Santidad de Dios – Limpiando las corrientes de la vida

Titulo: “Limpiando las corrientes de la vida”

Autor: Herman Hartwich
Nº: 1318

“Limpiando las corrientes de la vida”. Un intrigante título para una interesante meditación en la cual seremos desafiados por la Biblia, la palabra de Dios!

Herman Hartwich partirá de un claro ejemplo, para luego si, hacer un paralelismo con el ser humano y su condición.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1318.mp3


 


 

Herman: Se cuenta que en una ladera de la cordillera de los Alpes, trabajaba en esas laderas limpiando todas las corrientes de las fuentes de la cordillera un ansiando, que se dedicaba a sacar las hojas y los palitos para mantener permanentemente limpio aquel caudal de aguas que nacía como un filo hilo, terminaba en el valle, en algunos riachuelos, formando un bello lago en aquella pequeña población alpina. Un buen día ese pueblo comenzó a crecer y se transformó en un centro turístico muy atractivo, bellos jardines, hoteles muy finos y era visitado por gente de todo el mundo. Pero un día estaban reunidos los del municipio y alguien se levanto y dijo, para que tenemos aquel hombre allí, que nadie lo conoce, nunca se lo ve y es un sueldo que hace años que esta saliendo, creo que podemos presidir de este hombre y todos estuvieron de acuerdo y aquel hombre tuvo que dejar de trabajar, con el transcurso de los días y algunas semanas, se comenzó a notar algo raro en las aguas, comenzó un leve tinte, hasta que se trasformaron ya prácticamente en aguas marrones, por haber llegado el otoño, ya no había quien quitara las hojas, los palitos, que comenzaban a pudrirse y comenzaban a infectar el agua, los turistas dejaron de concurrir, los hoteles tuvieron que cerrar.

La aldea sin el cuidador de las corrientes es una perfecta representación del sistema del mundo sin sal y sin luz, como dijera el Señor Jesucristo.

La historia tiene detalles muy interesantes pero no nos da el tiempo para compartirla. Pero veamos mis queridos amigos, creyentes, cristianos de todo el mundo, veamos una estimación crítica de nuestros tiempos. El apóstol San Pablo cuando escribe Segunda Timoteo, capitulo 3, versos 1 al 15 dice que debemos saber que los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos. Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia, persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido, y de todas me ha librado el Señor. Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados Encontramos aquí en esta descripción este desesperado y vacío mundo realmente esta sociedad que nos presenta el apóstol Pablo, de estos últimos tiempos, encontramos esta descripción 3 indagables características de nuestro mundo y voy a resumirlo en 3 palabras. Peligroso, corrupto y engañoso en los primeros 7 versículos vemos esta palabra: Peligroso. Equivale a decir difíciles, terribles. La raíz griega significaba doloroso. Duro cruel, salvaje. Mis queridos oyentes, solo se usa esta palabra que aquí se traduce peligroso se usa en otro pasaje que es mateo 8:28 donde dice de los endemoniados, feroces en gran manera y qué descripción tan adecuada del mundo. Lea los diarios, mire las televisiones escuche la radio y salga a las calles de su ciudad, de su pueblo por las noches. Podemos decir, categóricamente estamos en aprietos. Estamos en aprietos. Estamos viviendo tiempos peligrosos, pero también en los versículos 8 y 9 aparece otra palabra: Corruptos menciona a dos hombres del tiempo de Moisés como representantes de este tiempo los describe como corruptos esto significa en el Sentido espiritual que la humanidad, ha llegado a ser tan mala hasta donde le ha sido posible y en cuanto a Dios está muerta. No la mueve nada que sea espiritual está dura y entenebrecida. Como dice a través del profeta Isaías que todos nosotros nos descarriamos como ovejas cada cual se apartó de sus camino, o como dice en el capítulo 64 de Isaías verso 6 y 7 si bien todos nosotros somos como suciedad y todas nuestras justicias como trapos de inmundicia y caímos todos nosotros como la hoja y nuestras maldades nos llevaron como el viento. Nadie al que invoque tu nombre que se despierte para apoyarse en ti por lo cual escondiste de nosotros tu rostro y nos dejaste marchitar en poder de nuestras maldades.

Todos, todos es el término que aparece todos nosotros, todas nuestras justicias son todas inmundicias. La depravación es una enfermedad universal de la humanidad. Y así estamos , cosechando lo que sembramos la sociedad se está dirigiendo hacia una gran colisión con una gran eternidad sin cristo. La tercera palabra que dijimos al comienzo que describe es engañoso. En el versículo 13. En gañándoos y siendo engañados nuestra sociedad y toda nuestra ciudad, todos en un lugar donde florecen los impostores, en todos lados, el arrebato violento en todos los ámbitos, charlatanes religiosos políticos de palabras fáciles todos los anuncios tienen una fachada falsa. La Biblia tiene razón cuando nosotros podemos en términos generales decir: el mundo va de mal en peor. Si quitamos la corriente de la vida la Sal y la luz en poco tiempo la sociedades un pozo podrido contaminante de aguas negras. Solo puede habar un cuidador como hacía referencia al cuidador de aquellas como el cuidador de aquellos Alpes. Cuando faltó aquel hombre cuando se prescindió del servicio tan que parecía que no era necesario se corrompió toda aquella agua solo puede un cuidador y en este caso Jesucristo pero nosotros somos sus ciervos sus representantes, sus embajadores los comisionados para la obra de la preservación de la salvación de las vidas. Mis queridos amigos que me escuchan en el medio de este mundo que nos está tocando vivir Jesucristo quiere rescatarte, quiere rescatar tu vida, deja que se limpien las corrientes de vida, de tu vida, recibe el agua de vida por medio de Jesucristo. Él promete la limpieza total, de las vidas, por más deterioradas que estén, por más estropeadas él tiene el poder para restaurar, Aquella municipalidad, volvió a buscar a aquel anciano que hacía un trabajo que no se veía pero en pocos días aquel pueblo recobró la vida cuando ese anciano volvió. Nuestrasociedad puede recobrar la vida tu familia puede recobrar la vida, tú puedes recobrar la vida s permites que Jesucristo comience a quitar toda la inmundicia todo el pecado que te contamina. Que afea, que estropea tu vida, y así permítele que el agua de vida, de vida eterna fluya en ti y a través de ti hacia otras personas. Que Dios te Bendiga!

Autoengaño espiritual de la iglesia de los tiempos finales (3-3)
Santidad de Dios - 4 areas de auto - evaluación personal

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>