Un amor hecho realidad

Este programa trata sobre la relación de pareja que Dios quiere. Con el testimonio de una pareja. Y sobre las tres clases de amor que existen: Amistad, Ágape y Romántico


DESCARGARLO AQUI:
EA594 – Entre Amigas –
Un amor hecho realidad



Receta: Tarta de Manzana y Merengue


Entrevista con Eduardo Vázquez y Silvana Michelin

Sandra: Es tan lindo reflexionar sobre el amor, sobre lo que es enamorarse, hay mucho chicos que se preguntan cómo se van a saber cuando este enamorado. Así que queremos aprender de la experiencia de ustedes.

Eduardo: Nosotros hace 8 años que estamos casados. Y 10 años de que nos enamoramos y nos ennoviamos. Hay algo que es bueno aclarar es que no sabemos todo, si no que pensamos tenemos mucho para aprender. Pero estamos comprometidos para seguir creciendo en nuestra relación. Buscar maneras para mejorar es un deseo, es algo que nos anima y nos ayuda cada día. Al igual que en muchas parejas se debe dar tenemos problemas, puede ser que de a ratos no nos llevemos bien pero que delante de Señor queremos ir mejorando.

Sandra:Que bueno eso. Pensaba que hay muchas mujeres que dicen después de 10 años de novios debe ser un aburrimiento, o ya no se sienten atendidas. Por eso te consulto ¿Es posible mantener el amor a través de los años?

Silvana: Si, claro. A veces pasa que el concepto de amor que la gente tiene no es lo que es en realidad. Cuando la gente piensa en el amor, piensa en la atracción, en ese amor a primera vista. O en que me puede dar esa persona, que es lo que me hace sentir esa persona. Pero en realidad el amor es diferente porque al pasar el tiempo el amor crece, o al menos debería ir creciendo. Eso requiere un esfuerzo de las dos personas, no surge espontáneamente. Si bien la atracción existe, también tiene que haber un esfuerzo voluntario para que la relación crezca y para buscar el bien del otro.

Sandra: Es diferente a las telenovelas.

Silvana: Si por supuesto. Es diferente porque a veces se ve que si me hace sentir bien, si me da lo que necesito está todo bien. Y si no dejamos. No hay compromiso de por medio, porque cada uno debe poner de su parte. No solo esperar que pueda recibir, sino dar y pensar que es lo que estoy ofreciendo al otro.

Sandra: Hay muchos ejemplos, unos hablan de cultivar la plantita para que crezca. Pero ese esfuerzo del que nos hablas, ¿Es un esfuerzo grato o debe ser un sacrificio para que crezca el amor?

Eduardo: Claro es algo grato. Queríamos hacer esa diferenciación que enamorarse es la primera etapa del comienzo de la relación. No se acaba sigue pero va cambiando. Otra cosa importante es la amistad. Es muy importante que además de ser amantes seamos amigos. Es la manera ideal de comenzar una relación de pareja, porque dos amigos se conocen, hacen cosas juntos, comparten tiempo, disfrutan de la compañía del otro. Un amigo es con alguien con quien te sentís cómodo, no solo para que te apoye sino también para que sea honesto y te diga las cosas que haces bien y las que haces mal. Esto es fundamental en la pareja. Si se da ese grado de amistad la relación se va fortaleciendo y puede seguir creciendo.

Sandra: Se podría decir que la amistad es un vínculo muy fuerte porque es un vínculo imprentado de cualquier tipo de interés. Es un amor desinteresado. Un amigo de verdad nos dice lo bueno y lo malo, porque lo que quiere es el bienestar del otro.

Eduardo: Allí es donde empieza a desarrollarse el amor, porque deja de pensar que puedo sacar yo de esto y empieza a pensar que puedo dar.

Silvana: el amor es un compromiso y el amor que muestra la Biblia también es el amor incondicional de Dios. El amor verdadero es un poco eso, es una entrega voluntaria, un compromiso, una actividad no solo un compromiso fuerte.
Es una actividad de constantemente estar viendo que le gusta al otro, buscar su bien. Y es en ese proceso que uno va fortaleciendo el amor, y va creciendo. Así si es posible mantener el amor durante años. Ese amor verdadero y el mayor ejemplo es el amor incondicional que Dios nos ha dado.
Una parte importante en el amor es aceptar el carácter del otro y amarlo tal cual es, sin querer cambiarlo a lo que a mí me gusta o a lo que yo quisiera.

Sandra: Que interesante que es esto, porque muchas veces, el no aceptar al otro como es, pasa a ser el problema de algunas parejas.

Silvana: Si, claro. Además a veces las personas idealizan el amor. Cuando recién empieza la relación a veces podemos tener expectativas equivocadas. Y luego al pasar le tiempo las cosas van cambiando. Van cambiando con la llegada de los hijos, la falta de tiempo, la rutina. Y por eso es muy importante tener siempre presente el romanticismo que suele haber al comienzo de la relación. Tratar de mantener esa llama encendida. Estamos hablando del amor romántico y eso incluye la atracción, el cariño. El poder hacer cosas juntos, el tener relaciones sexuales, todo lo que está dentro de un amor sano.

Eduardo: Para poder entender mejor lo que estamos hablando, podemos decir que hay tres clase de amor. El primero sería el amor de la amistad, la primera etapa de la pareja. Luego el amor romántico, que es el que incluye la atracción física, el cariño, el cuidado de los detalles, la sexualidad. Es algo que al pasar el tiempo puede ir cambiando. Porque vamos cambiando como personas y las circunstancias que nos rodean también van cambiando. Asique es importante pensar por ejemplo, que es lo que nos gustaba hacer juntos cuando recién nos enamoramos y volver a hacer eso. También muy importante es no dejar de decirnos te amo, de diferentes maneras creativamente y con palabras. Es no dejar que la rutina de la vida cotidiana apague el romance.
Y el tercer amor, es el que la Biblia define como amor Ágape. Que es un amor comprometido. Es ese amor que va mas allá de los problemas, que busca hacer, es un amor activo que no se queda sentado que las cosas sucedan.
Una vez escuche que este amor, es como si tuviéramos un terreno y queremos tener un jardín. Nadie se sienta a esperar que nazcan las flores y el pasto. Sino que hay que comenzar por dar vuelta la tierra, plantar las semillas, regarlo y cuidarlo. Así es con la relación en el matrimonio. Si nos sentamos a esperar en vez de hacer algo en vez de venir flores y pasto. Van a venir yuyos y espinas. Por eso debemos pensar y comprometernos. Si no hay compromiso, no sé si hay amor. Porque si amamos a alguien nos queremos comprometer a dar lo mejor, a cuidar a la otra persona. Si no es un interés o algo pasajero.

Sandra: En 1ª de corintios 13 Dios nos hace un repaso de este amor tan fuera de lo común para la sociedad. Pero es el amor que Dios quiere de nosotros.

Silvana: Si, y es el amor que en realidad funciona. Porque el que creó el amor entre dos personas fue Dios. Y si él nos dice eso, es porque quiere que sea así. El nos conoce como personas, el sabe que es lo que necesitamos, que es lo que podemos dar como personas. Asique otro punto importantes es que Dios también esté presente en la relación y que nos pueda guiar en este camino.

Sandra: Les pido un consejito, tanto para las mujeres como para los hombres. Una para los que conocen a Jesús como su salvador y uno para los que aun no.

Eduardo: Yo puedo hablar de mi experiencia y de mi debilidad o lo que me cuesta más a mí. Y es el tema de la comunicación. Tal vez sea algo que nos característico a la mayoría de los hombre. A algunos nos cuesta contar todas las cosas y no es por un tema de reservarnos algo si no porque no damos tanta atención a los detalles y los temas que deberás importa para la pareja. Asique si nos damos cuenta que esta es una debilidad para nosotros debemos proponernos mejorar en ello y tratar de hacerlo. Pensar en las cosas que estamos viviendo, abrirnos. No es una actitud de debilidad al contrario es algo que contribuye mucho a la pareja.
Y para aquellos que no tienen a Dios en su relación. Les puedo decir que las cosas son muy diferentes cuando Dios está en medio de la relación. En los problemas es donde mas se ve, cuando viene las dificultades es muy diferente enfrentarlas si estamos cerca de Dios a si no lo estamos. Y cuando los dos estamos cerca de Dios podemos encontrar la salida mucho más rápido, mucho más fácil y mucho mejor.
Por supuesto que no invitamos a Dios a nuestras vidas, para nuestro matrimonio. Si no porque Él es el que nos ofrece el camino para una salvación eterna. Es importante aceptar este sacrificio que Dios hizo por nosotros en la cruz. Ahí empieza todo, la entrega de amor que hizo Dios entregando a su único hijo. Para que el pagara las culpas que nosotros teníamos. Y a partir de ese momento poder acercarnos a Dios sabiendo que estamos perdonados.

Sandra: Si, nos encantaría que todos puedan conocer del perdón de Dios y tenerlo como parte de sus vidas. Silvana ¿Algún concejo para las mujeres?

Silvana: Partamos de la base que las mujeres y los hombres somos diferentes y las mujeres tendemos mas a idealizar. Por eso tal vez debemos hacer el tiempo para nuestro esposo. Tal vez poder buscar que cosas le gustan, estar en los pequeños detalles. También reconocer las fortalezas que tiene la persona que está a nuestro lado y darle gracias a Dios por ellas y tratar de trabajar en esos puntos fuertes. Y cuando hay debilidades también tratar de ayudar a la otra persona a mejorarlas y con paciencia. Aceptándola como es, valorándola. También pensando cuando hay hijos, que demandan mucho tiempo. Debemos buscar un tiempo para estar solos, para cultivar la relación para hacer algo juntos solos.

Palabra de Vida | Guatemala (2ª parte)
La segunda venida de Cristo (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>