Resolución de Conflictos (5ª parte)

Resolución de Conflictos
(5ª parte)


En este programa Bill Hill nos sigue dando consejos prácticos, a la luz de la Biblia para resolver los problemas de todos los días


DESCARGALO AQUI: 
TA 136 – Temas Actuales
Resolución de Conflictos (5ª parte)





Sandra: Muy bienvenidos amigos a este programa de Temas de Actualidad, de la Obra Misionera Llamada de Medianoche. Como siempre les damos la bienvenida y los invitamos a disfrutar de estos minutos donde nos enfocaremos en alguna situación, en algún problema de nuestro diario vivir. En este caso hace algunos programas ya que estamos hablando de la resolución de conflictos con el Pastor Bill Hill, director del ministerio Equipando Nacionales por todo el mundo. Bienvenido pastor nuevamente.

Bill: Gracias, es siempre un honor ser parte de los programas de Llamada de Medianoche.

Sandra: Para nosotros también lo es, el que usted nos visite, y estamos deseosos de saber cómo continúan estos puntos que la carta a los Efesios nos muestra para poder resolver nuestros conflictos.

Bill: Muy bien muchas gracias y si te parece bien ¿continuamos?

Sandra: Si, por supuesto estamos esperándolo.

Bill: Por causa de aquellos que quizás no escucharon las audiciones anteriores, les decimos que estamos en el libro de Efesios, específicamente en el capitulo 4, y el versículo 2, y lo vamos a leer nuevamente. “Con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor”. ¿De qué está hablando aquí Pablo? Aquí encontramos 5 diferentes exhortaciones. ¿Cuál es el punto que resalta Pablo aquí? El punto es que Pablo está haciendo que los creyentes entiendan cómo resolver conflictos. Cuando se ponen en práctica estos 5 principios, tenemos lo que él nos exhorta a hacer en el versículo 3: Solícitos a guardar el espíritu en el vínculo de la paz.

Si nosotros nos vamos a esforzar de verdad para mantener la unidad, vamos a poner ese esfuerzo en tratar de trabajar para resolver los conflictos y tenemos que saber cómo hacerlo. Esto es lo que nos da Pablo en el versículo 2.

En el versículo 3, nos dice por qué deberíamos hacerlo y, en el versículo 2, cómo vamos a lograr eso. Hemos estado mirando el primer principio. Y ese es: Con toda humildad; lo que es, extremadamente opuesto al orgullo. Y lo decimos porque el orgullo no quiere resolver los problemas, y quiere él tener la razón. La humildad, en cambio, quiere resolver los problemas. La humildad ve la importancia de la reconciliación.

De esta manera, la humildad demuestra varias características. Esta se encuentra primero examinándose así misma. Está dispuesta a admitir y a confesar cuando ha hecho algo que está mal. La humildad está dispuesta a escuchar a la otra persona; en vez de asumir que somos nosotros los que sabemos todo, podemos aprender, al estar dispuestos a escuchar.

El corazón de estar dispuestos a escuchar, es ese claro conocimiento de que yo no sé todo. No puedo leer la mente a las personas, por lo tanto, si deseo ser humilde, debo reconocer que no sé todo. De esta manera, estamos siendo guiados a la próxima característica de la humildad. Esta es: yo voy a ser una persona que se deja enseñar. Salomón dice varias cosas acerca de las personas que no escuchan.

Dice que el sabio irá y aumentará su saber, pero que el necio no escucha a nadie. Por qué? Porque uno no le puede enseñar a un necio nada, porque la tal persona está convencida de que sabe todo. Y yo no quiero ser un necio en tratar de resolver conflicto y debo ser una persona que se deja enseñar.

La última característica de la humildad es la capacidad de buscar consejo. Hay muchas parejas que tienen muchos conflictos por variadas razones. Pero si hay humildad involucrada, entonces ellos deben estar dispuestos a buscar ayuda. Quizá con un amigo, quizá buscando un pastor.

¿Qué dice el orgullo? Este no es un asunto de nadie. No se puede hablar de lo que sucede en la familia. A veces los esposos amenazan a sus esposas. “Mas vale que no le digas al pastor de lo que está pasando aquí. Lo que está pasando en nuestra casa, es asunto nuestro”. Ese esposo, lleno de orgullo no tiene ninguna disposición para arreglar el problema.

Ya hemos pasado algún tiempo con este tema de la humildad, y hay cuatro principios más que nos da Pablo. El próximo tiene que ver con el hecho de ser tierno.

Ahora, ¿qué es lo que quiere decirnos? Una de las características de ser tierno, es la elección de ser una persona que piensa en el otro. No solamente voy a pensar en mi programa, o en mi tiempo, o en lo que está ocurriendo en mi vida, pero, también voy a pensar en la otra persona. Y le voy a hacer este tipo de preguntas: ¿Cuál es el mejor lugar para poder hablar con esta persona? O ¿Cuándo es el mejor tiempo?

Un ejemplo a tener en cuenta: el esposo llega del trabajo y entre esposo y esposa ha habido una discusión. La esposa está trabajando en la cocina haciendo la cena y ella ha estado toda la tarde trabajando mucho. Tiene al lado de ella dos niños. Tal vez, ese no sea el mejor momento para tratar un problema. Pero, el orgullo no piensa así. Yo tengo algo en mi mente y quiero hablar de eso tan pronto como quiera.

Sea tierno, sea cuidadoso. Esto significa que voy a ser considerado a las ideas de la otra persona. No se trata solo de mí, sino que esa ternura y esa gentileza se trata de una maravillosa característica de nuestro Señor. No podemos imaginarnos a nuestro Señor Jesucristo gritándoles a todas las personas; ó siendo inconsiderado con ellas. Jesús fue muy tierno. Por esa razón, voy a ser muy considerado voy a tener en cuenta las ideas de las demás personas. Y voy a ser sensible y no dominante. Esto nos da la idea de los dos principios ya tratados y en la próxima vez partiremos en este punto.

Sandra: Es un tema muy interesante, cada uno de todos estos puntos son muy importantes! Nos vemos en la próxima entrega.

Resolución de Conflictos (4ª parte)
Resolución de Conflictos (6ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>