Una abuela feliz

Título: Una abuela felíz

Autor: Graciela Nuñez
EA320

Graciela nos cuenta de su linda experiencia de ser abuela de 3 nietitos. También nos ha comentado de cómo ha aprendido a aceptar los momentos dolorosos también y de cómo ayuda actualmente a sus hijas


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea320mp3 


 


receta:alfajores de maizena


Entrevista con Graciela.

Sandra: Amigas mías un nuevo espacio ha llegado muchas veces anunciamos pero siempre cuando llega el momento de tender la mesa, y ponernos a charlas con los amigos, es un momento especial y en este caso, hemos invitado a Graciela, que no sé si decir que la invito como amiga, que la invito como una persona con la cual he compartido momentos muy lindos de servicio a Dios, o también decirles que la invito como una abuela. Que esta…. como decimos en el Rio de la Plata que está chocha. No sé si esta palabra se usa en otros países pero chocha es algo así como una persona que está muy contenta, no sé se vuelve como tonto de alegría. De poder disfrutar de estos nietos, así que le quiero dar la bienvenida, Graciela siéntete como en casa en este programa de Entre Amigas.

Graciela: Muchas gracias.

Sandra: Para empezar vamos a presentarle a las oyentes, cómo es tu experiencia, sos abuela cuéntales un poquito de tus nietos, que te conozcan.

Graciela: Soy mamá de dos hijas, y una de ellas tiene un varón de 4 años casi, Nicolás. Y después tuvo mellizos que tienen 2 meses, Lucía y Federico.

Sandra: Qué experiencia esto de los mellizos no? Creo que también la experiencia del nene más grande habrá sido toda una cuestión, tu primer nieto, y demás, pero cuando la cosa viene por dos, yo me imagino que es toda una sorpresa.

Graciela: Si la verdad es que quedamos medios shokeados cuando nos dijo que venían 2, pero ahora estamos viendo como Dios está bendiciendo su llegada, como los cuidó, de que llegaron casi a término, con un peso precioso, y bueno, realmente es una bendición muy grande.

Sandra: Cuál es el mayor temor, cuando dicen: bueno vienen dos. Qué viene? La angustia, viene eso de que ay pobre la hija mía que va a tener que cuidar a Dos, cómo se las va a arreglar o viene el pensar qué maravilla, Dios mandó Dos bendición doble. Cuál es el sentimiento?

Graciela: Bueno fue, sí pienso que fue bendición doble porque creo que si Dios los mandó, es porque creo que sabe que ella los va a poder criar y más que ella es una hija de Dios no? Y con más seguridad de que ella los va a saber hacer.

Sandra: De golpe se agrandó la familia.

Graciela: Si!

Sandra: Cómo es el rol de una abuela en una situación así, tiene que prácticamente internarse en la casa de la hija, y ayudar o no?

Graciela: No, no. Al principio fui más seguido pero ahora como que veo que ella puede con ellos y bueno yo intervengo cuando puedo. Me pide para estar en los controles o estar en casa si ella va a hacer alguna cosa y bueno, yo estoy ahí. Llámame que yo estoy.

Sandra: En realidad tienes más deseos de estar más tiempo que lo que estás no?

Graciela: Si, si! Si pudiera, con los 3 todo el día!

Sandra: Cómo es esta etapa de ser abuelos? Es diferente a la de ser padres. Eso dicen todos.

Graciela: Si, porque cuando uno es padre, tienes que cuidarlos, educarlos, y encaminarlos y cuando eres abuela, es para poder disfrutarlos y también poder volcar en ellos la experiencia que uno tiene especialmente en los caminos de Dios. Pero es para disfrutar.

Sandra: Que lindo, y uno como que no se queda con gana de ponerle los límites uno, porque en ese tema hay que dejarle un poquito de espacio a lo padres. Cómo se siente el abuelo, medio impotente de decir acá yo no puedo ser quien ponga los límites?

Graciela: No, más sufro cuando le ponen los límites los padres

Sandra: Ahí está, esas ganas de decir déjenló pobrecito!

Graciela: Si, si!

Sandra: Bueno cuéntame un poco de tu primer nieto porque ya tiene 4 años, me imagino que de Dios ha escuchado hablar, cómo fue tu participación en la enseñanza de los valores cristianos?

Graciela: Y bueno, más empezamos por el lado de la música, a cantar coritos, y a enseñarle y bueno cuando él hace alguna cosa que él no quiere hacer, entonces decirle que a Jesús no le gusta, todo eso , y me gustó últimamente que el tiene miedo de quedarse en casa por la falta de la abuelita, y oramos y decimos ese versículo, En paz me acostaré y así mismo dormiré. Y al otro día me dice, viste abuela! Oramos y yo no soñé nada!

Sandra: Poder comprobar la fidelidad de Dios! Y con esa ingenuidad y con esa espontaneidad tan linda que Jesús, revalorizó cuando vivió en esta tierra y dijo: bueno que sean ustedes como niños.

Graciela: Si, si.

Sandra: Es difícil, los grandes nos complicamos más me parece.

Graciela: Me parece que sí.

Sandra: Bueno, ya vamos a seguir conversando de esta linda experiencia de ser abuela, abuela de mellizos abuela, de nietos que vienen de a uno, y también abuela acompañando a sus hijas en momentos difíciles. Así que ya venimos luego de la pausa musical.

Sandra: Continuamos amigas, estamos escuchando la música, pero anteriormente a la música, estábamos conversando con Graciela, esta flamante abuela de mellizos pero no tan flamante abuela de Nicolás este niño de 4 años que te sorprende cada día. Cuéntame un poco si fue la familia que soñaste cuando tenías las hijas chicas y que decías bueno algún día voy a ser abuela. Te imaginaste que iba a ser así toda la experiencia?

Graciela: Creo que me dejó maravillada porque realmente son preciosos y digo, de mis yernos no puedo decir nada al contrario, pienso que sí, y que fue más grande de lo que yo esperaba.

Sandra: Dios da más a veces de lo que uno espera.

Graciela: Si, si.

Sandra: … y de lo que uno pide.

Graciela: Si, si, si. Con migo ha sido muy bueno.

Sandra: Pusiste en oración, todo este tipo de temáticas, con quienes se iban a casar tus hijas, el tema de los niños que podían venir o no venir?

Graciela: Bueno uno cuando uno tiene los hijos hicos siempre está orando no? De que el Señor los guarde y les de lo mejor, pero pienso que no miré a tan lejos, mientras ellas fueron chicas. Luego me sorprendieron con novio, y se casaron y luego vinieron los nietos y bueno…

Sandra: Fue todo muy rápido.

Graciela: Si, si.

Sandra: Es así, la vida pasa muy rápidamente, y después tu hija Claudia que es la mamá de los mellizos y de Nicolás tuvo una pérdida de un bebé antes de los niños verdad? Cómo fue esa experiencia, me imagino que muy triste pero cuéntame tú.

Graciela: Si, fue muy dura, porque fue un bebé muy esperado, y no comprendí realmente al principio, por qué el Señor permitía que ella pasara por esta prueba tan dura no? Nunca te imaginas que a tu hijo le pueda pasar algo así no? Pero fue increíble que a pesar de no poder entender él nos fue dando el poder conformarnos y poder consolarnos de saber bueno, que él y su voluntad son perfectos, que bueno, las cosas pasan y bueno, de todo eso uno puede aprender no? Pero fue difícil.

Sandra: Entendiste al día de hoy? Uno no entiende quizá!

Graciela: No creo que no. No, pero puedo aceptar. Si, si. Y tener paz y consuelo, uno piensa de otra manera. Pero entenderlo…

Sandra: Es difícil, uno no entiende los motivos pero quizá algún día lo vamos a entender, el estar cara a cara con el Señor y bueno encontrar la respuesta muchas cosas. Que han pasado. Pero después vinieron las alegrías que fueron estos retoños que nacieron. No? Qué lindo!

Graciela: Si, si.

Sandra: Y después la otra experiencia. Viriginia, otra hija, sin posibilidades de ser mamá hasta ahora. Por lo menos y con una experiencia de adopción no muy feliz no?

Graciela: Si, no. A ella la llamaron del hospital, y le ofrecieron un bebé que la mamá no lo quería, y bueno ella lo aceptó. Era una nena.

Sandra: Porque a ella le habían dicho que no podía tener hijos.

Graciela: Ahh, si, si. No podía tener hijos, entonces ellos quería adoptar un bebe y bueno llegó Yuliana y toda la alegría para todos porque ella era mi nieta. Pero la desgracia fue que su mamá la pidió a los 4 meses, y se la sacaron.

Sandra: La tuvo que devolver digamos.

Graciela: La tuvo que devolver.

Sandra: Todo ese cariño, todas las expectativas, todo lo que genera un bebé, durante esos 4 meses, quedó como truncado no?

Graciela: Si.

Sandra: Mantiene vínculo ella con Yuliana?

Graciela: No, no ninguno.

Sandra: y cuales son las expectativas de ella actualmente?

Graciela: Bueno ellos desearían tener un bebé propio, pero el Señor no ha querido mandárselos y bueno, ellos están a la expectativa de qué es lo que Dios tiene para sus vidas no? Tienen muchos hijos espirituales asi que ….

Sandra: Trabajan como pastores ambos?

Graciela: Si.

Sandra: Y cómo han vivido esta experiencia de Claudia, de sus hijos, de los mellizos, no ha generado ningún tipo de celos entre las hermanas de decir por qué yo no puede tener hijos y ella sí?

Graciela: No, no. Esa fue una de las cosas que me pasó a mí, cuando Claudia me dijo que iba a tener mellizos no? Quedé porque pensaba, una puede tener 2 y la otra no puede tener. Pero de ver la alegría que ellos tienen, de ver a los sobrinos, y cómo comparten con ellos cuando están, me parece que no, porque es mucha la alegría que uno les ve y los deseos de saber siempre por ellos, pienso que no.

Sandra: Ahí está, que también son sobrinos deseados en este caso.

Graciela: Si, si. Pienso que ellos tienen muy clara la voluntad de Dios, y la han aceptado y bueno, están con la esperanza.

Sandra: Hay mucha gente que tiene la dificultad para tener hijos, y es una cuestión que lleva mucha ansiedad, mucho nerviosismo, mucha angustia, en algunos casos, porque generalmente estas cosas salen a luz cuando una pareja busca y busca tener ese hijo y no lo puede concretar y tener un hijo es una cosa tan linda que se torna en algo difícil de sobre llevar. Pero muchos han solucionado a través de la adopción o bueno, han aceptado que son una pareja que son una pareja que no van a tenerlos. Si te parece Graciela, vamos a ir a la música, y volvemos enseguida porque así podemos dar algunos consejitos, a las abuelas qué te parece?

Graciela: Bueno.

Sandra: Continuamos ya en el último tramo de esta entrevista tan linda. Graciela, me gustaría ser una abuela como tu. En el futuro, poder disfrutar, tener mis nietos, poder estar feliz con lo que Dios ha mandado, y también aceptar las dificultades como te ha pasado a ti. Tener esa capacidad de decir. No lo entiendo pero si viene de parte de Dios está bien. y bueno te quería pedir unos consejitos para las abuelas para las futuras como yo si es que algún día llegan los nietos como para aquellas que ya lo son, tal vez están escuchando, y su hija o su hijo están a punto de ser padres, o quizá son recientemente padres, o quizá han recibido a un hijo con discapacidad, o un nieto con discapacidad, yo que sé, tantas situaciones, que pueden estar viviendo las oyentes.

Graciela: Bueno, creo que lo primero es que uno tenga la seguridad, de ser una hija de Dios porque eso nos da un privilegio especial no? Uno vive unas experiencias y sabe que con el Señor, todo es diferente. Y en el hecho de que cuando los hijos tienen bebés acompañarlos en todo momento, estar orando continuamente que es lo que yo hago, y bueno, estar para cuando nos necesiten. Al menos esa es mi manera de ser. Y después cuando ellos van creciendo tratar de que conozcan al Señor, aunque en su casa ya lo hacen, pero aquellas que no tienen a los hijos creyentes, aprovechar las oportunidades de enseñar a los niños del Señor Jesús. Y dando las experiencias de uno en cuanto a la fidelidad de Dios en cuanto al consuelo cuando están tristes. Que Dios es nuestro apoyo.

Sandra: La Biblia nos habla de algunas abuelas como la Abuela Loida, que si bien ha´bia una madre Eunice en el medio, sin lugar a dudas, al mencionar la Biblia a esa abuela, sin lugar a dudas debe haber sido más que importante para que la mencione. La Abuela te Timoteo no?

Graciela: A mi me gustaría, porque mi mamá falleció hace poco, y sus nietos en el velorio dijeron cosas tan preciosas, en cuanto a ella y en cuanto a su fe en cuanto a lo que ella había sido para la vida de ellos no? Con sus consejos, siempre de la palabra, y a mi me gustaría que mis nietos siempre me recuerde de esa misma manera también.

Sandra: Un recuerdo. Son cosas eternas no? Es el mejor regalo quizás.

Graciela: Si, si.

Sandra: y en lo práctico Graciela? Qué es lo mejor que se puede hacer? Acompañar a los controles dijiste?

Graciela: ay me encanta! Cuando ella me dice mamita tengo que hacer tal cosa me acompañas? Yo me pongo chocha! Deseo que el esposo trabaje para poder ir yo. Cambiárselos y hacérselos dormir, y bueno.

Sandra: Sos una abuela que además te gusta coser.

Graciela: Si!

Sandra: Me imagino que esa será una de tus metas también con los nietos, poder hacer las ropitas y cosas.

Graciela: Si, bueno a Nicolás, es raro que lo que se ponga no se lo haya hecho porque me encanta que él esté lindo poder hacer cosas lindas para ellos.

SandraQue puedan tener el fruto de tus manos no?

Graciela: Si, que el diga esto me lo hizo mi abuela.

Sandra: Qué lindo! Que lindo es poder tener esa oportunidad, también de poder hacer cosas con tus manos y también de poder ofrecerles no? Quizá nos escuchen amigas que no son tan hábiles, con la manualidad o con este tipo de cosas, que podría n ofrecerle, llenarle de regalos a los nietos?

Graciela: Y darles amor! Es lo principal.

Sandra: Amor.

Graciela: Darles amor, porque es lo que ellos necesitan, es lo que le podemos dar, porque las cosas no duran pero el tener el amor de la abuela o del abuelo, para ellos es importante. Porque uno lo ha notado en uno. Que cuando uno tuvo sus abuelos, el hecho de que los amaran a uno lo reconfortó y tiene recuerdos lindos.

Sandra: Qué rol importante el del abuelo. Y se está perdiendo me parece un poco.

Graciela: y si lo que pasa es que los niños con todo eso de la guardería, antes los cuidaban los abuelos.

Sandra: Hay abuelos que no quieren también. Que dicen bueno ahora con todas las actividades que existen dicen bueno, yo voy al club, voy aquí y allá que se ocupen los padres. O se visita por un ratito nada más. Pero no soportan mucho que los niños anden alrededor o algo así.

Graciela: Puede haber no? Digo para mi mis nietos son mi vida, yo quisiera estar con ellos y cuidarlos y que no les falte nada, y bueno, pero se que también eso no es el rol de la abuela. Es estar, y bueno …

Sandra: Es estar un poquito a la distancia pero siempre cerca. Una cosa así no?

Graciela: Si!.

Sandra: Muy lindo privilegio te ha dado Dios de estar con estos preciosos nietos, pero yo también tengo el privilegio de conocerlos son realmente lindos disfrutables y bueno, que Dios te bendiga mucho y pueda usarte para trasmitirles a ellos, de su Evangelio, de las buenas noticias, y que ellos puedan ser personitas que crezcan ya con la persona de Jesucristo.

Graciela: Amén si.

Sandra: Muchas gracias por la visita, Graciela. La próxima tenes que venir con los niños y les cambiamos los pañales acá.

Graciela: Ah bueno!

Sandra: Que pases muy bien y nosotras seguimos en este programa con Natalia porque mientras escuchamos un poco más de música acompaño a la invitada a la puerta y ya venimos.

La realidad del aborto
Los Simpson

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>