Una exposición de Romanos 11 . 1/5

Titulo: Una exposición de Romanos 11. 1/5

Autor: JohnWilkinson 
Nº: PE961

 

Israel procuró la justificación a través de la obediencia a la ley, pero no la obtuvo, ya que por las obras de la ley nadie será justificado. Pablo podía referirse a su estado antes de convertirse, de la siguiente manera: “en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible.” “Pero los escogidos sí lo han alcanzado” – obtuvieron su justicia. Los elegidos aquí representan a los individuos, judíos creyentes, dispuestos a ser salvos a la manera de Dios, tan solo por gracia, por la fe, sin las obras de la ley. “Israel” en este pasaje representa a la nación como tal, y los “elegidos” representa a los individuos judíos que son salvos.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE961.mp3



Una exposición de Romanos 11 . 1/5

Querido amigo, la enseñanza más clara del Nuevo Testamento con respecto al propósito de Dios para los judíos, durante la época de elección individual y rechazo nacional, se encuentra en Romanos 11. Tal vez este capítulo contenga más variedad doctrinal sobre diferentes aspectos de los judíos que veinte capítulos juntos de la Palabra de Dios. Contiene una mina de riquezas, y no puede dejar de enriquecer a cualquiera que comience a cavar en la misma para encontrar su tesoro escondido.

 

El capítulo 10 termina con una referencia a Isaías 65,“Todo el día extendí mis manos a un pueblo rebelde y contradictor,”entonces el capítulo once comienza apropiadamente con la pregunta –“Digo pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo?” ¿Fue su elección nacional tan solo temporal? ¿O fue que la desobediencia de la nación llevó a un cambio en el plan divino? “En ninguna manera,”o, no es posible.“Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín.”Es como si le dijera a aquellos que piensan que el rechazo nacional ha obstaculizado la salvación individual – ¿Creen en mi origen judío? Sí, ciertamente. ¿Creen en la realidad de mi conversión? Sin ninguna duda. Entonces Pablo puede argumentar, aparte del hecho de que miles de judíos se convirtieron en Pentecostés, que el hecho de su origen judío junto con su genuina conversión son prueba suficiente de que, a pesar de que la nación sea rechazada por un período de tiempo, Dios no ha rechazado a su pueblo en términos individuales en lo que concierne a sus intereses espirituales y eternos, “Porque también yo soy israelita.”

 

“No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció,”ni en forma total (con respecto a la salvación individual) ni en forma final (con respecto a la nación). Dios siempre ha tenido a algunos elegidos dentro de los elegidos; algunos fieles adoradores de Dios en tiempos de apostasía general.“¿O no sabéis qué dice de Elías la Escritura, cómo invoca a Dios contra Israel, diciendo: Señor, a tus profetas han dado muerte, y tus altares han derribado; y sólo yo he quedado, y procuran matarme ?Pero ¿qué le dice la divina respuesta?Me he reservado siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal.” “Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia.”A pesar de que, a nivel general, había una abrumadora apostasía de la nación en los días de Elías, el Señor tenía siete mil que no habían doblado sus rodillas ante Baal. Esto lleva al apóstol a pensar (por inspiración divina) que en sus mismos días había “un remanente escogido por gracia.” Podemos sacar la misma conclusión en cualquier período, pasado o futuro, durante esta presente dispensación, y decir, “Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia.” “Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia.”Si la salvación del pecador individual es un acto de gracia o favor de parte de Dios, entonces las obras de mérito están completamente excluidas. La salvación por gracia excluye las obras. La salvación por obras excluiría la gracia.

 

“¿Qué pues? Lo que buscaba Israel, no lo ha alcanzado; pero los escogidos sí lo han alcanzado, y los demás fueron endurecidos; como está escrito: Dios les dio espíritu de estupor, ojos con que no vean y oídos con que no oigan, hasta el día de hoy. Y David dice: Sea vuelto su convite en trampa y en red, en tropezadero y en retribución; sean oscurecidos sus ojos para que no vean, y agóbiales la espalda para siempre.”

 

Querido amigo: Israel procuró la justificación a través de la obediencia a la ley, pero no la obtuvo, ya que por las obras de la ley nadie será justificado. Pablo podía referirse a su estado antes de convertirse de la siguiente manera, “en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible.” “Pero los escogidos sí lo han alcanzado” – obtuvieron su justicia. Los elegidos aquí representan a los individuos, judíos creyentes, dispuestos a ser salvos a la manera de Dios, tan solo por gracia, por la fe, sin las obras de la ley. “Israel” en este pasaje representa a la nación como tal, y los “elegidos” representa a los individuos judíos que son salvos. Los individuos gentiles que son salvos durante esta dispensación, son salvos en los mismos términos que los individuos judíos. “¿Qué, pues, diremos? Que los gentiles, que no iban tras la justicia, han alcanzado la justicia, es decir, la justicia que es por fe; mas Israel, que iba tras una ley de justicia, no la alcanzó. ¿Por qué? Porque iban tras ella no por fe, sino como por obras de la ley.” El camino de salvación de Dios para los judíos y los gentiles es por gracia, por la fe; el camino del hombre es diferente. Pero el hombre se salva únicamente a la manera de Dios, y a su propia manera seguramente ha de perderse. “Los demás fueron endurecidos,” denotando un corazón que ya no siente, un entendimiento entenebrecido o un juicio pervertido. Los judíos no creyentes, así como los gentiles no creyentes, están en una peor situación ya que abundan en privilegios religiosos; porque la luz brillante bendice a algunos y causa ceguera en otros. El endurecimiento es el resultado natural de la incredulidad y del comportamiento de aquellos que están endurecidos. “En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento (los pensamientos) de los incrédulos,” lo cual es verdad tanto para los judíos como para los gentiles. La ceguera de los ojos de Israel y el endurecimiento de su corazón, fueron el resultado natural de su rechazo voluntario de la fuerte evidencia a través de la cual Dios confirmaba la misión divina de Jesús.

 

Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos,”o incentivarlos a competir.

 

El tropiezo de la nación judía frente a la doctrina de Cristo crucificado no es un tropiezo que resulte en la destrucción de la nación, la primera palabra traducida como “tropezado” implica lo que veremos en los siguientes pasajes,“Cuyos cuerpos cayeron en el desierto”; “cayeron los muros de Jericó”; “Ha caído, ha caído Babilonia.”La segunda palabra que ha sido traducida como “transgresión” significa pecar, y es traducida en el Nuevo Testamento por las palabras ofensas o faltas. El significado de este versículo es que, a pesar de que la nación judía tropezó en mala manera, no será destruida. Además, estando pendiente la restauración y bendición de la nación y el cumplimiento del propósito de la elección y preservación de la misma, su transgresión (haber rechazado a su Mesías) es lo que dará la oportunidad de que una gran (pero limitada) bendición caiga sobre el mundo gentil. De esa manera, por la transformación de los caracteres y vidas de los gentiles que creen en Jesús y le siguen, se le prueba a los judíos no creyentes la misión divina de Jesús. Al ver la semejanza que los gentiles tienen con Cristo y al ver la realidad y el poder del evangelio, los judíos han de ser estimulados a cambiar de actitud.

 

“Y si su transgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración?”Aquí se debe notar específicamente que la palabra “transgresión” no es la palabra que representa ruina y destrucción, sino la palabra que fue usada en el versículo precedente para indicar ofensa o falta. Parecería que la verdad que se enseña es ésta – los judíos cometieron la transgresión de rechazar al Señor Jesucristo, y sufrieron una terrible pérdida como consecuencia; pero Dios revocó esta transgresión y pérdida para el enriquecimiento espiritual del mundo gentil.

Cuando renuncio a lo que más quiero.
Una exposición de Romanos 11. 2/5

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>