Satisfecho Con Mi Propia Vida

Satisfecho Con Mi Propia Vida

Autor: Herman Hartwich

  Herman nos cuenta que él está satisfecho con su propia vida. Está contento con las decisiones que ha tomado, y por sobre todo por haber recibido a Jesucristo como su salvador personal.

 


DESCARGARLO AQUÍ
PE1997 – Estudio Bíblico  – Satisfecho Con Mi Propia Vida



Amigos, reciban un gran saludo. Siempre estoy observando a la gente. Porque, mi trabajo como pastor, consejero, padre estoy entre la gente. La gente anda por este mundo sin respetar edad, religión, posición económica. Hay una gran insatisfacción. Hay gente que no conocen un estado de satisfacción. A mi me encanta la vida que tengo. Y si alguien me dijera: Si tienes que nacer de nuevo, qué quisieras ser? Yo, volvería a ser la misma persona que soy ahora. Me casaría con la misma esposa que tengo ahora. Pero también, volvería a recibir a Jesucristo como mi Señor y salvador. Como lo he hecho ahora. Él es la verdadera satisfacción en mi vida. Jesucristo vino a darnos vida y vida en abundancia. Yo quiero mostrarles que ha habido personas en la Biblia que no han estado satisfechas con sus vidas y cómo lograron llegar a la satisfacción, por qué medio y por qué camino.

Si vamos a San Juan capítulo 3, en un breve resumen podemos ver el relato del evangelista de un hombre que se llamaba Nicodemo. Era Fariseo, principal entre los judíos. Era un persona muy religiosa, con una posición muy privilegiada. Pocos llegaban a esa posición de ser un Maestro, de ser un principal de la religión, porque era la más estricta y celosa de la ley de Dios. Pero, él no estaba satisfecho con su religión. Hay muchas personas que no están satisfechas con su religión. Y, este señor, pide una entrevista con Jesús en la noche, para no quemarse con sus colegas, sus compañeros y le dice: Rabí, (lo reconoce como maestro) Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.
Y pasando algunas cosas por alto Jesús le dice: si no nacieres de nuevo, no puedes ver el reino de Dios. Y a Nicodemo, con la edad que tenía pues rondaba en los 70 años para ser un principal, le parecía que esta era una respuesta muy infantil. Estas son cosas que verdaderamente ignora la gente. Y Jesús le habla del nuevo nacimiento. Y se trata de un nacimiento en el ámbito espiritual. Se trata de un cambio de vida a través de una relación personal con Dios, no a través de la religión, a través de sus propios medios y a su manera, sino a través de Jesucristo quien es el único mediador entre Dios y los hombres. Si la religión te ice que hay otros mediadores, entonces está equivocada porque lo dice la Biblia, la palabra de Dios. No hay otro nombre bajo el cielo en el cual podamos ser salvos. Este hombre estaba insatisfecho. Si tú estás insatisfecho debes tener una relación con JESUCRISTO, aunque esto implique dejar tu religión.

En Hechos capítulo 10, se encontraba Cornelio, con una posición excelente, militar. Dice que era piadoso, temeroso de Dios con toda su casa, y que oraba a DIOS siempre. Evidentemente este hombre, aún no estaba satisfecho. Él trabajando en medio del pueblo de Israel tuvo inquietud de conocer al único Dios vivo y verdadero. Y él estaba orando y buscando y cuando una persona busca cuando no está satisfecha a pesar de todo… y Dios se le presentó mediante un ángel. Y el ángel le dijo busca a Pedro que se encuentra en tal lugar y él te dirá qué hacer. Todo el capítulo muestra el mensaje que pedro les entregó y como llegó ese mensaje a Cornelio y a toda su familia. Les mostró como podían tener una vida plena de satisfacción a través de Jesucristo el Señor.

Pedro dijo: en verdad Dios no hace acepción de personas porque aún a este soldado romano Dios le ama y esto es maravilloso. Él le predicó a Jesucristo y A éste levantó Dios al tercer día, e hizo que se manifestase; y allí entregó su vida Cornelio a Jesucristo, junto con toda su familia. Por un lado, un hombre religioso, activo dentro de su religión pero insatisfecho. Por otro lado, un pagano un gentil tratando de buscar al Dios vivo que predicaban los judíos y encuentra la satisfacción en el mensaje de Pedro. Jesucristo, el único que puede darnos satisfacción, el que murió por nuestros pecados es el que Dios levantó de los muertos para darnos vida porque el apóstol pablo dice: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y si creyeres que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Mi querido amigo, mi querida amiga, estás satisfecho interiormente, espiritualmente? Si no lo estás es porque no tienes una relación personal con Jesucristo. Dile Señor: aquí me tienes tú conoces lo que soy y lo que tengo. Señor te necesito, manifiéstate a mi vida. Te confieso mis pecados, te confieso mi necesidad. Llena mi corazón de tu amor, paz y perdón. Si tu así lo haces, te aseguro que el señor te va a bendecir y te librara del temor y de la insatisfacción que has tenido por mucho tiempo. Que Dios te bendiga.

La Solución a tu Verdadero Problema
Un Dios Que No Se Rinde (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>