Su Tiempo Diario con Jesús

Su Tiempo Diario con Jesús 

Autor: William MacDonald

  La palabra discípulo ha sido por demás utilizada, y cada usuario le ha dado el significado de su conveniencia. El autor de este mensaje nos lleva a examinar la descripción de discipulado que presentó Jesús en sus enseñanzas, la cual se halla también en los escritos de los apóstoles, para que aprendamos y descubramos más acerca de este concepto.


DESCARGARLO AQUÍ
PE1907 – Estudio Bíblico  –  Su Tiempo Diario con Jesús



Hola amigos, ¿cómo están? El tiempo diario, también conocido como devocional, es un período definido, en el correr de cada día, en el cual el creyente tiene comunión con el Señor a través de la lectura y la oración. En él, el cristiano se alimenta con las Escrituras, como el pan necesario de Dios, y mantiene comunicación con el Señor Todopoderoso así como con un amigo.

Generalmente, se lo ubica como la primera actividad de la mañana, ya que se lo considera el mejor momento del día, y lo mejor siempre le pertenece al Señor. Pero, si por alguna razón no es posible llevarlo a cabo en ese momento, no debemos ser legalistas al respecto, ni pasar el resto del día con un complejo de culpa. No hay ninguna ley en contra de tenerlo en otro momento del día.

Tampoco hay una forma que sea la mejor para tener nuestro devocional. Cada uno debe determinar qué método es el mejor, o el adecuado para sí mismo. Sin embargo, las siguientes sugerencias que les ofrecemos después de la pausa, pueden ser útiles:

En cuanto al tiempo devocional: Como con todos los hábitos, cada vez que se lo implementa se lo fortalece. Cada vez que se lo deja a un lado, se lo debilita.

Es mejor tener un tiempo y lugar designados, que esté lo más libre de distracciones que sea posible. Si su comunión es interrumpida por el recuerdo de lo que tiene que hacer ese día, escríbalo en una hoja aparte y luego continúe con la Palabra.

Comience con oración, pidiéndole al Señor que le hable a través de la Palabra, ya sea en la devoción, instrucción, consuelo, corrección, o guía. Limítese a una porción breve de la Biblia. Es mejor leer cinco versículos y obtener algo, que leer todo un capítulo y no obtener nada. Con mucha frecuencia los creyentes tratan de abarcar mucho, por lo cual se desaniman y claudican.

Luego de leer su pasaje del día, hágase las siguientes preguntas:

¿Hay algo que se diga del Señor en este pasaje ?
¿Hay algún mandamiento que deba obedecer ?
¿Hay algún pecado que deba confesar o evitar ?
¿Hay alguna promesa para reclamar ?
¿Existe algún versículo complejo, o algún pasaje que no entiendo, y que me gustaría procurar una respuesta ? (Le confieso que personalmente me es difícil disfrutar algo que no entiendo).
¿Hay algo que lleve a la alabanza o a la adoración ?
¿Hay algo por lo cual deba orar ?
¿Hay algún versículo que debería memorizar ?
¿Hay alguna bendición espiritual por la cual debería estar agradecido ?

A algunos, les resulta útil escribir sus pensamientos en un cuaderno.

Una vez que haya estudiado el pasaje cuidadosamente, no dude en consultar un buen comentario para obtener respuestas a sus interrogantes, o para tener más luz sobre los versículos.

Existen, también, otras formas de tener un devocional.

Una de ellas es usarLuz Diaria para la Senda Diaria. La familia Bagster, que compiló este material, escribió: “Este es un libro de pasajes selectos de la Biblia, con lecturas para cada día del año, uno para la mañana y otro para la tarde. Un texto al principio de cada página establece el tema. Luego, a través de otras partes de las Sagradas Escrituras, la preciosa Palabra de Dios se nos presenta para tener más luz sobre ese versículo. En una forma milagrosa, los pasajes seleccionados… han satisfecho exactamente las necesidades de los creyentes en cada circunstancia. Cientos de miles de creyentes en todo el mundo, desde los rincones más recónditos, leen cada día el mismo pasaje con su mensaje de consuelo y ayuda”.

La familia Bagster oró con mucho fervor por cada versículo, antes de incluirlo.

Otro devocional diario excelente esLecturas para la Mañana y la Noche,por C. H. Spurgeon. Sus comentarios sobre versículos individuales de la Biblia son instructivos, interesantes, y algunas veces humorísticos. Él saca a luz verdades que probablemente nunca veríamos, si dependiera de nosotros.

Existen otros muchos libros, libritos, y calendarios con lecturas para cada día. Son útiles para los principiantes y disfrutables para los creyentes maduros. Algunos sugieren lecturas que le llevan a través de la Biblia en un año.

Asegúrese de terminar su tiempo devocional con oración, agradeciéndole al Señor por lo que ha aprendido y pidiéndole que le dé la fuerza para obedecer.

Procure compartir sus meditaciones con otros durante el día. Esto hace que las lecciones se afirmen más profundamente en su mente, y permite que otros compartan las bendiciones con usted Como dice Malaquías 3:16: “Los que temían al Señor hablaron entre sí, y él los escuchó y les prestó atención”.

Stephen Olford dice que el tiempo devocional con Dios: “Es absolutamente vital para una vida de espiritualidad continua, efectividad y amor”.

¡Pensemos en estas cosas, queridos amigos oyentes! Si todavía no lo hemos hecho, pongamos manos a la obra! Pensemos cuál es el mejor tiempo de nuestro día, el de más calidad y tranquilidad, y apartemos unos momentos para dedicarlos a la comunión con nuestro amado Señor. Allí hallaremos la gracia y la fortaleza para enfrentar todos los desafíos de la vida diaria. ¡Hasta nuestro próximo encuentro, qué Dios les bendiga!

 

Orando en todo tiempo (2ª Parte)
Busquen Primero el Reino de Dios

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>