¿Qué pasa en tu corazón cuando escuchas de Dios?

Titulo: “¿Quépasa en tu corazón cuando escuchas de Dios?”
  

Autor: HermanHartwich 
Nº: PE1211

¿Qué es lo que sucede cuando escucha la Palabra de Dios? ¿Cómo queda su corazón?

Preste atención a este programa del Pastor Herman  Hartwich y saque  buenas conclusiones!

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1211.mp3



“¿Qué pasa en tu corazón cuando escuchas de Dios?”

Que tal mi amigos es un placer estar junto a ustedes para compartir algo de la palabra de Dios, Es interesante que la palabra de Dios debe ser nuestro tema, en este tiempo aun cuando estamos viviendo en el siglo 21, cuando la tecnología y la ciencia ha avanzado a pasos agigantados pero también con ello la maldad del hombre, el alejamiento del hombre de Dios y de su palabra. Hubo una época en la historia hace quizás dos siglos atrás o un poco mas, en que el mundo se encontraba en una situación bastante parecida en el sentido que había un profundo alejamiento de la palabra de Dios. Es tanto así que había un periodo de cuatrocientos años en que no había aparecido un profeta de parte de Dios. Habían muchos hombres truchos, como decimos comúnmente, que simulaban hablar de la palabra de Dios pero no traían el mensaje verdadero. Entonces es que aparece aquel enviado por Dios para preparar el camino del Señor y me estoy refiriendo a aquel famoso profeta Juan el Bautista y aparece en el desierto llamando a la multitud de los oyentes, de la gente, clamando a gran voz al arrepentimiento.

Arrepentios, arrepentios, hacer frutos dignos de arrepentimiento, vuélvanse a Dios, él vino para preparar el camino al Señor Jesucristo. En pocos meses después aparece el Señor Jesucristo predicando también el arrepentimiento. Arrepentios porque el reino de los cielos se ha acercado. Y es algo maravilloso, algo asombroso que cuando aparece Jesús en la escena de este mundo el comenzó a predicar el evangelio, y dice, que aconteció que estando Jesús junto al lago de Jemesaret, el gentío, entre otras oportunidades que menciona acá Lucas capítulo 5, el gentío se agolpaba sobre el para oír la palabra de Dios. Mis queridos amigos me llama la atención poderosamente esta expresión, se agolpaba para oír la palabra de Dios. Señal de que la gente estaba sedienta de la palabra de Dios estaba necesitada, había llegado al punto que la gente se había dado cuenta que tenia que volver a la palabra de Dios, ¿qué tal en tu vida, mi amigo?, ¿estas convencido de tu profunda necesidad de la palabra de Dios?. Pues en esta oportunidad yo quiero desafiarte a volverte a la palabra de Dios, porque ella es vida. Jesús dijo, escudriñad las escrituras porque ellas, porque creéis que en ellas esta la vida eterna y ellas son las que hablan de mi.

Saben que Jesús dijo en muchas oportunidades probablemente dijo, bienaventurados los que oyen y guardan la palabra. Ahora yo te pregunto, mi estimado amigo y amiga, ¿qué significa la escritura para ti, que significa escuchar o leer la palabra de Dios?. Yo estaba pensando, después que Jesús resucitó algunos de sus discípulos se iban, dos al menos, se iban por el camino a Emmaus, y esto lo encontramos en el evangelio de Lucas capítulo veinticuatro, usted puede leer esta historia maravillosa de estos discípulos que se iban decepcionados, iban muy tristes, pero dice que Jesús se les sumo a ellos y ellos no lo reconocieron, y bueno, manifestaron allí, su decepción, su tristeza por las cosa que habían acontecido, pero Jesús comenzó desde Moisés y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las escrituras, lo que de él, acerca de él como Mesías decían. Pero mas abajo dice, en el versículo treinta y dos, que luego que Jesús se había desaparecido y que fueron abierto sus ojos, se decían el uno al otro, ¿no ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino y cuando nos abría la escrituras?.

Mis amigos, a este punto quiero llegar, cuando tu has abierto las escrituras, o como en este momento estas escuchando palabra de Dios, ¿qué sucede en tu corazón?, ¿cómo esta tu corazón, arde, late mas aceleradamente cuando estas escuchando la palabra de Dios, ya se a en una Iglesia, en un lugar de una reunión especial evangelistica, o a través de la televisión, o de la radio?, ¿cómo reacciona tu corazón ante la palabra maravillosa de Dios?, ¿ante el amor divino?. Estos discípulos reconocieron que cuando Jesús les hablaba y cuando les abría las escrituras su corazón ardía, ardía en ellos, ardía nuestro corazón. ¿Qué pasa en tu corazón mi amigo, esta ardiendo?. Los discípulos habían comprobado la eficacia de esta palabra, de el poder de la palabra de Dios, realmente lo habían comprobado muchas veces, y luego de que Jesús padeció en la Cruz y resucitó y luego ascendió a los cielos y envió el Espíritu Santo y nace la Iglesia con todo poder y con toda gloria en el Espíritu Santo, los discípulos, se nos dice en el libro de los Hechos que hablaban con denuedo la palabra de Dios. Una que ellos habían participado del poder de esa palabra que los había transformado, pero también habían comprobado el resultado de la preeducación de esa palabra.

Porque el apóstol Pablo dice, la fe es por el oír, y el oír de la palabra de Dios, había comprobado y seguían comprobando a diario que las personas que oían la palabra de Dios despertaban a una fe genuina, salvadora. Mis queridos amigos, se nos dice en la Biblia en el antiguo testamento en el tiempo de cuando aparece el niño Samuel, que en aquello época escaseaba la palabra de Dios y no había visión con frecuencia. Hoy día decimos todo el mundo tiene Biblia, todo el mundo tiene posibilidades de escuchar, pero sabe, no todos hablan la palabra de Dios. No todos hablan el Evangelio puro, no adulterado, como dice la propia Biblia. Hay muchos evangelios por ahí circulando, a veces la gente dice, ¡No yo no quiero saber mas nada porque el evangelio no da resultado, si diera resultado, ¿por qué hay tanta maldad, porque hay tanta injusticia?. Eso me lo dicen a diario, muchas personas que se niegan a doblegarse al evangelio glorioso de Jesucristo. Pero el apóstol Pablo dije, que la palabra de Dios no ha fallado, Romanos nueve, seis dice, la palabra de Dios, no ha fallado.

Somos nosotros los que fallamos, es el hombre que falla, es la mujer que falla, negándose a responder a esta bendita palabra. Negándose a someterse a esta bendita palabra que nos muestra el camino a la vida. El hombre quiere oír lo que le gusta, no lo que le conviene. Esto es lo que sucede, y la Biblia es al contrario para nosotros, nos habla lo que nos conviene, aunque muchas veces no nos gusta. Hoy todo el Light, Coca Cola Light, manteca Light o margarina Light, y todo es Light, postres Light, todo es liviano, no hace mal, no engorda, pero como dice el Salmista en el Salmo diecinueve, verso siete, que la palabra de Dios convierte al alma, en este caso el evangelio Light, ese evangelio livianito que se esta escuchado por todos lados, no convierte al alma. Entonces allí es que algunos confunden y dicen el evangelio fracasa.

La palabra de Dios ha fallado, cuando el hombre deja la palabra de Dios, Dios a veces tiene que callarse y esto poso en el tiempo ínter testamentario, cuando hubo 400 años que Dios no mando profeta por la dureza del corazón de ellos. Pero el apóstol Pablo también dice que mucha gente por negarse, a obedecer la verdad entonces Dios mismo pone en ellos, un espíritu para que crean la mentira, que tremendo.

Y muchos también hayan tropiezo en el evangelio por causa de los líderes, por causa de aquellos, vamos a decir, los mismo transmisores del evangelio. El apóstol San Pablo en Segunda Corintios dos, diecisiete nos habla de aquellos que hacen negocio con el evangelio y esto levanta barreras para que mucha gente entregue su vid a Jesucristo. El dice, nosotros no andamos negociando con el mensaje de Dios como hacen muchos, al contrario hablamos con sinceridad delante de Dios, como en enviados suyos que somos y por nuestra unión con Cristo. Pero mis queridos amigos permítame decirle con toda sinceridad que estamos hablando con ustedes por amor y no por negocio. Servimos a Dios por amor, transmitimos este mensaje por amor a ustedes, una palabra de verdad, una palabra de vida, siempre hubo y siempre habrá quienes tienen hambre y sed de la palabra de Dios, si tu eres uno de ellos te pido que te acerques a Dios y le pidas que se manifieste a tu vida y te perdone todos tus pecados y te de una nueva vida. Que Dios te bendiga.

Si quieres puedes sanarme
Enoc 1/17

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>