Serie Sectas / El Adventismo del Séptimo Día

adventista_logoA principios del siglo diecinueve hubo una renovación del interés por la segunda venida de Cristo. Guillermo Miller, un pastor bautista del estado de Nueva York, se dedicó al estudio detallado de las Escrituras proféticas. Así se convenció de que Daniel 8:14 se refería a la venida de Cristo a la tierra para “purificar el santuario”.
Calculando que cada uno de los 2.300 días representaba un año, tomó como punto de partida la fecha del regreso de Esdras y sus compatriotas a Jerusalén en el 457 a.C. y llegó a la conclusión de que Cristo volvería a la tierra en el año 1843. Esta conclusión fue en el año 1818.

Durante un cuarto de siglo, Miller proclamó su mensaje en muchas iglesias y con mensaje impresos.
Muchos regalaron sus propiedades, abandonaron sus tierras sembradas, y se prepararon para recibir al Señor el día 21 de Marzo de 1843. Ese día llegó ——- y ——- pasó sin que ocurriera nada. Miller revisó sus cálculos y “descubrió”, que la fecha correcta sería el 21 de Marzo de 1844, pero al llegar esa fecha, de nuevo los creyentes quedaron desilucionados. Un tercer cálculo diría que este suceso sería el 22 de Octubre del mismo año. Pero esta predicción también falló.

Miller, confesó sencillamente que se había equivocado y dejó de defender la interpretación que había predicado por mas de 25 años.
PERO: no todos sus discípulos estaban dispuestos a abandonar su mensaje. De los muchos grupos que le había seguido, tres se unieron para formar una nueva iglesia, basada sobre una nueva interpretación del mensaje profético de Miller.
Hiram Edson amigo personal de Miller, tuvo una “revelación “ en ella comprendió que su amigo no estaba equivocado en cuanto a la fecha, sino en el lugar, pues Cristo había entrado en el santuario celestial. Otros grupos se unieron con Edson en la aceptación de esta “nueva revelación”. Joseph Bates se unió , este guardaba el sábado, en ves del domingo.
Otro grupo ponía énfasis en los dones del Espíritu, entre sus miembros estaba la Señorita Elena Harmon (más tarde señora de White), quién tenía el “espíritu de profecía”.
Al unirse los tres grupos, cada uno de ellos hizo su contribución para la nueva iglesia: la revelación de Edson respecto al santuario celestial, Bates y su grupo, el legalismo y el tercer grupo una profetisa que por más de medio siglohabría de ejercer una influencia predominante en la fundación y el desarrollo de esta nueva “iglesia”.

Las revelaciones de Elena White tuvieron mucho que ver en la formación de las doctrinas adventistas, sus muchos escritos contribuyeron a la extensión de su creencia. Ella y su esposo diseminaban ampliamente sus enseñanzas proféticas y doctrinales por medio de las revistas y libros que publicaban.
Aunque la iglesia adventista afirma que la Biblia es su autoridad doctrinal, creen sin embargo que Dios inspiró a Elena de White en su interpretación y en los consejos que aparecen en sus libros. Tienen actualmente 44 casa de publicaciones que imprimen literatura en 220 idiomas, incluyen aparte de sus doctrinas, buenos artículos sobre la salud y sobre el hogar.

• El sistema legalista del adventismo desvía la fe de la obra expiatoria de Cristo para apoyarla en las obras.
• La doctrina errónea sobre el macho cabrío para Azazel trae confusión respecto a la obra expiatoria de Cristo.
• Se apartan de la senda bíblica en algunas creencias sobre la muerte y el estado futuro.
• Algunos grupos se dedican al proselitismo entre los miembros de las iglesias evangélicas. Creen sinceramente que es necesario guardar el sábado, para esta bien con Dios y por esto “ayudan” a miembros de otras iglesias a “encontrar la salvación”
• Los adventistas enseñan que Jesús entró en el santuario en el año 1844 y hasta ahora se encuentra cumpliendo ¿su obra de expiación?
Ellos no han leído Hebreos 6:l9-20; 8:1-2; 923-26 y 10:10-14.

La señora White escribe (en el Conflicto de los siglos): La tarea del juicio de investigación y del perdón de pecados ha de terminar antes de la segunda venida del Señor. Puestos que los muertos han de ser juzgados sobra la base de las cosas escritas en los libros, es imposible que los pecados de los hombres sean borrados (o perdonados) sino hasta después del juicio, que es cuando sus casos han de ser investigados.
En 1844 empezó la labor de investigación y de perdón de pecados. Todos aquellos que hayan invocado el nombre de Cristo tienen que pasar por este minucioso escrutinio.
1ra. de Juan 1:7 dice” La sangre de Cristo nos limpia de todo pecado”; Hebreos 10:14 dice” porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados”.

Estos adventistas enseñan que el macho cabrío para Azazel de Levítico 16:22,26 simboliza a Satanás, todas nuestras iniquidades serán cargadas sobre el diablo. Durante el milenio, Satanás, llevando sobre sí la culpa de los pecados que ha hecho cometer al pueblo de Dios, será confinado a esta tierra desolada y sin habitantes.
Parece increíble que uno que se llame “evangélico”acepte tal doctrina, tan contraria al Evangelio. ¿Es que no se dan cuenta lo que dicen y predican? Esto haría del diablo nuestro co-salvador con Cristo. ¿Es que no se dan cuenta del ejemplo horrible de lo que puede suceder cuando su doctrina se basa sobre un simbolismo mal comprendido?
Nosotros sabemos por La Palabra de Dios (La Biblia) que dice en Isaías 53:6 “……más Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros “ y Juan 1:29 “……He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”.

También enseñan que las almas de los justos duermen hasta la resurrección y el juicio final. Este “ sueño del alma” es un estado de “silencio”, inactividad y entera inconsciencia”
Ellos ignoran ( o deliberadamente quieren ignorar) que el Señor Jesucristo relata en Lucas 16:19-31 la historia del rico y Lázaro en relación con la muerte. También las palabras dichas al ladrón arrepentido “ Hoy estarán conmigo en el Paraíso”, en el Monte de la Transfiguración “Moisés y Elías” no estaban “silencioso, inactivo y totalmente inconsciente” < Cuidado con ellos Hermanos. >

También enseñan que Satanás sus demonios y todos los malos serán aniquilados y completamente destruídos . La Sra. White dice que la teoría del “castigo eterno” es “ una de las doctrinas falsas que constituyen el vino de las abominaciones de Babilonia”.
Por supuesto que ella no leyó o no cree en las palabras dichas por El Señor Jesucristo en Apocalipsis 14:10 vemos que los adoradores del anticristo serán atormentados “y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos” < Esto no suena a aniquilación > y muchas otras citas bíblicas que demuestran que no es “aniquilación” sino “castigo eterno”.

Sobre guardar el “Sábado”, vemos que Joseth Bates y sus seguidores traían esta costumbre y se acentuó mucho más cuando la señora White tuvo una revelación en la cual según dice “Jesús destapó el arca del testimonio y ella pudo ver adentro las tablas de la ley. Para su sorpresa, el cuarto mandamiento se hallaba al centro, rodeado de una aureola de luz.
Creo, más vale no agregar ningún comentario a tamaña imaginación. Sólo el pensar cuanta gente ha creído estas artimañas de l diablo.

Una cosa debemos saber, las discusiones con los adventistas no dan buenos resultados. Están bastante preparados para discutir y les gusta hacerlo.
Procure fortalecer su fe en la Obra Perfecta de Cristo haciéndoles ver que se puede tener la seguridad de la salvación en el tiempo presente. Ore para que Dios los libre de la esclavitud del legalismo y recomiéndeles la lectura de Hebreos y Gálatas que les puede ayudar si abren su corazón.

Recordemos que la vida cristiana no consiste en cumplir ciertos reglamentos , sino en la comunión con Cristo. En esta comunión el Espíritu Santo efectúa un cambio radical en la naturaleza del creyente.
Es imposible legislar sobra la santidad. Este ha sido el vano intento de muchas iglesias, cuanto más se trata de hacerlo, tanto mas los miembros confían en sus propios esfuerzos y menos dependen de Cristo, que es la fuente de nuestra santidad. Si no recordemos lo que El Señor Jesús les dice a los “fariseos” sepulcros blanqueados; bonitos por fuera, pero por dentro llenos de corrupción.
Para mi si no reconocen que Cristo nuestro Señor, pago por “mis pecados” en la Cruz del Calvario y de que mis pecados han sido borrado (Hechos 3:l9), son una secta.

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>