Una exposición de Romanos 11. 4/5

Titulo: Una exposición de Romanos 11 . 4/5

Autor: JohnWilkinson 
Nº: PE964

 

La incredulidad parcial y la consiguiente ceguera parcial de los judíos es un misterio revelado, que si se ignora producirá arrogancia.

La ceguera no es una causa, sino una consecuencia, una consecuencia de otra causa. Dicha causa es la incredulidad. Dice la palabra: “Por su incredulidad fueron desgajadas.” Esta incredulidad ha sido parcial, por tanto el endurecimiento es parcial también. Si la iglesia cristiana no ha considerado a los judíos como un pueblo completamente abandonado por Dios, con certeza le ha considerado por siglos como si estuvieran totalmente ciegos.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE964.mp3



Una exposición de Romanos 11 . 4/5

Querido amigo, querida amiga, me gustaría comenzar leyéndoles el versículo 25 del capitulo 11 de Romanos, para poder así continuar con nuestra meditación bíblica.Dice así: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles.”

Vemos que la incredulidad parcial y la consiguiente ceguera parcial de los judíos es un misterio revelado, que si se ignora producirá arrogancia. ¿No es verdad que la ignorancia de este misterio ha dado como resultado un enorgullecimiento y un sentimiento de culpabilidad por parte de los gentiles? ¿Cuál es este misterio revelado? Sencillamente que hay un endurecimiento o cegueraparcialytemporal; nitotalnifinal. ¿Qué parte de la nación judía está ciega o endurecida? ¿Es la ceguera un capricho arbitrario de Dios o tiene una causa justificada? En los programas pasados hemos leído en el versículo 7 que “losdemásfueron endurecidos,” y en el versículo 17 que “algunasde las ramas fueron desgajadas.” Esta ceguera parcial es el resultado de una causa determinada. La ceguera no es una causa, sino una consecuencia, una consecuencia de otra causa. Dicha causa es la incredulidad. “Por su incredulidad fueron desgajadas.” Esta incredulidad ha sido parcial, por tanto el endurecimiento es parcial también. Si la iglesia cristiana no ha considerado a los judíos como un pueblocompletamenteabandonado por Dios, con certeza le ha considerado por siglos como si estuvierantotalmenteciegos, y así les ha tratado; es decir, se les ha tratado como si fueran de lo peor, y en el mejor de los casos se los ha ignorado conscientemente, considerando que la conversión de los individuos judíos era algo casi (sino del todo) inútil. De esa manera, cometió un grave error con referencia al pueblo judío y se causó un daño incalculable a sí misma.

Esta ceguera parcial (en términos cronológicos) está sujeta a un período definido de tiempo. La misma ha de permanecer durante el período de dispersión y rechazo de la nación. Permanecerá durante el “tiempo de los gentiles.” Ha de permanecer mientras se esté reuniendo la iglesia – eso es, entre la primera y segunda venida de nuestro bendito Señor, el cual, al dirigirse a la nación dice: “Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor.” Ha de permanecer “hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles.”“Hasta”implica una continuidad y un cese – continuidad durante un período y cese al término del mismo. ¿Pero qué significa “la plenitud de los gentiles”, la cual tiene que darse antes de que la ceguera parcial de Israel se acabe?

Nos estábamos haciendo la pregunta del significado de ” la plenitud de los gentiles”. Ahora bien, no puede significar, como algunos dicen, la plenitud de la iniquidad gentil. Esta “plenitud” evidentemente debe querer decir bendición. La palabra plenitud debe tomarse consistentemente en el mismo sentido que se toma la plenitud aplicada a los judíos en el versículo 12 – es decir, en el sentido de bendición. Pero no puede querer decir bendición de todas las naciones gentiles como tales, ya que esta bendición ha de venir luego de la conversión nacional de Israel, y la bendición nacional de Israel ha de ser la causa instrumental que la producirá. Nosotros consideramos que significa sencillamente lo siguiente – “Todos los individuos gentiles que se salvaron durante esta dispensación electiva que forman la parte gentil de la iglesia, el cuerpo y esposa de Cristo, y que es llamada en Hechos 15 “un pueblo para su nombre” – juntamente con el “remanente escogido por gracia” de los judíos, éstos completan la iglesia y cierran esta dispensación. Luego, la ceguera parcial de la nación es dejada atrás y llega el tiempo para la bendición de las naciones. “Y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad. Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados.” Aquí tenemos la garantía de la conversión total de la nación de Israel. Dice la palabra:“Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.”No hay lenguaje que pueda expresar de manera más clara, o convincente, la conversión de la nación judía.

Una exposición de Romanos 11. 3/5
Una exposición de Romanos 11. 5/5

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>