Tres propuestas para empezar el año

Título: tres propuestas para empezar el año

Autor:  Herman Hartwich
Año nuevo 2007

Un nuevo Año ha de comenzar, la gente se prepara para recibirlo y hace cosas que no son comunes el resto de los días. Herman Hartwich nos hace una propuesta por tres!

A anotarlas, y a vivirlas!


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otros:pe A.Nuevo 07




Mis queridos y estimados oyentes, estamos ahora entrando en un nuevo año, y estaba pensando en cuántas costumbres tenemos en nuestra sociedad, y son costumbres que son con la intención de poder controlar su propia vida, sin tener que depender de Dios, en una palabra es así eh? y algunas de estas formas, son realmente supersticiones la superstición encuentra siempre de forma misteriosa eventos desconectados y nos ofrece influir sobre nuestro propio destino.

Existen muchas supersticiones, cuando se relaciona con un nuevo año, con el advenimiento de un nuevo año, y yo recuerdo cuando era niño, cuánta gente por ejemplo tiraba a la calle cosas usadas, porque querían recibir todo nuevo, gente que por ejemplo para asegurarse un viaje en el futuro en un nuevo año, salían con un maletín a dar vuelta a la manzana, y cerca de su casa, también hay personas que van de compras para tener la alacena toda llena y así asegurarse de que no le va a faltar nada durante todo el año, otros hacen mucho ruido la noche del 31 del fin del año para ahuyentar a todos los malos espíritus y así continúan muchas prácticas por allí que no tienen nada que ver con la fe en Dios y con la dependencia de Dios, Hemos vivido, ese clima de fiesta, de la Navidad, de los días pasados y creo que la venida de Jesús fue la oportunidad que tuvo el mundo de comenzar de nuevo.

Pero la dificultad que tenemos muchos de nosotros no es la de comenzar de nuevo. Sino la de mantenernos en lo que hemos comenzado. Por qué digo esto. Porque mucha gente se propone algo y luego de unos días ya falló, bueno ya largó y todo lo que había propuesto, se desvaneció. Es posible que nos hallamos rendido a todo esto totalmente de verdad, tal como Dios lo quiere, pero te está costando continuar adelante con tu nuevo comienzo en forma victoriosa. Pablo dice, a los colosenses, le dice: de la manera que recibisteis al Señor Jesús, así andad en él. Tienes que darte cuenta de que Dios quiere borrar y limpiar el pasado. La mente y el corazón, pero no puede limpiar el futuro. La conducta que tú sigas desde el momento de tu rendición a él es fundamentalmente obligación tuya, ten presente esto mi amigo, mi amiga, el éxito depende principalmente de tu obediencia, continua, esto no quiere decir que Dios no esté preparado, para proporcionarte tu ayuda necesaria a través del espíritu Santo porque a través de él, sí que lo está. Y está dispuesto a ayudarte.

Pero sí quiere decir que nada resulta, automático después de tu entrega. Permítanme que les haga 3 sugerencias específicas relacionada con los pasos de obediencia que han de seguir al acto de entrega. El apóstol pablo, en efesios 4, 22 en cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente y vestíos del nuevo hombre creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. Primero despójate de la vida vieja. Por favor, tengamos en cuenta que no hemos de limitarnos a ponernos algo nuevo encima de lo viejo. Ni añadir algo nuevo a lo viejo. En lugar de ello, para continuar adelante, en una vida entregada, es imperativo, que echemos a un lado todas las cosas, o todas las características y costumbres y prácticas de antes de conocer a Jesucristo.

El apóstol Pablo cuando les escribe a los Gálatas les dice: Digo pues, andad en el espíritu y no satisfagáis los deseos de la carne, porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el Espíritu es contra la carne, y estos se oponen entre sí para que no hagáis lo que quisiereis, pero si sois guiados por el espíritu, no estáis bajo la ley, y manifiestas son las obras de la carne que son adulterio, fornicación, inmundicia lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas acerca os amonesto como yo ya los he dicho antes. Que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Cuando Dios nos revele algo deshonroso, mis queridos hermanos debemos sacarlo inmediatamente librarnos, despojarnos de ello, no tratemos, como dije recién de ponernos algo nuevo encima de lo viejo. En segundo lugar aparte de despojarte de la vida vieja, renueva tu mente. Recordemos a los hijos de Israel, después de que cruzaron el río, y entraron en Canaán todavía no estaba terminada su obligación. Habían enemigos en la nueva tierra de la promesa. Y ellos tendrían que tratarlos, adecuadamente. Algunos de estos enemigos están relacionados con la mente. Antes de entregarte al Señor, es posible que hayas sido de esas personas que meditan mucho en el pasado, o que se preocupan por el futuro, o piensan negativamente en el presente, todos estos son patrones de pensamiento con los cuales hay que luchar, hay que luchar. Debes renovar, tu mente a base de rechazar todos esos hábitos, mentales y comenzar a practicar el pensamiento, positivo. Mira lo que un escrito que encontré no hace mucho en un pegotín. Si siembra un pensamiento, se cosecha una palabra. Se siembra una palabra y se cosecha una oración. Se siembra una oración y se cosecha un hábito. Se siembra un hábito y se cosecha un carácter, se siembra un carácter y se cosecha un destino.

Todo comenzó con un pensamiento. Mis queridos amigos, y continuamos leyendo en Gálatas capítulo 5 versículos 22, al 25 donde el apóstol Pablo, sigue diciendo en cuanto a esta renovación de la mente, más el fruto del espíritu es amor, gozo paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza, contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo, han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el espíritu, andemos también por el espíritu. Entonces, dijimos en primer lugar, despojarnos de la vieja vida, despojémonos de la vida vieja, y también renovemos nuestra mente, y ahora, entonces tenemos que revestirnos, de la nueva vida, obedece cuanto mandato Dios ponga delante de ti, sí mi querido hermano. No basta solamente decir bueno, yo me quito estos pecados de mi vida, estoy renovando mis pensamientos pero tú tienes que revestirte de la nueva vida. Obedeciendo cuanto mandato, cuanta orden Dios pide de ti, establece una nueva forma de vida nueva! Cuando hagas esto te estarás poniendo, pieza por pieza, la ropa limpia y fresca de la vida, nueva en Cristo Jesús, ten en cuenta y en tu mente, querido hermano, que es inútil intentar, es inútil, intentar, este tercer paso, que es revestirse de la nueva vida, sin primero haber pasado por los dos pasos previos, despojarse de la vida previa y renovar la mente.

Si permites que sigan habiendo algunos vestigios de la manera antigua de vivir, será imposible, establecer una nueva manera de vivir. Muchas personas fracasan y se dan de cabeza contra el suelo. Porque sencillamente tratan de cubrir su vieja vida, con algún aspecto, con alguna pantalla de religiosidad, Mi querido si quieres ser exitoso y perseverar en este nuevo propósito en este nuevo año, mantente fiel, despójate, renuévate y revístete de la nueva vida en Jesucristo, y podrás llegar al próximo 31 victorioso dando gloria a nuestro Dios.

Del Cordero de Pascua al Cordero de Dios 3 de 3
La Salvación, viene del Señor!

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>