Ser abuela, una etapa especial en la vida

Título: Serabuela, una etapa especial en la vida

Autor: Liliánde Ríos
No.: EA265

Liliánnos cuenta acerca de ser una abuela “nuevita” y sobre su nietita Belén. Nos comenta  cómo hace para equilibrar todo su quéhacer  para poder dedicarle tiempo de la Mano del Señor.

 



 


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea265.mp3 



 

Entrevista con Lilian de Ríosino 

Sandra: Bueno muy bien, vamos a estar hablando de recuerdos y tenemos una abuela en la mesa hoy, así que le damos la bienvenida a Lilián que esta con nosotros, y bueno espero que te sientas como en casa.

Lilian: Muy bien, es que me siento realmente como en casa, escuchándolas a ustedes que son mucho mas jóvenes que yo. Soy abuela muy nuevita, mi nieta tiene un año y medio, pero es una experiencia muy hermosa. Es tan diferente a ser madre, a ser tía o ser madrina ( como se usa). Ser abuela es lo mejor que nos puede tocar en esta etapa de la edad. No soy muy mayor, ni muy joven, pero estoy en la etapa de ser abuela. Así que estoy con ustedes aquí para compartir esta experiencia de ser abuela nueva, y también poder compartir aquellas cosas de cuando yo fui nieta. Entonces es muy lindo compartir esto de ser abuela en el Señor, enseñar a los nietos, esas cosas tan lindas que a veces los papas tiene la obligación de enseñar, corregir y nosotros como abuela respetamos los limites que tenemos, o yo como abuela personalmente, su papa tiene que tenes su propia experiencia como padre y yo mi propia experiencia como abuela, así que trato de buscar lo mejor para darle a Belén, así se llama mi nieta.

Sandra: Y ya hay muchas mujeres que dicen, estoy en tiempo de ser abuela, es como que bueno hay una etapa marcada, que se dice bueno ya estoy en etapa de ser abuela, así se que sus hijos tiene hijos o no es como que se siente que hay una necesidad, ahora yo no es tiempo de ser padres, es tiempo de ser abuelos. Y de esto vamos a estar hablando Natalia en este programa.

Natalia: A parte algo muy sabio en lo que dice Lilián , que es, dejarlos a ellos que aprendan por si solos. Porque si hay algo que hacen mucho las abuelas cuando son así nuevitas es meterse, lo digo bien, pero las abuelas tiene que aprender porque dicen: bueno yo, cuando vos eras chico yo te hacia esto, te cuidaba de tal forma o tal otra, y los tiempos han cambiado y los padres también, entonces dejar que ellos tengan su experiencia, dando los consejos cuando piden los consejos y no estar ahí tratado de controlar todo, eso es un sabio consejo.

Lilian: Es verdad.

Sandra: Me gustaría verte de abuela Natalia, dentro de unos años, yo voy a tomar nota a ver …

Natalia: Muchos, muchos, faltan bastante todavía. Vamos a escuchar un poco de música y ya seguimos charlando con Lilian sobre, ¿que significa ser abuela?.

 

Natalia: Muy bien continuamos con ustedes en este programa especial donde estamos compartiendo juntas este tiempo pensando en las abuelas y los abuelos, y cada uno se imaginara el suyo, recordara algo en particular. Tal vez alguno no conoció a su abuelo, pero si hay algo que nos marca de esa etapa sobre todo cuando somos niños es escuchar esas historias, sobre todo aquellos que tuvimos abuelos cristianos, como influyeron en nuestras vidas, las historias Bíblicas que nos contaban.

Lilian: Si es verdad, ya nuestro hijos están grandes y como les decía al comienzo la experiencia de ser madre es muy diferente a ser abuela. Y sentar a veces, a mi nieta con mi esposo los dos juntos y estar enseñándole, contándole las historias, es mas ella tan pequeñita pide los cuentitos, y cuando queremos agarrar una revista cualquiera ella no quiere, ella quiere… yo le regale “Mi primer Biblia”, que esta ilustrada, que es una pequeña Biblia, y entonces ella escucha con atención y puede captar y luego manifestar eso, lo que uno le está enseñando. Parece que tren bebita no lo entiende, pero después vemos a través de los días como ella entendió y percibió esa lectura. Quiere que le cantemos de Jonás, las historias y uno de mis anhelos como abuela es que los niños crecen, se hacen adolescentes y tenemos que ir llevándolos, canalizar su vida cristiana en el Señor porque vendrán los vientos fuertes de la vida. Las tempestades de la vida y ellos tendrán que tener el cimiento que es el Señor Jesús para poder enfrentar las cosas que tienen por delante. Y como abuela y abuelo también porque los dos somos abuelos ( mi esposo y yo) anhelamos, vendrán otros nietos por delante pero Dios nos ayude ahora a tener a Belén y a educarla y a enseñarla en lo que nos corresponde a nosotros como abuela. Yo me acordaba de un texto desde mi vida como Joven puedo decir que es: ” corona de la vejez son los nietos” y a quién no le gusta lucir una corona verdad? Y qué lindo es poder lucir en este tiempo en mi tiempo de tener a mi nieta y estar en el Señor taimen. No?

Sandra: Ustedes planificaron esto? ¿Cómo se imaginaban ser abuelos hace algunos años atrás, a lo mejor se casaron y dijeron vamos a tener una familia grande o así de pequeña cómo pensaron en eso? ¿Se lo imaginaron a sí?

Lilian: No porque uno siempre escucha y ve la vivencia de otros peco nunca es igual cuando uno lo vive propiamente entonces cuando nos casamos mi esposo siempre decía vamos a tener quince hijos. Hace mas o menos unos 30 años atrás. Pero el Señor que es el que planifica que es el que hace todas las cosas nos dio tres hijos y claro siempre esperando cuando íbamos a ser abuelos y ya pasando los 45 años para arriba ya uno tiene ese anhelo porque ya los hijos están grandes ellos ya están más allá de sus 25 años y entonces siempre esperando que se enamoraran los chicos, que Dios les diera su esposa o su esposo y llegó el día en el que nosotros pasamos a ser parte de ese emoción de esa vivencia hermosa de tener una nieta así que yo pienso que uno lo planifica de los anhelos Y del deseo de su corazón pero Dios va ejecutando sus planes y sus propósitos y haciéndonos este regalo tan hermoso de ser abuela. No solamente del nieto de carne y sangre a mi los niños me siguen tanto. Hace unos días estuve en Bolivia en la selva y era impresionante los niños alrededor mío y digo es que soy tan abuelita que los chicos ya me siguen. Es hermoso y yo creo que Dios nos va preparando y va cumpliendo sus planes en nosotros y bueno en este tiempo me tocó a mi ser abuela.

Sandra: Y disfrutarlo no.

Lilian: Y disfrutarlo es cierto como no.

Sandra: Bueno vamos a ir a un poco de música porque me imagino que a las abuelas como a nosotros les encanta

Lilian: Nos encanta

Sandra: Así que escuchamos algo de música y volvemos enseguida.

Sandra: Bueno amigas, continuamos en este programa entre amigas, Justamente y en esta mesa cuestiones de mujeres, cuestiones de abuelas, nosotras no llegamos con Natalia todavía pero nos estamos preparando escuchando a Lilian no?

Natalia: Bueno, a mi me queda mucho tiempo pero es interesante escuchar porque uno aprende no solo para la vejez y para los nietos sino para muchas cosas más, esta forma de ser , como decía el relato nosotros muchas veces en nuestra familia tenemos la posibilidad de impactar.

Sandra: Lilian cómo fue ese momento en el que te dijeron la noticia, vas a ser abuela!

Llilian: Bueno, mira fue emocionante, lindo yo en ese momento pensaba qué le puedo regalar, qué le puedo comprar automáticamente uno piensa…

Sandra: Será nena, será varón …

Lilian: Claro…

Sandra: Son mellizos! …

Lilian: Claro será nena será varón… uno antes se guiaba por la forma de la barriga pero ahora tenemos la ecografía que en poco tiempo se sabe lo que es. Así que cuando nos dieron la noticia nos pusimos contentos y esperando que llegara el tiempo de la ecografía para saber, y bueno cuando estuvo pronta, mi nuera viene con el resultado de que era una nena si que la aceptamos y dijimos como nuestra familia es cristiana sabemos que el señor es quien da el sexo y muchos decían que sea un varón pero nosotros dijimos Señor que sea lo que tu quieras. Como abuelos vamos a acunarla en nuestros brazos y así hasta el día de hoy belén se duerme en mis brazos y le canto las canciones y es tan linda verla como está creciendo al lado nuestro. No sé cuanto tiempo más estará pero como dije al principio yo respeto mucho los límites que me corresponden como abuela. Es feo ser una abuela metiche que la nuera le esté corriendo que le esté corrigiendo. Gracias a Dios he tenido la oportunidad de vivir cerca de muchas abuelas de muchas misioneras que hoy tienen a sus hijos por todas partes del mundo siendo misioneros y que algunas son bisabuelas y algunas hasta tatarabuelas. Así que para mi es una linda experiencias haber atravesado desde mi niñez desde los 13 años en adelante y adquirir esa riqueza tan linda. Lo que tiene la parte social, la vida que es hermoso en este caso de ser abuela. Te puedo contar experiencias que Belén hace que a veces la mamá dice no, eso no que yo no tengo paciencia para hacerlo, pero las abuelas siempre tenemos paciencia y parece que los años nos van coronando de paciencia. Por ejemplo de desparramar los juguetes que las mamás siempre están ocupadas y bueno, que corren de un lado para otros pero parece que la abuela o el abuelo en este caso siempre tiene tiempo y mi nieta dice, abuelo, chiche pum, chiche pum, ¿Qué quiere decir chiche pum? Quiere decir vamos a tirar todos los juguetes sobre la alfombra y ahí hacemos una fiesta. Y ahí hace una danza y está bailando de la felicidad que tiene que esos chiches van a ser desparramados. Así que como los abuelos estamos con un poquito más de paciencia podemos estar con ella entreteniéndonos también nosotros.

Sandra: Y los padres parece que cada vez tuvieran menos tiempo para esos hijos por lo cual pienso que el rol de los abuelos es muy importante no es cierto? Que alguien cercano que alguien de la familia alguien de confianza y que les puedan brindar esta enseñanza cristiana que vos decís pueda acercarse y dedicarles el tiempo que ellos necesitan.

Lilian: Exactamente, ya Belén está en una etapa en la que necesita un lugar en donde ir, esto sería una guardería. Porque los chicos están ocupados en diferentes actividades de la iglesia, secularmente también y hoy decía mi nuera que ella da bastantes gracias a Dios por nuestras vidas que puede dejar a Belén con nosotros con tanta tranquilidad, con tanta seguridad, entonces para mí también es una alegría que ellos depositen esa confianza en nosotros como sus abuelos, como su suegra. Yo la conozco desde muy pequeña pero ella sabe yo le voy a dar de comer, no tiene que darnos los horarios para darle la comida o qué papilla le vamos a hacer. Ya que como ella descansa. La abuela sabe todo, cómo cambiar los pañales. Antiguamente, les digo chicas que nosotras no teníamos pañales descartables ni lavadoras, teníamos que secar todos los pañales pero hoy tiene este privilegio tan hermoso de que pueden usar los pañales descartables y que yo también como abuela los esté aprendiendo a usar.

Sandra: Ahí está y también estarán también nuestras amigas en algunos países que tal vez no usen pañales descartables. Habrán muchas situaciones pero lo lindo es ese vínculo con los niños. Ese contacto familiar cuando es saludable, cuando es así. Vamos a hablar después de dela música si existen las abuelas que no toman esta postura. Hay hoy día abuelas que prefieren no saber nada de los nietos? Ya venimos

Sandra: Muy bien y un programa que está siendo bien lindo, pensando en nuestras familias en nuestros abuelos y también en esta experiencia de Lilian. Yo te preguntaba antes de la música si existen estas abuelas que no quieren nada con los nietos que dicen, yo tengo mi vida y mis actividades y que los padres que se ocupen de sus hijos, yo no me voy a ocupar de los nietos.

Lilian: Sí saben que en el trabajo que nosotros tenemos nosotros trabajamos con gente, con familias a mi me ha tocado trabajar con muchas clases sociales en las personas y he escuchado cómo pudo usted haber hecho tanto, haber criado a sus hijos, atender a la familia, cocinar para tantos actualmente y hacer tiempo con una nieta. Hay abuelas que son muy indiferentes porque sus vidas fueron muy castigadas en su juventud entonces parece que hoy ver a los nietos les produce eso de que es tarea de los padres pero es bueno cuando uno ve a través de la palabra del Señor que esas abuelas encontraron un lugar preponderante en la vida de estos hombres de esas mujeres de la Biblia y eso es también el deseo nuestro que esa fe que esas personas tuvieron tenerla nosotros, interesarnos por nuestro nietos , por la situación de ellos y las abuelas que generalmente no quieren saber nada de sus nietos es lograr llegar a ellas para que su corazón reciba sanidad, reciba el amor, quizá no el amor de niñito que lo podía recibir pero si nosotros creemos que el señor puede sanar su corazón y puede manifestar porque nosotros tenemos en nuestro corazón en nuestra alma ese deseo de ser abuela de ser madre y poder expresar en algún momento eso bello tan hermoso ser abuela. Que a veces está frenado por las situaciones de la vida.

Sandra: Hay mujeres que tienen miedo a la vejez y por eso no quieren ser abuelas.

Lilian: Exactamente hemos visto casos cuando les dicen no me llames abuela sino tía. O dime Silvia o Lilian por que es joven así que abuela todavía no, y yo creo que eso es algo muy triste porque el niño no se cría con la verdad y la verdad nos hace libres, la verdad nos da la verdadera felicidad en la etapa de ser abuela, ya sea te halla tocado ser joven o como yo o como otras abuelas es la etapa que Dios nos ha dado y debemos disfrutarla.

Sandra: Es importante a veces saber que esos conceptos de querer una eterna juventud son los conceptos que la sociedad nos ha impuesto y no es lo que Dios mira. A veces meditamos con Natalia en otro programa y es que lo que Dios quieres privilegiar es nuestro corazón, no le importa nuestro aspecto físico si parecemos más envejecidos o menos envejecidos lo importante es como estamos por dentro y que podemos tener una linda relación con Dios y por supuesto con nuestra familia. Se nos fue el tiempo Lilian, qué pena porque de anécdotas me parece que está lleno.

Lilian: Sin duda ustedes también tendrían anécdotas para contar porque ustedes también fueron nietas y serán nietas actualmente.

Sandra: Yo si me tengo que acordar me avergüenzo porque era muy pícara. Bueno muy bien así que muchísimas gracias Lilian por habernos visitado.

Lilian: A Uds.

Poemas
Homosexualidad, un tema donde Dios tiene una respuesta

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>