Tsunami

Título: Tsunami.

Autor: Teo Svast
EA344

Teo Svast, nos cuenta de una experiencia personal de la cual no se va a olvidar jamás. Él estuvo presente en Tailandia el día 26 de diciembre de 2004, cuando ocurrió el Tsunami. Recuerda qué hicieron aquel día y cómo pudieron colaborar con algunos damnificados.


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS:ea344.mp3



Entrevista con Teo Svast

Sandra: Bien Amigas ya llegamos al espacio a este espacio de nuestro rinconcito, de las visitas un lugar donde nos reunimos y hacemos un espacio para los amigos, para conversar y para aprender bueno para, para hacer lo que hacemos siempre cuando recibimos amigos, verdad? Compartir de nuestras vidas, y en este caso tenemos una visita que viene desde la zona Europea, estamos recibiendo a Teo Svast, que había estado compartiendo con nosotros la historia, una historia bien interesante, de su vida, pero Teo tiene mucho para contar cuando junto a Irene, vivieron la tragedia del Tsunami. Asi que bienvenido Teo y muchas gracias a Sonja por su traducción del Alemán al Español.

Sonja: Muchas gracias por tu bienvenida Sandra.

Sandra: Bueno cuéntanos un poco primero qué era lo que ustedes estaban haciendo allí no? No viven ahí verdad?

Teo: Nosotros viajamos a Tailandia para trabajar en el segundo libro de Irene para hacer las revisiones y para buscar una posibilidad, de poder imprimirlo.

Sandra: Y estaban allí disfrutando y cómo es Tailandia? Antes del Tsunami?

Teo: Hemos disfrutado mucho el tiempo allá. Porque cuando estás trabajando en un libro y revisándolo tu necesitas un lindo ambiente.

Sandra: Mucha playa, muchos lugares bonitos?

Teo: Si, muy bonito y también una muy linda casa.

Sandra: Bien y cuánto tiempo estuvieron allí trabajando en el libro?

Teo: más que dos semanas.

Sandra: Un día van a una reunión a un culto en la Iglesia y cuando vuelven el caos en el lugar, cuénteme un poquito de eso.

Teo: Si, fue el domingo 26 de diciembre en el año 2004, y a las 8 de la mañana estábamos desayunando, mi esposa y fue en ese el horario en que una distancia de más o menos de 1500 kilómetros en el océano de India, estaba ese maremoto y nosotros no nos habíamos dado cuenta de nada. Nosotros nos tomamos un ómnibus para ir al centro unos 15 Km de distancia al buquet town y un poco antes de que empezó el culto a las 10 horas, un hermano allá que era empleado en un hotel, recibió una noticia a través de su celular. Lo llamaron para regresar urgentemente al hotel, el hotel estaba inundado hasta arriba del segundo piso, y ya habían algunos muertos. El culto tomó su normal desarrollo porque esa noticia era para este empleado de este hotel nosotros tuvimos un culto de navidad con los niños con un pesebre vivo, con un mensaje precioso y cánticos preciosos también, después del culto el pastor dijo, que nos había llegado la información que había habido un maremoto, cerca de Indonesia y si hay personas que no pueden regresar a sus hoteles que pueden volver a la iglesia para pasar la noche en la Iglesia. Él ya había recibido algunas informaciones a través de su celular pero Irene y yo no entendíamos por qué no era posible no poder llegar a nuestro hotel. Entonces nosotros nos fuimos caminando hasta la parada del ómnibus y en ese camino nos dimos cuenta de que había un movimiento muy fuerte de helicópteros y pasamos por algunos locales donde habían televisores prendidos, y me di cuenta de que algo había pasado porque yo vi fotos, e imágenes de esta playa en donde nosotros estábamos cerca viviendo.

Sandra: Realmente me imagino, o quizá ni me imagino lo que debe haber sido, las imágenes, aquel lugar, las sensaciones, después de la Pausa musical vamos a hablar acerca de lo que encontraron Teo qué realidad, encontraron cuando quisieron volver al lugar en donde estaban viviendo.

Sandra: Regresamos amigas luego de la Pausa Musical, estamos conversando con Teo que nos cuenta la historia, de bueno, les tocó estar allí con el Tsunami, si bien no habitan siempre en ese lugar, por una cuestión de trabajo, por la corrección del libro de su esposa Irene, estaban en aquel lugar donde ocurrió el Tsunami, a fines del año 2004. qué realidad se encontraron Teo, en aquel lugar, en aquella playa donde solían ir aquel lugar tan paradisíaco, aquel lugar tan hermoso, qué es lo que se encontraron?

 

Teo: Lo que no encontramos fueron más ómnibus desde aquel lugar hacia las playas entonces buscamos un taxi, y primero fuimos a nuestra casa, que estaba a una distancia de un kilómetro en la playa y después caminando fuimos hacia la playa, nos encontramos con una terrible destrucción las casas no estaban más, las casas ya no existían, el restaurante en el que solíamos almorzar no existía más, los sombreros, las sillas de la playa, todo era un caos, las tiendas, el agua había entrado y le había sacado el agua como con manos la ropa, todo lo que vendían estaba ahí, dentro del agua, las muñecas estas que usan para exponer la ropa todo tirado, y entreverada con todas las demás cosas.

Sandra: y la gente? Qué era lo que se veía en cuanto a las reacciones de las personas aquellos que estaban vivos quizá algunos que habían perdidos sus familiares…

Teo: en este momento no habíamos visto a nadie, ni indígenas, de las personas de Tailandia, ni turistas, todos habían huído hacia las montañas por miedo de que viniera una tercera ola. Y esto fue a las 5 de la tarde.

Sandra: Esta ola llegó finalmente?

Teo: No no llegó y en este momento nosotros estábamos bajo sumo riesgo, y no entendimos por qué nos permitieron pasar caminando hasta allí.

Sandra: Bien, y vamos a conversar con Teo qué es lo que pasa qué es lo que pasó cuando se encontraron con la gente? Qué podría hacer un matrimonio de alemanes en aquel lugar, en un país ajeno, sin embargo qué utilidad, un matrimonio cristiano puede dar en un lugar de tanto caos y de tanto sufrimiento.

Sandra: Continuamos amigas y estamos hablando con Teo que cómo vivieron esta tragedia del Tsunami, tragedia para muchos pero como Dios los guardó a ustedes, pensaba que si ese día no se hubieran levantado desayunado y decidir ir al culto de Navidad, quizá no estaríamos conversando aquí Teo.

Teo: Si no hubiéramos ido al culto, seguramente hubiéramos paseado por esta calle y en un determinado momento nos hubiéramos acostado ahí, a descansar en la arena, en la playa.

Sandra: Justo en el lugar donde golpeó la ola.

Teo: Si,si.

Sandra: Teo, la pregunta que quedó pendiente antes de la pausa musical era qué oportunidad, de servicio y de testificar hubo para un matrimonio de otro país pero en este caso lo importante era que son un matrimonio de cristianos, en una tierra donde quizá no muchos tenían esta fe, quizá los turistas no sabemos, pero mucha gente con sufrimiento luego de esta ola tan grande

Teo: Cuando volvimos al bouquet town para ir a la imprenta en donde quedaba frente de la iglesia, entonces pasamos por la iglesia y al lado de la iglesia ahí hubo un pequeño restaurante y ahí habían turistas, sentados con sus trajes de baño con heridas, con bendajes, lastimados, hablamos con una pareja de suecia, la señora en su traje de baño el esposo también y dijeron no nos quedó nada. No tenemos pasaportes, no tenemos ropas, no tenemos dinero. Estaban traumatizados. Entonces luego entramos a la iglesia, nos encontramos con 18 personas más todos lastimados. Los responsables de la Iglesia, esa noche tomaron la decisión de arreglar el salón para recibir a personas levemente heridas. Para tener ahí funcionando un refugio. A los mal heridos los llevaron directamente a los hospitales y las personas con heridas más leves llevaban a todos los salones públicos, de Bibliotecas, de otras iglesias donde fuera posible para poder atenderlos. Lo más traumatizante es que muchas personas no sabían donde habían quedado o pareja o hijos o sus familias, entonces podíamos dar en cuanto a traducir para las personas darles ropa de nuestra ropa, darles dinero, y en este primer momento no hubo ayuda de las embajadas de las oficinas de los oficiales porque era poco el tiempo que había pasado y para eso estábamos nosotros y otras personas para ayudar.

Sandra. Un socorro en el primer momento y cuánta ayuda hace falta antes de que lleguen estas organizaciones que a veces tardan los suyo para poder recabar los medicamentos la ropa, en fin para poder colaborar, y todos los trámites que hay que hacer, realmente una mano de ayuda, la mano de Dios ayudando a través de ustedes, Teo, puede ser?

Teo: Si esto fue porque lo que las personas necesitan en estos primeros momentos no es solo la ayuda material sino realmente la palabra de Dios, el consuelo que podíamos dar, y atenderlos en sus necesidades emocionales,

Sandra: Esto se pudo hacer? Pudieron compartir de la palabra?

Teo: Si lo pudimos hacer y yo personalmente también me cuestioné por qué había pasado todo eso, porque no tuve una respuesta en ese momento, los turistas habían llegado recién en esta mañana y con estos planes de descansar y fue justo esa la mañana donde unos perdieron a su esposa, o a su hijo una tragedia. En ese momento yo me recordé de un versículo del Salmo 90 que dice: enséñanos de tal modo, a contar nuestros días que traigamos al corazón sabiduría. Una respuesta a todas estas preguntas para mi personalmente no la he encontrado, cuando ves estas cosas se levantan en ti mismo preguntas y preguntas y sobre todo sufres con las personas que ves sufriendo de esta forma.

Sandra: Muy bien Teo, la verdad es que es asombroso ver cómo aún en la tragedia, en los momentos de destrucción Dios puede obrar siempre, poniendo una palabra de aliento o poniendo su palabra como una forma de esperanza a todos los que sufren ojala este testimonio sirva para que muchas amigas que están sufriendo puedan encontrar en la Biblia una palabra de aliento gracias a Dios que ustedes estaban ahí, que Dios los guardó, y que pudieron ser de mucha ayuda para los otros.

Africa, una experiencia diferente
Viudas del nuevo testamento

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>