Ser abuela

Este programa trata sobre el testimonio de una abuela. Como llego a esta linda etapa y como disfruta de ella.


DESCARGARLO AQUI:
EA607 – Entre Amigas –
Ser abuela



Receta: Guiso húngaro


Entrevista con Lilián Hartwich

Sandra: Estamos con Lilián y vamos a hablar de esta etapa tan linda de ser abuelas ¿Es una gran experiencia para vos?

Lilián: Si soy abuela muy reciente, mi nieta tiene 1 año y medio. Es una etapa muy linda y muy diferente a todas las demás. No se parece ni a ser madre, ni ser madrina, ni tía. Junto a mi esposo nos encanta sentarnos con ella a contarle historias de la Biblia. A veces pensamos que no nos entiende porque es muy chiquita, pero al pasar los días de uno forma u otra nos pide que cantemos esa canción o nos demuestras algo de lo que le hemos contado. Nuestro anhelo como abuelos es poder canalizar su vida en el Señor. Porque ella va a crecer, se hará adolescente, vendrán los vientos fuertes de la vida y necesitar un cimiento solido en el Señor.
Yo recuerdo un texto que siempre marco mi vida y dice: Es corona de la vejes los nietos. ¿A quién no le gusta lucir una corona? Por eso pienso que lindo es poder lucirla en este tiempo de ser abuela.

Sandra: ¿Ustedes alguna vez se imaginaron como iban a ser esta etapa? ¿Cuándo se casaron pensaron en tener una familia grande, pequeña? ¿Se imaginaron que iba a ser como lo es hoy?

Lilián: No, porque uno siempre escucha la vivencia de otros, pero nunca es igual cuando la vivís propiamente. Cuando nos casamos hace más o menos 30 años atrás, mi esposo siempre decía que quería tener 15 hijos. Pero el Señor que es el que hace todas las cosas nos dio 3 hijos. Cuando cumplí 45 años, comencé a preguntarme cuando llegaría el tiempo de ser abuela. Asique una lo va planificando en sus anhelos, en lo deseos del corazón, pero Dios va ejecutando sus planes y sus tiempos.

Sandra: ¿Cómo fue ese momento cuando te dieron la notica que ibas a ser abuela?

Lilián: Emocionante, hermoso. En ese momento comencé a pensar que le puedo regalar, que le puedo comprar. Enseguida te preguntas si será nena o varón. Y a esperar el momento de la ecografía para poder confirmarlo.
Es muy lindo poder pasar tiempo con ella, jugar, cantar y bailar. Los abuelos siempre tenemos tiempo y paciencia para ellos.
A veces lo padres tienen que correr de un lado a otro, pero los abuelos estamos para ayudar. A mí me gusta mucho respetar los límites de los padres y acompañar lo que ellos indiquen.

Sandra: Así es, muchas veces lo padres parece que tuvieran menos tiempo para poder jugar y estar con ellos, por eso es tan importante la presencia de los abuelos. Que estén con ellos para poder brindarles esta enseñanza cristiana.

Lilián: Si, uno debe estar bien presente. Ahora mi nieta ya está en una etapa donde debe comenzar a ir a una guardería, pero gracias a Dios ella se puede quedar con nosotros.

Sandra: ¿Hay abuelos que no quieren saber nada de sus netos?

Lilián: Si, en el trabajo que tengo he trabajado con muchas familias de distintas clases sociales y en distintas circunstancias. Y hay abuelas que son indiferentes porque en su juventud fueron muy castigadas. Y piensan que es solo responsabilidad de los padres. Pero podemos ver en la Palabra de Dios que hubo abuelas que cumplieron un rol muy importante en la vida de sus nietos.
Es muy importante para aquellas abuelas que no le dan importancia a sus nietos, que puedan ser perdonadas, sanadas con el amor que solo Dios nos puede dar.

Sandra: hay mujeres que tienen miedo a la vejes y tal vez por eso no quieren ser abuelas.

Lilián: Exactamente. Hemos visto esos casos, de abuelas que les piden a sus nietos que le llamen tía, o simplemente por el nombre. Y eso es algo muy triste porque el niño no se cría con la verdad. Y la verdad nos hace libres y nos da la verdadera felicidad. Debemos disfrutar la etapa de ser abuelas, no importa la edad en la que nos allá tocado. Sino que Dios nos permite vivir esta etapa y hay que disfrutarla.

Sandra: Es importante saber que esos conceptos de querer una eterna juventud, son ideas que el mundo nos ha impuesto y no es lo que Dios mira. Lo que Dios realmente quiere privilegiar es nuestro corazón. No le importa nuestro aspecto físico, sino como estamos por dentro. Y sobre todo que podamos tener una linda relación con Dio y por supuesto con nuestra familia.

Depresión en el matrimonio (2ª parte)
Aprendiendo sobre la nefrología

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>