Trabajo comunitario un ministerio de amor

Trabajo comunitario un ministerio de amor

El doctor Byron Argotti, cuenta al equipo de Entre Amigas como es que el trabajo Misionero, del cual forma parte brinda ayuda y asistencia a una comunidad que se encuentra al pie del volcán Tungurahua en Ecuador. Entre otras cosas habla de cómo debe presentarse el Cristo Vivo a las personas que no le conocen aún.


DESCARGARLO AQUI :
EA384 – Entre Amigas – Trabajo comunitario un ministerio de amor


 


Receta: Bolitas fritas de papa y ricota


Entrevista con el Dr. Byron ArgottiSandra: Muy bien llegando al espacio de la entrevista amigas, qué privilegio es recibir aquí en estudios de Llamada de Medianoche al Doctor Byron Argotti de Ecuador, además de recibirlo queremos saludar y recordar a los amigos allí oyentes de Ecuador que nos siguen a través de las diferentes emisoras, muy bienvenido Dr. Byron Argotti cómo está usted?

Byron: Bien, gracias a Dios bendecido aquí en Uruguay ha sido una oportunidad inmensa para poder conocer a muchos hermanos para compartir muchas vivencias y para mirar cómo se glorifica el Señor en la vida de todo nosotros.

Sandra: Muchísimas experiencias que hemos conocido, ambos participando de un congreso de profesionales de la Salud, Cristianos todos verdad?

Byron: Si exactamente vinieron hermanos profesionales de la Salud de toda Latinoamérica, incluso, fuera del continente también y ha sido un tiempo muy enriquecedor de poder ver cómo el Señor se glorifica a través de cada uno de los hermanos a través de cada uno de nosotros sirviendo, llevando un mensaje de esperanza y sobre todo sanidad y salud de manera integral sobre todo para los que no conocen al Señor.

Sandra: Usted contó algo y nos impresionó a los que estábamos allí sobre un trabajo comunitario que se está haciendo médico misionero y comunitario en un lugar en Ecuador donde hay un volcán que está activo en este momento. Vimos imágenes y creo que las imágenes impresionan mucho pero creo que sería lindo escuchar de su boca qué es lo que se está haciendo allí, cuál es la situación.

Byron: Desde hace 8 años el volcán Tungurahua entre 2 provincias, la provincia de Chimborazo y Tungurahua que son las provincias centrales del país en Ecuador empezó a hacer erupción y a afectar al factor productivo de esta amplia región y pues a través de este tiempo el estado ha venido ofreciendo solución a las necesidades que tiene la gente pero sin realmente concretarse nada. El año pasado en el mes de mayo hubo una nueva erupción, que realmente acabó con todas las cosechas, murieron mucho de su ganado, puso en riesgo a todo el sector nuevamente en alerta roja y nosotros siendo parte del festival de esperanza que estaba justamente cursando en el país decidimos hacer un proyecto de emergencia para poder apoyar integralmente a toda esta región.

Sandra: Cuando dice nosotros usted se está refiriendo a usted, a una organización, a su iglesia o a los cristianos en general?

Byron: A los cristianos en general. De hecho somos parte de un grupo misionero que trabajamos de manera independiente apoyando a todas las denominaciones, somos interdenominacionales, si nos habían solicitado apoyar el festival de esperanza así que fuimos, conocimos el sector y empezamos un trabajo, un trabajo de servicio. Conversando con los hermanos les dijimos, pues acá no vamos a predicar con la Palabra sino con nuestra propia vida, y vamos a ingresar a esta zona de mucho riesgo en donde todo el mundo escapaba. Ministerio de Salud Pública del Ecuador cerraba sus centros y los médicos salían, es una zona católica por excelencia, por historia, las iglesias estaban con candados todo el mundo había salido de ahí, y nosotros entrábamos con grupos misioneros de muchas iglesias, y otras organizaciones cristinas, y entrábamos con todos los profesionales a servir, a acompañar.

Sandra: era algo inentendible porque por otro lado aquellos que salían era para preservar sus vidas pero ustedes, estaban entrando, se puede decir que arriesgando sus vidas porque el volcán podía erupcionar en cualquier momento.

Byron: El volcán puede erupcionar en cualquier momento. En eso estamos claros y concientes. Y toda la gente se encuentra muy bien seguras en las periferias de este sector, ambulancia, el ministerio de salud pública del Ecuador, etc. Pero adentro no hay nadie y adentro es donde hay necesidad.

Sandra: y hay gente aún…

Byron: hay gente. En la zona de Tungurahua hay como 1000 familias en la zona de Chimborazo hay como unas 5000 personas que están en el sector y que necesitan pues de apoyo y a través de este trabajo se encontraron y conocieron a un Cristo vivo. Con el amor del Señor. Hoy Samaritan P. está construyendo 100 casas para las familias damnificadas, que perdieron sus casas, son gente que ama su tierra que no quiere salir del sector pero que ahora tiene un sitio donde pernoctar seguro, junto con sus familias, con sus hijos, y enfocamos nuestro apoyo especialmente a mujeres, a los niños porque siempre los varones por el trabajo salen de la zona y regresan nuevamente allá. Pero las que se quedan son las madres de los niños. Entonces priorizamos nuestra atención allá con atención médica, trabajo de apoyo psicológico, emocional, alimentos, semillas, herramientas, medicamentos, con las con las cajitas de samaritan P. llegamos con regalos para los niños, con mimos, con jóvenes de las iglesias cristianas que justamente fueron dedicados a hacer tareas recreativas con ellos, de mejorar su autoestima, y empezar a dar charlas en la prevención de salud, del cuidado de emergencias, el control y manejo adecuado de excretas, etc, etc, y buscar alternativas de solución y de salida rápida en el caso de que hubiese, una erupción completa del volcán Tungurahua.

Sandra: Excelente poder escuchar que hay gente que se mueve y que lleva la esperanza a las personas necesitadas y cuando esto se hace en el nombre del Señor y con un buen uso del nombre de Dios realmente es alentador. Vamos a ir a la música, le invito Doctor y luego seguimos profundizando quizá en alguna anécdota en las cosas ocurridas allí en este trabajo comunitario también aclarando que Dios ha usado a todos a los profesionales como usted que es médico pero también a otros profesionales y también a la gente sencilla. Todos pudieron hacer algo no? Así es, todos trabajando en equipo sin las barreras denominacionales con un pensamiento claro de que vamos en el nombre del Señor y a demostrar ese amor que Cristo puso en nosotros para el resto de las personas que lo necesitan.

Sandra: Estamos conversado con el Doctor Byron Argotti de Ecuador, que lindo es saber que hay cristianos que se preocupan por su prójimo como Jesús nos estimuló a hacer y bueno, yo le decía, gente de todo tipo, profesionales, gente sencilla, porque todos tienen algo que hacer en el reino de Dios.

Byron: Así es…

Sandra: Cuénteme alguna de esas historias que tendría muchísimas me imagino durante ese tiempo de servicio…

Byron: Justamente yo creo que hermanos de diferentes congregaciones y de diferentes profesiones, trabajadoras sociales, arquitectos, empresarios, niños, jóvenes estudiantes, profesionales de la salud, agrónomos abogados, han trabajado en este proceso misionero. Yo creo que hay dos cosas que son importantes. La 1 es establecer que las estrategias de evangelismo cambian. Es decir no es suficiente predicar con las palabras sino que tenemos que predicar con nuestra vida y ganarnos la oportunidad de presentar a Cristo en estas zonas de mayor necesidad. Y la 2da es que definitivamente los que más salimos somos bendecidos y favorecidos, y aventajados de todo ese proceso. Somos los mismos misioneros los que participamos. Entregando todo de nosotros para acompañar y apoyar y buscar soluciones reales en estas necesidades.

Sandra: Bueno, mas bienaventurado es dar que recibir…

Byron: Amén, si. Una de las experiencias más gratas que tuvimos porque de entrada decidimos no predicar con palabras sino solo con nuestra vida, al terminar este proceso a finales del año del 2006 en ese período pues una de las personas de las comunidades se acercó y me dijo: Doctor y usted qué es? Y yo le dije; qué es el qué? Y dijo quiero saber qué religión tiene usted. Y yo le dije y por qué le interesa mi religión, y dijo porque yo no sé de lo que usted sea pero yo también quiero ser de esa religión. Y bueno fue un momento oportuno que se abrió luego de 6 meses de trabajo. El poder reunir a toda esa comunidad y poder presentarle a un Cristo Vivo. Y toda la comunidad aceptó al Señor, hizo una entrega de corazón. Hoy estamos trabajando nuevamente en el Sector. Hemos arrancado nuevamente el fin de semana este que estaba en Punta del Este, pues ya recibí información de que el trabajo misionero se está realizando completamente normal allá en Ecuador que fue un tiempo de mucha bendición y a mi regreso a Ecuador pues seguimos cada fin de semana todos los misioneros somos los voluntarios y pues los grupos que se han conformado están listos y dispuestos para servir. Hoy nuestra meta es plantar iglesias en toda esta zona aquí. Antes no han existido y permitir el crecimiento del reino pero no solamente en número porque a veces nos preocupamos de eso en las iglesias de las ciudades nos preocupamos del número de cuánto se diezma de cuanto se ofrenda, cuál es el crecimiento realmente de la iglesia y se va por otros temas. Nosotros nos preocupamos por el crecimiento de cada una de las personas que el Señor ha tocado en su corazón. A las que han salido al encuentro del Señor. De aquellas que han sido bendecidas y han podido aceptar en su corazón, a nuestro Señor y Salvador. Así que ese es el crecimiento que nosotros buscamos. Que cada una de esas personas se conviertan en discípulos con la capacidad de predicar el evangelio, y poder hablar de ese amor, de ese Dios vivo. De ese Dios de la Biblia que cada vez nos vamos alejando por los dogmas, y las interpretaciones Bíblicas, nos vamos alejando realmente de ese Dios. Que quiere transformar nuestra vida, desde empezando aquí en esta tierra y continuarlo eternamente en la presencia de nuestro Dios. Junto a él.

Sandra: Así que el trabajo continúa, no es cierto? El trabajo del grupo misionero sigue y seguramente aquellos que escuchan pueden comprometerse, orando, ofrendando, no sé si yendo, pero bueno, no sé como no…

Byron: Por supuesto…

Sandra: pero a lo mejor alguien de Ecuador o de algún lugar, que tiene la posibilidad de ir hasta allí tiene la oportunidad de comprometerse en la tarea, manual…

Byron: Pueden contactarse con nosotros y siempre hay necesidades, siempre hay necesidades…y hay ese llamado especial de parte del Señor. Porque eso no es un hobbie como muchas veces uno lo ve a veces, hace sus actividades beneficencia como algo que le agrada, que le da satisfacción personal. Este es un llamado en el cual el Señor pone en cada uno de nosotros una carga para poder llevar su mensaje para poder predicar su palabra, empezando en Jerusalén, Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra. Y como hablábamos en el congreso, nuestro Jerusalén es nuestro país. El hermano Porras nos decía, tenemos que refundar nuestras naciones. Tenemos que refundar de ese amor que cristo ha puesto en nosotros para nuestra propia tierra hagamos pactos empecemos a servir, salgamos de nuestras 4 paredes, a veces pensamos que la salvación es la vida eterna que la tenemos y hay miles de personas que se están muriendo sin conocer al Señor. Y el señor va a poner eso en nuestros corazones para poder salir realmente y poder bendecir a otros. Igual de la misma manera en la que fuimos bendecidos nosotros. Así que es un llamado para todos los hermanos porque todos son llamados a predicar el evangelio. Todos no es una sugerencia sino que es un mandato de Dios. Es que estas nuevas estrategias a través del servicio, de nuestra vida, consideramos que en el tiempo posmoderno, en el que estamos viviendo, las libertades, los derechos, suenan muy atractivos, es la mejor manera de presentar a un Cristo vivo.

Sandra: Pensaba en aquellos que nos escuchan que deben de sentir que están perdidos que a lo mejor no tienen un volcán amenazándoles pero tienen una gran cuenta bancaria que se les viene encima o que tienen un trabajo que se les derrumba o tienen otras grandes montañas que están por erupcionar. Qué podemos decirles a ellos?

Byron: Que en Cristo hay esperanza cuando veamos las cosas más difíciles, más oscuras imposibles, a veces el llegar a ese encuentro personal con él y mirar que para Dios no hay imposibles. Que tenemos que revisar nuestros errores, y enmendarlos pero Dios tiene el control absolutamente de todo. Y con él podemos realmente encontrar soluciones reales, a nuestras dificultades. Asi que no desespere, tal vez tenga mucho dolor mucha angustia y desesperación, póngase en las manos del Señor, y confíe, espere en él , pídale al padre en el nombre de Cristo Jesús y todo lo que usted le pida, le será concedido como lo dice Cristo en su Palabra. Así que es un tiempo de alegría y de gozo porque hay esperanza, hay esperanza de la solución a nuestros problemas porque los vemos tan difíciles pero no lo son, son pequeñas cosas que necesitamos ser transformados en esencia, por el control de Cristo Jesús en nuestras vidas a través del Espíritu Santo y empezar a tener un caminar diferente. Por el camino de verdad, por el camino que nos lleva a la presencia de Dios.

Sandra: Realmente hay esperanza en Cristo Jesús y nosotros le agradecemos por este mensaje que nos renueva, el saber que hay esperanza aquí, en Ecuador, y que aún están las puertas abiertas a la Salvación que la gente aproveche es nuestro mayor deseo y también queremos agradecerle su presencia aquí, y quisiera invitarlo para otro programa si le parece…

Byron: Por supuesto esto para mi ha sido una bendición y quiero bendecirles a todos ustedes y que sigan caminando y que sigan danto testimonio en su vida de lo que Cristo ha hecho en ustedes. Que el Señor les bendiga.

Sandra: Muchas gracias.



Nuevas tendencias de vida familiar
Niñas con una gran responsabilidad

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>