Ser o tener

Título:”Ser o tener”

Autor:Herman HartwichPE1242

Ser o tener, dos palabras que hablan mucho de nuestra sociedad actual. El pastor Herman Hartwich, nos estará compartiendo acerca de esto.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otrosPE1242.mp3



 

Qué tal mis amigos en esta oportunidad deseo compartirles algunos pensamientos en torno a la Palabra de Dios. Lo que yo he titulado Ser o tener , dos verbos describen las actitudes más significativas y distintas hacia la vida; una excluye a la otra. Podemos dedicar la vida a ser alguien.

Buscar nuestro verdadero yo, haciéndome una persona auténtica, buscando valores que gobiernen nuestra vida. O por otro lado, podemos dedicar la vida a tener cosas hasta que nos haga cambiar nuestra actitud hacia la gente y llegar a mirarles como objetos para tener, para poseer pensando que en la riqueza o en el dominio hay felicidad, pero qué dice la Biblia, qué nos dice la Biblia, qué nos dice más concretamente nuestro Señor Jesucristo? Yo quisiera invitarles a leer el evangelio según San Juan, capítulo 1 versos 11 al 13 dice: ” aquella luz verdadera que alumbra a todo hombre venía a este mundo, en el mundo estaba y el mundo por él fue hecho, pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino y los suyos no le recibieron, mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre les dio la potestad de ser hechos hijos de Dios. Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne ni de voluntad de varón sino de Dios.” Mis queridos amigos Ser o tener son las dos actitudes más comunes sobre la vida, podemos ser hijos de Dios, dice le versículo 12, más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre les Dio la potestad de ser hechos hijos de Dios,

otra versión dice: les Dio el derecho de ser hechos hijos de Dios. Porque la vida es más que poseer cosas. En el evangelio de Lucas capítulo 12 verso 15 Jesús dijo, mirad y guardaos de toda avaricia porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de todos los bienes que posee mis queridos amigos, podemos afirmar categóricamente que es mejor poseer de la vida que disfrutar de grandes riquezas. La Biblia a través de Salomón por ejemplo nos dice que el ha visto este grave problema debajo del sol. Gente a quien Dios le ha dado la capacidad de amontonar riquezas de hacer el dinero, de prosperar materialmente pero que no tiene la gracia de poder disfrutarlo.

Es mejor poder disfrutar de la vida que poseer grandes riquezas. ¿Cuánto tiempo inviertes tu en las riquezas? ¿Cuánto tiempo inviertes tú en asegurarte la felicidad presente y eterna? ¿Cuánto inviertes para cultivar la felicidad propia y la de tus seres queridos? Encontramos aquí la oferta de Jesús: dice en el versículo 4 de este capítulo: en él estaba la vida y la vida era la luz de los hombres. En él estaba la vida, Jesús nos ofrece la vida abundante. Mas adelante en este capítulo, Juan capítulo 10 versículo 10, Jesús habla acerca del enemigo de nuestras almas y él dice, el diablo o el Ladrón, se refiere al Diablo como al ladrón, no viene sino para matar y para destruir, pero, yo he venido para que tengan vida, y vida en abundancia. Mi querido amigo, tienes aquí delante de ti en este momento la oferta maravillosa, el regalo maravilloso de Jesucristo la vida abundante, la vida plena, ¿la has tomado ya, o todavía no?. Quizás estás pasando el tiempo en el que el Ladrón te está despojando lentamente de todo, tus valores, tus creencias, tus capacidades, todo, espiritualmente, física y emocionalmente te está despojando, pero despierta, pero despierta a esta oferta maravillosa de Jesucristo que ha venido para darte vida, y no una vida mediocre sino vida en abundancia.

 

Veamos el enigma de nuestra época. Porque vivimos, la verdad sea dicha en una sociedad rodeada por el ideal adquisitivo porque si hablamos de éxito, las personas piensan que tener éxito es tener muchas cosas. Aquel hombre que logra con creces todos los lujos o aquella mujer que logra todos los lujos, todos los antojos de su corazón se le considera una persona de éxito una persona que logra cierta altura en su área laboral y profesional es un exitoso profesional, es una exitoso comerciante, es un exitoso empresario pero nuestra misión en el versículo 11 al 13 es ayudar a la sociedad a tener otra perspectiva.

En nuestro tabajo evangelizador nos encontramos con múltiples personas que mirándolas a los ojos del mundo son personas de éxito. Pero cuando nosotros las miramos en la otra fase nos encontramos con personas tristes, amargadas, frustradas vacías porque a pesar del éxito aparente, del éxito terrenal, del éxito temporal, porque muchas de ellas reconocen que es temporal, porque a veces han tenido algún contratiempo económico o profesional o en la salud y su éxito se esfumó. Su fama se desmoronó. Nosotros somos llamados en esta hora por Dios para hacer volver los corazones de los hombres que confían en las cosas terrenales que confían en las riquezas.

Cristo dice que podemos ser hijos de Dios, ser hechos, de otra manera decirlo, ser hechos personas diferentes, personas distintas personas de las cuales se pueda decir, realmente: esta persona es una nueva persona. La Biblia nos habla de que cuando nosotros llegamos a ser hechos hijos de Dios, somos hechas nuevas personas. Las cosas viejas de nuestro pasado pasaron y todas las cosas son hechas nuevas. Además el Apóstol pablo cuando le escribe a los corintios dice: o ignoráis que nuestro cuerpo es el templo del espíritu santo el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios y que no sois vuestros porque habéis sido comprados por precio glorificad pues a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. Cuántas personas, a los ojos del mundo, como decíamos, parecían exitosas, parecen felices pero, en realidad sus vidas lejos están de ser, cuerpos, mentes que glorifican a Dios. Hay que elegir, hay que elegir, suelo decir a las personas, uds., pueden ser tan felices como se propongan serlo, pero en base a la obediencia, a la palabra de Dios. Muchas personas piensan que se proponen ser felices desarrollando una actividad, laboral, una profesión, el dinero un amor, etc, pero no son felices.

Pero Ud., puede ser tan feliz como se proponga serlo. Si usted elige bien, si usted elige lo mejor, después de sentirse vacío hueco, cuando a pesar de tener todo, se siente un don nadie o se puede ser un hijo de Dios salvo por la sangre de cristo, ser nacido de nuevo para una vida abundante, feliz, eterna. Ud, puede elegir. Usted puede elegir en este mismo momento, puede volverse hacia Dios y decirle yo quiero, ser un hijo tuyo, yo quiero cambiar de vida. Háganos conocer de su elección y procuraremos ayudarle y guiarle a la luz de la palabra de Dios en el camino de la felicidad, que Dios le bendiga

El sistema de alarma precoz de Dios 4/4
Lo que le pasó a una mujer de Samaria

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>