Un cambio Radical

Título: Un cambio Radical

Autor: LilianaGarcía
No.: EA267

LilianaGarcía mediante un testimonio impactante nos cuenta cómo fue que conoció a Cristo y como fue que  cambio radicalmente su vida y la de su esposo.


  • RecetaEnsalada de arroz Primavera
  • PoemaUna pequeña oruga


 


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea267.mp3 



 


Entrevista con Liliana García 

Sandra: Muy bien el tiempo de la entrevista llego, parece mentira como transcurre el programa y como avanzan los minutos, y bueno, es una alegría para mi poder recibir a una amiga que nos está visitando al programa y darle la bienvenida. ¿Cómo estas Liliana?.

Liliana: Bueno, muchas gracias por la invitación, me encanta estar en este programa que como dice el nombre Entre Amigas, y verdaderamente lo somos, que somos hermanas en Cristo, y bueno, es una alegría estar acá.

Sandra: Claro que si. Y los amigos ni saben pero de un ratito que charlamos así al aire con todas la amigas, otro buen rato lo pasamos charlando entre nosotras, el equipo de producción, compartiendo algunas de las ricas restas de Sonia y también compartiendo experiencias de vida porque sin duda que de eso vamos a hablar ahora y hay tanto para contar. Liliana, te quería preguntar por eso, por tu vida, y que me cuentes de este cambio tan especial que has vivido hace no tanto tiempo, ¿hace 3 años, no?.

Liliana: 3 años, así es Sandra. Provengo de una familia de creyentes católicos. Toda nuestra vida ha girado en torno a lo que es obras, en ayudar a aquel que menos tiene y bueno, básicamente eso de tener una creencia en un Dios cuando lo necesitamos, cuando estamos en nuestro apuros acordarnos de un Dios, y bueno, así se fue dando mi vida. Mi matrimonio tiene 26 años ya, el jueves cumplimos 26 años. Mi esposo también católico, profesábamos, esa religión, esa fe. Y así fuimos criando nuestros dos hijos. Tenemos dos hijos y una nieta hoy, y bueno, se dan las cosas, a veces uno no se explica los motivos, pero conociendo lo que hizo el bueno Dios, con nuestras vidas podemos tener un lindo testimonio, y una vida para vivirla como el Señor quiere. Yo soy educadora social y trabajo en I.N.A.M.E. “Instituto Nacional del Menor”.

Sandra: Que vamos a explicar a los amigos de otros países que es el Instituto del estado que se encarga de los menores, de los niños en Uruguay.

Liliana: Así es. Hace 10 años que soy educadora en un lugar de internados, de chicos abandonados y mi esposo es oficial de la policía de Soriano. Así que los dos hemos llevado una vida vivida en la comunidad en si. Y bueno, así iba transcurriendo nuestras vidas hasta que un día, una mañana como tantas, al despertarme muy temprano siento un malestar en mi organismo, pero bueno, había que ir a trabajar y salimos a trabajar, se fue agudizando ese malestar y resulta que termine internada en un hospital con un diagnostico de tener cálculos en la vesícula. Fue así, que había un paro programado por 24 horas, quede internada en observación y recién se iba a diagnosticar mi operación a las 24 horas. Aun hoy recuerdo que fueron las horas de mas sufrimiento que tuve, mucho dolor, se agudizo mi estado, fue critico, y bueno, así fui pasando, con la presencia continua de mi esposo y el aliento de el, y ahí estaba yo muy sola, muy triste, muy vulnerable, me sentía nada, no tenia ningún tipo de fe, ni siquiera sinceramente me acorde de aquel Dios que yo iba a pedirle a la Iglesia, solo pensaba en porque me pasa a mi esto y bueno así pase 24 horas esperando un diagnostico y así llegue a la sala de operaciones sin un previo chequeo medico , de ningún tipo, fue una urgencia, me pasaron de anestesia, porque sobre la camilla me preguntaron todo, si era alérgica, cuanto pesaba, si había tenido otras operaciones, bueno, todo fue así de inmediato y así también fue la cantidad de anestesia que me pusieron, y bueno, eso provoco en mi algo que no o entendí hasta después de lo que me paso.

El tema es que inmediatamente que me paso esto, que me comenzó a subir un frió muy grande por el lado derecho de la pierna e inmediatamente empecé a navegar en un túnel un túnel muy largo y muy oscuro donde cada vez se agudizaba la oscuridad y ya no era solo oscuro sino que era una tiniebla que me envolvía y que no me soltaba aún era muy espeso era muy feo sentía mucho miedo, sentía un frío muy grande era un terror mucha angustia cosas realmente feas donde no encuentras una salida luchas por salir y no hay una puerta una ventana no, solo tinieblas y oscuridad y esa presencia de algo que no sabes que es pero que te atrapa y que no te deja salir y bueno, llegó un momento en que logré, no se, saliendo de ese túnel y me veo a mi misma, a mi cuerpo , viendo mi cuerpo golpeado por los médicos que trataban de reanimarme y no sé explicarlo no se si eran mis ojos o mi cuerpo pero yo me veía ahí, veía a los médicos, veía a las luces veía como golpeaban mi pecho pero yo sentía alivio y paz y no sentía dolor y no sentía nada sentía tranquilidad, no sé por qué.

Muchas veces, hoy a tres años de eso por las noches vuelve a mi mente pero yo ya no tengo aquel miedo que sentía antes y sé que realmente existe algo más que no entendía, y bueno, así desperté en un centro de C.T.I., a mi esposo no le dijeron nada de lo que me había pasado no entendía cuando desperté por qué estaba ahí llena de cables pero no era yo, me tocaba pero dentro de mí faltaba algo como que perdí algo en esa experiencia que tuve y no sabía que era. Y bueno, así estuve, me recuperé de mi operación bien de la vesícula, todo pero nadie sabía nada excepto yo y quería convencerme de que lo había soñado que fue una experiencia que tuve por la misma anestesia y bueno, pro algo me decía que no, que era real y esa presencia de miedo la tuve desde el momento en que desperté continuamente. Así estuve 15 días en mi casa con terrores por las noches, no dormía, me ponía varias almohadas, casi sentada, no dormía, no quería acostarme porque me venía a la mente el túnel todo lo demás y hasta que logré hablar con mi esposo y le dije lo que me estaba pasado y fue el primer momento de ánimo que tuve que él creyó yen mí y tuve la esperanza de que a él le dijeran que yo tuve un paro respiratorio pero a él no le dijeron absolutamente nada y él me comprendió, trató de aliviarme, en ese entonces teníamos a un sacerdote anciano que él era nuestro referente en la Iglesia y le llamé, y él no pudo venir a mi casa así que hablamos por teléfono y sólo me dijo que era un misterio de Dios que él no me podía…

Sandra: Te dejó sin respuesta.

Liliana: Me dejó sin respuesta y quedé peor y me acordé de que si él era un Dios de amor, un Dios que todo lo podía como me habían enseñado, entonces también tenía la respuesta como para ere motivo. Y bueno, así quedé, durante 2 meses quedé sin respuesta, agravando mi situación psicológica día a día porque había momentos que pensaba que me iba a volver loca porque no encontraba respuesta y no era yo, no me sentía completa, me faltaba algo, estaba a vacía, había una parte de mi corazón que no estaba, y faltaba algo y no era yo y entonces no tenía respuesta para nada, buscaba leía no encontraba respuesta hasta que un día, un sobrino de mi esposo que es cristiano lo encontró en la calle y le preguntó por mí y que me debía una visita después de la operación y fue con su señora y me animé y le dije si en la iglesia que ellos iban habían tenido una experiencia así del tipo mío y le conté. Y tá, no me dijeron ni que sí ni que no pero me dijo mi sobrino: tía tu no tienes a Dios en tu corazón. No yo creo en Dios ( le decía) si pero creer es otra cosa me decía mi sobrino. Por que el Dios mío es un Dios vivo, no sé tu Dios.

Y me quedé con eso y me dio una invitación para un campamento que había un retiro de matrimonios un almuerzo de matrimonios y me invito y bueno pudimos pasar y participar con Luis, nos pasó muchas cosas, muchos impedimentos para llegar a ese campamento, cosas insólitas, porque sabemos que Satanás es muy astuto. Es increíble todas las cosas que nos pasaron para llegar hasta allí pero llegamos y fue en ese día que pudimos recibir al Señor, pude llenar ese vacío que yo tenía en mi corazón, comprendí la obra del Señor realmente de la mano de Roberto el pastor de nuestra Iglesia, aún tengo la hoja en donde nos hizo el puentecito, ese puente de cruz que se ha hecho tan famoso en donde estamos en el pecado en el mundo y donde verdaderamente el Señor hizo la obra por cada uno de nosotros, lo comprendimos y bueno junto a Luis aceptamos al Señor y desde ese día fue inolvidable para nosotros y lo será porque realmente encontramos la fe que necesitamos pero una fe depositada en un Dios vivo y que eso es lo más maravilloso que no es un Dios de Iglesia colgado que lo usamos cuando lo necesitamos este Dios está en las buenas y en las malas y eso es lo mejor que nos puede pasar a los cristianos.

Sandra: Tu dices que encontraron a un Dios vivo y tanto tu esposo como tu están viviendo una vida diferente a l que vivían antes no es cierto?

Liliana: Sí así es; realmente hemos conocido a ese Dios vivo a ese Dios que inconscientemente buscamos tanto y tanto y hoy lo tenemos en nuestra vida presente y lo hemos hecho nuestro como es dedicarle nuestra vida por completo a él porque me quedó el lema de que vivo por él y para él porque sin duda el Señor me dio esta oportunidad de regresar a esta vida por algún motivo muy especial y en estos tres años es donde he podido llevar la palabra del Señor y donde he podido llevar a los pies del Señor como son mis padres esos seres especiales que el Señor nos da para que nos traigan a este mundo, digo saber que ellos también van a estar de regreso a la casa del padre para mi ha sido lo más maravilloso y sin duda que después de habernos hecho cristianos después de haber recibido al Señor esas pruebas que uno tiene a diario y que no escapan a ser cristianos, con el señor es tan distinto vivirlas… y que eso es lo que nos da mas fuerzas para vivir y bueno, fue a si que a los 5 meses de convertidos sentía la necesidad de llevarle el evangelio a una hermana que tengo la única hermana más chica que esta lejos de la familia que está en Maldonado y vinimos de vacaciones y le hablamos de Dios y de toda su familia y la única que acepto al señor fue mi sobrina Laura bueno en esos 20 días que estuvimos de vacaciones el Señor hizo milagros con ella, desde un simple trabajo en ese momento para ella significaba mucho en ese momento, ella estaba separada con un niño de 2 años y depositó la fe y la confianza en esos 20 días en el Señor, ella aceptó al Señor y estuvo tan feliz en esos días y el Señor le Dio un trabajo y después al poco tiempo se abrió la iglesia de Andrés y Leticia y ellos fueron Su soporte y el Señor tiene esos milagros, esos planes y esas cosas que a veces sí, son los misterios del Señor pero que en la palabra lo encontramos tan claramente como que a veces justamente el creyente va a pasar más pruebas .

El verdadero creyente en las malas siente la fortaleza del Señor y que él no va a abandonar y bueno Laura a los 5 meses de su vida perdió su vida en un trágico accidente de moto. Con 21 años dejó un niño de 3 años, de ese trabajo le quedó una pensión a su hijo el cual mi hermana está educando y criando y bueno, pudimos testimoniar en su velatorio a todos esos jóvenes que eran compañeros de ella de decirles lo que en 5 meses el Señor hizo con Laura que sabíamos del sufrimiento de una familia y de que ella era una vida tan joven pero seguramente laura se había apartado un poco de los caminos del Señor y había perdido esa confianza en él y seguramente el Señor tenía otros propósitos para ella y bueno, eso tan duro llevó a sus padres a convertirse a él y hoy podemos decir que podemos gloriarnos en nuestras espinas en nuestros malos ratos pero el Señor estuvo presente siempre y pudimos fortalecernos de eso y bueno, y seguir.

Sandra: Un Dios que no abandona. Que a veces transitamos momentos difíciles pero que siempre está ahí. Y los propósitos de él son buenos nos dice la Biblia no? Para aquellos que le aman. Y qué bueno que le han reconocido que ustedes le buscaban desde hacía mucho tiempo quizá de alguna forma equivocada queriendo satisfacer a Dios a través de las obras, a través de las cosas buenas que hacían y dice la Biblia que las obras de Dios son suficientes que las obras no son suficientes para llegar a Dios y por eso será que te dio esa oportunidad. A través de esa misteriosa forma, no sabemos bien qué pasó en esa operación pero lo importante es que le conocieron a él. Y también para la vida de Laura tu sobrina qué bueno que le haya conocido antes de este trágico accidente para bueno, poder ser salva no? Que cada uno de nosotros podamos pensar en que podemos estar sufriendo estas situaciones de vida y que estemos preparados para la muerte verdad?

Liliana: Verdad, eso es cierto.

Sandra: Te agradezco pero el tiempo se nos ha ido y como se nos fue el tiempo te voy a invitar para otro programa, ahora que te conocemos y sabemos como conociste al Señor Jesucristo que nos puedas contar algo de tu vida actual.

Liliana: Como no, encantada y bueno para todos los que están escuchando que sigan en esta onda, en esta radio porque sin dudas que el Señor estará bendiciendo y tocando el corazón de alguien que esté necesitado como estuve yo de encontrar a ese Dios vivo y a ese Dios que no nos abandona. Gracias.

Homosexualidad, un tema donde Dios tiene una respuesta
Vida Nueva

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>