primero hay que meterse con Dios para organizar porque Dios es un Dios organizado. Yo me he encontrado con gente preparando un culto de una semana otra porque están esperando que Dios le diga cómo se va a organizar. Entonces yo les digo, entonces tú pretende que Dios te dirija un culto de un viernes a otro cuando necesita tiempo para organizarlo y orar para qué ese programa que organizaste sea de bien. Entonces fundamental, orar y planificar.

Sandra: nos quedan los dos últimos minutos de la entrevista y quería pedir que un mensaje para las oyentes mujeres que nos escuchen, tanto aquellas que no conocen a Jesucristo, como aquellas que si lo conocen y podemos desafiarlas a través de este programa de radio para qué bueno, se pongan las pilas como decimos acá en el sur y se pongan a trabajar para Dios.

Raquel: mira, para las que no conocen a Dios yo les exhorto que busquen de Dios, que es lo mejor que hay. Que Dios llena nuestra vida serás soltera o seas casada, Dios llena todo y que realmente como tu dijiste que se ponga las pilas y busquen de Dios. Las que conocen a Dios yo les exhorto que no se deje llevar por los comentarios de que las mujeres no podemos hacer nada, el hombre es el que lo hace todo. Que al contrario Dios y llama mujeres y Dios las capacita; y que sean mujeres visibles haciendo la diferencia en un mundo que necesita que seamos visibles para Cristo.

Sandra: ¿alguna tarea específica en la iglesia donde se necesitan mujeres o puede ser múltiple eso?

Raquel: mira se necesitan muchas mujeres llenas de Dios para el campo de la violencia doméstica, hay mucha necesidad en este campo. Yo trabajé dos años en un centro de víctimas de la violencia doméstica y hace falta mucha sanidad para estas mujeres. Así que mujer de Dios que dices: yo no tengo nada que hacer ahí mucho que hacer para mujeres que necesitan mucha consejería y consuelo y amor.

Sandra: nos quedamos con este desafío entonces. Raquel muchas gracias por haber estado nuestro programa y yo quiera puedes estar muchas veces en Uruguay porque es una bendición tenerte.

Raquel: muchas gracias a ti por la invitación, y Uruguay ustedes están en mi corazón; yo soy Boriguaya.

Un refugio en medio de la selva
Eres una persona íntegra (1 de 2)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>