Relación vs Religión

Relación vs Religión

Autor: Herman Hartwich

Muy diferente es el planteamiento de Dios que el de la religión. La religión no plantea lo que Dios: una relación personal entre él y el hombre.



DESCARGARLO AQUÍ
PE1747 – Estudio Bíblico
Relación vs Religión



Queridos amigos, cada día escucho decir: ¡todas las religiones son iguales! Todas tienen algo de bueno. Quizá con algunas excepciones puedo decir: tienen razón. Pero la sorpresa se la llevan mucho cuando les digo: no soy religioso. Y muchos me preguntan si, ¿no soy creyente? “Soy creyente pero no religioso” – contesto yo. Muchos dicen que no lo entienden. Y ahí se ve la diferencia. Saben, tengo mi propia definición de Religión y es: tratar de llegar a Dios por mis propios medios, y tratar de agradarle en mi propia justicia. Esto es revolucionario y desconcertante para muchos.

La gente me pregunta ¿no es que hay que hacer las cosas lo mejor posible, portarse bien, no robar, no matar y asistir a la iglesia? Yo digo que claro que es así. Y la gente me dice que no entiende.

Todo esto esta muy biendesde la óptica humana, pero ¿que hay desde el punto de vista de Dios?, y aquí es donde hay un problema. Las personas se manejan por lo que a ellos le parece, lo que a nosotros, incluso a mi, me parece que es lo correcto. ¿Pero es esta realmente la forma de ser religiosos? Todo esto solo ha traído problema tras problema. Porque cada uno se maneja por su forma de ver y entender sus cosas.

Pero pregunto otra vez, ¿Qué hay de la manera en que Dios ve las cosas? ¿No será más bien que debemos acercarnos a Dios en la forma en que él establece? ¿Nos importa realmente Dios? ¿Creemos realmente en el Soberano, Todo poderoso lleno de gracia y amor, pero justo? ¿Qué concepto tenemos de Dios? ¿El concepto de mis propios razonamientos o el concepto que se desprende de su santa y divina Palabra de Dios, la Biblia?

Siempre el hombre ha querido hacer las cosas como mejor le parecen. Pero no llega al fin que persigue, que es la paz. La paz con el Rey, con el Dios soberano… Saben que en la Biblia, en su comienzo, en el libro de Génesis se registra que Dios había establecido una forma de culto y de sacrificio. Pero Caín, uno de los hijos de Adán, quiso acercarse a Dios como a el le pareció correcto. En sus razonamientos considero que su forma de sacrificio era mejor y no puso atención a los requerimientos que Dios había establecido. Y muchas veces hacemos como Caín, “nos acercamos a Dios a mi manera”, “yo creo en Dios a mi manera”. Este verso lo escucho casi a diario cuando hablo con la gente y les pregunto ¿como andan con su fe? Es ahí donde escucho estas cosas de “yo creo en Dios, por supuesto, creo en Dios a mi manera”, “no voy a ninguna iglesia por que creo en Dios a mi manera”


Isaías le dice al pueblo de Dios: Vuestras justicias, son trapo de inmundicia, estoy arto de vuestra religiosidad externa. Porque este pueblo con su boca me bendice, con su boca me adora pero su corazón esta lejos de mi.

¡Que drama mis queridos amigos! Que drama es que Dios, quien conoce el corazón, llegue a declarar algo así a través de su siervo. Ustedes nada más que con su boca se acercan a mí. ¿No estará Dios hablándonos en este momento mostrándonos que esta es nuestra situación, y que es eso lo que estamos pasando? En una oportunidad se le acerco un rico a preguntarle a Jesús, ¿Qué tengo que hacer maestro para tener la vida eterna? Tal vez jactándose de las cosas buenas que hacia, y tal vez también con un tonito de voz un poco sobrador. Al igual que muchas personas que son vanidosas, y que tiene un complejo de superioridad. Y Jesús le hace mención de los mandamientos. Pero pienso que no le menciona los mandamientos porque a través de ellos podía ganar la vida eterna, sino más bien para llevarlo a reconocer a que era un idolatra.


Usted se estará preguntandosi no me equivoque de palabra, ¿idolatra? Pero el joven rico dice que guardaba todos los mandamientos… y es cierto… pero el adoraba las riquezas. Este muchacho nunca pensó que Jesús conocía su corazón. Y aunque tú, al igual que este muchacho externamente, aparentemente eres muy devoto a una Iglesia o a una religión, no te olvides de que Dios dentro de tu corazón puede encontrar idolatría, o pueden haber cosas que deben salir de ahí, porque ese lugar le corresponde a él, a Dios.

Entonces nos cuenta la Biblia que este joven que se acerco a Jesús, guardaba todos los mandamientos porque así se lo dijo: “Señor desde mi tierna juventud he guardado cada uno de los mandamientos” Entonces Jesús, como dijimos recién, que conocía muy bien el corazón de este muchacho y que el adoraba las riquezas, le dijo: muy bien, ¿quieres tener la vida eterna?… vende todo lo que tienes y dalo a los pobres…

Lamentablemente el evangelio nos dice que este muchacho se fue triste porque era rico. No aguanto eso, a pesar de que era muy religioso. Y hoy muchas personas muy religiosas, no soportan el golpe de cuando les hablamos de tener una relación con Dios, siguiendo lo que la Biblia nos enseña. Se trata de tener un encuentro con Dios, a través de Jesucristo. La religión no aguata el plan de Dios, la religión no responde al camino de Dios. Lo que tú necesitas es dejar de hacer lo que haces intentando congraciarte con Dios y ser lo que él quiere que seas: una persona nueva, con un nuevo corazón con el que él pueda tener una relación.


¿Cómo se hace esto, podrían preguntar algunos?Jesús se lo reveló a un hombre que era sumamente religioso. El nombre de este hombre era Nicodemo. Jesús le dijo: “Debes nacer de nuevo”. Y él contesto: “pero como que debo nacer de nuevo, cómo voy a entrar en el vientre de mi madre (Su madre ya ni vivía!) Claro que no es un nacimiento del cuerpo, sino del espíritu! Es esa parte que tú y yo tenemos como criaturas de Dios; es esa parte capaz de relacionarse con Dios. Los animales no tienen esta área. Ésta área es el área del espíritu, y tú si lo tienes. A través de esta área de tu vida, la parte del espíritu, es la parte capacitada para contactarse, para relacionarse con el espíritu de Dios.

En este momento, el Espíritu Santo, es el que está llamando a tu corazón, es el que está intentando tocar tu vida y hacerte ver cuán pecador, cuán lejos de Dios has vivido, cuán inseguro estás y te está convenciendo en tu corazón de que Jesucristo es el único que puede acercarte a Dios. Porque la escritura die: “Porque hay solo un Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo él es el único medio por el cual tú puedes acercarte a Dios, para pedirle perdón por tus pecados, y para pedirle una transformación desde dentro hacia afuera. La religión es externa pero la relación es interna. Te vuelvo a preguntar: ¿Tienes una relación con Dios? O simplemente sientes que Dios es algo tan lejano? La relación es un Diálogo fluido con Dios. Él nos habla a través de la Palabra. Yo le hablo a través de la oración en la que le alabo le bendigo y dependo de él en todo y por todo. Que Dios te bendiga en esta decisión de comenzar una relación con Dios.


En su Angustia me Buscarán
Cambio de la Ubicación de la Casa de Dios (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>